AYER PERÓN, HOY EVO.

Pablo A. Vázquez - Rebanadas de Realidad -

pablo-vazquez-2-1
Vazquez:-Perón cayo, según Jauretche "más por sus aciertos que por sus errores", la industrialización con pleno empleo y distribución de la riqueza.

¡La reacción prevalece si los pueblos no luchan!

AYER PERÓN, HOY EVO.

 

Por Pablo A. Vázquez (*) 

Rebanadas de Realidad

16/09/08.  

 

Un 16 de septiembre de 1955 se inició el movimiento de reacción contra el gobierno constitucional de Juan Perón que trajo a las fuerzas más reaccionarias a imponer su voluntad y restablecer los privilegios perdidos. 

 

Más allá del conflicto con la Iglesia Católica, los contratos petroleros y cierta laxitud presidencial y burocratización del Peronismo, el presidente Perón cayo, como dijo Jauretche "más por sus aciertos que por sus errores", esto es, por su proceso de industrialización de un país moderno con inclusión social, pleno empleo y distribución de la riqueza donde los obreros fueron la centralidad de un proyecto nacional de liberación. 

 

La reacción buscó en las contradicciones y el agotamiento del Peronismo de aquel entonces quebrar la voluntad popular con los bombardeos de junio y el levantamiento cívico – militar de septiembre, donde se logro "derogar el nefasto artículo 40 d e la Constitución Nacional de 1949" – tal como titulo una publicación porteña de habla inglesa en esos días – y de retrotraer a los trabajadores a su estado de servidumbre y sumisión.  

 

O como aseveró un marino de la época a un grupo de sindicalistas: "para que el hijo de barrendero muera siendo barrendero!". 

 

Hoy Evo Morales afronta iguales métodos – calcados de los ruralistas argentinos en su protesta de semanas atrás – más la furia racista de las poblaciones blancas del sur con sicarios, piquetes y odios de conquistador abatido.  

 

Más allá de aciertos y contradicciones de la gestión de Morales el tema del petróleo, el gas y los minerales subyace por sobre autonomías, temas de clases o protestas por "falta de democracia".  

 

Eso los argentinos lo conocemos bien: se organizan "comandos civiles", los medios apoyan la reacción, los sectores medios unen reclamos sectoriales con odios raciales…distinto lugar y tiempo, pero similares métodos y fines! 

 

La respuesta de los países suramericanos estuvo a la altura de las circunstancias, tal como pasó años atrás con Chávez al no convalidad el golpe, hoy todos los pueblos suramericanos deben unirse para cortar la reacción. 

 

La TV local soslaya el tema de la masacre de Pando por otras cuestiones menores subestimando el dolor boliviano y la pérdida de vidas.  

 

¡Parece que unas vidas valen más que otras!

Por eso se debe crear conciencia que lo que sucede en Bolivia fue un reflejo de lo intentado semanas atrás en Argentina.  

 

Que la reacción avanza y que sólo con unidad, solidaridad y organización se vence. 

 

Aquí todavía se disputa la hegemonía del poder, si es el pueblo organizado o los sectores reaccionarios.  

 

Tal como en 1955, o como pasó con Yrigoyen en 1930 – o con Frondizi e Illia en otro contexto – el tema huele a petróleo, a riqueza en manos ajenas y hambre en panza propia. 

 

Sólo la toma de conciencia y la solidaridad junto a la memoria puede evitar más males. 

 

PV/ 

 

N&P: El Correo-e del autor es Pablo Vazquez biblioteca@museoevita.org  (*) Coordinador del área Biblioteca y Archivo del Instituto Nacional Eva Perón – Museo Evita. / Correo