Allí nace el huevo de la serpiente del terrorismo de estado en la Argentina contemporánea.

MIRANDO TUERTOS (EL HUEVO DE LA SERPIENTE DEL PROCESO FUE LA LIBERTADORA).

Por Daniel Brion

Con Lonardi (FOTO) y Presbisch nace la policita económica de Martinez de Hoz; y con Aramburu y Rojas indiscutiblemente, Videla, Massera y Cia.

MIRANDO TUERTOS

Raúl Prebisch fué el Domingo Cavallo de los 50/60

(EL HUEVO DE LA SERPIENTE DEL PROCESO FUE LA LIBERTADORA)
Si seguimos así no terminaremos de comprender la realidad, recuperar la memoria ni generar conciencia.

 Por Daniel Brion
IMEPU

15/09/2008


El 16 de septiembre se cumple un nuevo aniversario de la sublevación militar que derrocó el segundo gobierno constitucional del Tte. Gral. Juan Domingo Perón (como bien señala en su nota del diario Sur mi amigo Roberto Baschetti).

Los «libertadores» Aramburu y Rojas fueron las cabezas mas visibles del monstruo genocida que comenzaría a diezmar lo nacional y los nacionales.

Allí nace el huevo de la serpiente del terrorismo de estado en la Argentina contemporánea.

Allí nace, con Presbisch, la policita económica de Martinez de Hoz; y con Aramburu y Rojas nacen, indiscutiblemente, Videla, Massera y adláteres.

Con el pensamiento «occidental, civilizado, democrático y cristiano» de la libertadora nace el pensamiento de todas las dictaduras que les sucedieron, dejando, pasada la ultima, decenas de miles de compañeros perseguidos, encarcelados, torturados, asesinados o desaparecidos.

La ultima de las dictaduras nació un 24 de marzo de 1976 la Junta de Comandantes asumió el poder, integrada por Jorge Rafael Videla (sucesor de Aramburu), el Eduardo Emilio Massera (sucesor de Isaac Rojas) y el Brigadier Gral. Orlando R. Agosti, designó como presidente de facto a Jorge Rafael Videla y dispuso, entre tantas cosas, derogar la Constitución Nacional y comenzar el  el autodenominado

«Proceso de Reorganización Nacional».  

José Martínez de Hoz (sucesor de Raul Prebisch)  fue designado ministro de Economía.

Todos recordamos y repudiamos, cada 24 de marzo, aquel miércoles cuando nuevamente la Soberanía Nacional fue avasallada, pero parece que no tantos son los que recuerdan el jueves 16 de septiembre de 1956.

No se puede continuar hablando de «la dictadura» como si fuera la única, aunque haya sido la que mas compañeros contabilizados dejo caídos en el camino, fue consecuencia de la impunidad con que se manejaron todas las que le continuaron: la de Ongania (1966-1970), la de Levingston (1970-1971), la de Lanusse(1971-1973).

Basta recordar el silencio del Congreso de la Nación cuando, en su primer sesión, luego de caída la autodenominada revolución libertadora (fusiladora, para el pueblo) ante las dos presentaciones realizadas a la Cámara de Diputados de la Nacion, el 1 de mayo de 1958, por el Tte. Grl. (R.E.) Angel Solari, solicitándoles : (sic)

Presentacion 1:

Petitorio

 1- Que se designe una Comisión Investigadora a efectos de comprobar las transgresiones a la Constitución y a la ley N° 13.996, en lo que tiene atenencia con la institución Ejercito en el periodo del gobierno de facto. 

2 – Se tomen las medidas que correspondan a efectos de reparar a la mayor brevedad, las violaciones a la ley realizada en la institución Ejercito, a fin de reintegrar al mismo a su cauce legal. 

3 – Se faculte al Poder Ejecutivo a reestructurar la institución Ejercito encuadrándolo en lo que determina la ley y su reglamentación.

Presentacion 2:

Petitorio

1 – Que el Honorable Congreso de la Nación disponga una exhaustiva investigación destinada a comprobar quien o quienes fueron autores o coautores e instigadores de los crímenes realizados los días 9 al 12 de junio de 1956, en las personas de Oficiales Superiores, Jefes, Oficiales, Sub Oficiales y Ciudadanos por el delito de rebelión, contrariando lo expresamente dispuesto por el articulo 18 de la Constitución Nacional. 

2 – Quien o quienes se ha responsabilizado de la firma del decreto ley que manda a ejecutar por fusilamiento a personal del Ejercito y Civiles y si el citado decreto fue firmado con antelación a la rebelión o después de haberse producido esta. 

3 – Se aplique la mas severa penalidad a los responsables por: 

a) Haber violado la Constitución vigente en su art. 18; 

b) Por haber hecho prevalecer el instinto por sobre la Ley Fundamental que rige los destinos del país; 

c) Por haber sentado un precedente que mancha la tradición y la historia de la Republica.

La Honorable Cámara

de Diputados de la Nación, nunca trato ninguno de los dos proyectos presentados por el Tte. Grl. Solari, y el gobierno del Dr. Frondizi, envió toda actuación relacionada con el tema a que sea resuelta por los tribunales militares. . . y acepto todas las «leyes» de auto amnistía dictadas por los dictadores de la fusiladora.

Dijo Thomas Hobbes en su LEVIATHAN:  «No existe crimen mas grande que aquel que se perpetra a conciencia de su impunidad».

Dentro de este contexto, y mas allá del dolor que, como argentino, y como

peronista, me causa comprobar que oficialmente no exista un solo acto de repudio a la madre de las dictaduras contemporáneas y genocidas en Argentina, tampoco se actuó en sentido contrario; y tratare de explicarme.

En 1963, Presidencia Jose Maria Guido (que impuso un golpe y sostuvo un gobierno civil de facto, con Frondizi -el presidente depuesto- en la isla Martin Garcia), o casualidad, se crea la

«Comisión de Afirmación de la Revolución Libertadora» cuyo propósito es «mantener vivo el espíritu que animo a la (autodenominada) Revolución Libertadora, a saber: la defensa de la libertad en todos los campos y, en consecuencia, de los sabios principios de nuestra Constitución fundadora de 1853/60, como también mantener vigente la condena a la tirania peronista abatida y a los totalitarismos de toda especie» (sic). 

Su primer presidente fue el Dr. Alejandro Dussaut, luego el Grl. Federico Toranzo Montero y mas tarde el Almirante Isaac Rojas.

Actualmente (2008) esta constituida de la siguiente forma:

Presidente: Jorge Julio A. Palma
Vice presidente: 1ro. Dr. Rafael Sarmiento
Vice presidente: 2do Dr. Juan A. De Tomás
Secretario: Héctor Mario Vergnaud
Prosecretario: Hugo Dietrich
Tesorero: Mario H. Martínez

Vocales:

Eduardo Perez Alati
Dr. Ismael Gutierrez Pechemiel
Dr. Ricardo Meabe
Sra Sara de Castro Madero
Rodolfo Fasce
Luis Sanchez Moreno
Jorge A. Irigoin
Luis F. Pita
Horacio Gomez Beret
Dr.Jorge Valladares

Adherentes:

Se cuenta con un nutrido grupo de adherentes que colaboran activamente en las tareas que hacen a los propósitos de la Comisión de esclarecimiento histórico y preafirmación republicana.

Consejo Consultivo:

Rodolfo Aymonino
Eduardo Pérez Alati
Dr. Alberto Rodríguez Varela
Dr. Isidoro J. Ruiz Moreno.

Efectuaron y efectúan reuniones, actos, paneles, publicaciones, solicitadas, intervenciones en audiciones de radio y televisión, y han editado el libro «A treinta años de la Revolución Libertadora»

En 1980, con la ultima dictadura -que casualidad!!!-, realizo su acto mas importante reuniéndose en el Luna Park y conmemorando los veinticinco años de la madre de las dictaduras.

Ya sin Aramburu y sin Rojas (fallecido en 1994) entra en un estado de hibernación latente y se relanza en agosto del 2001(presidencia De La Rua) -mmm ¿otra casualidad?-

Han creado lo que ellos denominan:

«Cátedra de Afirmación Libertadora», que durante el 2007 funciono en Av. Quintana 161, exactamente donde funciona el Centro de Oficiales Retirados de las Fuerzas Armadas – CORFA – estos han sido algunos de los temas allí abordados:  «Plan de conferencias para el ciclo 2007 «La Naturaleza del peronismo» a desarrollarse en los salones de la Av. Quintana 161 Capital.

Continuando nuestro propósito de esclarecimiento histórico de las causas de la decadencia de la República.

Martes 19 de Junio a 18.30 hs.
«La Argentina anterior al golpe de estado del 4 de junio del 43».

Disertante Dr. Gerardo Ancarola.

Jueves 26 de julio a 18.30 hs
«El gobierno peronista entre el 43 al 55» .
Disertante el periodista Hugo Gambini.

Mes de agosto
«La Revolucion Libertadora».
Disertante Dr Isidoro Ruiz Moreno.

Es decir, no están escondidos, no lo hacen en trastiendas o en casas particulares, no, todo lo contrario lo continúan haciendo a la luz del día, con domicilio conocido y con nombre y apellido.  

Yo mismo he puesto en evidencia sus «vinos de honor por el aniversario de la caída del tirano Juan Perón» con notas al Ministerio del Interior, la misma H. Cámara de Diputados de la Nación tiene presentado, por la ya fallecida Diputada de la Nación Isabel Artola, un pedido de informes al respecto; para conocer que sanciones se impondrían a los miembros, que inhabilitaciones, que clausura de locales, que se haría con respecto al sitio que poseen en Internet ubicado en  lalibertadora.org . . .

No la quiero hacer mas larga.

La respuesta se las anticipo NADA SE HIZO, ni el proyecto de pedido de informes logro pasar dictamen de comisión.

Eso si, muchísimos de nuestros compañeros sufren inhabilitaciones de sus servidores con noticias de la causa nacional y popular por considerarlos spam.

El tema en cuestión, la pregunta es: ¿Se podría actuar con igual impunidad si se tratara de la última dictadura? 

¿Tampoco nadie haría nada al respecto?

¿Podrían tener una cátedra de Afirmación del Proceso? 

Por convicción y militancia la respuesta es que no, que la sangre de cada compañero que cayó luchando por la soberanía popular y la vigencia de la constitución nacional, forma parte de nuestra propia sangre, esta integrada a nuestro genoma humano, la descubrirán en el ADN de cada uno de nosotros, toda esa sangre merece ser reivindicada, y defendida.  

La democracia, las instituciones, no pueden permitir que exista una Comisión de Reafirmación de la Revolución Libertadora, así como no permiten que exista una Comisión de Reafirmación del Proceso de Reorganización Nacional, mucho menos cuando la primera es el punto de partida de todas las que le precedieron, cuando Aramburu y Rojas, mientras vivieron, fueron asesores y consultores permanentes de cuanto golpista andaba dando vueltas.  

¿O acaso no fueron nuestros padres fusilados, la bandera de los caídos en la última dictadura?

Se puede enrollar una bandera, hasta la próxima marcha, o hasta el próximo acto, pero no hay que confundir enrollar con arriar esas banderas, olvidar 18 años de resistencia, olvidar a la fusiladora, olvidar a los caídos antes de los queridos 30.000 compañeros que ya no nos acompañan es ARRIARLAS.  

Esto lleva a la decepción y es un camino difícil de transitar porque cambiándole solo un poco el sonido puede sonar a deserción.

Los pueblos que no tienen memoria no tienen futuro.  

Pero la Memoria debe, necesariamente, ser integral, saber donde y a consecuencia de que aparecieron quienes siempre estuvieron contra el pueblo, no es repudiando únicamente aquel 24 de marzo de 1976, que generaremos memoria, la memoria generadora de conciencia que necesitamos es abriendo la mente y recordando a todas las dictaduras por igual, con el mismo peso de responsabilidad y la misma cuota de culpa, sin los unos no hubieran existido los otros, olvidar esto también es perder la memoria.

Siguiendo a Milton Sechinca les digo: “Enrolla esa bandera, pero despacito, pensando en todo lo que contiene, para vos mismo, para la gente que te importa, para tu país.

Ahora si guardala.

Pero guardala como para sacarla en todos los momentos de los años que vienen, que el gesto de guardarla no se parezca ni por asomo al gesto de quien estuviera arriando semejante bandera” 

Cerrando, copio lo que escribió el amigo Baschetti en Sur (domingo 14): «Quizá quien mejor haya expresado la finalidad de esta revolución en su sentir irracional, gorila, racista, haya sido otro entorchado de los alzados en armas contra el gobierno nacional y popular, el contralmirante Arturo Rial, quien al ver a dirigentes del gremio de los municipales en la casa de gobierno esperando ser recibidos por un triunfante Leonardi en septiembre de 1955, les tiro a boca de jarro:

«Sepan ustedes que la revolución libertadora se hizo para que en este bendito país el hijo del barrendero muera barrendero«. 

Y ese fue el mismo concepto intelectual y generador de TODAS las dictaduras que les sucedieron, no debemos olvidarlo nunca, hay decenas de miles de compañeros que, desde el Comando Celestial, nos están mirando y nos reclaman hacer el esfuerzo. 

DB/ N&P: El Correo-e del autor es Daniel Brion IMEPU <institutoporlamemoriadelpueblo@gmail.com>