Evita siempre nos dijo que -sólo el Pueblo salvará al Pueblo.  

LA VIGENCIA DE EVA PERÓN

Patricia Nené Benítez, Paula Sánchez, René E. Chaves, Susana Baltar, Mara Pérez, Gabriela Fojo, siguen las firmas

“Aunque deje jirones de mi vida, yo sé que ustedes ¡recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria!  EVA PERÓN, 17/Octubre/1951.

LA VIGENCIA DE EVA PERÓN

 

-… aunque deje jirones de mi vida, yo sé que ustedes ¡recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria!  

EVA PERÓN,

17 de Octubre de 1951 

Por Patricia « Nené » Benítez, Paula Sánchez, René E. Chaves,Susana Baltar, Mara Pérez, Gabriela Fojo, Andrea Velázquez, Alicia Barros, y Blanca Belineaux.

NAC&POP

27/07/2008

En nuestro carácter de militantes políticas que canalizamos nuestra actividad en distintos espacios del quehacer partidario de Neuquén, en este homenaje con que el Pueblo recuerda el 56º Aniversario del fallecimiento de la Inmortal Abanderada de los Humildes, María Eva Duarte de Perón, hemos considerado oportuno hacer conocer nuestro pensamiento tomando como ejemplo de la Historia el que recibimos de Evita para proyectarlo al presente. 

 Nacida en 1919 en Los Toldos, Eva Duarte fue la menor de cinco hermanos (Blanca, Elisa, Juan y Erminda).  

 Los avatares vividos en su infancia – huérfana de padre, escasos recursos de la madre para sostener el hogar, tempranas inquietudes por trabajar para ayudar al sostén familiar – muy pronto la ponen en contacto con las injusticias de la sociedad dividida entre ricos y pobres, oprimidos y poderosos.  

 Eran tiempos del derroche de la riqueza nacional que se construía. . .  sobre la injusticia social, sobre la entrega de nuestros recursos esenciales como carne y cereales, por ejemplo y sobre la dependencia colonial a la que nos sometían los vendepatria. 

 Su vida, la vida de Evita como la del conjunto de la sociedad nacional, tuvo un cambio de sentido cuando –el subsuelo de la Patria sublevado, el Pueblo, el 17 de Octubre de 1945 produce la más maravillosa gesta que registra la historia contemporánea argentina.  

 Con Juan Domingo Perón como Líder y Evita como Abanderada de los trabajadores, Argentina inicia un proceso de transformaciones profundas, en un grado que hoy día continúa siendo la brújula de nuestro destino.  

 La síntesis la encontramos cuando hablamos de Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política

 Y los ejemplos, pese a los oligarcas y tiranos que quisieron proscribir la historia, los tenemos . . . en la Ley 13.010 del voto femenino (23 de septiembre de 1947) en la que, como nos dejó dicho Evita, –está resumida en la letra apretada de pocos artículos una larga historia de lucha, tropiezos y esperanzas… llegando al objetivo que nos habíamos trazado, después de una lucha ardorosa… rompiendo los viejos prejuicios de la oligarquía en derrota…; en la Cruzada de Ayuda Social Eva Perón (1947) que asiste en lo inmediato a los más necesitados, para luego perfeccionar esa ayuda en forma más integral a través de la Fundación de Ayuda Social Eva Perón” (en 1948) en los campeonatos deportivos infantiles y juveniles Evita; en la construcción de miles de obras diseminadas en todo el país: hospitales, policlínicos, hogares-escuela, hogares de tránsito, hogares de ancianos, escuelas primarias y secundarias, colonias de vacaciones, hoteles para descanso de los obreros; en la creación de la Escuela de Enfermeras, la Ciudad Infantil, la Ciudad Estudiantil, etc., modelos de asistencia integral al desposeído.  

En 1948, Eva Perón impulsó el decálogo de los derechos de la ancianidad y los derechos de la niñez y la familia, que se incluyeron en la Reforma de la Constitución Nacional en 1949, a fin de desarrollar y consolidar un espíritu social y de reivindicación de los más humildes.  

 A Eva Perón, los neuquinos debemos el Proyecto de creación de nuestra provincia, para reemplazar lo que histórica y geográficamente se conocía como -el territorio nacional

 Para apagar el eterno agradecimiento de su Pueblo a Evita, que falleció el 26 de Julio de 1952, no alcanzó la ignominia gorila del golpismo desatado el 16 de septiembre de 1955, que, profanando su mausoleo levantado en la C.G.T. ultrajó, ocultó durante dos años su cadáver en el país y finalmente lo hizo desaparecer por casi dos décadas en un cementerio de Italia.  

 Buscaban tiranos y oligarcas, que los argentinos la olvidáramos en su lucha por su Pueblo y por la Patria y nunca más pensáramos en su imborrable obra.  

 Se equivocaron. Evita, como Perón, siguen presentes en cada lucha por la reconquista de nuestras banderas permanentes. 

 Y si alguno tiene dudas, con sólo observar el panorama nacional, frente al acoso de nuestro enemigo histórico, acompañado hoy por la claudicación de traidores al ideario justicialista para sabotear el gobierno de la Compañera Presidenta Cristina Fernández, los sectores del campo nacional y popular, en este caso desde nuestro lugar de militancia nos manifestamos no sólo en la ratificación del respaldo electoral mayoritaria abrumador que la llevó al gobierno el 10 de diciembre, sino para dar a conocer nuestro repudio a que los responsables por décadas de los males de los argentinos, vuelvan a aparecer. 

 Se llamen como se llamen – Miguens, Duhalde, Sobisch, Menem, Rodríguez Saá o cualquiera de las variantes locales de sus personeros sean éstos del P.J., del M.P.N., el radicalismo o del infantilismo izquierdista – los enemigos del pueblo y su felicidad deben ser frenados.  

El avance que registraron, en esta oportunidad de la historia apoyados por la concentración  monopólica de los medios privados de comunicación, casi comparable con el apoyo que en tiempos de genocidas les dio el militarismo antipatria, se para con organización, unidad y solidaridad.  

 Con la misma herramienta que siempre nos dio el triunfo al pueblo y los peronistas.

 Evita siempre nos dijo que –sólo el Pueblo salvará al Pueblo.  

 Esto, que nos convoca a –ser artífices de nuestro propio destino, quiere decir que para construir un futuro de grandeza, felicidad, trabajo y libertad; de democracia y respeto a los derechos de las personas, el pueblo todo debe participar en su construcción. Con presencia y con ideas.  

 Las mujeres, que fue con Evita sólo cuando tuvimos dignidad plena, forjadoras también de aquel destino, desde el hogar o el trabajo, desde las profesiones o desde el dolor de la desocupación y el abandono o la marginalidad, ahora que en Cristina vemos la oportunidad de continuar aquella marcha, debemos sumarnos a su convocatoria y en su apoyo. 

 Lo que se ha puesto en tela de juicio estos días de lo que se ha dado en llamar La Guerra Ruralista, es la permanente e indiscutible mejora salarial que reciben los trabajadores; la recuperación paulatina del aparato productivo del país, destacando en esto el rescate de miles de propiedades rurales a punto de rematarse por deudas bancarias; la recuperación del prestigio internacional de  nuestra política exterior; la orientación clara existente en sentar políticas de Estado para el desarrollo integral de la República desde la ciencia, la tecnología, la educación, la salud y la obra pública; la recuperación del papel institucional apegado a los principios constitucionales de las fuerzas armadas y de seguridad; la clara decisión de que ética, verdad y justicia no serán más palabras huecas, como vemos toda vez que los responsables del dolor y los estragos que por décadas han tenido como actores a los tiranos y sus cómplices golpistas, rinden cuentas en los estrados de la Justicia como estamos viendo aquí, en Neuquén en el Caso Fuentealba y ahora de los juicios al genocidio que empieza el 11 de agosto. 

 Lo que dejamos dicho, es parte del temario que no estamos decididas a perder.

 Antes bien, pretendemos profundizarlo.

Son las razones por las cuales siempre apoyamos al gobierno encabezado por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.   

Como se ha dicho, es la actual, hora de poner el hombro y la cara.  

 Por eso instamos a continuar el debate de cuestiones como esta que hoy nos convoca.  

 Pero ya no solamente en lo que respecta a la renta agropecuaria o la redistribución de la riqueza.  

 Es necesario, frente a esta oportunidad de la Historia, nuestra activa participación para el rescate de las estructuras básicas que nos arrebataran los enemigos del Pueblo y la Patria, para que bajo su amparo iniciemos una nueva era de construcción que todos los habitantes de este país nos merecemos.  

 Un clamor recorre la Patria y de él las MUJERES MILITANTES PERONISTAS de Neuquén, más allá de donde estemos ubicadas partidariamente, nos hacemos eco: la gravedad y profundidad de la crisis en que está envuelto el País, debe ser la mejor oportunidad para poner en debate, sin mezquindades ni actitudes oportunistas de coyuntura, cómo elaborar la nueva teoría de lo nacional y popular.  

Hay traidores del tipo que siempre repudió nuestra Inmortal Abanderada Eva Perón y claudicantes que especulan con la sucesión presidencial y la ocupación de cargos de un eventual gobierno surgido de prácticas golpistas.  

 Son parte del odio oligárquico que se repite y frente al cual no debemos ser indiferentes.

 Porque, como nos señalara Evita –todo lo que constituye dar un paso adelante en bien del Pueblo y en la ampliación de su bienestar, es como un toque de llamada que vuelve a juntar a todos nuestros enemigos y los hace marchar contra nuestros anhelos de hoy, como marcharon contra nuestras reivindicaciones ayer, del brazo del imperialismo. (17 de Octubre de 1948), no dejemos que nos sorprendan. 

 Hoy, como en los tiempos que gobernaron, sólo les interesa incrementar fortunas con la carestía de los alimentos básicos y el hambre en nuestra Patria: quieren retrotraernos a las épocas en que el pueblo –no conocía la carne ni el pan, pese a que sus hijos habían nacido en un país exportador por excelencia de esos dos elementos alimenticios, como denunció Evita (1948).  

 En el conflicto actual, los sátrapas se mostraron sin titubeos en la extorsión con el desabastecimiento, en el derrame de millares de litros de leche que se privó a nuestros niños.  

 Porque debe acabar ya el –país lleno de riquezas, el país de hombres que se llenan la boca con palabras sonoras, barajando conceptos de justicia, solidaridad, fraternidad y ayuda… donde están los necesitados, olvidados y escarnecidos, esperando inútilmente que los señores de la política quisieran preocuparse por los que tienen que fundamentar el porvenir de la Nación (11 de agosto de 1948), es que invitamos a los neuquinos de bien a debatir y sumarse a esta convocatoria. 

 Ciudad de Neuquén, 26 de julio de 2008 

 

Patricia « Nené »  Benítez            Paula Sánchez      René E. Chaves

Consejo Local del P.J.                    Dirigente del Partido Libres del Sur 

Susana Baltar                                 Mara Pérez            Gabriela Fojo

Agr. Acción Justicilista         Movimiento Evita       Peronismo Solidario 

Andrea Velázquez               Alicia Barros         Blanca Belineaux

Consejo Local del P.J.        Militante Barrial                     F.A.B.