ROLANDO MAÑANES SE FUE BAJO UN SOL PERONISTA

rolando_mananes-2-1
Mañanes:-La divulgación de la música clásica argentina del pasado y las expresiones musicales del presente han sido prácticamente proscriptas de los programas de conciertos

El Gran músico y compositor argentino era un Compañero de Utopías.
ROLANDO MAÑANES SE FUE BAJO UN SOL PERONISTA

Por Martín García

NAC&POP

 

El gran músico argentino falleció en la mañana del 15 de Julio de 2008 bajo un sol peronista.

Había sido uno de los animadores de la Agrupación Oesterheld  desde sus inicios en Parrilla Rosa cuando venían Alejandro Olmos, Beba Gil, Roberto Galán, Mauricio Prelooker y otros peronistas históricos.
 

Impresionado por la obra de Hector Germán Oesterheld desarrolló un trabajo escenico de danza y musica alrededor de
El Eternauta que presentara en el Cafe Tortoni.

Entre viaje  y viaje a Europa nos encontrábamos en La Academia al lado del Bauen en Callao y Corrientes a charlar de la causa nacional y popular y de anécdotas de músicos y funcionarios de cultura, mientras armaba su pipa ya histórica. (Tenía toda una colección de pipas) 

Hombre siempre cercano a SADAIC, era una persona de bajo perfil y entrañable trato. 

Sus exitos y premios, en una rama de la música poco frecuentada por la fama pero de gran trascendencia entre los especialistas, nunca lo habían sacado de la humildad.

Rolando Mañanes es otro de los genios que habían transitado parte de su vida de la querida ciudad de Haedo en el conurbano  bonaerense.


MISCELANEA DE ROLANDO ALVARO MAÑANES

Primer Premio Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires a la obra A propósito  de Hamlet; composición electrónica, bienio 1985 / 86.

Primer Premio a la obra Células I para violoncelo solo, Tribuna Nacional de Compositores (Encuentros Internacionales de Música Contemporánea) Buenos Aires, 1982.

Primer Premio de la Asociación de Críticos Musicales de la República Argentina a la Obra del año 2001 por la Opera Camila y la Sombra. Premio Trayectoria

Distinciones 2005 – Composición, de la Asociación de Críticos Musicales de la República Argentina.

Seleccionado por concurso para el curso 1985-86 de composición con medios electrónicos del Instituto de Investigación del Centro Cultural Ciudad de Buenos Aires.

Autor de numerosas obras de cámara para instrumentos solistas y grupos instrumentales, destacándose entre ellos Interlunio  para voz y quinteto de bronces con textos de Federico García Lorca y ‘Tres Poemas’ con textos de Francisco Madariaga, Francisco Squeo Acuña y Edgar Bailey; todas ellas estrenadas en conciertos públicos en los teatros Colón de Buenos Aires, San Martín y Centros Culturales de la Capital Federal e interior del país.

En su obra también se destaca una vasta labor como autor de partituras originales para obras teatrales de dramaturgos nacionales y extranjeros, estrenadas en Buenos Aires e interior del país.

Cello x Viola – (obras para cello solista) Leo Viola – editado por Melopea -1994.  Panorama de la Música Argentina – editado por el Fondo Nacional de las Artes-1995. Tritango, para piano solo, estrenada 25 – 2 – 1996 en el Teatro Delle Erbe, Milano, por José Luis Juri, editado por New Day-1996.

Cultrun  – Música Contemporánea Argentina – editado por Cultrun Compositores Asociados – 1999.

Ocho Obras– editado por R.M.Producciones – 2000.

Compositor invitado al Festival Internacional de Música Contemporánea de Madrid – España, año 2004, Intertango interpretado por el Ensemble Orquestal Banksia. Año 2005,

Interlunio, interpretado por ala mezzosoprano Marta Knörr y Ensemble Orquestal Banksia. Año 2006, Visión, con textos de Nélida Arp, interpretado por la actriz Irene Villar y Ensemble Eco.

Realizó estudios en los conservatorios: Nacional de Música Carlos López Bouchardo; Municipal de La Plata (Prov.de Buenos Aires); Juan José Castro (La Lucila, Prov.de Buenos Aires). 

Trabajó, entre otros, con los maestros Juan Francisco Giacobbe, Roberto García Morillo, Mariano Drago, Juan Carlos Paz y Francisco Kröpfl. Su producción imbrica tres polos dinámicos; el existenciario, el geográfico (su país, su pueblo) y el histórico (el mundo, su realidad y fantasía, la técnica y el conocimiento)

En 1991 compuso la música de Chiquilines (1991)  la película dirigida Mario A. Mittelman según los cuentos Enroscado, de Antonio Di Benedetto y Un muchacho sin suerte, de Álvaro Yunque  

En el 2005
compuso la música de la obra teatral El descenso de Horacio Del Prado , hijo de aquel maravilloso dibujante y humorista CALÉ que portaba el mismo nombre, padre también de un cantor y autor popular Alejandro del Prado que se estrenó en el Teatro La Mascara bajo la dirección de Jorge Macchi.

En 1981
formó parte protagónica de esa gran movida que se llamó Teatro Abierto  y que manifestó su arte y su compromiso con la democracia en el Teatro del Picadero entre Julio, Agosto y Septiembre de ese año junto a Norberto Califano, Roque de Pedro, Agustín Malfatti, Rodolfo Mederos, Víctor Proncet, Juan Félix Roldán, Tony Salvador, Jorge Valcarcel, el Conjunto Secuencia y el Grupo MIA y figuras de la talla de  Osvaldo Dragún, Carlos Somigliana, Oscar Grasso, Manuel Callau,Onofre Lovero, Marta Bianchi, Villanueva Cosse, Ricardo Halac, Mario Luciani, Leonor Manso, Osvaldo Bonet, y Carlos Gorostiza.

Rolando Mañanes, se desempeño como presidente de
CULTRUN (Compositores Asociados) una de las cinco asociaciones de músicos

 

REPORTAJE A ROLANDO MAÑANES

Por Héctor Coda

La Nacion

 

La sola enunciación del nombre parecería evocar las ceremonias que al compás de su sonido el instrumento evoca.

Cultrún: tambor que los araucanos empleaban para sus ritos, reza la organología de la música autóctona. 

Pero aunque sea tomado como un símbolo por los compositores de hoy, su elección, no obstante, apunta a una fijación de propósitos. 


Cultrún dice, así, de un sentido de pertenencia, de identidad cultural. 
 

¿Hasta qué punto hoy, en la distancia que va de la rueda al cyborg, del tambor hechicero al teléfono celular? 

-No hay proyecto de nación si no existe un proyecto cultural
dispara al interlocutor su presidente actual, el compositor Rolando Mañanes. 

Una afirmación que suena a profecía, en medio de la eclosión de las
industrias culturales del presente. 

Con él conversa LA NACION, a fin de indagar la realidad de este grupo, activo partícipe de la creación musical en el país. 

En los años transcurridos desde la idea integradora del compositor Luis Zubillaga, que fundó el grupo en los años ochenta, hasta hoy ha corrido mucha agua bajo el puente.

 

Mañanes lo sabe. 

Y añade: Cultrún (Compositores Asociados) es una de las cinco agrupaciones reconocidas de compositores que integra el diversificado espectro de escuelas y tendencias estéticas en nuestro país. 

Cultrún realiza una activa promoción de la música contemporánea en la que figura la prolífica obra de quienes la integran. 


–¿Cuándo comenzó a ofrecer audiciones en nuestro medio? 


–El primer concierto público fue el 6 de octubre de 1989; a partir de entonces se ha ido afirmando el criterio de presentar las diferentes estéticas en un marco de alto nivel técnico y profesional. 


Ello gracias a los instrumentistas locales que participan de propuestas independientes o privadas, generalmente en las programaciones de entidades que agrupan a los compositores, como ésta, con quienes pueden intercambiar una mutua necesidad de expresión. 


–¿Hay una idea común que las une?
 

En cada propuesta artística va implícito el sentido de la otredad; el artista trabaja para otros y este rasgo hace que pueda crecer y realizar su obra creadora.

No responde a una estética única, a un dogma, sino que en el marco de la modernidad se expresa con un lenguaje propio.

–¿Cómo ve usted la integración del compositor y su obra con el público? 

–Se produce un hecho sorprendente, porque a pesar del contexto de lo mediático, en todas las especies que hemos transitado logramos una respuesta (incluso del público no especializado) de singular interés por el producto sonoro y por el marco estructural de los conciertos (en alguna medida multimedios), donde estrenamos obras con contenidos literarios, dramáticos o con algún tipo de concepción escénica. 


Aparte de ello, se produce un pacto de inteligencia, de mutuo respeto y comprensión entre el discurso musical y la relación humana. 


Por otra parte, existe un nuevo concepto, diferente del concierto como producción, no como simple exposición de la música argentina. 


Entre otros aspectos, los doce años de funcionamiento de la entidad han dado por resultado la edición de varios discos compactos y de videos, algo nuevo entre los grupos de compositores existentes. 


–¿Cuál es la situación de la música contemporánea en nuestro medio? 


–Tanto la divulgación de la música clásica argentina del pasado como también las expresiones musicales del presente han sido prácticamente proscriptas de los programas de conciertos –salvo honrosas excepciones –, impidiendo así que los compositores vivientes puedan estrenar sus obras y someterlas a la consideración del público y la crítica especializada, creando así un obstáculo para el acrecentamiento y el normal desenvolvimiento del patrimonio artístico de nuestro país. 


La situación fue expuesta oportunamente a las autoridades nacionales cuando Cultrún formaba parte del Foro de Compositores –en el año 2000–, constituido hace dos años con otras asociaciones musicales para dar cuenta de la situación preocupante por la que atraviesa la creación de música sinfónica y de cámara en la Argentina y con las que compartía esos mismos puntos de vista.

–¿Qué géneros musicales abordan sus integrantes? 


–Podríamos enumerar éstos: ópera de cámara, música electroacústica con medios mixtos, música incidental, de ballet, coral y de cámara; teatro musical, como también la realización de obras colectivas y trabajos de improvisación en grupos de acción espontánea. 


El compositor Rolando Mañanes se hace eco del manifiesto que dos años atrás dieron a luz los compositores argentinos para dar cuenta de la situación preocupante por la que atraviesa la creación de música sinfónica y de cámara argentina.

–¿Cómo funciona Cultrún? 

–Regularmente realiza audiciones a las que se invita a maestros consagrados de nuestro medio, como también a compositores noveles.

Estos conciertos se han llevado a cabo, sin interrupción, en el Salón Dorado del Teatro Colón, el Centro Cultural Recoleta, el Centro Cultural San Martín y salas y auditorios alternativos de Buenos Aires y otras ciudades del país. Cultrún es un gran esfuerzo de autoproducción compartido. 

–¿Quiénes integran el grupo? 


–Entre quienes integran el grupo en la actualidad figuran Eduardo Checchi, María Teresa Luengo, Eva Lopszyc, Roque de Pedro, Raúl Fiorino y Javier Giménez Noble.

Cultrún mantiene estrechos vínculos con la Sociedad Iberoamericana de Compositores e intercambia información con compositores y grupos afines del Cono Sur, los Estados Unidos y países de Europa.

 

Todos ellos han estrenado obras en los últimos tiempos en distintos centros de Buenos Aires. 

Una ópera reciente: Camila 

Con un considerable catálogo de obras en su haber, Mañanes participa de estas propuestas –independientes o privadas– que en audiciones de reducida cantidad de público agrupan a creadores entre quienes se reaviva esa mutua necesidad de expresión apuntada más arriba.

La ópera de cámara titulada Camila y la sombra, con textos originales de Enrique Molina, se estrenó en el Salón Dorado del Teatro Colón, con régie de Eduardo Cassullo y dirección musical de Eduardo Barrera al frente de la Orquesta del Buen Ayre. 

Entre el calificado grupo de cantantes figuraron en el papel protagónico Agueda Abad Pagés y Silvia Gatti, Marcelo Mansilla (Rosas) y Cristián De Marco (Ladislao), además del Coro Barat Reverso (director: Gabili Anadón). 

La obra mereció la distinción anual como Mejor Estreno Argentino que otorga la Asociación de Críticos Musicales de la Argentina en el año 2001

Entre sus obras destacadas también figuran Confines I, obra sinfónica estrenada por la Filarmónica de Buenos Aires en el Teatro Colón; Interlunio, para voz y quinteto de bronces sobre textos de Federico García Lorca, y Tres poemas, con textos de Francisco Madariaga, Francisco Squeo Acuña y Edgar Bailey, todas estrenadas en los teatros Colón, San Martín y otros centros culturales de la Capital y el interior.