OSVALDO CAMBIASSO Y EDUARDO PEREIRA ROSSI

La figura de los recordados, como el cobarde episodio de su secuestro un 14 de mayo de 1983 y posterior asesinato, son emblemáticos en la vida de las instituciones de la democracia. Sesion especial de homenaje en la Camara de Diputados de la Provincia de Santa Fe  

OSVALDO CAMBIASSO Y EDUARDO PEREIRA ROSSI

PALABRAS DEL DIPUTADO PROVINCIAL GERARDO  RICO.

Jueves 15 de mayo de 2008.

Venimos hoy a rendir homenaje a dos compañeros de lucha: Osvaldo Cambiasso y Eduardo Daniel Pereira Rossi.

La figura de los recordados, como el cobarde episodio de su secuestro un 14 de mayo de 1983 y posterior asesinato, son emblemáticos en la vida de las instituciones de la democracia. Entrecruzan como una herida abierta el proceso de reconstrucción democrática que vivimos desde hace 25 años. Todos los episodios que rodearon  e incumben a los hechos exponen con crudeza las debilidades del sistema.    

No nos dejan decir con sinceridad que vivimos en plenitud las instancias de la vida democrática con independencia real de poderes sin  condicionamientos. En un ejercicio de reflexión, veamos que con la acción represiva y totalitaria se defendía estratégicamente un modelo económico social de País impuesto para quedarse.     La salida democrática fue obligatoria ante una derrota táctica.  Una nueva alternativa formal condicionada.- El asesinato de Cambiasso y Pereira Rossi a meses de las elecciones que restablecerían la democracia en nuestro país,  fue la ley de hierro que impusieron las Juntas gobernantes para demostrar su poder y su condicionamiento a futuro.       

Una ley no escrita que demostró su vigencia como poder real a lo largo de la historia. De allí su justificación militar:  Tanto Verplaetsen como Nicolaides intimidaron públicamente a la sociedad hablando que la guerra es por tiempo indeterminado. Virtual ultimátum ese de junio del 83.  Letal instrucción al poder polìtico y judicial.    

Poner en caja cualquier intento de revisión de cualquier medida surgida al amparo del terror y el disciplinamiento social.- Lo de Cambiasso y Pereira Rossi trascendía los límites del hecho criminal y se convertía en el hecho simbólico de condicionamiento a la democracia en proceso de parto. Tal fue señor Presidente ese condicionamiento que 25 años después, caminó paralelo a la trabajosa reconstrucción de las instituciones de la democracia. Aún hoy vemos al juez de la causa insistiendo con el mismo criterio de hace 25 años. 

Aún hoy cumple la instrucción Nicolaides   y dicta la figura de cosa juzgada.- 25 años después vemos el peregrinar de querellantes y testigos impulsando causas.-       No fue suficiente el contundente impulso del Ejecutivo Nacional a los criterios de calificación de los hechos como de genocidio y delitos imprescriptibles de lesa humanidad. No hizo mella en el sistema judicial .  

Que aún liberó hace semanas al asesino Patti. Si vamos al sistema institucional : Tampoco estuvo a salvo de este control paralelo. El dictado de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final cumplió – a mas de 20 años – con aquel ultimátum.-  Obligada amnesia, Impunidad.  

Permitió algo inadmisible: que símbolos de la oscura noche de la dictadura ocuparan bancas de la democracia. Que el cuerpo institucional incluso se traspasara de aquellas recomendaciones, y convirtiera como una filosofía la teoría de los dos demonios, y una justificación solapada o expresa de aquellas políticas ya no sólo en lo represivo, sino en lo cultural, económico,  social y en lo político.

Sino sería inexplicable que un personaje emblemático del stablishment económico financiero como Domingo Cavallo, fuera quien dictara políticas durante la dictadura, como durante la consolidación del neo liberalismo, o en el capítulo final de la debacle institucional del 2001.- La dirigencia culturalmente traspasada, justificó y miró con amnesia para otro lado.- Por todo ello, señores, hoy es emblemático para la salud de las instituciones, que una Legislatura como ésta homenajée a dos humildes militantes de la causa popular, que simbolizan en todo lo que encierran una  Nación que permanece de pié con Memoria  para afianzar con Verdad  la consolidación de la Justicia.   

Que no es otra cosa que sostener la vitalidad de las instituciones sobre las que la sociedad trabajosa y traumáticamente consolida su destino.- Con este símbolo queremos significar que defenderemos las instituciones de la democracia sin condicionamientos ni dobleces. Con este símbolo queremos decir que no ofreceremos un resquicio para dar lugar a retrotraer situaciones, conceptos o políticas del pasado.-

Quiero, además hacer una reflexión acerca del símbolo humano que implican figuras como las de Cambiasso y Pereira Rossi. Se sintetiza en ellos el símbolo de una generación protagonista de desinteresada militancia y lucha por la liberación nacional y social de nuestro pueblo. La política no era una profesión ni una carrera de ascenso social.      

Un compromiso de vida junto a los sin voz en una sociedad que era una mascarada de representatividad y libre expresión.

“El Viejo”    

Cambiasso representa al hombre de la política y el consenso sin arriar las banderas del peronismo revolucionario en pensamiento y acción.    

A pesar de la extensa prisión vivida antes de 1973 y de 1976 a 1982 no cejó en su construcción de salidas políticas.  
Su claridad y humanidad lo constituyó en fuente de ineludible consulta en todas las etapas.     

Desde Intransigencia y Movilización en 1982 vivía con entusiasmo y esperanza el arduo camino de retransitar la apertura democrática que se prometía y avecinaba. En esa ruta lo encontraron los asesinos.     

Por eso no dudamos, hoy, en considerarlo un mártir de esa democracia que vivimos hace 25 años. Por eso no es circunstancial brindar un homenaje en este recinto. Y a todos los que como él dejaron jirones de su vida pero no de su bandera en esta larga marcha.

El “Carlón”  Pereira Rossi  simboliza la energía, el protagonismo y la consistencia de definiciones de toda una generación que convirtió en bisagra la historia argentina en los 70. Y así dejó su vida sin renunciar un milímetro de lo que pensaba.   

Y  arriesgó la vida, aún desde la clandestinidad a la que lo condenaba un sistema en retirada.  Acompañando  al  “Viejo” en la nueva tarea . Por eso no es casual que hoy brindemos este homenaje en este recinto.    

En ellos a los 30.000 compañeros desaparecidos.  A los miles que cayeron en la construcción de una Nación con justicia, con libertad y con soberanía.  

Una Patria para todos. A toda una generación que renunció a los beneficios individuales para determinar su destino en el conjunto de la sociedad. Sin renunciar a la profunda humanidad que les daba sustento, como el  Carlón Pereira Rossi, que teñía las acciones de su vida con la ternura de la poesía.

Por eso, como homenaje, y como convocatoria a las próximas generaciones que con Memoria deben saber que otro país es posible, desde el recuerdo, el Carlón, nos regala:

CONVOCO A LOS QUE TODOS LOS DIAS SE LEVANTAN Y SALEN A YUGARLA POR MIGAJAS QUE NO ALCANZAN A QUE SE REBELEN. CONVOCO A LOS QUE CAMINAN SIN RUMBO EN UNA TARDE CUALQUIERA BUSCANDO UNA RAZON. LOS CONVOCO A NO ATAR NADA SINO A DESPEDAZAR LAS CADENAS. SI A ESTA CONVOCATORIA POR IMPOLITICA NO CONCURRE NADIE, MALA LECHE. QUEDAN ENTONCES CONVOCADOS AL ENTIERRO DE LA VIDA DEL QUE TUVO ESTA PESIMA IDEA. SI A ESTA CONVOCATORIA VIENEN ALGUNOS, PERO NO TODOSNO IMPORTA,   EN  LA  PROXIMA  SEREMOS MAS. Y  SI   A ESTA CONVOCATORIA VIENEN TODOS LOS CONVOCADOSLA CORDURA HABRA INVADIDO EN REVOLUCION NUESTRO PAIS PARA SIEMPRE.  
Compañeros :   … hasta la victoria …