HUNDEN AL BELGRANO

N&P

gralbelgrano-2-1.jpg
1982 Un submarino inglés ataca, fuera del área de exclusión, al crucero argentino "General Belgrano", y a las cinco pm se hunde en el Atlántico Sur. 

 

 

EL CRUCERO GENERAL BELGRANO

 

1939 – El USS Phoenix, crucero del tipo Brooklyn, fue votado el 12 de marzo de 1938 y terminado el 18 de marzo de 1939 en los astilleros de Nueva York en Cadmen.

 

1941/46 – Se encontraba en P. Harbor el 7 de diciembre de 1941 de donde salió indemne del ataque japonés de ese día.

 

Se dedica de inmediato, a misiones de patrullaje y escolta en el océano Pacífico.

Frente a Guadalcanal asiste a la batalla de ese nombre y están presente en el desembarco del Cabo Goucester, bombardeo de Madang y otros.

 

1946 – Obtiene por esas acciones nueve estrellas de batalla en su foja de combate y servicios. En el mismo año es desmovilizado y va a la Base en Filadelfia en donde pasa a desarme.

 

1951 – Adquirido por el Gobierno Argentino, se toma posesión del buque en Filadelfia el 12 de abril.

 

Se designa primer comandante argentino al Capitán de Navío Adolfo B. Piva.

 

Se le asigna el nombre de 17 de octubre que no tiene significación alguna con la historia naval argentina, pero si con la historia de las luchas populares en nuestro país.

 

En la misma base naval de Filadelfia, es alistado rápidamente y el 5 de diciembre, entra por primera vez en la Base Naval Puerto Gral. Belgrano, incorporándose a la flota de mar.

  1952 – Es incorporado a la Fuerza de Cruceros, completándose su armamento.

  1953 – En el mes de julio entra en Buenos Aires recibiendo su pabellón de combate, regalo del Instituto Browniano y el pueblo de Adrogué.

  Al producirse el movimiento de Septiembre, se pliega a la Revolución Libertadora al comando del Capitán de Navío Carlos Bruzzone.

  Se dirige a Puerto Belgrano donde es reabastecido y concurre en apoyo de la base de Submarinos, en la Ciudad de Mar del Plata.

1982 – El 2 de mayo a las 16:01 hs. es torpedeado y hundido por el Submarino Atómico HMS "Conqueror" y perecen 323 hombres, cuando se encontraba este a 35 millas náuticas al sur del límite de exclusión impuesto por la corona británica.

 

 

Los torpedos lanzados por el Conqueror, según dichos de su comandante, eran Tigerfish MK-24 filodirigidos y con autoguiado terminal, cuyo alcance está estimado entre 35 y 50 kms.

 

Disparado a una distancia de unos 5 kms., el primer torpedo alcanzaba al crucero a proa, por babor. La parte del barco que abarca la cubierta de proa se hundió hasta la altura de la torreta A.

 

El segundo torpedo hizo impacto hacia popa, en la parte inmediatamente posterir a la sala de máquinas, destruyendo el sistema de mando del timón.

 

Diez minutos más tarde, la escora era de 21 grados. El comandante decidió que no se podía hacer otra cosa que dar la orden de abandonar el barco.

 

Se lanzaron 70 balsas autoinflables, que podían contener veinte hombres cada una.

 

El Belgrano se dio vuelta y se hundió una hora después de haber sido tocado.

 

Al llegar la noche se levantó viento y el mar empeoró. Las ráfagas alcanzaban casi los 100 kms. por hora y las olas los 5 metros de altura.

 

Algunos botes iban sobrecargados, llevando hasta 30 hombres.

 

Varios de los náufragos sufrían graves quemaduras, ya que nadie, de hecho, llevaba máscaras o guantes  antiflash en el momento del torpedeamiento.

 

1993 – El hundimiento del Crucero ARA General Belgrano es denunciado ante la Comisión Investigadora de las Violaciones a los Derechos Humanos, dependiente del Ministerio de Defensa de la República Argentina como un crimen de guerra innecesario;

 

La Comisión Investigadora, con fallo dividido resolvió que la investigación del Hundimiento del Crucero Belgrano no era el objeto de la investigación.

 

Esta resolución causó y causa una gran controversia por cuanto la resolución ministerial Nro. 220 del 2 de Junio de 1993 es taxativa por cuanto dice así -destinada a investigar la posible existencia de actos violatorios a las normas vigentes en materia de derechos humanos, durante y después de los episodios bélicos acaecidos en Malvinas y Atlántico Sur a partir del 2 de abril de 1982.

 

La criminalidad del hundimiento del Belgrano ha sido reconocida hasta por los británicos, y aceptan que la decisión de su hundimiento estuvo más ligada a una cuestión política que a una necesidad militar, por cuanto el Crucero Gral. Belgrano no representaba ningún tipo de peligro para las fuerzas de tareas británicas.

 

La Primer Ministro británica, habría ordenado su hundimiento para obstaculizar las negociaciones de paz, ya que la Junta Militar, habría estado deliberando seriamente la aceptación de la propuesta del Presidente Belaunde Terry, más aún, según fuentes bien informadas, el gobierno inglés al enterarse de la aceptación de la paz por parte de la Junta Militar, habría decidido su hundimiento con la finalidad de prolongar la guerra.