1963 se estrena una comedia de enorme popularidad: La cigarra no es un bicho.

Es la primera película en la que se pronuncia una mala palabra. La dijo Luis Sandrini y hoy se puede escuchar en casi todos los programas de televisión.