RAMONA, LA PARAGUAYA

Ricardo Aredez

ramonalaparaguaya-2-1
Vos Ramonita, decidiste darnos una demostración de fuerza y alegría y bailaste y te pusiste la ropa tradicional de Paraguay para dignificar tu mensaje.

RAMONA, LA PARAGUAYA

 

Por Ricardo Aredez

 

Hoy mi querida Ramonita, decidiste que ya era tiempo, que reencontrarte con tu compañero de toda la vida, que se nos fué en Diciembre de 2007 y por fin juntarte con tu hija detenida-desaparecida en la Argentina.

 

Tanta historia en tu vida, tan bien vivida, nos contabas, en Ledesma- Jujuy dia antes de la Marcha del Apagón, aquella marcha que fué también la despedida de la vida de tu amiga Olga Márquez de Arédez, de tu salida de Asunción del Paraguay, durante la dictadura de Stroesnner, y te fuiste con tu compañero a Cuba, justo cuando triunfaba la Revolución Socialista.

 

Es que eras vos y tu compañero, socialistas vicerales, con un sueño latinoamericano que llevaste hasta las últimas horas de tu vida, hasta ayer nomás Ramonita.

 

Con tu edad de mujer bien vivida, decidiste también cumplir con tu amiga Olga Márquez de Arédez y viajar solita, sin conocer nada desde Buenos Aires hasta Ledesma, recuerdo que tu querido hijo Gustavo, seguía tus horas de viaje con el movicom, pero pusiste mucha fuerza en llegar a Ledesma y cumplir con Olga y las Madres de Ledesma. Conociste ese feudo, esa tremenda realidad, marchaste con las Madres desde Calilegua a Libertador.

 

A la noche ya no salimos ninguno de casa de Olga, nosotros sus hijos, con una gran angustia y llanto, nos despedíamos de nuestra madre, porque sabíamos que esa marcha era la última de Olga, vos Ramonita, decidiste darnos una demostración de fuerza y alegría a nosotros y bailaste todo lo de tu querido país Paraguay, para lo cual te pusiste la ropa tradicional de Paraguay para dignificar mas el baile y tu mensaje, que la lucha seguía, seguía a pesar de las despedidas, a pesar de las derrotas, debía seguir.

 

Cuando se cumplió un año de la partida de Olga, fuiste una de las mas brillantes oradoras en Plaza de Mayo, en una actividad por la Memoria y de homenaje a mi madre.

 

Ya estarás con tus seres amados y también con los nuestros, dandonos fuerza mi querida Ramonita de Morales, Madre Paraguaya de los sueños de libertad y de unión de esta americalatina toda.

 

No tengas pena Ramonita, tu sueño se harán realidad algún día, por tus hijos y tus compañeras que comparten un sitial de lujo, nos darán fuerza y serán nuestra guía para llevar adelante tus sueños que son los nuestros.

 

Ramonita querida; siempre, hasta la victoria siempre.

 

RA/

 

N&P: El Correo-e el autor es Ricardo Ariel Aredez ricardoaaredez@yahoo.com.ar

*Ricardo Ariel Aridez es militante de DD.HH.de Ledesma – Jujuy