CRISTINA KIRCHNER PROPONE UN ACUERDO SOCIAL

Parlamentario.com

cristina_adosvoces-2-1 La candidata oficialista volvió a descartar un brote inflacionario y defendió la gestión de su esposo en A Dos Voces por TN.

La candidata oficialista volvió a descartar un brote inflacionario

y defendió la gestión de su esposo en A Dos Voces por TN.

CRISTINA KIRCHNER PROPONE UN ACUERDO SOCIAL

 

Parlamentario.com

 

El raid mediático de la candidata oficialista incluyó por la noche una aparición televisiva en el programa A dos voces, que emite TN, donde citó palabras que había expresado en Córdoba durante la jornada, respecto ala industrialización de la Argentina.

 

En tren de citar cuestiones inherentes al ámbito de la producción, la primera dama dijo que se necesita "un acuerdo fuerte entre el trabajo, los empresarios y el Estado" y destacó que "esto tiene que ver con este modelo de acumulación y crecimiento".

 

Cristina ponderó el "acuerdo social" que impulsará en caso de triunfar en las elecciones del próximo domingo y explicó que el mismo se basará en que "el Estado, el Trabajo y los empresarios se articulen para un modelo de crecimiento y acumulación basado en las exportaciones, la industrialización y el desarrollo del mercado interno".

 

Fernández de Kirchner sostuvo que "en mayo de 2003 se volvió a instalar la industrialización con la generación de trabajo, recuperación del empleo, recuperación de las jubilaciones y la movilidad social ascendente".

 

Ahora, dijo, "hay que profundizar esto, darle institucionalidad".

 

Agregó que "los sectores de la producción, el trabajo y el Estado, realizan una negociación tripartita para articular un modelo de crecimiento y acumulación".

 

La primera dama destacó que "este es un modelo de acumulación, que se basa en la exportación y también en el crecimiento del mercado interno. Ninguna economía desarrollada puede crecer si al mismo tiempo ese crecimiento no es percibido por crecientes porcentajes de la población. A eso estamos apuntando".

 

Aclaró que "la indigencia bajó del 28 al 8 por ciento, pero falta trabajar más en la reducción de la pobreza". A tales fines, dijo que "hay que acentuar la educación. Una de las claves de la etapa que viene es la educación".

 

La profundización industrial dijo que no trae inflación y recordó que los dos procesos de hiperinflación que vivió el país "se produjeron con tasas negativas y fábricas cerradas".

 

En un reportaje en el que varias veces fue consultada por el tema económico, Cristina Fernández destacó que "hay más consumo y expansión del PBI y tenemos una dinámica de precios que no es la de la oposición".

 

Lejos de admitir la existencia de la inflación como un problema, prefirió hablar de una "sobreactuación” del tema, vinculándolo con la inminencia de las elecciones.

 

Según la senadora, "el FMI, que no es un organismo que aplauda las políticas de este Gobierno, proyectó que va a haber una inflación del 12 por ciento", una cifra similar a la consignada por el INDEC. Empero, destacó que según varios referentes de la oposición y diversos estudios privados, la inflación del corriente año supera el 20 por ciento.

 

Para Cristina, el índice del costo de vida no da para “traumatizarse” y volvió a castigar a los economistas que sugieren enfriar la economía. Según ella, "son los mismos que defendían la convertibilidad".

 

Dijo por otra parte que "el sector financiero tiene que contribuir más eficientemente con la inversión. A veces escucho a financistas quejarse de la inflación, pero resulta que los bancos prestan para el consumo y no para la inversión".

 

Sobre la crisis energética, dijo la primera dama que las empresas del sector "no creyeron que íbamos a seguir creciendo" y que por este motivo no invirtieron y que fue el Estado el que tuvo que hacer esa inversión. Según ella, ahora sí están invirtiendo “porque saben que esto viene para quedarse", aseguró.

 

Destacó que "si las elecciones hubieran sido en julio en lugar de octubre, el problema hubiera sido la cuestión energética y no la inflación. Esto lo digo recorriendo la agenda mediática y la de la oposición que son la misma".

 

Respecto a la corrupción, sostuvo que "el Gobierno ha hecho lo que tenía que hacer, que es separar a los funcionarios que podían estar involucrados en los hechos y la justicia investigar".

 

Se le mencionó puntualmente los presuntos casos de corrupción de la ex ministra Felisa Miceli, de la valija del venezolano Antonini Wilson y de Skanska, y Cristina destacó que esos episodios fueron denunciados por organismos del Estado y recordó que "han sido separados los funcionarios implicados" y que los mismos "ya no forman más parte del Gobierno".