RIQUELME, LA DIFERENCIA.COMO CARGA Y MILAGRO

riquelme_20071013-2-1
“-No hay que dramatizar, es solo un partido de fútbol” (Riquelme a la prensa antes del partido con Chile en Buenos Aires por la clasificación para el mundial de Sudáfrica).

 

RIQUELME, LA  DIFERENCIA COMO CARGA Y MILAGRO.

 


Por Martín García


 ¡Que difícil que es ser diferente en Argentina! 


Como Riquelme. Un jugador diferente. Una personalidad diferente. Una manera de jugar al fútbol diferente.


Primero no lo “veían” para Boca. “Pecho frío” le decían. ¡No es para Boca! (Menos mal, porque si no fuera por el, ¡Minga! de Copa Libertadores hubiera conseguido Boca Juniors).


Recuerdo su vuelta desde Villarreal ovacionado por toda la “doce”. ¡Menos mal que no “cuajaba” con Boca! Quizás mucha gente se quedo “pegada” a Giunta. 


Sin embargo, el Círculo de Periodistas Deportivos le otorga el premio Olimpia de Plata y el diario Clarín destaca a Román como la Revelación Clarín en Fútbol de Primera División y Revelación Clarín de Oro entre todas las disciplinas deportivas. En el 2001 recibió el premio al Mejor Jugador de la Final de la Copa Libertadores.
y la prensa latinoamericana, a través de una encuesta realizada por el diario uruguayo El País, lo premia como el Futbolista Sudamericano del Año. En el plano nacional, Clarín lo consagra por segundo año consecutivo tanto como la Consagración Clarín en Fútbol de Primera como el Premio Consagración de Oro.

 ¡Giunta, Giunta, Giunta! ¡Huevo, huevo, huevo! 

En el Mundial de Alemania, Riquelme jugó como los dioses. Igual que otros jugadores de Argentina. El mejor gol del Mundial lo hizo la Argentina, aquel de Cambiasso. Un gol ¡Impresionante! 

El equipo argentino terminó invicto un mundial que lo ganó cualquiera. El más fuerte, el más sólido, el más “duro”. Nada más. Empató su último partido en semifinales con el dueño de casa. Argentina ganaba cuando estaba Riquelme en la cancha.

Cuando lo sacaron a Riquelme de la cancha, Alemania nos empató, fuimos a penales y perdimos. ¿A quien le echaron la culpa del empate y la derrota?…

A Riquelme. 

Tanto lo verduguearon todos los “intocables” del fútbol (Y digamos algunos nombres para entretenernos…Diego Bonadeo, el “Chavo” Fuks, en fin) tanto lo verduguearon que renunció a la Selección. 

Durante la temporada 2005-06, con Román, el Villarreal disputó por primera vez en su historia la Liga de Campeones y su actuación con su arte y su “tempo” fue extraordinaria; llegó a las semifinales dejando en el camino a equipos como el Manchester United, Benfica, Glasgow Rangers e Inter de Milán, entre otros.

En el partido decisivo, menos mal, erró un penal que los hubiera puesto en el mejor lugar ¡Menos mal! ¡Riquelme es humano! (Noticia mundial). 

Peckerman había dicho – al retirarse de las selecciones juveniles y antes de que apareciera Messi “-Riquelme es el último gran jugador que apareció en Argentina”. 

Después del Mundial de Alemania, Riquelme renunció a la Selección porque la mamá sufría de tantos insultos e imprecaciones que le propinaban los periodistas “especializados” de Argentina. Y con ellos toda la parva de giles que se “copaban” con el “chivo” expiatorio del Mundial. 

Una vez que renunció al seleccionado nacional (por ahora, dijo) se bajó la crítica y la “vieja” pudo respirar tranquila. (Al nene no me lo critiquen tanto). Y Riquelme tan campante. 

Cuando Riquelme dijo que con el equipo que Villarreal encaraba el Campeonato local no podía aspirar a mas de la mitad de la tabla, el dueño de casa, Fernando Roig, se enfureció y lo dejaron, pronto, afuera del equipo. 

Cuando volvió del mundial de Alemania al Villarreal, el equipo había sido eliminado en la ronda preliminar de la Copa de la UEFA y a fines de noviembre lo criticaron por haber retornado a su país para asistir al nacimiento del tercer hijo.

Riquelme fue donde tenía que ir cuando tenía que ir y que critiquen todo lo que quieran. Roig dijo:-Mientras yo sea el dueño del Villarreal, Riquelme no jugará nunca más en mi equipo. Muy buen. Riquelme nunca más jugó en su equipo. 

Uno de los detonantes fue el pedido que lideró junto a otros compañeros sudamericanos de regresar a los entrenamientos luego del receso por Navidad el 2 de Enero de 2007, y no el 29 de Diciembre de 2006, como finalmente ocurrió. 

Aquí ciegos y sordos, estaban todos calmados, aun más, casi contentos. 

Riquelme admitió que el año pasado el entrenador Alex Ferguson quiso llevarle al Manchester United inglés. "Me fue a buscar al hotel y le dije que no. Tengo las cosas claras. Quiero vivir tranquilo, en un lugar donde mi familia esté cómoda"declara, dándose algunos lujos como tomar decisiones con libertad. 

Por otro lado, el Tottenham inglés ofreció hasta 15 millones de euros por hacerse con los servicios del gran futbolista argentino después de que el presidente de la entidad castellonense, lo declarara transferible.

Los dueños del Tottenham querían complacer al entrenador Martin Jol, muy interesado en dar un salto cualitativo en el campeonato inglés. Mientras tanto, Riquelme, gana cuatro millones 500 mil euros por temporada en Villarreal, dueño de su pase y tiene contrato con la institución española hasta mediados del 2008.

¡Que apuro hay! 

Pero tuvo que ser convocado por Boca, porque Macri así no podía ganar la ciudad de Buenos Aires, ya que después del soplamoco de Lavolpe, Boca había perdido un campeonato que lo ganaba sin dudas, si lo hubiera dirigido, no solo Basile, (llamado a dirigir la Selección nacional después de ganar todo lo que le pusieron en el camino, con Boca Juniors) sino Russo, o Cagna, o el “mellizo” Guillermo, o el “gordito” Fernández de TyC.

Pero ya sabemos lo que es el “cholulismo”.

Si dirigió la Selección de Méjico, si dirigió a Boca, bien puede dirigir su Club original, Velez Sarsfield (Y mandarlos a todos a la Primera “C”)

Semejante papelón debía ser resuelto de alguna manera. Y así invirtieron “dos palos verdes” para traerlo a Riquelme a préstamo a Boca Jrs., por un semestre, que le sobró para sacar Campeón de la Libertadores al glorioso Boca, y ponerlo a las puertas de Japón 2007. 

Basile, ni ebrio ni dormido lo vio y encantado lo llamó y Riquelme, ya repuesto del “ostracismo” que estaba sufriendo en el Villarreal, aceptó volver al desafío internacional con la “celeste y blanca” (“-Vieja, lo otro ya pasó”). 

Pero no, como Basile había dicho que no iba a llamara  ningún jugador que no jugar en su club y Riquelme no estaba jugando en el que dirige el ingeniero chileno Manuel Pellegrini) toda la “boutade” de antiriquelmistas salió de nuevo a la cancha a atacarlo. 

Así se vio a el gran Carlitos Tévez (que lograra la increíble hazaña de ser distinguido como el mejor jugador del año de Brasil, cuando jugaba para el Corinthians) decir que:”-No solo Riquelme era un gran jugador, sino que en el equipo nacional había otros buenos jugadores” (como si eso no fuera lo suficientemente obvio, si pensamos en él, en Messi (propuesto para el “Balón de Oro”) en Mascherano (en el Liverpool) en Heinze, en Saviola y Gago (en el Real Madrid), etc, etc..

Todo esto derivado de la insensata y cruel presión sobre ¿Por qué Riquelme? ¿Ud cree que Riquelme es imprescindible en esta selección? ¿Le parece bien que Riquelme sea el “conductor” de éste equipo?, etc, etc. ¡Insoportables! 

Ya lo había advertido el DT del Villarreal a sus hermanos chilenos –¡Cuidado con Riquelme que es peligroso! (días antes del partido inicial de las eliminatorias del mundial de fútbol de Sudáfrica 2010). (Es peligroso pero no lo pongo en mi equipo porque el dueño no me deja, entonces me hago como que no existe, pero si va a jugar contra mi país debo decir la verdad ¡Ojo con Román!). 

Mientras tanto Riquelme, villero también él, como tantos otros genios del fútbol, hizo una buena casa pegadita al barrio donde se crió y tiene a sus amigos de siempre, va a jugar al fútbol con ellos (“-Román tiene ahora unas piernas de acero ¡Como lo han preparado físicamente en Europa!”). 

“-Quiere cobrar sin jugar, solo le importa el dinero” declaró Roig, el dueño del Villarreal cuando Riquelme, lo más campante, declaró que si no lo ponían, bueno, se iba a sentar a cobrar hasta que terminara su contrato cumpliendo con todas sus obligaciones y ¡Pito catalán! 

La FIFA entregó el miércoles 10 de Octubre de 2007 la lista de los 30 candidatos para convertirse en el Mejor Jugador del Año de la temporada. En la nómina aparecen siete latinoamericanos los que son liderados por los argentinos Lionel Messi, Carlos Tévez y Juan Román Riquelme. ¿Qué tal? 

Para los antiriquelmistas todo esta mal. Riquelme es un tirano, un tipo que hace lo que quiere, que no participa del “circo” del poder en el fútbol. “-De todas maneras no hay que dramatizar, es solo un partido de fútbol” (Riquelme a la prensa antes del partido con Chile en Buenos Aires por la clasificación para el mundial de Sudáfrica). 

Ahora terminado el partido con Chile, Riquelme hizo los dos goles de Argentina, de tiro libre, con su consabida calidad. Si los hubiera hecho Beckham todos lo esrtarían poniendo por el cielo a él y a su monísima mujer.  

Pero lo hizo Román Riquelme, el chico de la Villa que hace lo que se le canta y pone en la cancha “su” estilo de juego al “servicio” del equipo.

El que negocia, directamente, con los secuestradores de su hermano y se “pone” para sacarlo en libertad, sin llorar a nadie. El que elije ir a ver nacer a su tercer hijo en vez de “marcar” tarjeta con los poderosos dueños del Villarreal.

El que “renuncia “ a la selección nacional porque a la “vieja” le duelen los oídos de la injusta discriminación que le hacen sentir los “entendidos” de la Riquelme-dependencia. Riquelme.

Un tipo libre. Dueño de sus actos y de su estilo de juego.

Un gran jugador de fútbol a nivel mundial, pero más, de nuestra particular identidad e idiosincrasia.

Una pieza única, a favor del equipo. Juan Ramón Riquelme. Bostero. Con nivel humano.

El que juega para divertirse.

¡Anda a sacarle la pelota si sós guapo! 

¡Gil! 

MG/  


N&P: El Correo-e del autor es Martín García martin.garcia@fibertel.com.ar