ECUADOR ESTRECHA RELACIONES CON RUSIA

EFE

rafacorrea-ecu-2-1
El vicecanciller Rafael Paredes, visitó a su homólogo Serguéi Kisliak. Destacó el interés del presidente Rafael Corea (foto) por atraer inversiones rusas. Suma turismo, al comercio de "banano, flores y camarones"ECUADOR ESTRECHA RELACIONES CON RUSIA El viceministro de Relaciones Exteriores del Ecuador, Rafael Paredes, destacó hoy el buen nivel del comercio con Rusia, dominado por la exportación de banano, flores y camarones, y abogó por extender la cooperación a otros sectores, como el turismo. Moscú. EFE El viceministro de Relaciones Exteriores del Ecuador, Rafael Paredes, destacó hoy el buen nivel del comercio con Rusia, dominado por la exportación de banano, flores y camarones, y sumo la cooperación en otros sectores, como el turismo. El objetivo de su visita a Moscú, es "analizar cuáles son los temas de ampliación de la agenda de las relaciones entre los dos países", dijo Paredes en rueda de prensa. El vicecanciller ecuatoriano se entrevistó hoy con su homólogo ruso Serguéi Kisliak, con quien repasó el estado y las perspectivas de las relaciones entre Quito y Moscú, así como temas de la actualidad latinoamericana en su conjunto. "Hemos analizado los niveles de vinculación de tipo político y hemos estudiado cómo incrementar el comercio bilateral", dijo Paredes, quien destacó el interés del nuevo Gobierno del presidente Rafael Corea por atraer al país inversiones rusas. "Creo que las opciones de poder mejorar nuestra balanza comercial son un tema muy importante", dijo Parades a Efe. Tal vez, fue "una de las cuestiones en las cuales mayor dedicación hemos puesto", agregó sobre su reunión con Kislyak. Según indicó el embajador del Ecuador en Rusia, Patricio Chávez, en la misma conferencia de prensa, la balanza comercial entre los dos países actualmente supera los 500 millones de dólares al año, mientras que en tiempos de la URSS apenas fue de 20 millones. Paredes recordó que "banano, flores y camarones" son los principales productos que el Ecuador exporta a Rusia, pero, en su opinión, el turismo podría ser otra faceta de la cooperación bilateral. "El Ecuador, probablemente, por su tamaño geográfico y su localización en la zona tropical, donde gira la línea ecuatorial, tiene una posibilidad de oferta turística de las más variadas", indicó. Paredes afirmó que su país ofrece una buena posibilidad de practicar todo tipo de turismo: disfrutar de las playas calurosas del Pacífico, subir a las montañas de los Andes y conocer la selva y las culturas indígenas. "El bosque húmedo tropical, los inmensos ríos que son abastecedores del Amazonas, los lugares donde están las poblaciones nunca antes contactadas por ninguna otra civilización… Todo esto hace que se pueda desarrollar un turismo ecológico", recalcó. Paredes matizó que en la agenda de las relaciones entre Quito y Moscú no figuran planes de cooperar en materia militar. "El Ecuador en estos momentos no tiene intención de modificar su estructura militar, ni tampoco existe un presupuesto destinado especialmente a un nuevo equipamiento militar", dijo. Al mismo tiempo, destacó el interés del Gobierno en "fortificar las capacidades en protección policial y mejorar algunas esferas de las áreas fronterizas". Afirmó que "por el momento, el principal objetivo del Gobierno es destinar el mayor porcentaje de su presupuesto al desarrollo del país y de los sectores más pobres y más vulnerables, para que sean beneficiarios de un sistema equitativo, fundado en principios humanitarios y basado en los derechos humanos". El vicecanciller aprovechó la ocasión para comentar el reciente decreto de Correa, que establece que el 90 por ciento de las ganancias extraordinarias que obtienen las petroleras extranjeras que operan en el Ecuador vayan a las arcas del Estado y el 10 por ciento a las compañías. "Para el Ecuador la industria del petróleo es la fuente fundamental de ingresos para el presupuesto del Estado", dijo Paredes. En su opinión, "con este Gobierno del presidente Correa, lo que se busca es de que esa extracción de petróleo, la exploración de las áreas de gas, sea una extracción y una exploración que estén de acuerdo con las necesidades del país". Desde esa perspectiva y de acuerdo con las características de la economía mundial, "el crudo no puede ser un beneficio exclusivo de las compañías, sino del Estado al que pertenecen los recursos", resaltó. "Ese es el principio por el que se ha guiado el Gobierno para tomar este tipo de decisión", resumió.