INFORME ESPECIAL: LA TRIPLE FRONTERA

Gustavo Torres (CAUSA POPULAR )

mijailmezkinbazas-2-1
Mijail Mezkin Bazas. Causa Popular recorrió esta próspera zona que corre el riesgo de ser militarizada, mientras Washington multiplica sus amenazas y acusaciones.

CAUSA POPULAR

 

Una sospecha abierta desde 11-S

INFORME ESPECIAL

EL TERRORISMO DEL ACUÍFERO O LA AMENAZA FANTASMA DE LA TRIPLE FRONTERA

 

Por Gustavo Torres (*)

Especial para Causa Popular

 

La zona de la Triple Frontera recorre los límites comunes entre Paraguay, Brasil y Argentina. Ciudad del Este, es la ciudad paraguaya que concentra la actividad comercial de la zona y es el centro de una importante comunidad sirio-libanesa.

 

En medio de una fabulosa vegetación, se encuentran las famosas cataratas del Iguazú y poco más al norte, yace Itaipú, una de las mayores represas hidroeléctricas del mundo. Pero eso no es todo, a una profundidad variable bajo tierra, se halla el acuífero guaraní, una de las mayores reservas de agua potable del planeta.

 

Foco de una llamativa atención por parte de Estados Unidos luego del 11-9, la Triple Frontera tiene alrededor de 500 mil habitantes, de ellos, el 5 por ciento incluye a una importante comunidad árabe de unas 25 mil personas, tanto de confesión musulmana como cristiana, establecidas desde hace más de cuatro décadas.

 

Causa Popular recorrió esta próspera zona y a partir del testimonio de sus residentes traza un panorama certero y veraz desde una zona bajo sospecha que corre el riesgo de ser militarizada, mientras Washington multiplica sus amenazas y acusaciones.

 

Los musulmanes se agrupan en torno a tres mezquitas, una en Foz do Iguazú (Brasil) y dos en Ciudad del Este (Paraguay) y dos jeques, uno del lado brasileño y otro del lado paraguayo.

 

Pero la zona también alberga a inmigrantes de China, Taiwán, Corea del Sur e India, además de los países del Cono Sur americano.

 

Esta zona fronteriza, considerada una de las más "abiertas" del mundo, vive principalmente del turismo y de un intenso comercio.

 

Por seguridad, la mayoría de los comerciantes de Ciudad del Este (en mayor proporción árabe y china) están arraigados en Foz de Iguazú, desde donde se trasladan diariamente juntos con sus trabajadores al lado paraguayo.

 

La población "flotante" asciende a las 50.000 personas.

 

Un antes y un después del 11 de septiembre

 

Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos, congresistas, fuentes militares y de inteligencia de ese país volvieron a colocar a la Triple Frontera en la mira.

 

Desde comienzos de los años ’90, esporádicamente denunciaban que habría allí células y campos de entrenamiento de Hizbolá y Hamas. Hasta se especuló con la supuesta presencia de la fantasmal Al-Qaeda y del propio Osama Bin Laden en el lugar.

 

Un alto funcionario sugirió al Pentágono que ejecutara en Ciudad del Este un ataque sorpresa, a fin de sorprender con las manos en la masa a los presuntos fedayines supuestamente entrenados en un campamento.

 

Ante estas versiones expandidas con el beneplácito del Pentágono, el Departamento de Estado debió aclarar una y otra vez que no se han detectado actividades terroristas en la Triple Frontera.

 

Sin embargo, Washington sostiene su “preocupación” por el hecho de que la región podría ser una fuente de financiamiento para grupos extremistas en el Medio Oriente.

 

La realidad, como había dicho claramente la ministra de Defensa argentina, Nilda Garré, es que los sirios y libaneses remiten a sus familias dinero de la misma manera y en parecida proporción de lo suelen hacer los inmigrantes hispanoamericanos en Estados Unidos.

 

Los habitantes árabes de la Triple Frontera niegan todas estas acusaciones, aclaran que no hay un solo terrorista en la zona y denuncian que Washington los ha colocado bajo sospecha como pretexto para conseguir la militarización de la zona.

 

Aseguran que codicia las riquezas y la importancia estratégica de la región y que ambiciona controlar el ingente comercio y, sobre todo, el Acuífero Guaraní.

 

La región ha sido vinculada con los atentados contra la embajada de Israel (1992) y la mutual judía AMIA (1994) en Buenos Aires, pero jamás hubo la menor prueba concluyente de ello, a pesar de lo cual un fresco juez argentino (Rodolfo Canicota Corral) pidió la captura internacional de un ex presidente de Irán y otros importantes ex funcionarios de ese país sin echarle más que una ojeada al paquidérmico expediente judicial con el que se procura esconder algunas verdades irrefutables entre toneladas de hojarasca.

 

El cónsul de Siria en Ciudad del Este, califica a continuación a toda esa endeble -y en ocasiones abiertamente mendaz -acusación de "una pura historia fantasiosa".

 

Destaca que la región es de las más controladas de Suramérica; que en 2002 se creó el grupo "3+1" entre Argentina, Brasil, Paraguay y Estados Unidos (el "1", claro) para reforzar la seguridad en la región.

 

Desde 1996 funciona en Foz do Iguazú el llamado "Comando Tripartito de la Triple Frontera ", que coordina las tareas de control de los tres países sudamericanos.

 

Mezclando portuñol con árabe, el comerciante, libanés Imad El Haj, habla desde un banquito minúsculo, en uno de sus locales comerciales de la Galería Zuni.

 

Al fondo, en un noticiero internacional de TV, Hasán Nasralá habla, en árabe, claro. "Ese es el líder de hizbolá", dice El Haj apuntado con el dedo la pantalla plana del receptor.

 

"Provenimos de una cultura árabe, y entre los árabes hay varias religiones. Los que están asentados en esta región en su mayoría son musulmanes, pero tenemos entre nosotros a cristianos – católicos, musulmanes shiitas y sunitas -. Sin embargo, todos al final somos de cultura árabe. Hay árabes libaneses, sirios, egipcios y de varios países más. Hablamos el idioma árabe. Salimos de nuestro países en busca de trabajo nada más, no hay nada de política ni religión detrás".

 

  Imad El Haj, ¿Hace cuánto tiempo que está en la región?

 

  Hace 16 años que estoy acá. Vine, me instalé y nunca más fui al Líbano.

 

Tengo familia paraguaya, mi señora y mis hijos son paraguayos.

 

Vivo tranquilamente, sin ningún problema, trabajo como muchos en el comercio; en la venta de juguetes, de electrodomésticos.

 

En un principio tenía un negocio de electrodomésticos en Asunción, pero cuando las ventas decayeron me vine a Ciudad del Este… y así ando, trabajando de aquí para allá.

 

  ¿En qué medida afectó el último conflicto Líbano – Israelí a la comunidad libanesa?

 

  A todos quienes vivimos en Paraguay afectó esa guerra. Casi siempre se tiene algún familiar allá, por más que no tenga familiar directo siempre existe algún pariente o amigo en el Líbano.

 

A todo el mundo molestó esta guerra absurda, no solo materialmente, sino en lo moral. Ver a tu gente aniquilada, afecta mucho.

 

En ese aspecto, la guerra conmovió a todo el mundo. Perjudicó a la mayoría en lo material, porque muchos tienen casa en el Líbano, muchas familias quedaron en la ruina.

 

En mi caso no tuve familiar cercano que haya sido víctima, pero afectó a familiares lejanos quienes vieron sus casas destruidas por los misiles israelíes.

 

  Aquellas acciones emprendidas por el ejército israelita antes que debilitar a Hizbolá le garantizó el apoyo popular. ¿Es así?

 

  La gente apoyó masivamente a Hizbolá porque siente un orgullo por esa organización de resistencia.

 

Los de la cultura árabe mantienen su autoestima. Por ejemplo, si alguien los desafía en igualdad de condiciones, pocas veces agachan la cabeza; no quieren pedir disculpas… somos así.

 

Te hablo de una cultura de miles de años atrás que se mantiene hasta ahora, la búsqueda de venganzas. Como aquella frase: ojo por ojo, diente por diente. El apoyo recibido por Hizbolá fue de la gente común, del pueblo.

 

La población vio la lucha de Hizbolá y la tomó como su causa; influyó un espíritu de triunfo, por eso tuvo el apoyo popular.

 

La guerra afectó mucho al país, mucha gente quedó mal por culpa de la guerra.

 

  ¿Qué opina acerca de la información que desde la triple frontera se financia a la guerrilla de Hizbolá?

 

  Vine con toda mi familia de El Líbano hace 16 años, no tenemos nada allá; por lo tanto, no enviamos dinero. De otra gente, no sabría decir, pero enviar dinero a un familiar es algo normal.

 

Ahora, si los Estados Unidos dicen que esos son envíos para financiar a Hizbolá, cada uno tendrá su opinión. Sé de gente que envía dinero a sus familiares, pero hasta ahí tengo información.

 

Además en este momento y desde hace 5 a 6 años atrás, acá ha empeorado la situación económica.

 

No creo que alguien envíe plata a sus familiares en este momento.

 

Conozco “paisanos” a quienes sus familiares directos les piden plata para comer allá, porque la vida en El Líbano es muy cara. Y aquí, la gente tiene muchos gastos también… pagar alquiler, los empleados y todos los servicios.

 

  ¿Cómo es la participación en las actividades religiosas?

 

  Cada uno tiene su religión y la practica.

 

No hace falta ir a la mezquita a rezar, uno puede hacer en su casa o en cualquier parte, lo importante es practicar.

 

La fe religiosa no tiene nada que ver con la política.

 

Actualmente se evidencia claramente la politización de la religión.

 

Ahora, si el Papa habla algo sobre el Islam, la gente reacciona mal, desacreditando sus comentarios y así sucesivamente.

 

Todo el mundo está politizando la religión, para practicar la religión se puede tranquilamente hacer en la casa o en cualquier parte.

 

Dios escucha en cualquier lugar.

 

  ¿Le consta que aquí operan los servicios secretos de los Estados Unidos y de otras naciones?

 

  Si hay servicio secreto, no tengo ningún comentario.

 

Si los hay, seguro que están haciendo su trabajo.

 

Es fácil detectar el envío de dinero, porque todo el movimiento se realiza por giro; y a través de bancos y financieras.

 

No se puede negar la existencia de falsificaciones, como en todos lados, por ejemplo de cigarrillos, encendedores y algunas marcas famosas.

 

Eso no se da acá solamente, también en el Brasil hay lugares donde se falsifican CDs, y en Argentina lo mismo.

 

Eso también es una mafia. 

 

(*) Juan Salinas colaboró con este reportaje desde Buenos Aires

 

Entrevista con el cónsul sirio en Ciudad del Este

“LOS SERVICIOS MÁS FAMOSOS SIGUEN PASANDO POR AQUÍ, PERO SIGUEN SIN PRUEBAS SOBRE EL PRESUNTO TERRORISMO”

 

Por Gustavo Torres (*)

Especial para Causa Popular

 

Mijail Meskín Bazas, es el Cónsul de la República Árabe de Siria en Ciudad del Este. En diálogo con Causa Popular, desde su casa del Barrio Boquerón, donde funciona la sede consular, dispara al corazón de los principales argumentos que Washington utiliza para generar un manto de sospecha permanente sobre la zona de la Triple Frontera.

 

Para el diplomático, no es muy difícil conocer los flujos de dinero de la zona que supuestamente estarían al servicio del terrorismo, si “la mayoría de los comerciantes locales compran sus mercaderías en Miami o mandan a comprar en esta ciudad y hasta las casas de cambio clandestinas tienen un registro para poder operar.”

 

Con datos reveladores y miradas propias de un lugareño, el representante sirio reconoce que los servicios secretos “más grandes y más avanzados del mundo pasaron y siguen pasando por aquí.

 

Otros están afincados.

 

Motivos siempre tendrán para justificar cualquier invasión, pero hasta ahora no han conseguido o no han tenido una prueba que realmente tenga alguna vinculación con el terrorismo.”

 

– Mijail, ¿Cuándo se inició la migración árabe en la zona?

 

  La comunidad se inició en la década del ‘60, incluso desde el año 1955 fueron radicándose los primero árabes en Foz de Iguazú, Brasil, antes de construirse el puente.

 

En cuanto se inicio la construcción del puente, varias familias se trasladaron y viven acá por supuesto; no vamos a hablar de las otras migraciones que han venido de Asunción, donde la fuerte migración se inició desde el año 1890 al 1900.

 

Hijos y nietos han venido de aquellos primeros inmigrantes y empezaron a radicarse en esta zona, así que la migración de los árabes no es sólo de ahora.

 

Pero ante el repunte económico y la importancia que tuvo la zona, se amplió la migración local.

 

Ciudad del Este es un punto estratégico, comercialmente empieza a crecer no solamente con la venida de los árabes, sino con la venida de los chinos, brasileños, argentinos, chilenos, peruanos, indios; en total tenemos 65 etnias en esta región, contando las tres fronteras.

 

Por los tanto, no es novedad que vengan solamente los árabes; si fuesen solamente las árabes, a lo mejor se entiende como cierto interés o suspicacia. Simplemente creció un lugar privilegiado, es lo que nos envidia mucha gente.

 

Este es una zona de mucha paz, mucha tranquilidad, hay trabajo para todos; vivimos en armonía.

 

A pesar de todos los ataques que buscan separarnos y así “dividir para reinar”, como se dice, pero no han conseguido sus objetivos.

 

Los servicios de inteligencia más famosos, más grandes y más avanzados del mundo pasaron y siguen pasando por aquí, otros están afincados.

 

Motivos siempre tendrán para justificar cualquier invasión, pero hasta ahora no han conseguido o no han tenido una prueba realmente que tengan alguna vinculación con el terrorismo.

 

– ¿Cómo se visualizó la última guerra en el Líbano, teniendo en cuenta la importante comunidad libanesa?

 

  Esta guerra no afecto solamente a la población del Líbano, sino conmovió al mundo entero. Acá hay muchos niños que ya son paraguayos y varios de ellos han muerto en el Líbano, no interesa que el padre sea libanés, pero la madre es paraguaya, han nacido en Paraguay, tienen sus documentaciones, su radicación es paraguaya.

 

Esta última guerra se vio en el mundo entero y trataron de camuflar o borrar, toda costa, las imágenes de lo que hicieron en el Líbano, que es algo muy desastroso para cualquier ser humano que tiene un poco de sentido común y siente la sangre que corre en su vena viendo la magnitud de la masacre.

 

– ¿Qué es Hizbolá y cómo se entiende su popularidad?

 

  Hizbolá es realmente un partido político con representación parlamentaria, tiene diputados y senadores afincados en el sur del Líbano.

 

En el año 1985, cuando invadió Israel el sur del país, sacaron de sus casas a la población, lo que obligó a muchos de ellos venir para esta zona porque se quedaron sin sus hogares y tierras.

 

Se formó un grupo pequeño, preparando y reuniendo fuerzas para poder sacar algún día a los ocupantes de esas tierras.

 

Hizbolá realmente es un partido político reconocido constitucionalmente por el gobierno, por lo tanto es legal.

 

Se pusieron ese nombre para defender sus tierras que fueron ocupadas y que siguen siendo ocupadas.

 

Su popularidad se debe simplemente porque están defendiendo la tierra y la causa de miles de libaneses, esa es la explicación de su popularidad.

 

Hizbolá defendió su tierra, no fue a ocupar, simplemente entró en ese territorio donde entraron los otros, quienes ocuparon sus tierras en el año 2000 y volvieron en el año 2006 con la famosa protesta de que uno o dos soldados fueron secuestrados.

 

Esa fue la excusa para invadir, pero no esperaban que una pequeña minoría escondida en montañas puedan enfrentar a una gran potencia militar.

 

Eso molesta y por eso siguen buscando cómo llegar a un acuerdo para poder humillar más al pueblo libanés. Pienso que la única forma de llegar a un acuerdo es que se sienten en una mesa de paz y conversación con los árabes, no solamente en meros discursos y buscar el desplazamiento de todo el mundo árabe.

 

Hasta los países árabes que apoyaban al imperialismo con su petróleo han volcado sus apoyos después de ver la masacre del Líbano, que fue horrorosa.

 

¿Cuál fue el papel asumido por Siria en este último conflicto? – Siria no se olvida que también tiene une parte de su territorio ocupado por Israel. Clamamos por un acuerdo de paz una justa y verdadera, y que se nos devuelva nuestro terreno ocupado por la fuerza; si firmamos la paz, que cada uno vuelva a su tierra, porque no solamente el reclamo es por Siria, también es por Palestina, donde hay localidades que están desapareciendo, y la gran prensa mundial destaca poco o nada estas atrocidades.

 

Entran con tractores y aplastan las casas sobre la gente. Siria reclama por la paz para toda la región.

 

El sur del Líbano no deja de estar lejos, el desastre está presente todavía, por ejemplo nos siguen ocupando e invadiendo constantemente el espacio aéreo.

 

– Por qué los Estados Unidos acusan a Siria de intervenir en la política interna del Líbano?

 

  Eso dicen: Siria se retiró del Líbano, pero seguimos denunciando la intromisión del imperialismo norteamericano en la región. Siria tiene que defender su frontera, el derecho suyo y el de los demás; la de los hermanos árabes que están al lado.

 

De qué me sirve tener paz en mi casa si mi vecino esta en conflicto.

 

Siria busca una paz justa para todos los que viven en Medio Oriente.

 

Con el gobierno del Líbano siempre hubo alianzas y se siguen buscando maneras para tratar de frenar la ola de violencia, que puede seguir creciendo en el sur del Líbano.

 

Por esto es necesario el apoyo del vecino, de un amigo en esta circunstancia.

 

Tener el apoyo y la colaboración para poder descifrar y aclarar tantas cosas que se están planificando en el imperio, que muchas veces no se llega a saber lo que está pasando realmente.

 

– ¿A qué obedece esa demonización de la Triple Frontera, cuando se acusa a la región como el núcleo del financiamiento del terrorismo internacional?

 

  Particularmente pienso que se están buscando motivos para tener un mayor apoyo internacional. Los envíos de dinero que circulan, se sabe muy bien por dónde van y por dónde vienen.

 

Cualquier giro o transferencia siempre fue controlada por los organismos de seguridad financiera, por lo que se conoce su origen y destino.

 

Muchos de ellos circulan por Estados Unidos; la mayoría de los comerciantes locales compran sus mercaderías en Miami (EE.UU.), o mandan a comprar a esta ciudad.

 

Creo que el origen del dinero lo conocen muy bien, simplemente están buscando una excusa para incriminar a alguien.

 

La región por supuesto es muy grande; hay una influencia turística enorme; hay mucha circulación de dinero porque estamos ubicados en frente de un país muy grande y de fuerte economía como es Brasil, que son grandes consumidores y en el imperio calculan que donde hay fuerte circulación de dinero, se constituye fuerza, pero realmente nadie aquí está pensando así.

 

Simplemente hay muchas personas que tienen sus familiares en el sur del Líbano, que tanto daños ha recibido, y siempre se tiene aunque sea un pariente a quien dar una ayuda para sobrevivir; cualquier inmigrante de todas partes del mundo envía dinero a su país, por ejemplo las remesas que ingresan al Paraguay mensualmente desde España, provocan que el dólar esté totalmente desequilibrado por tantos euros que se envían desde ese país, por lo tanto nadie puede negar que alguien le envíe ayuda económica a sus familiares.

 

Que saquen a la vista si realmente tienen pruebas, ¿cómo es eso del financiamiento al Hizbolá? Porque hoy en día sabemos que es imposible cargar dinero en una maleta para viajar y no ser detectado por los organismos de seguridad de los aeropuertos.

 

Se conoce muy bien cómo funcionan los sistemas financieros de la región, hasta las casas de cambios clandestinas no trabajan sino tienen una autorización.

 

Por lo tanto tienen todas las formas para controlar, para saber si el dinero va o no a grupos guerrilleros.

 

El problema es que simplemente se están buscando motivos para ganar más la confianza de la gente y engañar a la opinión pública para algún día en el futuro decir: “vieron lo que están haciendo en Medio Oriente”…

 

Pero lamentablemente hoy, a pesar de los medios de comunicación tan amplios y tan grandes que se resisten a mostrar o divulgar la verdad; hay periodistas que están resistiendo bajo los bombardeos, que sacando noticias y mostrándolas al mundo.

 

Ya no se puede ocultar la realidad a la humanidad.

 

Hoy no es tan fácil ocultarlo y lo vemos en vivo diariamente. Frente a esta situación ya no se puede objetar más, sino apoyar la realidad.

 

– ¿Cómo ven el fallo del juez argentino sobre el atentado de la AMIA y la embajada israelí vinculando al gobierno iraní y a una célula de la triple frontera?

 

  Para mi ya es una historia fantasiosa, creo que los argentinos saben perfectamente bien lo que pasa en ese país grande y soberano, donde hay mucha fantasía y mucha extorsión y creo que quien más está perdiendo en ese aspecto es el pueblo argentino, por ejemplo los grandes contratos de trabajo que han tenido, sobre todo con Irán.

 

La justicia argentina sabe muy bien, y me extraña que en tantos años no hayan podido sacar a la luz esta situación, que lamentablemente perjudica más a la Argentina que a otra nación.

 

Irán es una nación que está haciendo lo que mejor le parece, discutiendo a nivel mundial, llamando a los expertos internacionales para que vean su programa nuclear.

 

En cambio en Irak ya lo evidenciaron: entraron, bombardearon y no encontraron ningunos de los motivos que, según dicen los EE.UU., los obligaron a invadir ese país.

 

Espero que lo antes posible se pueda aclarar y de una vez, decir a la luz del día: “Acá está el asesino o el ideólogo del ataque”, pero estoy seguro que esto va ser siempre lo mismo, cada un tiempo van a sacar a relucir, otra vez, para alimentar la memoria de la gente, para que no se borre esto, como repitiendo “esto fue hecho por esa gente”, pero como digo: si la Argentina con todos sus servicios de inteligencia no pudieron descubrir nada es porque hay algo encerrado que se quiere dejar así como está.

 

– ¿Cómo se dictan las prácticas de la cultura árabe en la zona?

 

  Acá convivimos armoniosamente; tanto los sunita, chiíta, así también muchos como yo que somos cristianos, convivo con ellos y voy a las dos mezquitas.

 

Acá no hay división de credos.

 

No se puede negar que somos de diferentes religiones pero de la misma cultura, y convivimos todo el día. Que por temas aislados dos o tres tengan problemas entre ellos no es motivo para decir que es una zona caliente. A veces hasta entre hermanos hay peleas.

 

Lo que existe es una gran guerra comercial entre ellos, por motivos particulares como las marcas por ejemplo; se dan los conflictos internos en la zona entre uno y otro, pero no así como un problema de la comunidad, aquí se comparte siempre, ya sea en las buenas y en las malas están todos presentes.

 

Tanto en las mezquitas como en otros centros de oración. En ese sentido lo que los EE.UU. quieren hacer es demostrar realmente conflictos, como lo que quieren hacer en el Líbano e Irak de dividir para reinar; pero no lo tenemos en esta zona, acá cada uno va a su centro de oración, pero en la hora de encuentro estamos todos juntos, cada uno con su religión, conviviendo sin ningún problema.

 

– ¿Cuánta sería la cantidad de árabes que viven en la región?

 

  En realidad no hay un censo muy exacto, y mucha gente se ha ido de la zona.

 

Algunos dicen que somos 10 mil, otros 8 mil, pero creo que orillan los ocho mil entre las dos ciudades, Foz de Iguazú y Ciudad del Este, porque para nosotros si no fuese por el puente de la Amistad somos una sola comunidad.

 

-¿Por qué se da ese fenómeno de mucha informalidad en Ciudad del Este?

  No creo que los culpables de ello sean los árabes, simplemente las fuerzas siempre arrastran; no conozco de cerca de gente de Hong Kong ni Taiwán, pero dicen que existe de todo, en Nueva York por ejemplo se ve de todo: venden los mismos productos que tenemos acá.

 

Entonces, es simplemente es un mercado donde circula mucha mercadería.

 

Mucha gente viene a comprar, y esos mercados se prestan para vender productos baratos y buenos.

 

En todas partes del mundo existen productos baratos.

 

No quiero decir con esto que no existe falsificación allí, y copias, pero eso es normal.

 

Esas mismas copias que se encuentran yo las he visto en Nueva York, y muchas de esas copias vienen de otro lugar y no originalmente de acá.

 

Para sobrevivir, muchas personas buscan alguna manera fácil de ganar dinero, haciendo una copia antes que inventar.

 

No hay ninguna religión que haga apología de la ilegalidad y que diga que hay que lastimar al semejante porque no practica la misma religión, simplemente es que todo el mundo quiere estar donde hay mucha circulación de dinero y trabajo.

 

Estamos en una región comercial muy fuerte y ecológicamente muy rica, dicha riqueza natural esta en mira de muchos intereses poderosos del mundo, sobre todo el agua y la alimentación, porque sabemos que en el futuro cada vez se va a precisar más de agua pura, porque las natas se están contaminando, y aquí tenemos agua para extraerla y tomarla directamente sin ningún proceso químico.

 

Será igual que el petróleo, incluso mejor, porque sin petróleo podemos vivir, pero sin agua no. 

 

(*) Juan Salinas colaboró con este reportaje desde Buenos Aires

 

Mijail Meskín Bazas, Cónsul de la República Árabe de Siria en Ciudad del Este.

 

Para el especialista, Estados Unidos triplicó su personal de la CIA y la DEA en la zona

“SI PARAGUAY CIERRA CIUDAD DEL ESTE, LA ECONOMÍA PARAGUAYA SE DESBARRANCA”

 

Por Gustavo Torres (*)

Especial para Causa Popular

 

Horacio Galeano Perrone, es uno de los expertos civiles más reconocidos en geoestrategia y temas militares de Paraguay.

 

Hace poco menos de un año analizó en diálogo con Causa Popular el papel del aeropuerto de Mariscal Estigarribia dentro de la estrategia de intervención militar norteamericana.

 

Para el informe especial de esta edición evalúa el significado de la última visita del director de la CIA a la Triple Frontera, anticipa cuál será la estrategia norteamericana para la región y revela que el general de la Fuerza Aérea Michael Hayden “estuvo de paso en Asunción y de allí fue directamente a Ciudad del Este para hacer un “reconocimiento”.

 

  Ver nota anterior: La existencia de Fuerzas Armadas sudamericanas molesta a los EE.UU

 

Los EE.UU. tienen cuatro grandes preocupaciones en su agenda de seguridad. Uno es el tema de los emigrantes en términos genéricos.

 

No hablo de emigrantes por inmigrantes, sino todo el tema de la migración. Van a construir 1500 kilómetros de muro.

 

Después de la caída del muro de Berlín en 1990, el norteamericano va ser el muro más grande e ignominioso de la historia.

 

Este es el primer problema, y con él todos los problemas que el inmigrante crea en los Estados Unidos.

 

Otro problema que tiene está en América Latina y es el narcotráfico, que cada día va en aumento porque ellos son los que lo consumen. Otro problema es la situación del eje Evo Morales

 

– Hugo Chávez, y uno de los problemas más candentes de la agenda es el tema de la Triple Frontera. De hecho, el Paraguay está emplazado a liquidar este tema.

 

Mientras no se cierre el tema de la tres fronteras (que para los norteamericanos es el santuario financiero del terrorismo internacional, eso no lo dudan); el tema de la Triple Frontera seguirá en un mismo nivel junto con el narcotráfico, el problema de los emigrantes y la guerra en Colombia.

 

Por eso, este es un problema que Nicanor Duarte Frutos tiene que solucionar sí o sí.

 

Para la política norteamericana es uno de los problemas fundamentales de la seguridad de América Latina. Lo digo con absoluta seguridad de conocimiento de que esto es así, éste es un tema delicadísimo, ellos están absolutamente seguros de que el problema de la AMIA y la embajada israelí en Buenos Aires, esta vinculado con el terrorismo, que allí hay narcotráfico, lavado de dinero, trafico de arma, y demás.

 

– ¿Pero como va a resolver Paraguay este problema?

 

  Si Paraguay cierra Ciudad del Este, la economía paraguaya se desbarranca.

 

Aunque de cualquier manera su informalidad genera ocupación para mantener una gran población en ese lugar.

 

El tema es difícil.

 

No creo que ningún país de América Latina tenga la complejidad que tiene Ciudad del Este.

 

Le puedo asegurar, gracias a información que se manejó en una conferencia muy reservada donde estuvieron presentes militares amigos, que se manejaron cuatro puntos como los más importantes: entre ellos el problema de Ciudad del Este, que tiene que desaparecer a corto plazo.

 

Por eso vienen a Paraguay tantos personajes de la CIA.

 

La presencia del director de la CIA (el general de la Fuerza Aérea Michael Hayden) en Paraguay fue muy concreta.

 

Estuvo de paso en Asunción y de allí fue directamente a Ciudad del Este para hacer un “reconocimiento”.

 

– ¿Por qué Ciudad del Este continúa siendo un éxito comercial?

 

  Una explicación corta no se puede dar, pero vale aclarar que Ciudad del Este no es Paraguay, y que Paraguay no es Ciudad del Este, dado que finalmente es una amenaza para el propio Paraguay también.

 

Es una tarea difícil, porque de cualquier forma esa informalidad debe tener un sustituto económico, y nuestra política económica es tan pobre que no tiene capacidad para generar ese sustituto; porque a pesar del delito que se comete en Asunción o en algún lugar del territorio, la capital del delito es Ciudad del Este.

 

Sin embargo, los EE.UU. no necesitan traer a sus militares al territorio.

 

El aeropuerto de Mariscal Estigarribia es una base virtual en potencia; necesitan pocas horas para que Ciudad del Este se convierta en una base militar de EE.UU: 24 horas como máximo. ¿Para qué van a estar manteniendo 1000 o 2000 soldados en una base militar por narcotráfico?

 

¿Para qué? Si cuando ellos lo necesiten tienen esa virtualidad para desarrollar cuando quieran.

 

– ¿Por qué pidieron la autorización de la Inmunidad a sus tropas al Congreso?

 

  De hecho, ellos tienen una buena cantidad de agentes permanentes que ya están trabajando.

 

Son calificados y han triplicado sus personales de la CIA y de la DEA.

 

Esa autorización le sirvió en todos los aspectos. La prueba de ello es que aunque Paraguay no les renovó la inmunidad, los EE.UU. no suspendieron la ayuda militar. Ahí queda clara esa contradicción.

 

Sin embargo, el problema sigue siendo que no hay negocio que se apegue a la legalidad en Ciudad del Este: el tabaco, las armas, los componentes electrónicos, todas las falsificaciones de marcas americanas de zapatillas, etc.

 

Es impensable lo que puede ocurrir en Ciudad del Este: un abogado cobra 10 veces más de lo que nosotros cobramos como honorarios en Ciudad del Este.

 

Lo que se maneja en temas de dinero en Ciudad del Este no es normal.

 

Allí funciona la mafia china, la coreana, la paraguaya, la brasileña. Tampoco se puede estigmatizar a los pobres árabes.

 

Lo que pasa es que Ciudad del Este es un territorio ingobernable y por lo tanto, si uno quiere hacer algo ilegal, es el lugar más propicio para poder hacer cualquier cosa.

 

– ¿Por qué Stroessner decidió crear Ciudad del Este?

 

  El quería que se desarrollara esa región.

 

La primera idea fue un concepto geopolítico, es decir desarrollar todo lo que tienda a mejorar las relaciones con el Brasil y sobre todo no depender mucho de la Argentina, porque antes comercialmente dependíamos mucho de Clorinda y de Formosa o viceversa.  (*) Juan Salinas colaboró con este reportaje desde Buenos Aires