RUCCI REUNE HOY A GREMIOS ENFRENTADOS, EN EL HOMENAJE A SU FIGURA.

peron-rucci-2-1
El General Juan Domingo Perón, que había sido electo presidente de la Nación, dijo ante la muerte de Rucci: "Me cortaron las patas". RUCCI REUNE HOY A GREMIOS ENFRENTADOS, EN EL HOMENAJE A  SU FIGURA. Se cumple este martes un nuevo aniversario del asesinato del ex secretario general de la CGT, José Ignacio Rucci. Y podría ser el motivo que reencuentre a los dirigentes sindicales enfrentados.                    Moyano junto a sus aliados del Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA) hará en la central obrera un homenaje a Rucci, a 34 años de su muerte.  Acompañará a la plana mayor de la Unión Obrera Metalúrgica (gremio al que pertenecía Rucci).  Además, habrá una misa que monseñor Jorge Bergoglio ofrecerá a las 18 en la Catedral Metropolitana. Allí será el punto de encuentro de los sindicalistas de la CGT, que por estos días están enfrentados por rivalidades internas. Con el enfrentamiento que tiene como protagonistas a algunos dirigentes sindicales, únicamente una figura como Rucci puede unirlos en la evocación. Nació el 15 de mayo de 1924 en un humilde puesto de la estancia “La Esperanza”, en Alcorta. De joven trabajó como domador de caballos, pero más tarde se trasladó a Buenos Aires en busca de nuevas oportunidades. De su matrimonio con Nélida Blanca Vaglio nacieron dos hijos: Aníbal y Claudia. Sus trabajo como metalúrgico se inicia en la fábrica de cocinas "Catita", donde comenzó barriendo talleres. De Delegado pasó a ser Secretario de Prensa de la UOM bajo la Secretaría General de Augusto Timoteo Vandor, y en 1966 le encomiendan la intervención de la Seccional San Nicolás. El Congreso Confederal realizado el 2 de julio de 1970 lo designa Secretario General de la CGT, cargo para el cual es reelegido dos años más tarde. Rucci dormía muchas noches en la sede de Azopardo 802. El martes 25 de septiembre de 1973, poco después del mediodía, fue asesinado al salir de su casa de Avellaneda 2953, encabezando un grupo de dirigentes sindicales con los cuales terminaba de reunirse. El atentado comenzó justamente cuando Rucci y la comitiva se disponía a cruzar la vereda rumbo a su Torino rojo, que se encontraba junto a tres vehículos de la custodia.  Los disparos partieron de los techos de las casas de alto de la acera sur. Rucci fue alcanzado por la mayoría de las balas y los custodios comenzaron a repeler el ataque cuando comenzaron a disparar desde las ventanas ubicadas a sus espaldas.  El sindicalista falleció junto a su chofer "Tito" Núñez y a su custodio Ramón Rocha. El General Juan Domingo Perón, que había sido electo presidente de la Nación, dijo ante la muerte de Rucci: "Me cortaron las patas".