ADVIERTEN QUE EL PAN NO ENGORDA Y QUE LOS ALIMENTOS «LIGHTS» NO ADELGAZAN.

cestaconpan-2-1
Otro mito es que en una misma comida no se deben combinar hidratos de carbono con proteínas: "Casi todos los alimentos son mezcla de hidratos de carbono, proteínas y grasas".

MITOS DE LA ALIMENTACION

 

ADVIERTEN QUE EL PAN NO ENGORDA Y QUE LOS ALIMENTOS "LIGHTS" NO ADELGAZAN.

La Sociedad Argentina de Nutrición también afirmó que las galletitas suelen tener grasas hidrogenadas que dañan la salud y que no es cierto que lo integral aporte menos calorías. Aclaran que el problema no es el pan, sino la cantidad que se ingiere y su acompañamiento.

 

Por Ana María Bertolini

 

El pan no engorda, los alimentos "lights" no adelgazan y las galletitas suelen tener grasas hidrogenadas que dañan la salud, advierte la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN).

 

"El valor calórico del pan es de 4 calorías por gramo, como el de las proteínas, mientras que el de las grasas es de 9 calorías por gramo, por lo que a igual peso, los alimentos ricos en grasas son más calóricos que los alimentos ricos en hidratos de carbono", dice la SAN en su sitio "www.sanutricion.org.ar".

 

Y eso no es todo: además, es adecuado comer pan, pastas, arroz, legumbres o papas, porque todos estos nutrientes "proporcionan hidratos de carbono que necesariamente deben cubrir el 50 % del total de calorías diarias", advierte.

 

El problema no es el pan, sino la cantidad que se ingiere, y su acompañamiento: si se le agrega manteca, mayonesa, embutidos o quesos, se ingerirá mucha grasa, que es lo que engorda.

 

Reemplazarlo por las galletitas tampoco ayudará, ya que "suelen tener grasas hidrogenadas que son perjudiciales para la salud" y porque "sacian menos" y se las consume de más.

 

La SAN lleva más de medio siglo de vida y congrega a 900 profesionales (médicos, bioquímicos y técnicos en alimentación) con el cometido de promover una buena nutrición.

 

Su página web no sólo sirve para convocar a sus socios a diversos congresos, sino para difundir en la población conocimientos sobre higiene alimentaria, combatir mitos alimentarios erróneos y contestar preguntas de los cibernautas.

 

Otra creencia que la SAN tira abajo es que los alimentos integrales no engordan: "aportan más fibra que los refinados, pero, a igual peso, aportan las mismas calorías".

 

"Si se los aconseja, no es como método para reducir calorías, sino porque la fibra mejora el tránsito intestinal, contribuye a reducir los niveles de glucosa y colesterol, y previene enfermedades como el cáncer", aclara.

 

Tampoco es cierto que los alimentos "lights" adelgacen: a igual porción, aportan menos cantidad de calorías que su equivalente normal, pero eso no significa que hagan perder peso.

 

Sucede que muchos de estos alimentos "siguen siendo calóricos por su propia naturaleza, pues parte de sus ingredientes son grasas necesarias para su elaboración" destinadas al sabor y textura.

 

Es lo que ocurre con "la mayonesa light, las patatas fritas light, la manteca light o el paté light, que deben consumirse con mucha moderación porque siguen siendo muy calóricos en comparación con otros alimentos no light", observa la SAN.

 

Otro mito es que en una misma comida no se deben combinar hidratos de carbono con proteínas: "Prácticamente todos los alimentos son mezcla de hidratos de carbono, proteínas y grasas, por lo que no resulta lógico separar unos alimentos de otros cuando su propia composición es una combinación compleja".

 

"Salvo en determinadas circunstancias (en caso de resistencia a la insulina), podría ser eficaz disociarlos", se aclara.

 

También es falso que tomar agua en la comida engorde: como no aporta energía, eso es imposible, no importa cuándo se la tome.

 

Pero si se lo hace antes, puede provocar sensación de saciedad; y si se abusa de ella durante las comidas, puede demorar la digestión, porque diluye los jugos gástricos, se aclara.

 

También es falso que las frutas de postre engorden: siempre tienen la misma cantidad de calorías. Sin embargo, si se las ingiere con antelación, sacian, por su fibra; y si se comen después, pueden afectar la digestión de otros nutrientes.

 

Los gordos suelen evitar las bananas porque aportan más calorías que otras frutas, pero si se come menor cantidad, el aporte será equivalente: 100 gramos de banana aportan 85 calorías; igual peso de uvas, 65; de higos, 66; de cerezas, 60; y de otras frutas, como manzana y naranja, entre 30 y 50.

 

El mito de que el agua tónica engorda menos que otras gaseosas porque es amarga, también es combatido: "Contiene 90 gramos de azúcar por litro", se recuerda.

 

Tampoco es cierto que el aceite de oliva no engorde: crudo o hervido aporta 9 calorías por gramo, igual que otros aceites. "Una cucharada sopera (10 gramos) de aceite (oliva, girasol, maíz) aporta 90 calorías. Por eso, cuidado al condimentar ensaladas…", previene la SAN.