UNA BUENA SEÑAL PARA LOS EMPRESARIOS, UNA MALA SEÑAL PARA LOS TRABAJADORES.

Hugo Yasky (CTA)

Se incita a una práctica empresaria que consiste en el despido de personal con antigüedad y con convenio, para contratar a personal más joven y fuera de convenio. La CTA ante la eliminación de la doble indemnizaciónUNA BUENA SEÑAL PARA LOS EMPRESARIOS,UNA MALA SEÑAL PARA LOS TRABAJADORES. Por Hugo Yasky La eliminación de la medida que protegía a los trabajadores de la masificación de los despidos a través del pago de la doble indemnización, constituye para la Central de Trabajadores de la Argentina una mala noticia, ya que es una iniciativa inconsulta que puede abrir cauce a un retroceso en materia social.  Es verdad que han descendido los índices de desocupación. Pero no es menos cierto que hoy la emergencia social se expresa en la contingencia de la proliferación del trabajo precarizado.  Esta medida nos enfrenta al riesgo de que, ante el abaratamiento de los despidos, se extienda una práctica empresaria que hoy se verifica en algunos sectores de alta rentabilidad y que consiste en el despido de personal con antigüedad y con convenio, para contratar en su reemplazo  a personal más joven y fuera de convenio.  Esta práctica, de extenderse, puede fortalecer la tendencia de la transferencia de empleos estables a empleos por vías de terceros. La CTA reclamará al Ministerio de Trabajo la constitución de un ámbito tripartito que proponga una red jurídica tendiente a evitar que la eliminación de la doble indemnización pueda ser el disparador de prácticas abusivas que signifiquen mayor deterioro de las condiciones que definen la calidad del empleo.  Asimismo reitera la necesidad de discutir integralmente,  y no con medidas aisladas, una agenda social que tenga como prioridad nacional la reparación de los intereses de los trabajadores, que constituye el sector social que  ha pagado los mayores costos desde la crisis económica del 2001 a la fecha. HY/  Hugo Yasky es Secretario General de la C T A