ULTIMOS DISCURSOS DE KIRCHNER (FORMOSA 28/08/07.

Nestor Kirchner

kenformosa-2-1
Quiero recordar a San Martín, al general Belgrano, a Mariano Moreno, a Hipólito Yrigoyen, al general Perón y a la inmortal Evita de todos nuestros tiempos.

 

PALABRAS NÉSTOR KIRCHNER, PRESIDENTE DE LA NACIÓN, EN FORMOSA

 

28/08/2007 – FORMOSA

 

Querido Gobernador; autoridades; querido pueblo de Formosa: los abraza un pingüino con todas sus fuerzas y con todo su corazón.

 

(APLAUSOS)

 

Los abrazo con amor y cariño y quiero –gracias a Dios lo puedo hacer-, querido Gobernador y amigo Gildo, mirar a este pueblo formoseño a los ojos y decirles que todo lo que hemos firmado lo hemos cumplido, nunca les mentí, puse todo mi esfuerzo y siempre les hablé con la verdad.

 

(APLAUSOS)

 

Cuando firmamos el Pacto de Reparación Histórica, algunos creían que era una actitud demagógica, pero los que estábamos firmando el Pacto de Reparación Histórica éramos dos hombres del interior, del país profundo, como dice Cristina, de esa patria federal que debe seguir resurgiendo y de esa Argentina del centro que debe entender que la Argentina es toda y que no se acaba en la General Paz, que la Argentina va de una punta a la otra de nuestra querida Patria.

 

(APLAUSOS)

 

También les quiero agradecer todo el cariño que me dieron y la lealtad durante estos cuatro años y medio. Les puedo asegurar que me emociono porque Formosa, aún sin saber pronunciar mi apellido, me acompañó en esta tarea de llegar a la Presidencia de la Patria.

 

(APLAUSOS)

 

Porque las formoseñas y los formoseños me cuidaron y me ayudaron y nunca me pidieron nada, siempre me tendieron las manos y el corazón y en mi vida me voy a poder olvidar de tanto cariño y de tanto esfuerzo y lealtad, queridos formoseños.

 

(APLAUSOS)

 

Es factible que hoy les esté hablando una de las últimas veces como Presidente de la Nación, pero no tengan duda que siempre vendré y que tienen un hermano sureño que se siente formoseño y que sabe de las luchas de este gran pueblo de Formosa.

 

(APLAUSOS)

 

Yo los he visto trabajar, los he visto luchar, los he visto disfrutar las obras, las inversiones y las viviendas, los he visto abrazarme cuando renegociamos la deuda externa, donde ahorramos 70 mil millones de dólares para el país; los he visto levantar sus manos cuando le dijimos “chau” al Fondo Monetario Internacional y recuperamos nuestra capacidad de decisión, cuando hicimos el Plan de Inclusión Jubilatoria y cubrimos a nuestros jubilados que en la década del 90 por las privatizaciones habían quedado afuera del sistema, cuando les dimos catorce aumentos sobre la jubilación mínima, cuando el otro día les volvimos a aumentar a nuestros jubilados, cuando aumentamos las asignaciones familiares, cuando generamos el trabajo en la Argentina que hemos trabajado con esfuerzo y que hoy tenemos el 8,5 de desocupación, cuando hemos bajado la indigencia y la pobreza, Gildo.

 

Hemos trabajado mucho, hemos acertado y nos hemos equivocado, pero hemos trabajado de buena fe; nos han agraviado muchas veces, nos han descalificado, pero a aquellos que agravian y descalifican también les tiendo las manos, el corazón porque a mí me importan los argentinos, la Patria y la convivencia entre todos.

 

(APLAUSOS)

 

No se construye, hermanos, descalificando.

 

Por eso, yo sé que con Cristina el cambio se va a profundizar, sé que con Cristina va a haber más justicia, sé que con Cristina va a haber más firmeza, sé que con Cristina va a haber una Argentina unida, con inclusión, fuerte, solidaria.

 

(APLAUSOS)

 

Por eso, no tengo ninguna duda que vienen mejores tiempos y esto es lo bueno, que cuando terminamos un tiempo histórico y está por empezar otro tiempo histórico y sabemos que ese tiempo histórico que viene va a ser mejor que el que hemos vivido hasta ahora, eso es lo bueno de la Patria. Yo sé que Cristina va a ser la mejor presidenta y presidente de los argentinos que hemos tenido a lo largo de las últimas décadas.

(APLAUSOS)

 

Quiero recordar a San Martín, al Padre de la Patria, al general Belgrano, a Mariano Moreno, a Hipólito Yrigoyen, al general Perón y a la inmortal Evita, a la Evita de todos nuestros tiempos y les pido, formoseños y formoseñas, un solo favor, les pido una sola cosa: que el 28 de octubre tengan buena memoria y que el 28 de octubre el pueblo argentino, y en este caso el pueblo formoseño, dé una verdadera lección de memoria que no tengo duda que así va a ser y que cuando se estén abriendo las urnas, Gildo me esté llamando y me diga “hay miles de votos de buena memoria que están marcando la profundización del cambio en la Argentina, hay miles de voluntades que quieren seguir construyendo una nueva Patria, hay miles de voluntades que no se olvidan de San Martín, de Belgrano, de Yrigoyen, de Perón, de Eva Perón, de Mariano Moreno, hay millones de argentinos, de una punta a la otra de la Patria, que alumbran con alegría por este gran país que nos merecemos”.

 

(APLAUSOS)

 

Yo por eso les pido con humildad dos cosas: que la ayuden y la cuiden a Cristina con todas sus fuerzas; cuídenla porque es muy bueno construirle el marco de solidaridad en el espacio y en el campo nacional y popular que hay que consolidar en este país que es fundamental en ese campo de transformación permanente con inclusión.

 

Y yo, para terminar, les quiero decir gracias, gracias Formosa y formoseños, gracias en serio, no saben el cariño que les tengo; discúlpenme si estoy emocionado, pero ustedes me han dado tanto amor, me han dado tanto cariño, tanto afecto, han creído siempre.

 

Yo les puedo asegurar que parte de mi corazón queda acá.

 

(APLAUSOS)

 

Muchas gracias, Formosa; muchas gracias, Gildo; muchas gracias a todos; muchas gracias, Intendente; muchas gracias, patria profunda. (APLAUSOS)

 

Sigamos ayudándonos los unos a los otros, sigamos creyendo con fuerza en Dios, abracémonos a la bandera de la Patria, abracémonos a los principios de la argentinidad, abracémonos a nuestra escarapela y a nuestros símbolos, abracémonos a nuestros hermanos, abracémonos a nuestra clase media, a nuestros intelectuales, a nuestros estudiantes, a nuestros pobres, a nuestras mujeres, abracémonos todos por una Patria que nos integre.

 

Muchas gracias, Formosa; muchas gracias por todo.

 

Un pingüino, un sureño, un servidor.

 

Gracias, gracias de corazón.

 

NCK/

 

(APLAUSOS)