Derechos de La Ancianidad. Cuestión ésta en que Argentina fue pionera y que se debió a la inspiración, visión y obra de Evita. 

EVA PERÓN Y LOS DERECHOS DE LA ANCIANIDAD

Por Margarita Eva Ramos

9) Derecho a la tranquilidad. Gozar de la tranquilidad, libre de angustias y preocupaciones en los últimos años de existencia, es patrimonio de los ancianos.”

EVA PERÓN Y LOS DERECHOS DE LA ANCIANIDAD.

Por Margarita Eva Ramos
NAC&POP

28/08/2007

En la actualidad ya nadie puede negar el inmenso esfuerzo que Evita desarrolló  por la felicidad de su pueblo y el compromiso contraído por ella con los mas humildes y con los sectores más vulnerables de la sociedad. 

Mucho se ha escrito de Eva Perón, ríos de tinta para calumniarla y ríos de tinta para enaltecerla, pero ya nadie puede cuestionar su obra social reconocida incluso internacionalmente. 

A ella se le debe la consagración del voto femenino, la labor realizada en la Fundación Eva Perón por los mas humildes, su incansable trabajo por la niñez y mucho más.

En este corto escrito para el boletín “Podemos más” simplemente me quiero referir a una de las facetas mas interesantes y menos conocidas de la obra de Evita: “Los Derechos de la Ancianidad”. 

En el año 1948, cuando Europa estaba recién saliendo de los horrores de la guerra, cuando en lo que hoy llamamos el “primer mundo” reinaba el hambre y el desamparo y el Estado Protector era sólo una ilusión de algunos políticos progresistas , acá en la Argentina se plantea  y concreta por primera vez  el tema de los Derechos de La Ancianidad.

Cuestión ésta en que Argentina fue pionera y que se debió a la inspiración, visión y obra de Evita. 

Hoy, que podemos ver que el tema de la desprotección de algunos sectores sigue siendo una asignatura pendiente, que la cuestión jubilatoria es tema de angustia para la mayoría de los sectores del trabajo, que, la Argentina no ha encontrado todavía una Política de Estado para nuestros viejos, es importante destacar los conceptos que hace  casi 60 años plasmó Evita en un Decálogo y se concretaron durante el gobierno peronista.

» Decálogo de los derechos de la Ancianidad «    

  1. Derecho a la asistencia. Todo anciano tiene derecho a su protección integral por cuenta y cargo de su familia. En caso de desamparo, corresponde al Estado proveer dicha protección, ya sea en forma directa o por medio de los Institutos y Fundaciones creadas o que se crearen con este fin, sin perjuicio de la subrogación del Estado o de dichos Institutos para demandar a los familiares remisos y solventes los aportes correspondientes.


2) Derecho a la vivienda. El derecho a un albergue higiénico, con un mínimo de comodidades hogareñas, es inherente a la condición humana.

3) Derecho a la alimentación. La alimentación sana y adecuada a la edad y estado físico de cada uno debe ser contemplada en forma particular.

4) Derecho al vestido .El vestido decoroso y apropiado al clima complementa el derecho anterior.

5) Derecho al cuidado de la salud física. El cuidado de la salud física de los ancianos ha de ser preocupación especialísima y permanente.

6) Derecho al cuidado y la salud moral. Debe asegurarse el libre ejercicio de las expansiones espirituales concordes con la moral y el culto.

7) Derecho al esparcimiento .Ha de reconocerse a la ancianidad el derecho de gozar mesuradamente de un mínimo de entretenimientos para pueda sobrellevar con satisfacción sus horas de espera.

8) Derecho al trabajo. Cuando el estado y condiciones lo permitan la ocupación por medio de la laborterapia productiva ha de ser facilitada. Se evitará así, la disminución personalidad. 

9) Derecho a la tranquilidad. Gozar de la tranquilidad, libre de angustias y preocupaciones en los últimos años de existencia, es patrimonio de los ancianos.”

10) Derecho al respeto .La ancianidad tiene el derecho al respeto y consideración de sus semejantes.”

Estos derechos, que inauguraron el constitucionalismo social en América y el mundo, fueron incluidos en la Constitución Nacional Justicialista del año 1949 y derogados luego por la “revolución” de 1955 que derrocó al gobierno popular y democrático del General Perón. 

Estas normas no fueron meramente declamatorios, se materializaron en obras, concretamente en nuestra Provincia de Santa Fé el Hogar “Fundación Ayuda social” en la ciudad de Santa Fé con 500 internados, el hogar “Presidente Perón” en la ciudad de Rosario con 780 internados y otros tantos centros  en el interior de la provincia.

La Reforma del año 1994, en el articulo 75 inciso 23 incorpora estos derechos dándole así jerarquía constitucional . 

MER/