1893 Hipolito Irigoyen encabeza un levantamiento en la provincia de Buenos Aires.

Los radicales reclaman, con las armas en la mano, el sufragio secreto, universal y obligatorio.