1586 El pirata inglés Sir Walter Raleigh, acaba de fundar en la costa este de Norte América.

Amante de la Reina Isabel Primera de Inglaterra.  La colonia de Virginia, llamada así en homenaje a la mítica inocencia de su soberana.

Entre los nativos de la región conoce y comienza a usar las hojas de la planta de tabaco.

En ese año vuelve a su país llevando la novedad a Europa. El tabaco americano se hace dueño de la voluntad de los europeos.