1947 Evita es recibida en París por el Presidente de la República Francesa Vicent Auriol