1816 El Congreso General reunido en Tucumán aprueba el primer Decreto sobre la Bandera.

Oficializando el uso de la bandera celeste y blanca como enseña nacional.