1959 Fallece el famoso cantor Ángel Vargas, el ruiseñor de las calles porteñas.

Su participación como vocalista en la orquesta de Ángel D’Agostino es un momento clásico del tango porteño.