1994 – DIEGO MARADONA JUEGA SU ÚLTIMO PARTIDO CON LA CAMISETA ARGENTINA.

El partido contra Nigeria en Boston fue el último disputado por Maradona para la selección argentina, jugando un total de 91 encuentros y convirtiendo 34 goles.

REGRESO DE MARADONA AL FÚTBOL ARGENTINO Y EL MUNDIAL DE LOS EU.


En 1993 se produjo su vuelta al fútbol argentino, esta vez con la camiseta de Newell’s Old Boys. Pero en un principio las negociaciones estaban encaminadas para su regreso a Argentinos Juniors, hasta que se produjo un episodio que arruinaría la negociación y determinaría su incorporación a Newell’s: fue amenazado por un grupo de barras bravas del «bicho» que exigían la entrega de 50 mil dólares[26].
El 13 de septiembre de 1993 llegó el primer entrenamiento y 40 mil personas se habían reunido a verlo, en medio de una fiesta organizada por el entrenador Jorge Raúl Solari. El debut oficial se produjo el 10 de octubre, perdiendo 3 a 1 contra Independiente de visitante. Maradona jugaría además los partidos contra Belgrano, Gimnasia y Esgrima de La Plata, Boca Juniors y Huracán. Durante este último partido, disputado el 2 de diciembre de 1993, sufre un desgarro muscular que lo alejaría unas semanas del terreno de juego. A esta altura del campeonato Solari había dejado la conducción técnica, y su relación con el nuevo técnico, Jorge Castelli, no era buena, ya que no le permitía algunas licencias que había pactado con anterior entrenador. Ésta fue una de las razones que precipitó la ida de Maradona, cuyo último partido en el club fue un amistoso contra Vasco da Gama jugado el 26 de enero de 1994. Jugó en Newell’s Old Boys cinco partidos oficiales, sin convertir goles.El 2 de febrero se produjo otro de los hechos policiales en la vida de Maradona, cuando agredió con un rifle de aire comprimido a un grupo de periodistas y fotógrafos que hacían guardia en la puerta de su casaquinta ubicada en Moreno. Por este hecho fue condenado, tiempo después, a dos años de prisión en suspenso y a indemnizar a los periodistas agredidos

Desde su regreso al fútbol, después de su primera suspensión, Maradona sólo había jugado dos partidos para la selección argentina: contra Brasil, por el centenario de la FIFA, y contra Dinamarca, por la Copa Artemio Franchi, que enfrentaba al campeón de la Copa América con el campeón de la Eurocopa.
Después de esos partidos, el director técnico, Alfio Basile, no lo convocó ni para la Copa América ni para las eliminatorias de la Copa Mundial de Fútbol de 1994.Tras la derrota por 5:0 frente a Colombia el 5 de septiembre de 1993, la única posibilidad de que Argentina se clasificara al Mundial era ganando el repechaje frente al seleccionado australiano. El 23 de septiembre de 1993 Basile le pidió oficialmente que volviese a la selección, lo que sucedería el 31 de octubre en Sydney por el primer partido del repechaje. El encuentro finalizó con un empate por 1:1, siendo Abel Balbo quien convirtió el gol argentino. La revancha se jugó el 17 de noviembre en Buenos Aires, cuando el seleccionado albiceleste obtuvo la clasificación tras vencer por 1:0, con gol de Gabriel Batistuta.Participó también en varios partidos amistosos antes del Mundial, pero debido a su presencia se suspendió una gira que debía realizar la selección por Japón. Por sus antecedentes con las drogas le fue negada la visa, por lo que la AFA finalmente canceló las presentaciones. Sin embargo se realizaron otros partidos, contra Ecuador, Croacia e Israel, que era una cábala de la selección desde el Mundial de 1986.Al llegar a Estados Unidos, Argentina se alojó en el Babson College, lugar que la AFA había designado como base. El debut fue el 21 de junio frente a Grecia, con un triunfo por 4:0. En ese partido Maradona marcó su último gol en mundiales, culminando una jugada colectiva que incluyó sucesivos toques de los jugadores argentinos. El segundo partido, frente a Nigeria, también finalizó con un triunfo para los argentinos por 2:1. Durante este partido, Maradona fue sorteado para realizarse el control antidopaje. Durante los días previos del partido frente a Bulgaria, su representante le comunica que el control había dado positivo, lo que seguramente lo dejaría fuera del mundial. En los análisis se le detectaron cinco sustancias prohibidas: efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina. Fue suspendido por quince meses, por lo que tuvo que abandonar la concentración argentina.La selección, afectada considerablemente por la pérdida, se clasificó a los octavos de final, aún tras ser derrotada 2:0 por Bulgaria, donde cayó eliminada por Rumania. Maradona argumentó que no había intentado sacar ventaja deportiva, sino que esas drogas se encontraban en un medicamento para la gripe que le dio su doctor, Daniel Cerrini. Fue en esta ocasión cuando dijo su conocida frase «me cortaron las piernas». Julio Grondona, el presidente de la AFA, culparía doce años después al jugador, manifestando que «se cortó las piernas solito»[30]. El partido contra Nigeria en Boston fue el último disputado para la selección argentina, jugando un total de 91 encuentros y convirtiendo 34 goles.