1884 Se sanciona la ley 1420 que consagra la educación primaria, obligatoria y gratuita.

En los primeros diez años de regir esta nueva ley, el analfabetismo se redujo 53,2 por ciento.