LA SITUACIÓN DE IRAK ESTÁ EMPEORANDO.

Naciones Unidas

irak-2-1-2 Unos 1.4 millones de iraquíes se han desplazado a Siria, 750.000 en Jordán, 80.000 en Egipto y 200.00 en la región del Golfo. Siria recibe, 30.000 iraquíes al mes.

Ataques racistas Informe de la ACNUR.

LA SITUACIÓN DE IRAK ESTÁ EMPEORANDO.

PREOCUPACIÓN POR ATAQUES RACISTAS EN UCRANIA

ACNUR DENUNCIA CASO DE REFUGIADOS IRAQUÍES EN CENTRO BELGA

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados revela la poca vocación de ayuda de los países centrales respecto a los refugiados iraquíes. Ataques racistas en Ucrania. Intolerancia en Bélgica y Grecia.

Se estima que hay más de 2 millones de iraquíes desplazados internos y otros 2.2 millones de refugiados en los estados vecinos. Los llamamientos para un aumento del apoyo internacional a los gobiernos de la región hasta el momento han tenido escasos resultados, y los iraquíes tienen limitado acceso a los servicios sociales. Jordania y Siria son los países que soportan una mayor presión.

En el interior de Irak, un 85% de los desplazados está en la región central y sur. La mayoría de los desplazados proceden de Bagdad y los distritos colindantes a la capital. Desde febrero del año pasado, aproximadamente 820.000 personas se han desplazado, incluyendo los 15.000 palestinos que no tienen dónde ir.

Las administraciones de las provincias dentro de Iraq se muestran insuficientes para cubrir las necesidades de los desplazados. Al menos 10 de las 18 provincias han cerrado fronteras o están restringiendo el acceso a nuevas llegadas.

ACNUR recibe informes alarmantes por parte de las autoridades regionales que se niegan a registrar a los recién llegados, incluidas mujeres solteras, y niegan el acceso a los servicios gubernamentales.

Muchos desplazados han sido expulsados de edificios públicos.

A la escasez generalizada de recursos se suma el aumento del número de ciudades formadas por chabolas.

 La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Iraq y el Programa Mundial de Alimentos señalan que al menos el 47% de los desplazados no tienen acceso a los canales oficiales de distribución de alimentos.

El número de iraquíes que huyen a los países vecinos sigue siendo elevado.

Atendiendo a las cifras facilitadas por el gobierno, aproximadamente 1.4 millones de iraquíes están desplazados en Siria, unos 750.000 en Jordán, 80.000 en Egipto y aproximadamente 200.00 en la región del Golfo. Tan sólo Siria recibe, como mínimo, 30.000 iraquíes al mes.

Las tasas de iraquíes registrados en varios países fuera de la región, concretamente en Europa, siguen siendo bajas.

ACNUR reitera su llamamiento para que se mantengan abiertas las fronteras para aquellos que necesitan protección.

La presencia y las operaciones de ACNUR se están extendiendo rápidamente por la región, pero la magnitud de la crisis es alarmante.

Actualmente contamos con 300 miembros de nuestro personal trabajando a pleno rendimiento en el desplazamiento en Irak.

Tenemos bases en Siria, Jordán, Líbano, Turquía, Ginebra y en el mismo Irak.

Desde principios de año, nuestras oficinas en los países colindantes han registrado a más de 130.000 refugiados iraquíes.

A finales de mayo, ACNUR había entrevistado a unos 7.000 de los refugiados iraquíes más vulnerables y ha enviado sus informes a posibles países de reasentamiento para que evalúen sus casos y tomen la acción oportuna. Instamos a estos países a que tomen una decisión lo antes posible y faciliten la salida de los más necesitados.

Sin embargo, el reasentamiento sigue siendo una opción tan sólo para los iraquíes más vulnerables.

Nuestro objetivo es gestionar con los gobiernos unos 20.000 casos de reasentamiento para iraquíes este año.

Un análisis pormenorizado de las estadísticas muestra que solo en Siria, aproximadamente 47.000 de los 88.447 refugiados registrados desde principios de este año requieren asistencia especial.

En torno a una cuarta parte precisa de asistencia y protección legal, entre los que se encuentran muchas víctimas de torturas. Casi el 19% presenta graves problemas médicos.

ACNUR ha abierto dos centros locales en Damasco y en breve abrirá más.

Se está proporcionando asistencia médica y alimento a los más vulnerables.

Así mismo, estamos trabajando cada vez con más socios locales e internaciones que nos asisten en tareas de salud, educación, asesoramiento y formación profesional.

Dos miembros del personal internacional de ACNUR están trabajando en Irbil y está programado que otro miembro se desplace a Bagdad, cuando la situación de seguridad lo permita.

Este personal internacional apoya a más de 20 miembros del personal local de ACNUR en siete enclaves en Irak.

Nuestro objetivo es proporcionar ayuda básica y refugio a unos 300.000 iraquíes en situación de desarraigo dentro del país para finales de este año. Con todo y con ello, esta acción representa un pequeño porcentaje frente a todas las necesidades.

Así mismo, está previsto que para finales del 2007 hayamos proporcionado ayuda médico-sanitaria individual y alimento a 50.000 de los iraquíes más vulnerables en los países vecinos.

PREOCUPACIÓN POR ATAQUES RACISTAS

EN UCRANIA

La Alta Comisaría de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresó hoy profunda preocupación por lo que parecen ser ataques racistas a solicitantes de asilo en Ucrania.

El último incidente se produjo el 3 de junio en la capital, Kiev, cuando un refugiado iraquí fue muerto por razones que todavía se desconocen.

El organismo de la ONU instó a investigar el caso cuidadosamente y a determinar si hubo motivaciones racistas.

Además le ha pedido al gobierno ucraniano que lo mantenga informado sobre los resultados de la indagación.

Los ataques y el acoso de extranjeros en Ucrania han aumentado en los últimos meses.

Desde 2005, cuando un empleado de la ONU de origen iraquí fue fuertemente golpeado por una pandilla de jóvenes, la oficina ha venido recibiendo informes de primera mano sobre incidentes racistas, ataques sin provocación, insultos y otros actos de xenofobia.

A esto se suman informaciones de prensa sobre incidentes en Kiev de los que han sido víctima, incluso, miembros del cuerpo diplomático.

El ACNUR reconoció las medidas que han tomado las autoridades para abordar el problema, pero las instó a incrementar los esfuerzos para poner fin urgentemente a estos ataques y someter a juicio a los responsables.

Publicación: Radio Naciones Unidas(Internacional)

ACNUR DENUNCIA CASO DE PAREJA DE REFUGIADOS IRAQUÍES EN CENTRO DE  DETENCIÓN BELGA

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, denunció hoy la situación de una pareja de iraquíes cristianos que en los últimos dos años han deambulado por Europa intentando reunirse con su hijo.

Los refugiados pertenecen a la comunidad caldea de Iraq y están detenidos desde hace cuatro meses en Bélgica, cerca del aeropuerto de Bruselas.

La pareja huyó de su hogar en Bagdad en 2004 tras sufrir amenazas de muerte, y llegó a Grecia, donde pidió asilo y les fue denegado.

El ACNUR subrayó que las autoridades griegas rechazan la mayoría de estas solicitudes.

El matrimonio consiguió llegar a Bélgica en 2005, donde su hijo está a punto de convertirse en ciudadano, pero tampoco le concedieron asilo y la retornaron a Grecia. Este país los instó a marcharse. Un tercer intento de ingresar a territorio belga concluyó con su actual detención.

El ACNUR recordó que más de dos millones de iraquíes se han ido de su país desde 2003, de ellos, 20.000 han pedido asilo en naciones europeas.

Publicación: Radio Naciones Unidas(Internacional)


© Naciones Unidas