EN EL PAIS DE LA SOJA…NO HAY LECHE

Ecos de Saladillo

Los campos están cubiertos de soja, y si hay soja, no hay vacas lecheras, ni novillos engordando a pasto, ni arvejas, ni lentejas, ni zanahorias.. Gentileza de Arturo Avellaneda arturavellaneda@msn.comEnvio de Alberto Aguirre betoaguirre49@yahoo.com.arEnvio de Ecos de Saladillo ecosdesaladillo@yahoo.com.ar EN EL PAIS DE LA SOJA…NO HAY LECHE Luego de escuchar el comunicado del Consejo Escolar de Saladillo, emitido el 21/5/07, en el que se informa a la población que no está garantizada la provisión de leche a los comedores escolares, no podemos sino sentir vergüenza como argentinos. El país que supuestamente está en condiciones de alimentar a 300 millones de personas, hoy es incapaz de garantizar la producción de leche, y se ve obligado a restringir la provisión a quienes más la necesitan: nuestros niños. Los campos están cubiertos de soja, y si hay soja, no hay vacas lecheras, ni novillos engordando a pasto, ni arvejas, ni lentejas, ni zanahorias, ni infinidad de alimentos que siempre produjimos y ahora se deben importar. Nos preguntamos si alguien puede creer que 20 días de lluvia pueden terminar con toda la producción láctea del país… Nos preguntamos cómo es posible que dos, y solo dos empresas lácteas puedan dejar sin leche al país, a nuestros chicos, a nuestros ancianos; y también si estas empresas, ante la supuesta escasez de leche restringirán primero la producción de postrecitos que se venden alentados por la publicidad engañosa y acompañados de la "cajita feliz", con muñequitos de Disney. La producción agropecuaria de nuestra Argentina, alentada por el Estado se basa casi exclusivamente en la exportación de granos para alimentar cerdos y mascotas del 1º mundo, y es por esto que no hay leche. Coincidimos en que la situación se agravará, ya que en breve destinaremos también nuestras tierras y los granos para producir agrocombustibles para llenar los tanques de los automóviles del supuesto mundo civilizado. Mientras tanto, la alimentación de la población argentina, y en particular nuestros niños, ante el evidente abandono por parte del Estado, queda en manos de pocas empresas que se consideran con derecho a quedarse con todo, incluso con el futuro de nuestros hijos. La alimentación es un derecho… pero en país de la soja…NO HAY LECHE. ECOS DE SALADILLO23 de mayo de 2007