CRECE EL CONSUMO ENTRE LA GENTE CON MENOS RECURSOS

Frente Transversal

Segun el diario La Nacion el consumo en el tercer cordón del Gran Buenos Aires -que alberga los mayores bolsones de pobreza – viene creciendo con tasas  al 30 %”  Gentileza de Alicia Ester aliesterar@yahoo.com.ar
Conurbano; El diario La Nación tuvo que reconocerlo:
CRECE EL CONSUMO ENTRE LA GENTE CON MENOS RECURSOS “El tercer cordón del Gran Buenos Aires encabeza el aumento de ventas en supermercados. Hubo que esperar, pero finalmente el tan ansiado efecto derrame se está haciendo sentir en lo más profundo del conurbano bonaerense. Según estudios privados, el consumo en el tercer cordón del Gran Buenos Aires -que es la zona que alberga los mayores bolsones de pobreza y miseria- en los últimos meses viene creciendo con tasas cercanas al 30 por ciento, lo que implica una recuperación mucho más acelerada que la del resto del país”. Esta noticia salió en el suplemento económico el miércoles 16.5.07 en el diario La Nación. Una forma que no se vea. Que el lector que deja de lado el apartado de economía, ni vea. Pero es lo cierto. Y la noticia no es tapa. En tapa editan lo que en ese momento ataque al gobierno nacional. O inventan sospechas, lo responsabilizan hasta de la mala privatización de los ferrocarriles. Todo aquello que puedan endosarle al presidente Kirchner, se lo endosan. Si después se demuestra lo contrario… silencio. Ellos ya están sobre otra campaña.  Ahora que se les está cayendo Santa Cruz, tienen en tapa y en forma “perpetua” el caso Skanska. Antes tuvieron la crisis energética. Meses de crisis energética. Como no hubo ni un apagón, buscaron por otro lado, el INDEC, por ejemplo. Pero seguramente nadie escuchó decir o pudo leer que se habían equivocado en el diagnóstico energético. Y tampoco nadie piense que va a haber tregua. Hay arremetida por todos los flancos y será más sangrienta y sucia con el pasar de los días.  Sin embargo, en "El tercer cordón del Gran Buenos Aires encabeza el aumento de ventas en supermercados”. “Hubo que esperar, pero finalmente el tan ansiado efecto derrame se está haciendo sentir en lo más profundo del conurbano bonaerense”, reconoce La Nación en páginas escondidas. Bueno. Por lo menos, no pueden dejar de reconocerlo. Ahora olfatean el clima: ferrocarriles. Poca falta que le echen la culpa por las privatizaciones de los ferrocarriles.  Sin ir más lejos, días atrás, en un programa de televisión Canal TN, el periodista Alfredo Leuco, pasando todos los discursos que Kirchner había realizado cuando Carlos Menem era presidente, dónde, como es lógico, Kirchner habla bien de Menem. ¿Y qué iba a decir? Ahora cualquiera le tira un zapatazo a Menem. Cornudo. Cualquiera. Ahora, esos que se ríen por las andazas de la mujer. Y de que en última, nadie muere mocho. Otra cosa cuando Menem estaba allá arriba.  Este señor Leuco – que sigue el destino anunciado por Arturo Jaureche para los intelectuales argentinos, “montan por izquierda y desestriban por derecha”-, llegó a decir que Kirchner pudo frenar la privatización de YPF.  Demostraba que teniendo en su provincia el – no recuerdo exactamente la proporción de acciones que pertenecían a Santa Cruz -, decía que con eso pudo frenar la privatización. ¿Qué le parece, compañera? Una interpretación sacada de todo contexto histórico, como si el gobernador de la provincia menos poblada del país se podría haber opuesto a las privatizaciones, al desguace del Estado. Oponerse él sólo contra todo el gran capital, el imperio y una mayoritaria dirigencia política y sindical comprada, obediente y sacando rédito propio sin pensar en el tipo que quedaba desocupado. En los millones de hambreados. Pero suele pasar, eso de ubicar la historia, darle el matiz de veracidad, poner rostro circunspecto y decir brutales calumnias.  Están en plena arremetida.  Los monstruos han comenzado a hacer su aparición. No son casualidades.  Clarín editorializó con inocultable alegría que por primera vez al gobierno del Kirchner “le entran las balas”.  A medida que crece la campaña política y se aproximan las elecciones, más se crispan los medios. Más basura van a tirar sobre Kirchner o sobre todo, seguirán atacando por los flancos, por allí, por donde “entran las balas”. Volvamos al crecimiento en el tercer cordón del conurbano Sigue diciendo La Nación es el artículo mencionado: “La combinación de aumentos salariales para los trabajadores que están en el sector formal de la economía y la baja general del desempleo parece haber empezado a mostrar sus resultados en los partidos más pobres del conurbano, que a partir del segundo semestre de 2006 muestran tasas de recuperación en el consumo muy por encima del resto de la población. Si se analizan los datos por partidos se descubre que las mayores tasas de crecimiento no las exhiben las zonas más ricas del conurbano -Vicente López y San Isidro, entre otras-, sino partidos históricamente más postergados y en los que la crisis de 2001 se había sentido con especial virulencia, como, por ejemplo, Merlo y Moreno, que registran tasas interanuales de crecimiento del 28,3%, o San Miguel, con una suba del 22,4 por ciento.  Diagnóstico compartido  Otra cosa: “Los analistas de mercado destacan que los hogares de menos recursos son los que encabezan la recuperación en las ventas de las primeras marcas y hasta las de los productos premium, barriendo así con los preconceptos acerca de que los más pobres sólo consumen alimentos básicos, como yerba, fideos y arroz”. El derrame. Al fin. Sí, después de la gran crisis, no son “pec”, sino por ocupación laboral que se consume en las zonas más pobres del conurbano. Y esto se supone que es lo que importa.  Este derrame, que no el ideal ni mucho menos. Pero que estamos ante un gobierno que no sólo freno la caída libre de un país, sino que estamos en una etapa de plena recuperación.  Y de eso no se habla.  Santa Cruz lo fogonearon.  Y los medios saben como y de que forma logran impulsar la población hacia ciertas posturas. Sigue el artículo: “El buen momento que vive el tercer cordón del GBA también explica que esos partidos hayan vuelto a figurar en los planes de expansión de las grandes cadenas, como Carrefour, que en los últimos meses inauguró un par de supermercados en Ituzaingó y Merlo; Garbarino, que llegó a Monte Grande, o Ribeiro, a Laferrère. La refinación del consumo entre los hogares más pobres también se desprende de un ranking de los productos que más crecen en el último semestre en el tercer cordón del conurbano. Según los datos de CCR, el primer puesto corresponde a los jugos refrigerados, que en relación con el segundo semestre de 2005 las ventas estuvieron cerca de multiplicarse por cuatro (tuvieron un crecimiento del 266%), seguido por los jugos puros (94 por ciento), los energizantes (84%) y las bebidas isotónicas, como Gatorade, con un 76 por ciento. ¿Acá no entran las balas? Bueno. La oposición al gobierno no son los partidos políticos sino políticos que se han montado sobre la ola, la misma que agitan los dueños de los grandes medios de difusión, sectores de la Iglesia y la sombra del imperio.  Sobre eso se montan los Macri y Lavagna. Escribimos sobre estos temas y no lo suficiente. Lo sabemos. La agenda la imponen ellos. O el Gran Hermano o Santa Cruz o INDEC o Skanska ahora. El asunto es comprender que el presidente Néstor Kirchner tiene, en plena etapa de oposición, a los emporios de la información.  Una de las pretensiones es voltear a Kristina del proyecto presidencial.  Es acotar.  Y volvemos a lo de siempre.  Hay una unidad entre la derecha dura y la izquierda dura, sospechosa. A la cual se van sumando ciertos sectores sociales. Es una etapa compleja. Y lo será más. Pero pongamos de nuevo la buena noticia: “Hubo que esperar, pero finalmente el tan ansiado efecto derrame se está haciendo sentir en lo más profundo del conurbano bonaerense. Según estudios privados, el consumo en el tercer cordón del Gran Buenos Aires -que es la zona que alberga los mayores bolsones de pobreza y miseria- en los últimos meses viene creciendo con tasas cercanas al 30 por ciento, lo que implica una recuperación mucho más acelerada que la del resto del país”. ¿Y nosotros? El campo popular.  Muchos tampoco parecen darle crédito a estos datos, a este crecimiento, al constante aumento de ocupación laboral. ¿Qué pasa? Unidad y lucha.  Lucha por la unidad del campo popular.  Hay grupos progresistas que no sienten ni siquiera escozor por coincidir con La Nación, con los grandes grupos económicos y con los Macri.  Coinciden diciendo que no, que ellos son los que realmente están contra los grupos económicos. Aquello de “la juntada” que hablábamos días atrás. Si uno coincide con Macri o La Nación “por izquierda”, tenga seguridad, compañera, por algún lado dan a los tumbos.  Y no es nada nuevo. Hay una historia vieja, triste. Y repetida.  La generación de los años 60 -70 puede dar cátedra sobre este desencuentro.  Entonces, creemos, hay que poner en discusión estos temas.  No hay espacio para otra equivocación dentro del campo popular. https://www.frentetransversal.com.ar/spip/article.php3?id_article=2085