1975 Muere el gran bandoneonista porteño Aníbal Troilo (Pichuco).

 Sus creaciones y su magistral interpretación del fuelle lo habían convertido en un paradigma de la música porteña. 
Su vida bohemia logró resumir una especie de código de la amistad, pasión por la noche y entrega a la música y la creación. Garúa, Barrio de tango, Sur, Che bandoneón y La última curda son algunos de los clásicos creados por Pichuco.