Afiliado a la Unión Cívica Radical, en 1973 fue elegido intendente de dicha localidad por un amplio frente electoral. Desapareció forzadamente el 13 de mayo de 1977 en Libertador General San Martín, provincia de Jujuy.

LUIS RAMÓN ARÉDEZ SAGUES ANIVERSARIO DE SU DETENCIÓN Y DESAPARICIÓN EN JUJUY.

Por Ricardo Aredez

Luis Ramón Aredez Sagues aniversario de su detención y asesinato por la Dictadura del Proceso en connivencia con la empresa Ledesma de los Blaquier n Jujuy. Olga Aredez (FOTO) su mujer y compañera lo reivindico militando en su memoria por «La Noche de los Apagones» donde desaparecieron treinta personas, y siguió hasta su muerte con el pañuelo «bien puesto» al igual que sus hijos.

1977 – 13 de mayo – 2012

LUIS RAMÓN ARÉDEZ SAGUES

Aniversario de tu Detención y Desaparición

 Luis Ramón Aredez nacido en La Corona, provincia de Tucumán, el 21 de noviembre de 1929 desapareció forzadamente el 13 de mayo de 1977 en Libertador General San Martín, provincia de Jujuy.

Fue un médico de notable compromiso con los trabajadores del Ingenio Ledesma, en la localidad de Libertador General San Martín.

Afiliado a la Unión Cívica Radical, en 1973 fue elegido intendente de dicha localidad por un amplio frente electoral.

Su decisión de exigirle al Ingenio Ledesma tributos debidos a la Municipalidad y su enfrentamiento con la familia Blaquier, llevaron su secuestro y su desaparición forzada.

Egresado de médico en la Universidad Nacional de Córdoba, contrajo matrimonio con Olga del Valle Márquez y comenzó a ejercer su profesión en la localidad de Las Peñas, en Córdoba.

En 1958 fue contratado por el Ingenio Ledesma, trasladándose a la ciudad de Libertador General San Martín, pueblo que estaba, en los hechos, bajo el poder del Ingenio Ledesma.1

En 1959 fue dejado cesante por la empresa, en disconformidad con los altos costos de la lucha emprendida por el médico contra la excesiva mortalidad infantil que se producía durante las zabras.

En señal de protesta, los obreros pararon sus tareas y Arédez fue reintegrado a sus funciones.

Sin embargo, una vez concluida la zafra, cuando los trabajadores volvieron a sus lugares de origen, especialmente Bolivia, Arédez fue despedido en forma definitiva.2

En 1959 le ofrecen un cargo de Director del Hospital «Salvador Mazza» en Tilcara, Provincia de Jujuy, para regresar nuevamente a Libertador General San Martin en 1960, instalando su consultorio junto a su esposa Olga, que era odontóloga, ambos con un fuerte compromiso con los obreros de Ledesma.

Luego es nombrado médico de la obra social del Sindicato de Obreros y Empleados del Ingenio Ledesma.3

En las elecciones de 1973, el Dr. Aredez fue elegido intendente municipal por un amplio frente electoral, que incluía al justicialismo, mayoritario en la provincia.

El nuevo intendente exigió a la empresa de los Blaquier el pago de tributos atrasados, además de mantener una permanente solidaridad con los obreros del ingenio.4

Como intendente, Aredez exigía a la Empresa Ledesma el traspaso de tierras a la municipalidad, puesto que era dueña de cerro a cerro en el valle de San Francisco.

Se tenía como proyecto que Ledesma pague los impuestos de las tierras de su propiedad y de la fábrica a la Municipalidad, para poder realizar obras de distinta naturaleza y así no depender de los aportes de dinero del gobierno provincial.5

Desaparición de Arédez

El 24 de marzo de 1976 a las 3 de la mañana Luis Arédez fue secuestrado por una patrulla militar que se trasladaba en una camioneta del ingenio Ledesma.

Estando detenido Aredez, durante la noche del 27 de julio de ese año se cortó el suministro de energía eléctrica en todo el Departamento jujeño de Ledesma, y en las sombras, hombres del ejército y de otras fuerzas de seguridad secuestraron a cuatrocientas personas, de las cuales treinta no volvieron nunca.

Los detenidos eran transportados en vehículos del Ingenio Ledesma.

Este hecho se conoce como el Apagón de Ledesma de 1976.

Luego de estar encarcelado un tiempo en La Plata, Arédez fue liberado el 5 de marzo de 1977, y volvió a Ledesma a ejercer su profesión de médico, hasta que el 13 de mayo de 1977 volvieron a secuestrarlo, permaneciendo desaparecido desde entonces.6

Junto con otros secuestrados de Libertador General San Martín y de Calilegua, que en su mayoría eran trabajadores de la empresa Ledesm, Aredez fue trasladado al centro clandestino de Guerrero, uno de los dos que existieron en la provincia de Jujuy.

El otro era la jefatura de Policía de la Provincia.7

«En Guerrero lo vío Humberto Campos (legajo 2545 de la CONADEP), quien refirió que estaban en muy malas condiciones físicas, ya que presentaban cuadros de gangrena en los ojos, manos y piernas y que varios de ellos deliraban.

Describe también las horribles torturas que padecían.

El testimonio de Campos se puede leer en Nunca más, págs. 217 y 218».8

Luis Ramón Arédez Sagues

Médico

Intendente de la ciudad de

Libertador General San Martín-

Dpto. de Ledesma – Pcia de Jujuy en 1973.

 Asesor Médico

Del Sindicato de Obreros y Empleados del Ingenio Ledesma.

  “Mañana tal vez tenga que sentarme frente a mis hijos y decirles que fuimos derrotados, que no supimos como hacer para ganar.Pero no podría mirarlos y decirles que hoy ellos viven así porque yo no me animé a pelear”

 En Recuerdo de este valiente y heroico militante democratico.

 Sus hijos:

Olguita, Adriana, Luis y Ricardo,

sus familiares y amigos, dispuestos a seguir el camino trazado por nuestros 30.000 detenidos-desaparecidos.

 VERDAD, JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS RESPONSABLES, TAMBIÉN AL PODER ECONÓMICO, CÓMPLICE.

 

Ricardo Aredez

raredez@mail.fsoc.uba.ar