1813 La Asamblea General Constituyente promulga la prohibición de los tormentos

y ordena la destrucción de todos los instrumentos de tortura.