El FMI se sorprende que al pais le vaya bien haciendo lo contrario de lo que ellos aconsejan.

ARGENTINA CRECERA ESTE AÑO EL TOPE REGIONAL : 7,5 %

Asteriscos

El FMI dijo que Argentina se expandera en un 7,5 % en 2007 (la región un 4,9 %) aunque reiteró críticas al control de precios y alertó por la inflación.

ARGENTINA CRECERA ESTE AÑO

AL TOPE REGIONAL:7,5%.

El FMI se sorprende que al pais le vaya bien haciendo lo contrario de lo que ellos aconsejan.

 

Aunque volvió a atacar los acuerdos de precios y alertó por la creciente inflación, el organismo estimó que el país tendrá una expansión de un 7,5% durante 2007

Asteriscos

11/04/07

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó hoy que la Argentina tendrá una expansión económica de un 7,5 por ciento durante 2007, la mayor en América latina, aunque reiteró sus críticas a los controles de precios y alertó por el alza de la inflación.

 

La región crecerá un 4,9 por ciento, cifra menor a la registrada en 2006 (5,5 por ciento).

 

En un informe, el Fondo sostuvo en su Panorama de la Economía Mundial-Abril 2007, que la economía argentina tendrá el mejor indicador regional (7,5 por ciento), aunque será menor del 8,5 por ciento de 2006. En 2008, se expandirá un 5,5 por ciento.

 

Además, el organismo estimó que el fortalecimiento de los precios de los granos ayudará a los exportadores de productos agrícolas como la Argentina y Brasil.

 

Sin embargo, aunque se indicó que se espera se mantenga el fuerte paso de los últimos años en el país, sostuvo que "las autoridades siguen dependiendo de medidas administrativas para frenar la presión de los precios" mientras que la demanda se ve estimulada por unas tasas de interés negativas en términos reales (descontada la inflación) y una expansión fiscal.

 

La desaceleración económica no agotará el alza de los precios. Según el FMI la inflación, que fue del 9,8% el año pasado, sumará un 10,3% en 2007 y un 12,7% en 2008, lo que perjudicaría el desarrollo. En América latina, sólo Venezuela superará esos niveles.

 

La región. En tanto, el organismo estimó que la caída en la región responderá principalmente a la tendencia a la baja en la mayoría de las economías, con la excepción de Brasil y Chile. Por eso, el FMI recomienda mejorar la productividad, abrir las economías nacionales, apuntalar los sistemas financieros y generar condiciones que atraigan la inversión.

 

Por otro lado, Ecuador tiene la proyección más baja, con un crecimiento a diciembre de apenas 2,7 por ciento. En 2006 su desarrollo económico fue del 4,2 por ciento.

 

En tanto, el rendimiento de los países centroamericanos será en promedio del 5 por ciento a diciembre, menor del 5,7 por ciento del año pasado. El Caribe tendrá igualmente una baja a 5,4% del 8,3% de 2006.

 

Los indicadores por países en Sudamérica y México en 2007, según el FMI son: Brasil 4,4% (contra 3,7% de 2006); Chile 5,2% (4,0%); Colombia 5,5% (6,8%); México 3,4% (4,8%); Perú 6,0% (8,0%); Uruguay 5,0% (7,0%) y Venezuela 6,2% (10,3%).

 

El informe del FMI indicó que se espera que el ambiente exterior sea "menos favorable" en la medida en que el crecimiento global se modera y declinan los precios del petróleo y metales de sus niveles récord de 2006.

 

Además, subrayó que entre los países más afectados figurarán las regiones con estrechos vínculos comerciales con Estados Unidos (México, Centroamérica y el Caribe) o que son importantes exportadores de petróleo y metales (como Chile, Ecuador y Venezuela).

 

Por otra parte, los precios más bajos del crudo beneficiarán a los países que no son importantes exportadores de materias primas, entre los cuales figuran preponderantemente Centroamérica y el Caribe.

 

"El desafío crítico es construir sobre las reformas que ya han sido implementadas para acelerar el crecimiento, fortalecer la estabilidad macroeconómica y garantizar que los beneficios del crecimiento sean ampliamente distribuidos", indicó el informe.En ese sentido, destacó que las reformas que impulsan un crecimiento potencial de las exportaciones facilita la reducción del endeudamiento público y mantiene baja la inflación, contribuyendo a una mayor estabilidad y confianza de los inversores.