En homenaje a los científicos argentinos se decidió que hoy sea el Día de la Ciencia y Técnica y del Investigador Científico.

1887 NACE EL CIENTÍFICO ARGENTINO BERNARDO HOUSSAY.

Por Juan del Barrio

Por sus descubrimientos sobre el papel que desempeñan las hormonas pituitarias en la regulación de la cantidad de azúcar en sangre (glucosa), ​fue galardonado con el Premio Nobel en Medicina en 1947, siendo el primer latinoamericano laureado en Ciencias Gracias a su trabajo, la fisiología fue la disciplina médica que mayor vigor y desarrollo tuvo en Argentina. Dijo “La disyuntiva es clara, o bien se cultiva la ciencia y la investigación y el país es próspero y adelanta, o bien no se la practica debidamente y el país se estanca y retrocede.

Por Juan del Barrio

NAC&POP

09/04/2007

Bernardo Alberto Houssay nacio en Buenos Aires, el 10 de abril de 1887 y falleció en la misma el 21 de septiembre de 1971.

Fue un médico y farmacéutico argentino.

Por sus descubrimientos sobre el papel que desempeñan las hormonas pituitarias en la regulación de la cantidad de azúcar en sangre (glucosa),1​fue galardonado con el Premio Nobel en Medicina en 1947, siendo el primer latinoamericano laureado en Ciencias (Carlos Saavedra Lamas, también argentino, había ganado el Premio Nobel de la Paz en 1936).

Gracias a su trabajo, la fisiología fue la disciplina médica que mayor vigor y desarrollo tuvo en Argentina.

En su honor se celebra cada 10 de Abril el Día del Investigador Científico​ en Argentina.

Descendiente de franceses, fue bachiller del Colegio Nacional de Buenos Aires a los 13 años (promoción 1900),​ se graduó de farmacéutico a los 17 y de médico a los 23, dos años después de comenzar la docencia en la Universidad de Buenos Aires. Houssay se convirtió en un maestro universitario de inigualable prestigio y en un respetable investigador.

Comenzó su práctica clínica en el Hospital de Emergencias Psiquiátricas Marcelo Torcuato de Alvear.

En 1913 fue Jefe de Clínica en dicho nosocomio.

En 1919, fundó el Instituto de Fisiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires y lo dirigió hasta 1943 y luego desde 1955.

En este instituto empezó su labor de enseñanza a sus discípulos, que luego se transformarían en los primeros profesores universitarios de fisiología del país.

De esta manera el Instituto se convirtió en un centro de excelencia mundial en el área de la investigación científica.

En 1943 fue dejado cesante en la Universidad de Buenos Aires..

También se debe a su iniciativa y la de sus colaboradores la fundación en 1920 de la Sociedad de Biología y la publicación del Acta Physiologica Latinoamericana desde 1950.

En 1945 publicó el tratado Fisiología humana, que sería traducido a las principales lenguas.

Gracias a la publicación de este tratado Houssay recibió la consagración internacional a través de importantes premios: de la Universidad de Toronto (Canadá), del Royal College of Physicians (Inglaterra), de la Royal Society of New South Wales (Australia) y finalmente, el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1947, por su trabajo de la influencia del lóbulo anterior de la hipófisis en la distribución de la glucosa en el cuerpo, de importancia para el desarrollo de la diabetes.

En 1944 fundó en forma privada el Instituto de Biología y Medicina Experimental.

Desde allí realizó junto con sus compañeros más de mil trabajos en endocrinología, nutrición, farmacología, patología experimental, glándulas suprarrenales, páncreas, hipertensión, diabetes y otras áreas abarcadas por la fisiología.

Houssay fue presidente de la Asociación Argentina para el Progreso de las Ciencias, de la Academia Nacional de Medicina, de la Sociedad Argentina de Biología y de la Federación Internacional de Diabetes.

Debido a su importancia en este campo de la medicina, también tuvo la oportunidad de dictar cursos en las instituciones más importantes del mundo y recibió condecoraciones por parte de los gobiernos de Francia, Bélgica y Chile.

Promovió activamente la creación del CONICET en 1958 del que fue su primer presidente, ocupando ese puesto hasta su fallecimiento.

Además de su trabajo pionero en su país, dejó también a decenas de discípulos de importancia mundial entre los cuales se destacan Luis Federico Leloir (Premio Nobel de Química en 1970) y Christiane Dosne de Pasqualini.

Houssay falleció el 21 de septiembre de 1971 en la ciudad de Buenos Aires y fue sepultado en el cementerio de la Chacarita.

Sus frases mas destacadas fueron:

“La disyuntiva es clara, o bien se cultiva la ciencia y la investigación y el país es próspero y adelanta, o bien no se la practica debidamente y el país se estanca y retrocede.

Los países ricos lo son porque dedican dinero al desarrollo científico-tecnológico y los países pobres lo siguen siendo si no lo hacen.

La ciencia no es cara, cara es la ignorancia”.

En 1947 fue galardonado con el Premio Nobel de Medicina.

Fue el primer latinoamericano laureado en Ciencias.

En 1966 recibió la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio.​

En 1972 la Organización de los Estados Americanos incorporó el Premio Bernardo Houssay para galardonar a los más importantes investigadores del continente americano.​

En 1983 recibió el Premio Konex de honor.

En Argentina, en su honor, cada 10 de Abril se celebra el Día del Investigador Científico
Eponimia

El cráter lunar Houssay lleva este nombre en su memoria desde 2009.11​

El asteroide (2550) Houssay también conmemora su nombre.

También lleva su nombre el buque escuela de la Prefectura Naval Argentina. ​