La respuesta la resumieron con tres palabras: problemas formales y esteticos.

¿QUE PASA CON EL BAFICI?

Barbara Garcia

lacartadebrbara-2
Mientras el BAFICI rechazaba “La Carta de Barbara” del español Ramon Lluis Bande, por problemas “esteticos”, la critica española la consideraba su mejor pelicula.  

¿QUE PASA CON EL BAFICI?

Mientras el BAFICI rechazaba “La Carta de Barbara” del español Ramon Lluis Bande, por problemas “esteticos”, la critica española la consideraba su mejor pelicula.

 

Por Barbara Garcia

 

Esta es la realidad del FILM del director asturiano, Ramon Lluis Bande y de la protagonista de "La Carta de Barbara", yo, Barbara Garcia.

 

Al recibir en escuetas y resumidas palabras el director, via correo electronico un : lamentamos comunicarle que el filme: " La Carta de Barbara"queda fuera de la programacion del festival BAFICI, todo fue impacto,

extrañeza, desilucion y tambien dolor.

 

Asi fue como luego de intentar digerir esta noticia inicie el camino hacia la busqueda de un porque.

 

Mas alla de que no sea mi pelicula, es mi vida, mi guion, mi relato, la historia de mi madre, mi historia y soy yo la que aparece permanentemente durante todo el rodaje.

 

Ahi fue cuando comence a investigar quien podia ser la persona que me pudiera dar una explicacion, como para poder entender cuales son los criterios que se utilizan para censurar o bochar una pelicula sobre derechos

humanos.

 

Cuando di con la persona encargada de poder esclarecer un poco todo me vi envuelta en un bastardeo.

 

Primero escribi un mail, y no obtuve respuesta. Luego otro y tampoco, Depues viaje a España ya que el film se estrenaria alla, el dia 22 de marzo en Gijon para todos los medios periodisticos, criticos especializados y

funcionarios del principado de Asturias. y la pelicula se resumio en un aplauso increible, considerando a "La Carta de Barbara", la mejor pelicula del director asturiano.

 

Ahi volvi ya con notas traidas de la prensa española y ya con mas fuerza volvi a intentar obtener esa respuesta y la obtuve.

 

La respuesta la resumieron con tres palabras: problemas formales y esteticos. Asi lo definio, Eloisa Solaas, Coordinadora de Programacion,

Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente.

 

Entre otras acotaciones que sumo a su discurso, esta señora considero que "La Carta de Barbara", no tiene una construccion merecedora del tema……,

y el tema es nada mas y nada menos de una española, docente, militante activa del E.R.P, delegada sindical de CTERA, zona oeste, realizadora junto con otros, del diario El Combatiente, que fue sacada de su casa en presencia de sus dos hijos menores, Barbara Garcia de 8 y Camilo Garcia de 4, dejados al cuidado de un vecino, para nunca mas volver a saber nada de ella.

 

Despues continua argumentando que el film no llega a ser el tipo de pelicula para nuestro festival, afirmo Eloisa Solaas.

 

Obviamente no me quede con esa respuesta, ya que segui no solo sintiendome bastardeada, sino sin entender concretamente cuales eran esos Problemas

Formales y Esteticos, y seguimos hablando de la misma pelicula, que durante su rodaje el diario clarin le dedico una pagina entera con mencion en la tapa del suplemento de espectaculos, rodaje en donde se realizaron muchas notas radiales ademas, y de la misma pelicula que la prensa española considera la mejor obra de Bande.

 

Recordando ademas, que es la primer pelicula que se realiza sobre una española desaparecida, asesinada, torturada en un pais donde ademas, no era el suyo.

 

Frente a mi insistencia, la coordinadora me responde que yo no era merecedora de una respuesta mas amplia, les aclaro que no solo escribi el guion, sino tambien soy la protagonista de la historia, continuo diciendo que en todo caso esa devolucion se la tendrian que hacer al director y no a mi, y que al director ya se la habian hecho y que lo habia aceptado perfectamente… 

 

A su vez, esta señora me dice que ellos no sumen ningun compromiso de dar ni rendir ningun tipo de explicacion, ni devoluciones.

 

Cuando yo les menciono que siento realmente que estan censurando la pelicula, que le estan privando a las personas de poder enfrentarse con un film diferente, me responde dura. y sarcasticamente que la palabra censura no entra en el BAFICI….

 

A partir de ahi realmente senti que no tenia interlocutor, que pasa? los periodistas españoles son tan malos que no se dieron cuenta y elogiaron ¿ Y reivindicaron un film lleno de problemas esteticos y formales?

 

Bande, como director logra alejarse del standard de documental, para construir una pelicula distinta que establezca una dialectica diferente con los espectadores.

 

Sin golpes bajos, sin pañuelos blancos, simplemente plasmo el relato de una hija como una protagonista del film.

 

BG/

 

N&P: El Correo-e de la autora es Barbara Garcia bgbarbara@hotmail.com

 

________________

Una critica española

CARTA ABIERTA A LA HUMANIDAD

 

Por José Havel

 

Con La carta de Bárbara Ramón Lluís Bande–según dice él mismo— añade una nueva foto al álbum de familia de la memoria histórica asturiana, aún incompleta, que sin duda pasa por otros países, como Argentina.

 

En esta ocasión el cineasta gijonés no duda en escapar de los estándares de los filmes políticos de desaparecidos, por lo común con protagonistas colectivos y tendentes a una catarsis, tan purificadora como a la postre reconfortante, sustentada en la derivación lacrimógena del dolor mostrado en pantalla.

 

A fin de no condicionar al espectador con estereotipos, Bande opta por individualizar la historia dándole un rostro particular a través del cual poder llegar a lo universal (de ahí la ausencia de pañuelos blancos y otros motivos corales característicos del cine sobre los desaparecidos en Argentina), tirando continuamente de las bridas del relato para impedir que se desboque su emotividad.

 

Esta película de compromiso con la búsqueda de la verdad, la reparación, la justicia y el coraje se muestra consecuente con el estilo de Bande, pero da un paso al frente de la mano de ciertas novedades.

 

Si bien mantiene la querencia por la economía expresiva y el plano-secuencia de De la fuente (2004), El paisano (2005) y el bloque monologado de Estratexa (2003), lo cierto es que La carta de Bárbara se desmarca de esta Trilogía de la Memoria: lejos de desarticular el lenguaje cinematográfico al uso, reduciendo el montaje a una mera ilación transparente de testimonios, esta carta abierta a la humanidad articula un discurso de sentido mediante un montaje más convencional.

 

Eso y un ensamblaje de las partes muy bien medido la convierten en la película más legible de Bande para el espectador medio.

 

También contribuye a su mayor accesibilidad el hecho de ser una narración que se relata explícitamente a sí misma, más allá de la elocuencia de fondo de los entornos por los que discurre.

 

El hilo conductor es una misiva personal en torno a la desaparición de su madre, Roció Ángela Martínez Borbolla –activista asturiana del ERP—, durante la dictadura militar, y acerca de las diversas consecuencias derivadas de ello: la conversión de la víctima en victimario, vivir continuamente en guardia a expensas del miedo, no saber cómo hacer para enterrar a alguien que no se pudo ni siquiera enterrar, la indolencia de los gobiernos democráticos hacia los verdugos…

 

A lo largo de la lectura se intercala, desde Cabrales (Asturias) hasta la Argentina, el itinerario de Bárbara García por los distintos espacios del recuerdo en busca del tiempo de la memoria, para fijarlo y así evitar que sea pasto del olvido.

 

En esos momentos la lectura se convierte en una voz en off que nos guía por un trayecto recogido con cámara en mano, durante el que Bárbara no deja de avanzar mientras lo absorbe todo con la mirada y, a veces, graba con su vídeo-cámara.

 

Aquí la película respira y, además, abandona el quietismo ascético propio de otros títulos del autor.

 

Tanto como desborda los habituales dispositivos de contención emocional desplegados por Bande.

 

Resulta imposible no sentir un nudo en la garganta cuando la secuencia final nos devuelve con otra óptica –la de la pequeña cámara de la protagonista— esos espacios impregnados, por siempre, de tiempo y emoción.

 

No por más accesible y emotiva “La carta de Bárbara” deja de ser un filme del todo consecuente con el cine de su autor.

 

Es sólo que nos (de) muestra cómo un cineasta se mantiene fiel a sí mismo mientras traza una filmografía en constante progresión.

 

Esta película de impecable formulación, y no menos impecablemente interpretada por Bárbara García (asimismo co-guionista), quizá sea la mejor obra de Ramón Lluís Bande hasta la fecha.