El pasaje de la esclavitud a la libertad.

LA PASCUA LIBERTARIA

Rafael Villegas

jesus-y-los-12-apostoles-2
Pascua convocaba en Jerusalén a miles de personas a rememorar la liberación de los esclavos semitas. Jesús, retoma el sentido político social de aquella liberación.

LA PASCUA LIBERTARIA

 

Por Rafael Villegas*

 

“Detesto y rechazo vuestras festividades,

No quiero oler vuestras ofrendas.

Si me ofrecen holocaustos y dones , no me agradaran,

… Quítame de encima el ruido de tus cánticos,

Que no oiga yo el cencerreo de tus arpas.

Fluya como agua el derecho,

Y la justicia como torrente inagotable..”

 

Profeta Amos

 

SEMANA SANTA, ÉXODO Y EXPERIENCIA PASCUAL

 

Pascua es pesaj; que significa, “pasaje”.

 

Era la fiesta que convocaba en Jerusalén a miles de personas de toda la mesopotámia a rememorar el acontecimiento de la liberación de los esclavos semitas en Egipto.

 

El pasaje de la esclavitud a la libertad.

 

La praxis liberadora del movimiento de Jesús, retoma el sentido político social de aquella gran liberación y por ello el lenguaje apostólico conserva, toda la simbología y expresiones de aquel gran Éxodo fundante.

 

Se trato de una relectura popular de quienes eran herederos de una tradición  de resistencia del oriente pero ahora actualizada en el contexto de la opresión bajo el yugo romano

 

De igual forma, aquella legendaria rebelión en Egipto absorbida en la Pascua de Jesús, frente a las nuevas condiciones de dominación, ha sido releída por los pueblos indo-afro-latinoamericanos en los muchos éxodos que en nuestro continente se han sucedido hasta nuestros días.

 

El 12 de octubre de 2002 en ocasión  de los 510 años de resistencia indígena negra y popular cantamos algunos cantos de la Misa Campesina Nicaragüense.

 

En la introducción se afirmó nuestro compromiso solidario con la Lucha de nuestros Pueblos……

 

La Lecturas de la Biblia se centraron en el Éxodo, en Dios que escucha el clamor, la humillación del Pueblo y que llama a Moisés a emprender con el Pueblo el camino de Liberación…

 

De toda la gran riqueza que habita en la memoria popular, los hechos de Semana Santa, nos pertenecen y comunican una praxis política que es parte de una corriente liberadora que hoy sigue encarnándose en las variadas formas de resistencia que se dan en todo el campo popular.

 

Por estas horas, unas quinientas personas están tomando las tierras del CEAMSE en la Provincia  de Bs.As.

 

La acción valiente y digna de estas familias son las que mejores interpretan el espíritu del evangelio.

 

LA RESURRECCIÓN

 

Solo quiero destacar de esta historia Pascual, el hecho de la resurrección, ya que es el centro de la fe cristiana.

 

Hablar de resurrección nos remite inexorablemente a Pablo el apóstol e intelectual orgánico de las comunidades cristianas, quien, al igual que nosotros, no conoció a Jesús.

 

Pablo comienza en su carta a los cristianos de Roma planteando al igual que Marx, que el mundo esta invertido, puesto patas arriba.

 

Desde esa inversión fundante -a partir del cual la conciencia y por ende la sociedad toda se organiza-  la estructuras de pecado se consolidan, oprimen y exprimen al hombre, y nos va a decir que el evangelio nos redime de tres aspectos vitales de la opresión: El Pecado, La ley y la Muerte.

 

El pecado, es el individualismo que piensa desde esa inversión, la ley es la legalidad por la cual se legitima la inversión y la muerte, es el estado en que los sujetos viven a partir de esa inversión.

 

Romper con esa triple inversión desde una praxis comunitaria, será el camino de la resurrección que es sin dudas:

 

El hombre nuevo.

 

LA CASA SIGUE EN ORDEN

 

Es inminente el derrame toxico de litros de veneno, pirotecnia religiosa y efectos especiales preparados para los días de Semana santa.

 

La figura del Jesús de Mell Gibson y Ratzinger, el de Videla y Monseñor Aguer, ha de servir como una de las tantas formas de acción psicológica para redoblar la sumisión sacrificial a un sistema opresivo en el que, Jesuscristo, su vida, muerte y resurrección “redentora” seguirán difundiéndose como el paradigma del sometimiento a la manera de un esotérico taumaturgo mas parecido a un cuento de Harry Potter que a aquel joven campesino que camino por las calles de Palestina.

 

La semana santa es un hecho político de vital importancia. Tanto, que los poderosos arrebataron dicha historia para reescribirla devolviendola al pueblo como un relato mágico-religioso que señaliza con el dedo de la culpa y el gatillo de la cruz, el regreso de los hombres a la esclavitud y resignación “salvifica”.

 

Es decir, una Pascua invertida, un retorno a Egipto y Pascua para los nuevos faraones como Bush quien  recientemente dijo “Yo confío que Dios habla a través de mí. Sin su ayuda yo no podría hacer mi trabajo” o como aquella semana santa del 87, cuando el alzamiento carapintada llevo a Alfonsin celebrar la pascua del perdón para Echecolatz,  Bergés,  Astiz, y  von Vernich, pero para el pueblo significo su entrega, traición y miles de cruces que la impunidad consagro durante dos décadas con el guiño de la Iglesia, hasta la terrible desaparición del compañero Julio López .
 

 

CONCLUSION

 

La historia de Jesús cruza continentes y culturas de toda la tierra.

 

Marx tenia una excelente formación Bíblica y era un gran conocedor de la literatura hebrea.

 

El testimonio Leonor su hija, nos permite advertir el entusiasmo y admiración  que suscitaba en su padre, la figura del Nazareno: 

 

“¡Y como me narraba el la historia del hijo del carpintero a quien los ricos dieron muerte, de una manera en que creo que no ha sido narrada ni antes ni después..”.

 

En América Latina, mas allá de los sistemas religiosos, que privatizan la memoria de los oprimidos, indiscutiblemente Jesús de Nazareth es y será  patrimonio de los pueblos, cuyo proyecto liberador, popular y no religioso, inspira y renueva la audacia de los oprimidos del presente, para lanzarse a la aventura de ponerse de pie  y transformar la historia.

 

RV/

 

* Rafael Villegas es psicologo social y militante de la teologia de la liberacion. Buenos Aires Argentina.