Los argentinos son los más ricos entre los latinoamericanos.

EL MERCOSUR ES LA SEXTA ECONOMÍA MUNDIAL

Pablo Ramos (APM)

mercosur-2
Se trata de una medición que no calcula la producción relativa a los valores en dólares, sino en poder de compra con esa misma moneda.

Gracias a una metodología en particular

EL MERCOSUR ES LA SEXTA ECONOMÍA MUNDIAL

 

Por Pablo Ramos

Desde la Redacción de APM

 

Se trata de una medición que no calcula la producción relativa a los valores en dólares, sino en poder de compra con esa misma moneda. Así, los argentinos son los más ricos entre los latinoamericanos. Singularidad de las estadísticas

 

“Una estadística es aquel enunciado por el que si una persona come un pollo y otra no come nada, a nivel estadístico cada persona comió un pollo”.

 

Esta máxima de Umberto Eco es repetida cuando la información oficial habitualmente nos muestra un resultado que va en contra de las expectativas. Y puede volver a citarse en oportunidad de leer el título de este artículo.

 

Sucede que una información difundida por la agencia oficial de noticias argentina TELAM –que fue levantada por distintos medios periodísticos- notifica que el Mercado Común del Sur (Mercosur) se convirtió en la sexta economía mundial. Evidentemente, se trata de un título periodístico.

 

Nobleza obliga, debemos hacer las aclaraciones del caso.

 

La noticia divulgada informaba que el bloque integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela es la sexta economía a nivel global, según datos aportados por CIA Factbook 2007, el site de acceso al público de la Agencia Central de Informaciones de Estados Unidos.

 

En orden de mayor a menor, en primer lugar de este ranking aparecen los propios Estados Unidos, seguidos de la Unión Europea (UE), China, Japón e India.

 

Luego aparece el Mercosur, seguido de Rusia, Corea del Sur, Canadá, México e Indonesia.

 

Este “paper” de la CIA aclara que la metodología de medición usada para realizar la comparación a dólares constantes, sino por paridad de poder adquisitivo (PPA, sus siglas en español). ¿Qué es la PPA?

 

El dólar cumple la función de denominador común mundial. Es decir, los precios internacionales están denominados en dólares.

 

Leemos en los diarios que el precio del petróleo cerró a 60 dólares el barril, que la soja se cotiza a 250 dólares la tonelada, y que la empresa Toyota facturó 173.000 millones de dólares en 2005.

 

Por estas razones es común que se mida el producto bruto interno (PBI) de los países en la moneda estadounidense.

 

Pero se advirtió que tal medición no era del todo fiable, especialmente cuando se medían los valores de la riqueza por habitante. ¿Significa lo mismo ganar 1.000 dólares en Londres que en Asunción?

 

Definitivamente no.

 

Para superar este escollo en la comparación se introdujo el concepto de PPA, que no es otra cosa que cotejar ya no sólo cuánto es el ingreso efectivo que una población percibe, sino cuánto puede hacer efectivamente con ese ingreso.

 

Algunos ejemplos ayudan a entender esta metodología. Un empleado de un bar en Londres gana 2.000 dólares, grosso modo, mientras que en Argentina apenas superan los 400, una relación de 5 a 1.

 

En la capital londinense el boleto del subterráneo cuesta una libra esterlina (1,97 dólares) mientras que en Buenos Aires el mismo pasaje asciende a 70 centavos de peso (22 centavos de dólar), una relación de casi 9 veces. Un dólar rinde mucho más en la capital meridional que en la europea.

 

Es por utilizar esta metodología que el Mercosur alcanza una posición destacable.

 

Los datos de la planilla de indicadores económicos del citado portal indican que el PBI del Mercosur fue en 2006 de 2,458 billones de dólares estadounidenses (2.458.000.000.000).

 

Según las cifras que maneja este organismo de seguridad –y de intromisión en las vidas de los ciudadanos y las naciones extranjeras- de Washington, el PBI global fue el año pasado de 65 billones de dólares para una población total de 6.525.170.000 habitantes.

 

La Economía nos enseña que debemos dividir la producción total por el número de habitantes para obtener el producto por habitante o renta per capita.

 

Según la propia CIA, este valor es de aproximadamente 10.000 dólares por persona.

 

Al realizar un ranking mundial por el ingreso por habitante, el Mercosur desciende dos posiciones hasta el octavo puesto.

 

Cada habitante del Mercosur percibe, desde el pinto de vista estadístico –recuerden la cita de Eco- 9.324,7 dólares al año.

 

El listado mundial vuelve a estar encabezado por Estados Unidos, seguido de Canadá, Japón, la UE, Corea del Sur, Rusia y México; luego aparece el bloque sudamericano, seguido de China, Indonesia e India.

 

Si desagregamos a Argentina, este país tiene un PBI PPA de 599.100 millones de dólares, mientras que en la medición nominal alcanza los 220.000 millones de la misma moneda.

 

Como la población calculada es de 39.992.000 personas, el ingreso por persona es de 15.000 dólares, siempre destacando que la medición es según el PPA. Con la otra metodología de medición, la renta per capita suma 5.500 dólares.

 

Ateniéndonos a esta información, los argentinos disponemos de un ingreso que podemos definir como “medio”, detrás de Estados Unidos, Canadá, Japón, la UE y Corea del Sur.

 

Hacia adentro del Mercosur, Argentina marcha a la cabeza, seguida de Uruguay, con 10.700 dólares, Brasil, con 8.600, Venezuela, con 6.900, y Paraguay, con 4.700.

 

Los datos referentes al Mercosur se completan con exportaciones totales por 258.000 millones de dólares, importaciones por 160.900 millones de la misma moneda.

 

La población calculada asciende a 263.668.000 habitantes, distribuidos alrededor de 12.744.000 kilómetros cuadrados.

 

Si se desagregan los bloques comerciales y se incluyen sólo a los países, el ranking continúa encabezado por Estados Unidos, pero tras China y Japón aparece Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia, Brasil, Corea del Sur, Canadá, México, España e Indonesia.

 

En números, los estadounidenses produjeron en bienes y servicios en 2006 por 12 billones 980 mil millones de dólares; seguido por la UE con 12 billones 820 mil millones de la misma moneda, y luego aparecen los chinos con 10 billones de dólares. Japón, con 4 billones 220 mil millones, e India con 4 billones 42 mil millones cierran el “top 5”.

 

La cuenta sobre cuánto le corresponde a cada habitante de cada país también es encabezado por Estados Unidos.

 

En 2006, la riqueza que cada estadounidense produjo –en promedio, claro- fue de 43.500 dólares, cada canadiense unos 35.200 dólares, seguido por los 33.100 dólares que produjo cada japonés, 29.400 para los europeos y 24.200 para los surcoreanos.

 

A continuación aparecen la Federación Rusa, con una renta por habitante de 12.100 dólares; le sigue México, con 9.325 dólares, luego China (7.600 dólares), Indonesia (3.800) e India (3.700 dólares).

 

Así, según las estadísticas, los habitantes del Mercosur en general, y los argentinos en particular, aparecemos bien posicionados.

 

Si bien destacamos que la metodología utilizada es la que mejor refleja las disparidades estructurales, debemos destacar que estos son indicadores económicos básicos.

 

Los que realmente importan son los que reflejan el desarrollo de las sociedades y los individuos, como el índice de desarrollo humano que elabora el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, que mide tres parámetros: la esperanza de vida al nacer, el nivel de educación y el nivel de vida digno.

 

En 2006, este índice volvió a estar encabezado por Noruega, y lo destacable es que ningún país de nuestra región figura entre los 20 mejor ubicados; recién en el puesto número 36 aparece Argentina, seguido por Chile en el puesto 38, y Uruguay en el 43.

 

Como puede observarse, resta mucho por hacer para mejorar las estadísticas y la existencia real que existe detrás y les da entidad. Porque las planillas indican que cada habitante comió un pollo, pero en realidad alguien comió en exceso, y otro, no comió nada.

 

PR/

 

 

N&P: El Correo-e el autor es Pablo Ramos pabloramos@prensamercosur.com.ar

 

02|04|2007