Maradona fue decisivo para que Boca contratara a Alfio Basile y su equipo ganó todo.

DIEGO NECESITA UN LABURO

Jose Luis Ponsico

el-diego-2
En los últimos 10 años, desde que dejó de jugar oficialmente en Boca, Diego Maradona no ha podido resolver el difícil “partido” de tener una vida normal.

Bambú Press

Prensa alternativa políticamente incorrecta

boletinbambu@yahoo.com

â–ºLa columna del Ponsi

 

DIEGO NECESITA “UN LABURO”

 

Por José Luis Ponsico *

 

En los últimos 10 años, desde que dejó de jugar oficialmente en Boca, Diego Maradona no ha podido resolver el difícil “partido” de tener una vida normal. La cosa ha sido dentro de la cancha “todo”; fuera de ella a veces, “nada”.

 

El más grande futbolista argentino de todos los tiempos tiene, hoy, a los 46 años de edad cumplidos el 30 de octubre, el riesgo propio de los excesos por todos conocidos.

 

Los períodos, cortos, donde el genio de Villa Fiorito tuvo una vida ordenada y familiar, lo mostraron afable y de buen carácter.

 

El “juego” impensado y reiterado de una vida signada por el equilibrio emocional y otra, en distintos períodos, remitida a una “vida disipada” la resta al cabo –es el “crack” de todos los tiempos– el natural estímulo para sentirse bien como un ex futbolista y destacado.

 

No hace mucho, Carlos Bilardo decía: “Todos hablan en función de la importancia de Diego, pero finalmente no le ofrecen nada. Hace un mes la UEFA (Unión Europea de Fútbol) le dió la máxima jerarqía a (Michel) Platini, algo que yo había anticipado que haría (Josep) Blatter”, dijo el Narigón.

 

Maradona en julio 2005 fue decisivo para que Boca contratara a Alfio Basile como DT y “su” equipo ganó todo. Sin embargo, en un año y medio Mauricio Macri contrató otros dos entrenadores (Ricardo La Volpe y Miguel Russo) pero Maradona ya no era fuente de consulta.

 

Antes del Mundial de Alemania 2006, el propio presidente de la AFA, Julio Grondona, le había ofrecido “un cargo” a Maradona en el plano del cuerpo técnico de la selección nacional. Algo que nunca se concretó, finalmente, en los hechos.

 

Diego necesita “laburar”. Estar ocupado.

 

Bilardo es recurrente cuando destaca no sólo a Platini, sino también a Franz Beckenbauer en Alemania y Robert Bobby Charlton en Inglaterra.

 

El célebre DT campeón mundial de México  ‘86, subraya que Diego muchas veces se ha sentido usado.

 

JLP/

 

N&P: El Correo-e del autor es Jose Luis Ponsico <jponsico@hotmail.com>


* Jose Luis Pnsico. encia Télam. Se inició en 1970 en el diario La Capital , de Mar del Plata. Trabajó en Crónica y en la Editorial Perfil.   Fue secretario gremial del Sindicato de Prensa, filial Capital Federal (1984). Es coautor del libro El DT del Proceso (1982).

Bambú Press está contra lo «políticamente correcto», el «pensamiento único» y la «globalización» impuesta desde arriba.

Archivo y actualizaciones: https://bambupress.wordpress.com/