El trabajo en territorio argentino se trasladó a Salvador Mazza

LOS SALTEÑOS VAN A BOLIVIA PARA SER OPERADOS POR CIRUJANOS CUBANOS.

Cristina Carrazán

Los oftalmólogos que vinieron de Cuba realizaron 5.800 intervenciones en las localidades bolivianas de Yacuiba y Villazón para ayudar a Evo Morales y al pueblo de Bolivia.

 

LOS SALTEÑOS VAN A BOLIVIA PARA SER OPERADOS POR CIRUJANOS CUBANOS.

Un artículo publicado por el diario El Tribuno de Salta, consigna que los oftalmólogos que vinieron de Cuba realizaron 5.800 intervenciones en las localidades bolivianas de Yacuiba y Villazón. Son cirugías por cataratas y pterigión y dan lentes sin cargo.

 

Por Cristina Carrazán (El Tribuno)

23/03/07: SALUD.

 

 

Los oftalmólogos que vinieron de La Habana ya realizaron 5.800 intervenciones en Yacuiba y Villazón. Hacen cirugías por cataratas y pterigión. Dan lentes sin cargo. Muchos dicen que les devolvieron la vista.

 

Los pacientes que diariamente hacen largas filas en el hospital El Milagro de la localidad boliviana de Yacuiba se cuentan por cientos.

 

Desde las primeras horas de la tarde hasta entrada la noche aguardan ser atendidos por el equipo de médicos cubanos que con enfermeros, asistentes, insumos, medicamentos y aparatos de última generación diagnostican, operan y hacen el seguimiento a quienes llegan para la asistencia oftalmológica.

 

Nadie hizo propaganda pero la noticia corrió en cuestión de días al punto tal que a los tradicionales tours de compras ahora comenzó a sumarse gente que llega desde otras provincias argentinas para la consulta médica, tratamiento u operación.

 

Es así que sólo en Yacuiba 3.500 personas -bolivianos y argentinos- ya han sido intervenidos quirúrgicamente.

 

Dos patologías son las que trata este equipo de profesionales de Cuba que, merced a un convenio suscripto con el Gobierno de Bolivia se encuentra trabajando en los hospitales públicos del vecino país: cataratas y pterigión, carnosidad que cubre la córnea, una afección propia de las regiones con altas temperaturas.

 

El trabajo en el Norte.

El equipo médico comenzó su trabajo en el Sur de Bolivia en julio del año pasado en la localidad de Villazón y luego se trasladó al hospital "El Milagro" de Yacuiba, en donde permanecerán durante todo el año 2007. A mediados de diciembre la médica argentina Laura Sánchez, matriculada en nuestro país que forma parte de este equipo de cubanos, comenzó a realizar las consultas en las localidades de Salvador Mazza, General Mosconi, Tartagal y Embarcación con el objeto de diagnosticar las patologías.

 

En territorio argentino no pueden trabajar en hospitales o centros de salud -atienden en los centros vecinales- ni realizar ningún tipo de práctica médica por no existir convenio entre los ministerios de salud de Argentina y Cuba, tal como sucede con Bolivia.

 

La médica Laura Sánchez no atiende a ningún medio de prensa y trabaja con el apoyo que le brinda una fundación jujeña cuya responsable, Clara Iñíguez, hace las veces de su asistente. Ella accedió a dar a conocer todo el plan de salud del Gobierno cubano para la zona, pero con un expreso pedido: "No nos saquen fotos, ni tomen imágenes. La única condición que nos pide (el Gobierno cubano) es que mantengamos perfil bajo para no generar ningún tipo de roce con los médicos argentinos ni con ningún otro sector de la comunidad".

 

Iñíguez señaló que representa a la fundación Juanita Moro, una ONG de Jujuy que desde hace 20 años trabaja con el Gobierno de Cuba. "El equipo médico comenzó su trabajo en setiembre del año pasado, lleva realizadas 2.300 operaciones oftalmológicas en Villazón y 3.500 en Yacuiba. El trabajo en territorio argentino se trasladó a Salvador Mazza por el apoyo que recibimos de Sara de Ibáñez, (esposa del intendente de la localidad) y del dirigente social Rubén Gorbal. De Salvador Mazza hasta el momento tenemos 700 pacientes operados, en Tartagal comenzamos a trabajar hace algunas semanas y ya llevamos 87 intervenciones quirúrgicas de cataratas y pterigión".

 

Clara Iñíguez explicó cómo es la modalidad de trabajo: "Una vez que la doctora Sánchez diagnostica al paciente, le entrega un turno para operación. El paciente debe presentarse a las 6 de la mañana para ser trasladado hasta Yacuiba. Una vez finalizada la operación el paciente permanece 3 días en un hotel de Yacuiba para el control posoperatorio.

 

Superado ese término es trasladado a su localidad y debe regresar para el seguimiento cada semana o 15 días, según lo determinen los oftalmólogos. Toda la asistencia es gratuita porque justamente apuntamos a quienes no tienen cobertura médica ni disponen de los recursos para costearse una operación de este tipo; los pacientes que lo necesitan, después de la operación reciben anteojos", explicó.

 

La titular de la Fundación Juanita Moro agregó que "solamente se tratan estas dos patologías y durante un año vamos a recorrer toda la región Norte de la Argentina, incluyendo las comunidades aborígenes; contamos con el apoyo de los intendentes del departamento San Martín, que entienden cuál es el sentido de esta misión".

 

Los problemas tratados

Los oftalmólogos cubanos que no paran de atender pacientes del Sur boliviano y el Norte argentino en Yacuiba tienen su labor enfocada específicamente en las cataratas y el pterigión.

 

El cristalino es la segunda lente transparente del ojo. Cuando pierde la transparencia se llama catarata. Está localizada detrás de la pupila e iris y delante del vítreo. Es un elemento fundamental para la refracción ocular. Interviene en el proceso de la acomodación y con la edad aumenta su espesor, por lo que se producen cambios en la refracción.

 

Las cataratas pueden ser congénitas debido a las enfermedades virales como la rubeola o transmitida durante el primer trimestre de embarazo. Pueden presentarse tras un traumatismo ocular por el uso de ciertos medicamentos, como los corticoides y como consecuencia de alteraciones metabólicas como la diabetes.

 

A su vez, el pterigión es un tipo de degeneración conjuntival que aparece sobre todo en el lado interno de la córnea. Es una especie de membrana fibrosa con vascularización variable que puede llegar a infiltrar la córnea y afectar a la visión.

 

Es una afección ocular que padecen quienes viven en zonas cálidas, con exposición solar, sequedad crónica y polución o contaminación ambiental. En los casos casos más avanzados suele evolucionar hacía el centro de la córnea alterando el eje visual y la visión.

 

En detalle

El traslado, la permanencia de los pacientes en Bolivia (son alojados en un hotel), la operación y medicamentos son sin cargo.

 

Los profesionales de La Habana están en la zona desde septiembre de 2006 por un acuerdo de los gobiernos de Cuba y Bolivia.

 

Referentes argentinos del equipo médico tienen previsto realizar diagnósticos durante varios meses en el departamento San Martín.

 

En Yacuiba permanecerán durante todo el 2007. Por ahora la única especialidad que en que se ofrece la atención es la oftalmología.

 

En cifras

2.300 fueron las operaciones que los oftalmólogos cubanos realizaron en la localidad de Villazón en la frontera con Salta.

 

3.500 pacientes tanto bolivianos como argentinos fueron operados en Yacuiba, entre ellos 700 de Salvador Mazza y 87 de Tartagal.

 

500 personas fueron atendidas sólo en el Centro Vecinal de Villa Güemes en Tartagal. Muchas ya tienen turno para ser operadas.

 

3 días permanecen internados los pacientes en Yacuiba luego de ser operados. Cada 15 días se hacen los controles posoperatorios.

 

 

Los testimonios en Tartagal

Modesta Bricochea

36 años

Barrio Arturo Illia

 

"Me enteré del trabajo que realizan los médicos cubanos por un sobrino de 28 años. El tenía cataratas en los dos ojos y después de la operación que le hicieron quedó muy bien. A mí me hicieron el diagnóstico y me dijeron que lo mío no es para operación pero igual me siento muy tranquila y agradecida porque la doctora me revisó con todos sus aparatos y fue muy amable conmigo".

 

Domingo Ruiz

76 años

Barrio Santa María

"Desde hacía seis años mi señora tenía que llevarme de la mano porque no veía nada. En enero me operaron los médicos cubanos. Tengo que volver en dos semanas para otra operación. Mientras tanto tomo unas pastillas y me coloco dos tipos de gotas que me dieron. Me dijeron que seguramente me darán anteojos. Gracias a Dios y a la mano de estos señores con el ojo operado veo perfectamente.

 

Petrona Perales

74 años

Villa Güemes

"Tengo cataratas en los dos ojos y me dieron fecha para operarme el 21 de febrero. Conozco a mucha gente que se operó y todos quedaron muy bien. Tengo mucha fe y confianza de que pueda recuperar la vista, porque por este problema ya casi no puedo ver. Lo que están haciendo los médicos cubanos es un acto humanitario porque ayudan a gente necesitada".

 

Timotea Gómez

68 años

Barrio San Silvestre

"No me animaba a operarme en Salta porque conozco a dos señoras que quedaron prácticamente ciegas. En noviembre los médicos cubanos me operaron de cataratas y ahora veo muy bien. Tengo que volver para que me den fecha para operarme el otro ojo. Durante años trabajé como cocinera y por mi problema de vista tuve que dejar. Por eso estoy tan agradecida con Dios y con estos médicos".