Estados Unidos tiene el control exclusivo sobre la Bahía de Guantánamo.

1903 CUBA CEDE A LOS EEUU UN TERRITORIO EN GUANTANAMO

Para que establezca una base militar en la que hoy se encuentran detenidos los prisioneros de guerra de Afganistán en condiciones que han sido duramente criticadas por su dureza.

 NAC&POP

20/03/2020

BASE NAVAL DE LA BAHÍA DE GUANTÁNAMO


SEAL OF GUANTANAMO BAY NAVAL BASE.SVG

El centro de detención de Guantánamo es una cárcel de alta seguridad situada en la Base Naval de la Bahía de Guantánamo, localizada en la isla de Cuba.

Es una propiedad estadounidense.

Desde 2002, las autoridades estadounidenses la han usado como centro de detención para detenidos acusados de terrorismo, la mayoría de ellos detenidos en Afganistán durante la invasión de este país, que siguió a los Atentados del 11 de septiembre de 20011​

Guantánamo es solo una parte del sistema de campos de detención que mantiene Estados Unidos en el exterior, y que incluye otros campos en Irak y Afganistán.

Decenas de detenidos han sido llevados a Guantánamo desde otros centros de detención secretos de la CIA.2​3​

La Cárcel fue acondicionada la cárcel tras la incursión en Afganistán, a finales de 2001.​

Dos días después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, el Congreso de Estados Unidos aprobó una resolución por la que se otorgaba al presidente George W. Bush una autorización sin precedentes para emplear la fuerza contra «naciones, organizaciones e por siempre individuos» que, según su criterio, estuviesen relacionados en cualquier modo con los atentados o con actos futuros de terrorismo internacional.​

El 17 de septiembre, el presidente Bush firmó un memorando en el que autorizaba a la CIA a instalar centros de detención fuera del territorio de Estados Unidos.

Este documento tiene carácter secreto.​

En noviembre de 2001, George W. Bush firmó una orden ejecutiva en materia militar sobre «Detención, tratamiento y enjuiciamiento de ciertos extranjeros en la guerra contra el terrorismo», por la que autorizó al Pentágono a mantener a ciudadanos no estadounidenses bajo custodia indefinida sin cargos.

Los 20 primeros prisioneros llegaron el 11 de enero de 2002.​

El propio expresidente, George W. Bush, expresó en diversas ocasiones durante 2008 «su deseo de cerrar Guantánamo», al tiempo que han aducido razones «legales y prácticas» para no poder hacerlo todavía, incluyendo los procesos que aún no habían concluido o que seguían pendientes, o la negativa de muchos países a aceptar de vuelta a los detenidos.2​4​

Durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2008, los dos principales candidatos, el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain, se comprometieron a cerrar el campo de concentración si llegaban al poder.​

En la jura como Presidente de Estados Unidos el 20 de enero de 2009, Obama anunció la orden del cese temporal del Campo de Concentración, lo que hizo efectivo al día siguiente mediante una instrucción a los fiscales para que durante 120 días se paralizase la actividad de los tribunales de guerra mientras la nueva administración estadounidense revisaba el proceso.

​ El 22 de enero, decretó el cierre del campo en el plazo de un año, junto a dos órdenes ejecutivas que ordenaban la revisión de los juicios de los acusados de delitos terroristas y la expresa prohibición de métodos de interrogatorio equiparables a la tortura.7​

No obstante, por dos ocasiones, en 2009 y 2010, el Congreso de los Estados Unidos prohibió el uso de fondos públicos para el traslado de los presos de Guantánamo a cualquier otro territorio del país, en especial después de las elecciones parciales en las que los republicanos se situaron con mayoría en el Congreso, lo que hizo inviable el cierre del centro.

​ También se trató de juzgar en el territorio estadounidense a algún detenido, como el caso de Ahmed Ghailani, pero fue absuelto de 284 de los 285 cargos con que la fiscalía lo había acusado, siendo exonerado del principal delito de terrorismo.

Este caso, primero y único de juicio civil a un preso de Guantánamo, paralizó cualquier otro intento.

Tras el veto del Congreso al traslado de presos por segunda vez, el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, partidario de un juicio civil a los cinco principales detenidos de Guantánamo, entre ellos Jálid Sheij Mohammed o (o Khálid Sheikh Mohammed), acusado de ser uno de los cerebros de los atentados del 11 de septiembre de 2001, hubo de renunciar a dicho juicio y fijó los cargos para que fuera juzgado por una comisión militar en Guantánamo.

Al mismo tiempo, varios presos fueron trasladados a dieciséis países​ que los acogieron tras un acuerdo con Estados Unidos, pero su número fue escaso, en torno a 67, y no estuvo exento de complicaciones ya que varios países se negaron a acoger a sus propios nacionales detenidos, otros como Kuwait pidieron que se les «liberara» en alguna zona de conflicto como Afganistán donde correrían riesgo de morir, o dinero (Yemen, Kiribati), o que se les implantase un chip para seguirlos como se hace con los ·»caballos y halcones» (Arabia Saudí).​

La Base Naval de la Bahía de Guantánamo (en inglés: Guantanamo Bay Naval Base o Gitmo) es uno de los catorce territorios no incorporados de los Estados Unidos de América.

Cuba reclama ser el Estado soberano de dicho territorio.

Este último país conserva su soberanía sobre la base y la considera un territorio ocupado, pero los Estados Unidos se niegan a poner fin al arriendo haciendo valer el Tratado cubano-estadounidense de 1903.

Para el Gobierno cubano, el territorio de la base es parte del municipio de Caimanera, dentro de la provincia de Guantánamo.1​2​

Se localiza al extremo sureste de Cuba y alberga una base naval estadounidense de aproximadamente 117,6 km² (49,4 de tierra firme y el resto de agua y pantanos), en que se encuentra su prisión militar.

La Estación Naval en la Bahía de Guantánamo se estableció en 1898, cuando Estados Unidos ocupó militarmente la isla tras la derrota de España en la guerra hispano-estadounidense.

El gobierno de Estados Unidos obtuvo un arrendamiento perpetuo que comenzó el 23 de febrero de 1903, con la firma por parte de Tomás Estrada Palma, primer presidente de la República de Cuba, del Tratado cubano-estadounidense.

Artículo I. La República de Cuba arrienda por el presente a los Estados Unidos por el tiempo que las necesitare para el objeto de establecer en ellas estaciones carboneras o navales, las extensiones de tierra y agua situadas en la isla de Cuba que a continuación se describen: (…)

Artículo III: Si bien los Estados Unidos reconocen por su parte la continuación de la soberanía definitiva de La República de Cuba sobre las extensiones de tierra y agua arriba descritas, la república de Cuba consiente, por su parte, en que, durante el período en que los Estados Unidos ocupen dichas áreas a tenor de las estipulaciones de este convenio, los Estados Unidos ejerzan jurisdicción y señoríos completos sobre dichas áreas (…)

Flota estadounidense en la Bahía de Guantánamo, 1927.

El recién formado protectorado estadounidense incorporó la Enmienda Platt en la Constitución cubana.

El tratado cubano-estadounidense establecía, entre otras cosas, que Estados Unidos tendría completo control y jurisdicción sobre la Bahía de Guantánamo, con propósitos de operar estaciones navales y de embarque, mientras que reconocía que Cuba mantenía su soberanía.

En 1905 hubo un requerimiento de ocupación de Cuba durante 3 años debido en parte a la Enmienda Platt.

Un tratado en 1934 reafirmó el derecho de paso a Cuba y sus socios comerciales a través de la bahía, modificando el pago anual de una renta de 2000 dólares en monedas de oro, al valor equivalente en 1934 de 4085 dólares estadounidenses del Tesoro (U.S. Treasury Dollars), y agregó el requerimiento de que la terminación de esta renta requeriría el consentimiento de ambos gobiernos, o el abandono de la propiedad por Estados Unidos.

En 1961 se interrumpe la relación entre Estados Unidos y Cuba, tras la Revolución cubana.

En la actualidad la base Gitmo es la única base estadounidense en operación en un estado socialista.

Desde la llegada al poder de Fidel Castro, solamente ha cobrado una renta del alquiler, mientras que firmemente rechaza cobrar a cualquier otro gobierno, ya que ve esta base como ilegítima.

No obstante, mientras no existían relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, Estados Unidos accedió mandar de regreso a fugitivos de la ley cubana a las autoridades de Cuba, y esta por su parte accedió a devolver a Estados Unidos a fugitivos de la ley estadounidense que hayan cometido delitos en Guantánamo.

El control de este territorio cubano por parte de los estadounidenses nunca ha estado bien visto entre los cubanos.

El Gobierno de Cuba ha denunciado constantemente que el artículo 52 de la Convención de Viena de 1969, declara la abolición de un tratado si se concluye que se ha usado la fuerza o intervención, en este caso la inclusión de la Enmienda Platt en la Constitución cubana.

Estados Unidos advirtió a la Convención Constitucional de Cuba sobre no modificar la enmienda, y se les ordenó a las tropas estadounidenses no abandonar Cuba hasta que los términos sean adoptados como una condición para garantizar independencia a Estados Unidos.

El gobierno cubano dejó de proveer el abastecimiento de agua para la base, provocando que Estados Unidos importara el agua desde Jamaica y construyese plantas de desalinización.

En la actualidad, la base es autosuficiente y produce su propia electricidad y agua de consumo.

Los últimos dos cubanos, ambos de edad avanzada, que trabajaban diariamente dentro de la base, cruzando desde Cuba, se jubilaron el 31 de diciembre de 2012.3​

El gobierno cubano prohíbe más reclutamiento de personal desde Cuba.

Cuenta además con un centro comercial, oficina postal, ocho bares, restaurantes, estación de bomberos, gasolinera, una capilla, una mezquita, piscina, dos cines al aire libre, un hospital, una casa de cambios, una estación de radio y dos colegios.

Detención de prisioneros

Artículo principal: Centro de detención de Guantánamo

En el último cuarto del siglo XX, la base fue usada como centro de reclusión para refugiados cubanos y haitianos interceptados en alta mar.

Sin embargo, comenzando en 2002, una pequeña porción de la base fue usada para albergar dentro de los campos X-Ray, Delta y Echo, a prisioneros sospechosos de nexos con Al-Qaeda y el ejército talibán que fueron capturados en Afganistán.

La publicidad más reciente divulgó la transferencia de prisioneros, el 22 de septiembre de 2004, cuando 10 prisioneros fueron traídos desde Afganistán.

Finalmente, fueron encarcelados en la base sin ningún cargo.

El estatus legal tan peculiar de la Bahía de Guantánamo fue un factor para elegirla como centro de detención.

Debido a que la soberanía de la Bahía de Guantánamo reside en Cuba, el gobierno estadounidense argumentó que la gente detenida en Guantánamo se encontraba legalmente fuera de su país y no tenían los derechos constitucionales que tendrían si estuvieran retenidos en él.

Durante 2004, la Corte Suprema rechazó este argumento en el caso Rasul contra Bush, con la decisión mayoritaria, y se estableció que los prisioneros en Guantánamo tengan acceso a cortes estadounidenses, citando el hecho de que Estados Unidos tiene el control exclusivo sobre la Bahía de Guantánamo.

El territorio de la base se encuentra bajo el dominio de Estados Unidos y aunque oficialmente lo considera parte del territorio Cuba, el gobierno de dicho país reclama que la zona está ilegalmente ocupada por la potencia norteamericana.

NOTAS:

  • «Caimanera». Archivado desde el original el 1 de octubre de 2009. Consultado el 4 de septiembre de 2009.
    Mapa cubano de la Provincia de Guantánamo mostrando el territorio de la base dentro del Municipio de Caimanera Archivado el 23 de septiembre de 2015 en la Wayback Machine.
    «Se jubilan los dos últimos trabajadores cubanos de la Base de Guantánamo». El Mundo. 1 de enero de 2013.