Arrancaría con 5.000 millones de dólares.

SALE EL FMI, ENTRA EL FER.

David Cufre / Inti Alpert

roberto-feletti-2
Roberto Feletti -Fortalecera la solidez externa para cubrir desequilibrios transitorios de las cuentas corrientes de once países (En el Banco Ciudad devolvio dolares por dolares y le fue bien).

El Fondo de Estabilización Regional de la Union Suramericana cumplirá la función del Fondo Monetario, pero sin sus exigencias.

SALE EL FMI, ENTRA EL FER.

Arrancaría con 5000 millones de dólares.

Once países de América latina acordaron avanzar en la creación de un fondo de estabilización regional, que prestará ayuda frente a crisis financieras.

 

 

Por David Cufré

Pagina 12/17/03/07 | 09:45

Los países que conforman la Comunidad Sudamericana de Naciones (CSN) se proponen constituir su propio Fondo Monetario Internacional. No quieren depender más de la ayuda de Washington frente a situaciones de crisis.

 

Es una iniciativa que refleja las aspiraciones de la región por ganar autonomía, y también el agotamiento de la vieja estructura financiera internacional.

 

El nombre asignado hasta el momento para el nuevo organismo es el de Fondo de Estabilización Regional (FER), y será fondeado con aportes de las reservas de los distintos socios. Arrancaría, con unos 5000 millones de dólares.

 

Será un instrumento complementario al Banco del Sur, ya no pensado para financiar el desarrollo, sino para que actúe como prestamista de última instancia.

 

Los países de la región ya empezaron a trabajar en el proyecto. “El objetivo es fortalecer la solidez externa para cubrir desequilibrios transitorios de las cuentas corrientes de los países”, definió ayer Roberto Feletti, el funcionario argentino que participa del grupo técnico regional encargado del diseño del FER.

 

Feletti, quien además es vicepresidente del Banco Nación, encabezó el último lunes una reunión en Buenos Aires con los delegados de los demás países de la Comunidad Sudamericana de Naciones.

 

Estuvieron técnicos de Brasil, Paraguay y Uruguay, socios del Mercosur; Perú, Ecuador, Colombia y Bolivia, de la Comunidad Andina, y de Chile, Surinam y Guayana.

 

Una de las presencias más destacadas fue la de Marco Aurelio García, asesor directo de Lula da Silva en política exterior. Su gobierno es el auténtico promotor de la iniciativa.

 

En ese encuentro de equipos técnicos se resolvió avanzar con la creación del FER.

 

Empezó a definirse una agenda de negociaciones que incluye puntos relevantes, como la utilización de las monedas regionales para el pago de las operaciones de comercio exterior –Argentina y Brasil van un paso adelante en ese camino, ya que el 1º de julio arranca un plan piloto para liquidar importaciones con pesos y reales–, conformar un mercado de capitales integrado para la colocación de bonos de los Estados, aumentar el comercio intrarregional y, como último punto, la creación de una moneda única como en Europa.

 

Dentro de 45 días habrá otra reunión del mismo grupo para avanzar en las deliberaciones.

 

Algunos objetivos son de mediano plazo, como el FER, mientras que otros pueden quedar plasmados en una década o más, como el de la moneda única.

 

“La creación del Banco del Sur y de un fondo de estabilización para la región son elementos claves para la integración sudamericana”, evaluó Feletti. El primero de esos proyectos lo impulsan Argentina y Venezuela, mientras el segundo lo alienta Brasil, que busca consolidar su liderazgo regional a través de la Comunidad Sudamericana de Naciones.

 

“Consideramos la creación de un fondo de estabilización, conformado por un aporte de las reservas existentes en la región, que en la actualidad superan los 200 mil millones de dólares, como un instrumento capaz de prevenir los ataques especulativos contra las monedas locales”, agregó el vicepresidente del Nación.

 

La idea preliminar es que el FER comience a operar con 5000 millones de dólares, equivalentes al 2,5 por ciento de las reservas de la región en su conjunto.

 

Feletti precisó cómo funcionaría el organismo: “Otorgaría líneas contingentes de corto plazo para nivelar los déficit de cuenta corriente, de manera de reducir la intervención de los bancos centrales en el mercado de cambio, y así evitar salidas como devaluaciones abruptas”.

 

Estos mecanismos generan muchas menos condicionalidades para los países de la región que pedir asistencia al FMI o salir a buscar plata a los mercados internacionales. En la medida en que el proyecto prospere, la continuidad del FMI tendrá cada vez menos justificación.

 

“El objetivo de largo plazo, sin dudas, es llegar a una moneda común. Este sería un paso en esa dirección. Recordemos que a Europa le llevó 40 años”, indicó Feletti.

 

La aparición de estos temas en la agenda regional, así como el del Banco del Sur, es posible porque los distintos países están logrando superávit externos y acumulación de reservas, en un contexto de altos precios internacionales de los commodities

 

 

|| Fuente: 17 de marzo de 2007 (Pagina12, David Cufré, CR)

 

COMENTARIO (De Inti Alpert)

 

Estimados:

 

Entiendo la alegría de cualquiera de los nuestros al leer esta nota pero creo que el sueño suramericano no pasa tanto por tener un Fondo Monetario Local sino un Fondo Hipotecario Real.

 

Sin desmerecer una iniciativa con mucho de justo pero con más valor enunciativo que potencialidad y necesariedad, hay que decir que debemos exigirnos que el sueño suramericano sea en serio y no le demos ese nombre a cosas que podrán sonar interesantes pero solo hasta que se las pone bajo la lupa.

 

Feletti devolvió un dólar a cada depositante que en el Banco Ciudad de Bs. As. tenía un dólar, sin que el banco quiebre, dirigió el área de obras públicas de la ciudad y puso en construcción algunas obras de enorme valoz, por lo que no pretendo poner la menor duda sobre su persona, en cuanto a antecedentes o intenciones, pero creo que sí vale la pena discutir qué son proyectos populares y cuales son proyectos destinados a dar más valor a aquellos funcionarios que los desarrollan que a los pueblos que los necesitan.

 

Que las reservas de nuestros países se utilicen para comprar bonos del tesoro americano que rinden a los sumo un 3% anual y a quienes quieren y necesitan construir una casa se les preste al 15 real, cuando además si las hicieran pagarían un 21% de IVA y otro 3% de Ingresos Brutos, es una bazofia que no se corrige con esto.

 

Cuando un país requiere fondos porque su actividad decae y esto impacta en los ingresos públicos, la lógica financiera es prestarle plata a mayor o menor interés al estado y a la larga chuparle la sangre aunque sea poco a poco.

 

Mientras el "Keynesianismo productivo lúcido" simplemente induciría con varios mecanismos a que los tenedores del dinero lo gasten, cobraría los impuestos transaccionales ordinarios y punto.

 

A veces, cuando no hay actividad económica hay que crear oportunidades de inversión, pero cuando no hay perspectivas de incremento de la masa general de capital y por lo tanto cualquier inversión resulta impertinente, solo hay que obligar a que quienes tienen plata la usen, para "gastarla", convertirla en algo y volver a ganarla al paso sucesivo.

 

Cualquiera que haya aprendido a jugar poker con un profesional, que le da la caja con las fichas, se las gana sistemáticamente y se las vuelve a dar para seguir jugando como condición indispensable, puede entender esto sin demasiada técnica econométrica.

 

El sistema financiero estatal y privado se opone a esta lógica con la

perversidad de sus créditos, simplemente porque viven de ello.

 

Feletti no es ningún enemigo de la patria, agente del imperialismo, ni esbirro del capital concentrado. Como no lo es Felisa Micieli, ni lo era Lavagna pese a sus diferencias.

 

Es un contador porteño, egresado del Pellegrini, funcionario público que no se dedicó a afanar pudiendo hacerlo y mucho y un profesional de gran valor.

 

Pero el sueño americano no es tener un fondo monetario propio sino una estrategia económico-política para la cual esto no es, ni una condición indispensable, ni una ayuda importante aunque suene genial.

 

Respecto a la moneda única también hay que tener mucho cuidado porque la inhibición monetaria es una pavada, si se la promulga por carta orgánica de un banco central cipayo o por sensibilidad continental. (lo mismo da)

 

Europa aparentemente ganó poder con la creación del Euro, pero los sectores trabajadores europeos perdieron el 30 o 40% de su salario real desde su creación y las causas son múltiples y discutibles pero esa realidad es observable a simple vista.

 

IA/

 

N&P: El Correo-e de Inti Alpert es < intialpert@yahoo.com.ar>