Se desplomó la bolsa de Shanghai y arrastró a los mercados del mundo.

EN AMÉRICA LATINA, EL BOVESPA DE BRASIL PERDIÓ 7.38% Y EL ARGENTINO MERVAL, 7.49%.

AFP , REUTERS

caida-de-las-bolsas-2
La bolsa de valores de Caracas, en Venezuela, cerró con un descenso de apenas el 0.28 % mostrando la fortaleza de la economia chavista.

Las acciones en Estados Unidos sufrieron el retroceso más fuerte desde el 11/9

Se desplomó la bolsa de Shanghai y arrastró a los mercados.

EN AMÉRICA LATINA, EL BOVESPA

DE BRASIL PERDIÓ 7.38% Y EL ARGENTINO MERVAL, 7.49

La bolsa de valores de Caracas, Venezuela, cerró con un descenso de 0.28 %.

Wall Street vivió ayer una jornada impactante por la profunda caída bursátil que afectó los principales mercados, y las apresuradas ventas de los inversionistas que se desprendían de acciones vulnerables

 

AFP , REUTERS

 

Nueva York, 27 de febrero. Las grandes plazas bursátiles mundiales cayeron debido al desplome de casi 9 por ciento de la bolsa de Shanghai, que arrastró a la de Estados Unidos a una baja de 3.29 por ciento, el retroceso más fuerte después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, y en el primer caso el peor desde 1996.

 

La de México retrocedió 5.80 por ciento y la de Brasil 6.29.

 

Cuando faltaba una hora para el cierre del mercado en Wall Street, el promedio industrial Dow Jones perdía más de 500 puntos, porque los inversionistas se desprendían de acciones de empresas muy expuestas a la demanda china, como las del fabricante de equipos pesados Caterpillar Inc. Las grandes plazas financieras europeas también cayeron este martes de forma alarmante, después del derrumbe de la bolsa de Shanghai.

 

El índice compuesto de la bolsa de Shanghai se replegó 8.84 por ciento, a 2 mil 771.79 puntos, hecho sin precedente en una sola sesión, desde que China adoptó a fines de 1996 un margen de seguridad, que impide una evolución superior a 10 por ciento en el comportamiento del indicador general. Más de 800 empresas terminaron con un retroceso superior a ese límite: los sectores de la banca, automóvil y acero fueron los más afectados.

 

El índice Dow Jones de la Bolsa de Valores de Nueva York se desplomó 416.02 unidades (3.29 por ciento), para ubicarse en 12 mil 216.24 puntos. El ajuste es la baja más pronunciada para el mercado bursátil neoyorquino, medido en términos de puntos, desde la primera jornada tras el 11 de septiembre de 2001.

 

Otros indicadores bursátiles finalizaron con rendimientos similares.

 

El índice compuesto Nasdaq del sector tecnológico registró una baja de 96.65 unidades (3.86 por ciento) y quedó en 2 mil 407.87 puntos.

 

El Standard and Poor's de las 500 principales acciones perdió 49.85 unidades (3.44 por ciento), a mil 399.52 puntos, y el New York Stock Exchange cayó 342.02 puntos (3.63 por ciento), para situarse en 9 mil 79.42 unidades.

 

La mayoría de los mercados asiáticos resultaron afectados, lo que refleja no sólo las tensiones propias de la burbuja bursátil china, sino también los temores a una recesión en Estados Unidos y las tensiones políticas sobre Irán y Afganistán. Tokio cerró con pérdida de 0.52 por ciento; Kuala Lumpur de 2.81; Yakarta, 1.12; Manila, 1.44; Singapur, 2.29, y Bangkok terminó con un retroceso de 0.69 por ciento.

 

El repliegue fue mayor en Europa. La bolsa de París perdió 3.02 por ciento, seguida por la de Madrid, que bajó 3.01. En esta última, el índice Latibex, que reúne 38 valores latinoamericanos cotizados en euros cayó 5.05 por ciento. Milán perdió 2.88 por ciento; Francfort, 2.96, y Londres, 2.31 por ciento.

 

Terminó la ''euforia temporal''

 

Los mercados de valores en América Latina resintieron este martes la jornada de mayores pérdidas desde el 11 de septiembre de 2001, cuando ataques terroristas a objetivos en Estados Unidos causaron la suspensión de operaciones en varias plazas bursátiles de la región, en medio de una corrida de inversionistas de los mercados emergentes por el desplome de la bolsa de valores china.

 

La ''euforia temporal'' que había estado empujando a los mercados emergentes al alza puede haber finalizado, resumió al término de la jornada Enrique Meirelles, presidente del banco central de Brasil, citado por Reuters.

 

El índice Bovespa de la bolsa de valores de Sao Paulo, la mayor de Brasil y de América Latina, se desplomó 7.38 por ciento este martes, su mayor caída en cinco años.

 

El retroceso en el valor del indicador hizo trizas las ganancias de 5.77 por ciento en dólares acumuladas a lo largo de este año.

 

En Argentina, el índice Merval del mercado en Buenos Aires se desplomó 7.49 por ciento, mientras en Chile el indicador Igpa de la bolsa de Santiago retrocedió 4.54 por ciento.

 

La bolsa de valores de Caracas, en Venezuela, cerró con un descenso de apenas 0.28 por ciento.

 

La jornada mostró una vez más lo voluble del ánimo de los inversionistas en los mercados internacionales de capital.

 

Después de más de dos años de un ''exceso de liquidez'', como ha sido calificado el periodo por organismos internacionales, un tibio intento de las autoridades monetarias chinas por regular los flujos de capital hizo sonar la señal de salida de las inversiones de los mercados emergentes, a la espera de que se aclare un poco el panorama por parte de Pekín.

 

Un índice elaborado por Morgan Stanley sobre los mercados de capital de Latinoamérica, llamado Morgan Séanle Capital International Index, que puede ser visto como una muestra del comportamiento de las bolsas en la región, retrocedió este martes 6.7 por ciento.