50 mil personas participan en la marcha en donde rechazan la ampliación de la base militar.

PROTESTAN EN VICENZA POR AMPLIACIÓN DE BASE DE EE.UU. QUE YA NO LE DAN MIEDO A NADIE.

multitud-en-italia-vs-eu-2
La cabeza de la manifestación estará ocupada por madres y niños de la ciudad, con una pancarta en la que se leerá: "rebelarse es justo"

PROTESTAN EN VICENZA POR AMPLIACIÓN DE BASE DE EE.UU. QUE YA NO LE DAN MIEDO A NADIE.

Más de 50 mil personas participan en la marcha en donde rechazan la ampliación de la base militar, construida a pocos kilómetros del centro de la ciudad.

EFE

El Universal

Roma, Italia

Sábado 17 de febrero de 2007

10:25 La ciudad de Vicenza, norte de Italia, será hoy escenario de una manifestación contra la ampliación de la base estadounidense, a la que se espera asistan más de 50.000 personas, con el temor de que se produzcan incidentes y que ha dividido en los últimos días a la mayoría de centroizquierda en el Gobierno.

 

Varios trenes especiales y autocares han partido esta madrugada desde las principales ciudades italianas para transportar a los manifestantes, que realizarán un recorrido de seis kilómetros a partir de la estación ferroviaria.

 

La manifestación estará rodeada de un fuerte dispositivo de seguridad, con la participación de más de 1.500 agentes, se ha prohibido el vuelo a los aviones civiles, las escuelas están cerradas y los organizadores han preparado su propio servicio de orden.

El primer ministro italiano, Romano Prodi, entrevistado por "Radio24" dijo hoy que "las manifestaciones son la sal de la democracia, pero deben ser pacífica, serenas y sin violencia" .

 

Y es que el ministro de Interior, Giuliano Amato, advirtió esta semana ante la posibilidad de que se produzcan episodios de violencia, "al ser una ocasión que puede unir a diferentes grupos hostiles contra las fuerzas del orden" .

 

Los organizadores, el Comité de Ciudadanos de Vicenza, que se opone a la ampliación de la base militar, construida a pocos kilómetros del centro, han reiterado el carácter pacífico de la protesta.

 

La cabeza de la manifestación estará ocupada por madres y niños de la ciudad, con una pancarta en la que se leerá: "rebelarse es justo" , seguidos del resto de participantes, y la cerraran los movimientos sociales, políticos y sindicatos.

 

El alcalde de Vicenza, Enrico Hullweck, ciudad de 107 mil habitantes, no ocultó ayer su temor ante la presencia de grupos violentos de anarquistas, que ya protagonizaron los disturbios de la reunión del G8 en Génova en 2001, que acabaron con un joven muerto.

 

La embajada de Estados Unidos en Roma aconsejó esta semana a sus compatriotas, a través de su página de Internet, que eviten estos días visitar Vicenza.