"Separatismo es lo que -en el léxico politológico platense- se denomina ""balcanización"

BALCANIA

Pedro Godoy P

mil-pedazos-2
Aquel gigantesco territorio que va de Tierra del Fuego y Malvinas a Alta California y Florida se desmembro.

BALCANIA

 

Por Pedro Godoy P.

CEDECH

Separatismo es lo que -en el léxico politológico platense- se denomina "balcanización".

 

Ya Nuestramérica padeció –a poco de la Independencia- su primera epidemia separatista.

 

Aquel gigantesco territorio que va de Tierra del Fuego y Malvinas a Alta California y Florida se desmembra.

 

Es la trampa imprevista –toda trampa lo es- que atrapa a Bolívar, según lo novela García Márquez.

 

Surgen republiquetas a diestra y siniestra y donde hubo tres siglos de unidad política. administrativa y económica todo se resquebraja. España padece igual brote palúdico.

 

Incluso el Chile de Portales destruye -en guerra 1835-1839- el experimento

reintegrador del mariscal Andrés Santa Cruz.

 

Vendrá después otra ráfaga segregatoria y una provincia de Colombia se convierte en "nación" panameña con bandera, escudo, moneda, constitución, FFAA y otras zarandajas que legitiman una soberanía de cartón.

 

En el intervalo fracasan no menos de dos esfuerzos por reconstituir la República Federal de Centroamérica.

 

En el Siglo XXI continúan operando los demonios balcanizadores. La caja de Pandora palanqueada con los sables de los libertadores continúa abierta.

 

De su entraña brotan las bacterias. Afectan a Bolivia cuyas regiones Santa Cruz, Pando y Beni se permiten abominar de la bolivianidad y apetecen la soberanía.

 

No nos extrañe: la franja atlántica de Nicaragua está en ebullición y hay exigencia de instituir la República de Mosquitía.

 

Son una minoría afro proveniente de Jamaica. No tolera la tutoría de Managua.

 

Zulia en Venezuela -centro petrolero de importancia- también intenta una emancipación tras la cual está, sin duda, Bush así como apoya la independencia del Istmo Teodoro Roosevelt.

 

Chile que se pavonea de su unitarismo no está indemne a brotes de este tipo.

 

Activistas indigenudos y ecologizantes mueven la tesis de "la oprimida nación mapuche". Otro tanto ocurre con 1520 polinesios en Isla de Pascua. No se sorprendan si enarbolan bandera gala.

 

Está claro -se ha expresado, pero es indispensable reiterarlo- centrifugar nuestras ya endebles y raquíticos Estados beneficia a las macropotencias. En esta esfera del planeta a Washigton.

 

La UE -y en ella sus socios mayores-  atomizaron a Yugoslavia.

 

Hoy es una gavilla de minirepúblicas que giran en torno a Bonn, Viena o Roma y hasta de Atenas. Como si fuera poco -de modo solapado- empujan el afán desmenuzador de los etarras de Vasconia y simpatizan con el

catalanismo.

 

Sin embargo, Francia -una e indivisa- desde los Luises y los jacobinos jamás tolera que se expresen los francovascos.

 

Esto de los brotes separatistas que reducirán a viruta a nuestras pobres patrias debiera inquietar a las cúpulas castrenses.

 

Hay mano mora en cada afán de una región por lograr una soberanía que sabemos beneficia sólo a las oligarquías lugareñas y a los imperialismos.

 

Quienes suscriben las tesis sanmartinianas y bolivaristas denunciamos como negativos estos conatos. 

 

El Profesor Pedro Godoy P. es director del Centro de Estudiios Chilenos CEDECH director@cedech.cl

 

N&P: El Correo-e del autor es Pedro Godoy P. cedech@hotmail.com