Ortega quiere estrechar relaciones con todas las naciones incluyendo a EE.UU.y Venezuela.

ORTEGA ASUME, SANDINO VIVE

sandino-con-moito-2
Sandino tenia tiempo para ser revolucionario y ponerse moñito. ORTEGA ASUMESANDINO VIVE

 

 

 ORTEGA ASUME NUEVAMENTE PRESIDENCIA CON RETO A LA POBREZAORTEGA Y LOS SANDINISTAS VUELVEN AL PODER EN NICARAGUA Mar. Ene. 09, 2007 

ORTEGA ASUME NUEVAMENTE PRESIDENCIA CON RETO DE ENCARAR LA POBREZA

 Por Kathia MartinezAssociated Press MANAGUA – Después de haber gobernado con mano fuerte y como un abierto opositor a los Estados Unidos durante la década de los 80, el líder sandinista Daniel Ortega regresa al poder con la incógnita de si logrará reducir la pobreza y la desigualdad social en Nicaragua. Ortega conquistó la presidencia en las elecciones del pasado cinco de noviembre, en su cuarta aspiración presidencial desde que dejó el poder en 1989. Le ganó al candidato liberal disidente Eduardo Montealegre, su más cercano contrincante. A la ceremonia de juramento este miércoles han confirmado su asistencia 13 presidentes latinoamericanos y el de Taiwán. Mientras que el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, enviará una delegación encabezada por el secretario de Salud y Servicios Humanos, Michael Leavitt. Bush llamó telefónicamente a Ortega el lunes para felicitarlo por su "compromiso por la democracia" y para informarle sobre las áreas de cooperación en el tratado de libre comercio con Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-RD) y la Cuenta del Reto del Milenio (CRM), en el cual Nicaragua tenía un programa de unos 600 millones de dólares en donaciones. Durante el anterior gobierno de Ortega (1979-89) Washington impuso un bloqueo económico a Nicaragua y financió a los "contra" nicaragüenses que se enfrentaron a los sandinistas en una guerra interna que costó miles de muertes. Como gobernante Ortega instauró un régimen socialista en el que centralizó la economía e impuso el servicio militar obligatorio Al parecer Estados Unidos tendría intenciones de mejorar su relación con Ortega. Por su parte Ortega ha manifestado su disposición de estrechar las relaciones con todas las naciones incluyendo con los Estados Unidos y Venezuela. El antiguo comandante guerrillero regresó al poder prometiendo que hará justicia social y combatirá la pobreza en este país que tienen al 80% de la población viviendo en pobreza con dos dólares o menos diario. Ortega requerirá de "mucha creatividad" y tendrá que movilizar a todos los integrantes de la sociedad nicaragüense esencialmente a los sectores productivos" para enfrentar el drama de la pobreza, dijo a la AP el director del Centro de Estudios Económico y Sociales de Latinoamérica Marco Gandásegui. Tendrá no sólo que mantener la cierta estabilidad en la economía nicaragüense, sino que además deberá desarrollar dinámicos programas sociales, según analistas. La gente "tiene grandes ilusiones sobre su retorno" y no debe darse "el lujo de decepcionar su base política", dijo el analista del centro de investigaciones de Diálogo Interamericano Michael Shifter. El analista económico Oscar Vargas dice que uno de los retos impostergables de Ortega será reformar el sistema tributario para hacerlo más justo. "De cada dólar que recauda Nicaragua, 12 centavos son pagados por la gente rica mientras que el 86 centavos pagan los pobres", dijo. "Tiene que haber una reforma en la política tributaria para que los que más tienen paguen más", dijo Vargas. Se espera que al juramento de Ortega asistan los presidentes Colombia, República Dominicana, Venezuela, Bolivia, Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá, Taiwán, de la República Arabe Sahaurí, Haití, Cuba, México y el príncipe de Asturias. 

DANIEL ORTEGA Y LOS SANDINISTAS VUELVEN AL PODER EN NICARAGUA

El principal desafío del nuevo gobierno es reducir el nivel de pobreza, que alcanza al 80% de la gente. La población en un  67%, cree que la gestión del nuevo presidente traerá prosperidad al país. Por Miguel Alvarez AFP/  MANAGUA, Nicaragua/AP El sandinista Daniel Ortega retornará al poder en un escenario muy distinto al que conoció hace dos décadas como líder revolucionario: el clima de guerra quedó en el pasado y hoy enfrenta la oportunidad de aprovechar la globalización para aliviar los agudos problemas sociales de Nicaragua. El antiguo comandante guerrillero, de 61 años, gobernará un país que ha dado pasos significativos en el campo democrático y de la libertad de expresión, según los analistas. Esos cambios "han sido pasos graduales e importantes que marcan una diferencia importante en la Nicaragua de hoy", planteó a la AP el analista Michael Shifter, del centro de investigaciones de Diálogo Interamericano, con sede en Washington. Sin embargo, la pobreza sigue atormentando a la mayoría de la población, y por eso se le presenta al líder sandinista como el reto más grande y urgente. En Nicaragua, al igual que en Centroamérica, "lo que ha cambiado es que con estas políticas neoliberales ha habido una flexibilización de la fuerza laboral y mayor apertura hacia el comercio", aunque no han tenido mayor efecto en la lucha contra la pobreza, señaló Marcos Gandásegui, director del Centro de Estudios Económicos y Sociales de América Latina. Ortega asume al poder mañana con el enorme desafío de mejorar las condiciones de vida de casi el 80% de la población, su principal promesa de campaña. En este sentido, un sondeo de la firma M & R Consultores publicado el lunes en el diario La Prensa señaló que un 67% de los nicaragü�enses sí cree que el gobierno de Ortega traerá prosperidad al país, mientras un 19% opinó lo contrario. Además, un 50% estima que mejorará su situación política y económica en un año. A diferencia de su primer gobierno, el sandinista deberá buscar un "equilibrio" y "balance" para encarar exitosamente su quinquenio, aunque sin pretensiones de esperar grandes cambios, apuntan los analistas. Los aliados serán cruciales tanto en el ámbito político como en el económico, ya sea en lo local y en lo externo. De ello dependerá en buena medida el impulso de nuevas inversiones, mercados para la producción agropecuaria y la creación de nuevos empleos.Pero "balance" no fue precisamente la fórmula de hace décadas, cuando Ortega se alineó al bloque de la Unión Soviética, tras derrocar el régimen de Anastasio Somoza. Como gobernante (1979-1989) instauró un régimen socialista en el que centralizó la economía e impuso el servicio militar obligatorio. Enfrentó un bloqueo económico y una guerrilla financiada por los Estados Unidos, que dejó al país en la bancarrota. Ahora, en la era de la globalización, los países pequeños y pobres como Nicaragua no pueden darse el "lujo" de perseguir "una sola opción", apuntó Shifter. Los países tienen que tener "una combinación de relaciones, sino sería muy difícil tener un desarrollo mínimo". La pobreza en Nicaragua es "demasiado grave" para "jugarse totalmente por un lado o por el otro", agregó Shifter en relación a que Ortega deberá decidir si busca normalizar las relaciones con Washington o si sigue cultivando su amistad con el gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez. Ahora "los gobiernos son menos ideológicos y más pragmáticos", consideró el analista. INDICADORES ECONÓMICOS .CRECIMIENTO: El PIB se expandió un 4% en 2005. El PIB per cápita es de 850 dólares. .COMERCIO EXTERIOR: En 2005 las exportaciones alcanzaron los 858 millones de dólares. .DESEMPLEO: La tasa de desempleo oficial es del 5.6% a octubre. .POBREZA Es la segunda nación con más pobreza de América Latina después de Haití, con el 80% de la población.