Scalabrini recordo que el ministro que liquido el IAPI pasó a ser gerente de Bunge y Born.

EN 1955, LA LIBERTADORA LIQUIDABA AL IAPI

Jose luis Ponsico

scalabrini-ortiz-2
Se cumplieron 50 años del cierre del Instituto Argentino de Promoción del Intercambio y la publicación de una carta de Scalabrini Ortiz, en El Líder (Bambu Press).

Gentileza de Bambú Press

Prensa alternativa políticamente incorrecta

â–ºLa columna del Ponsi

Memoria de Scalabrini Ortiz

EN 1955, LA “LIBERTADORA” LIQUIDABA AL IAPI

Por José Luis Ponsico *

En medio de un fuerte debate entre el gobierno nacional y los productores de la carne por los límites a las exportaciones, se cumplió medio siglo de “la liquidación” del Instituto Argentino de Promoción del Intercambio (IAPI) y la publicación de una extensa carta de Raúl Scalabrini Ortiz, difundida por la revista El Líder.

Hace poco más de 45 días los diarios metropolitanos titulaban “Carne argentina en auxilio de Paraguay”. El gobierno flexibilizaba las exportaciones con ese destino a partir que el vecino país padecía escasez en su mercado.

 

Recientemente recrudeció la polémica con los productores por las medidas “restrictivas” del propio gobierno argentino para que no se dispararan los precios. Por otra parte, en fuentes oficiales se alude a “la oligarquía vacuna” cuando se puntualiza “el apriete” ganadero.

 

En el medio, trascendió que el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCVA), una especie de “anti IAPI”, es financiado por los frigoríficos importantes y la mayor parte del arco productor, dispone de fondos por 50 millones de pesos y banca una campaña publicitaria –para “lavar la cara” del sector– que cuesta un millón de dólares.

 

En 1955, una de las medidas económicas de la “Revolución Libertadora” fue liquidar el IAPI, verdadero modelo argentino, creado por el primer gobierno de Juan Perón el 28 de mayo de 1946 y puesto bajo la órbita del Banco Central, para “facilitar y promover el comercio exterior”, según sus fundamentos.

 

Fue Raúl Scalabrini Ortiz, notable intelectual fundador de FORJA (Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina) el 29 de junio de 1935, junto a Arturo Jauretche y otros pensadores del campo nacional, quién elaboró un documento/carta difundido por la revista El Líder hace 50 años.

 

Allí, Scalabrini Ortiz ya planteaba “la pulseada” por los intereses económicos “ajenos al interés común”, según infiere. Un dato: en el texto decía que “a la muerte del IAPI viene la resurrección del monopolio ”Bunge y Born”.

 

En 1954 casi el 35 por ciento de la exportación del maíz fue producida por productores pequeños “lejos de las ganancias de la firma citada”, se puede leer medio siglo después en la declaración. Y citaba a continuación un estudio publicado por Fortune en el que Archibald Mac Leach estimaba que Alfredo Hirsch, gerente de Bunge y Born, era uno de los hombres más poderosos de la Argentina.

 

Scalabrini, apoyándose en la publicación, escribía que “Hirsch posee una fortuna de más de 1.500 millones de pesos” como hombre fuerte del monopolio harinero. La cifra equivale a unos 20 mil millones de pesos de hoy.

 

En el capítulo titulado “Cómo se capitaliza un pueblo”, Scalabrini Ortiz hace la defensa del IAPI y sostiene que “en el transcurso de 1955 y hasta el momento de su liquidación en noviembre de ese año, el ente vendió 256.000 toneladas de carne y menudencias a 172,9 millones de pesos, lo que significaba un promedio de 2.938,70 por tonelada”.

 

La ecuación “desde el campo nacional y popular” daba que “el dólar exportación valía $ 5 (cinco pesos)”, aclara el texto. “El promedio de tonelada de carne fue vendida por el IAPI. en 1955 a 587 dólares la tonelada”.

 

En 1957, el propio Scalabrini sostenía en otro artículo: “Si se hubieran vendido a ese mismo precio unitario las 555.943 toneladas de carne exportadas en 1956, hubiéramos ganado 326.338.540 dólares, es decir 93.735.540 dólares más que los obtenidos”, traducía el autor de El hombre que está solo y espera.

 

Por último, desde la reaparecida revista Qué en 1958, Scalabrini recordaba que el ministro que firmó el cierre del IAPI –favoreciendo los intereses monopólicos– “pasó a integrar el grupo Bunge y Born como ‘gerente’, cobrando dos veces la remuneración equivalente a dos tenientes generales”.

*Jose luis Ponsico es columnista de la agencia Télam. Se inició en 1970 en el diario La Capital , de Mar del Plata. Trabajó en Crónica y en la Editorial Perfil.  Fue secretario gremial del Sindicato de Prensa, filial Capital Federal (1984). Es coautor del libro El DT del Proceso (1982).

________

Bambú Press está contra lo «políticamente correcto», el «pensamiento único» y la «globalización» impuesta desde arriba.

Archivo y actualizaciones: https://bambupress.wordpress.com/