Desde el 2005 aumentaron a 200.000, los ocupantes clandestinos de viviendas.

VILLAS MISERIA DE PELICULA

Martin Ferrari

martin-ferrari-2
Martin Ferrari:-Las películas “los Efectos del Amor" de Eliseo Subiela,y “Miserias” de Cesar Albarracin, cuentan historias que transcurren en villas miserias.

VILLAS MISERIAS DE PELICULA

 

Por Martin Ferrari

 

En el mes de octubre, se rodaron  en forma paralela, 3 películas; “Los efectos del amor” de Eliseo Subiela, “Miserias” de Cesar Albarracin y “Tres de Corazones” de Sergio Renan. Algo inédito en nuestra provincia desde que se puso en marcha la ley de cine.

 

Esto ha contribuido, a que un gran número de técnicos y actores de San Luis sean contratados; a que los hoteles tengan una gran ocupación, a que las empresas de transporte y de catering amplíen sus infraestructuras, a que los trabajadores del Plan de inclusión participen como extras  y en algunos casos sean contratados para construir escenografías.

 

Mas allá de todos estos beneficios que nos brindan estas películas coproducidas por la ley provincial de cine, hay un punto que une a dos de estas producciones, una es la película de Eliseo Subiela, titulada, “los Efectos del Amor”  y otras, es la película de Cesar Albarracin, titulada, “Miserias”, ambas cuentan historias que transcurren y se desarrollan en villas miserias.

 

Esas villas miseras, de estrechos pasillos, con varios pisos de construcción precaria, que poseen sus propios olores, sus propias texturas, que se convive con sus propias reglas, poseen una identidad propia; en síntesis, estos submundos construidos y habitados por los excluidos;  hombres, mujeres, jóvenes y hasta niños, todos victimas de los eternos y salvadores planes económicos de los gobiernos nacionales de turnos, que siempre han mirado por un visor, cerrando el otro ojo para no mirar  esta realidad y que nunca han hecho foco sobre las verdaderas necesidades de la mayoría de los argentinos.

 

Hoy los diarios nacionales publican que desde el 2005 al 2006 aumentaron a 200.000, los ocupantes clandestinos, tanto de viviendas abandonadas como de viviendas ocupadas. El detalle de este dato, es que cada vez existen mas villas  y  que crecen también, el numero de personas que viven en situaciones inhumanas.

 

Los artistas, que poseen una mirada y sensibilidad especial para leer las noticias y conocer la realidad, quieren dar cuenta de lo que ocurre y es dentro de este marco de realidad social, en donde escriben  los guiones de estas dos películas.

 

Cuando deciden darle vida a sus películas en San Luis,  muchos se encuentran con otra realidad social a la que escribieron en sus guiones, descubren que en la provincia de San Luis, se han construido 50.000 viviendas, posee el índice mas alto de ocupación, construyó el 33 % de las autopistas del país y cada vez más obras públicas, tiene la mayor inversión cultural, la economía crece cada día más, se ejercen los derechos humanos y más.

 

Por esto es que el director Eliseo Subiela, después de recorrer todos los barrios humildes de San Luis no encontró ninguno que se pareciera en algo, a lo que su guión describía y decidió trasladar la filmación a los escenarios reales de las villas de Buenos Aires. Cesar Albarracin, que conoce bien los contrastes sociales entre San Luis y el resto de la Argentina, directamente tomo el camino de la ficción y apeló a la magia del cine, reconstruir los escenarios de la villa miseria que su película necesitaba.

 

MF/

 

Martin Ferrari es productor de cine y documentalista.