El comercio entre ambos países ha crecido en más del doble en los últimos dos años.

INDIOS Y CHINOS SUPERAN DIFERENCIAS HISTORICAS PARA UNIRSE

MILENIO.COM/ SOMINI SENGUPTA / NYT

hu-jintao-y-murli-deora-2
India y China, fuertes rivales en la compra de gas y petróleo, forman una empresa comun para adquirir hidrocarburos en Africa y América del Sur.

 

Milenio.Com

26 de Noviembre

08:56|

 

CREARÁN INDIA Y CHINA EMPRESA PARA ADQUIRIR RECURSOS PETRÓLEO

India importa el 75 por ciento de sus necesidades de crudo, mientras que China importa el 33 por ciento.

 

Nueva Delhi.- India y China, fuertes rivales en la carrera para asegurarse suministros de gas y petróleo, acordaron formar una empresa de riesgo compartido (joint venture) para la adquisición de recursos de hidrocarburos en Africa y América del Sur, informan hoy medios indios.

 

La decisión de crear esta empresa fue tomada durante la reciente visita del primer ministro chino Hu Jintao a la India, cuando se reunieron el ministro indio de Petróleo, Murli Deora, con el responsable de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reformas, la principal agencia de planificación de China, según la agencia de noticias PTI.

 

Durante la visita de Hu a la India se llegaron a varios acuerdos para impulsar la cooperación económica, pero en la agenda oficial no figuraba incrementar la colaboración en el capítulo energético.

 

Un acuerdo sobre este tema se suscribirá el mes que viene en Pekín, cuando el ministro Deora visite una reunión de países importadores de petróleo en la capital china. India y China, las dos economías que más crecen del planeta, compiten ferozmente por recursos energéticos para seguir alimentando su expansión económica.

 

India importa el 75 por ciento de sus necesidades de crudo, mientras que China importa el 33 por ciento.

 

Nueva Delhi quiere evitar las rivalidades con empresas chinas. Pekín normalmente suele pujar más que India, como recientemente en Ecuador, cuando adquirió EnCana Corp. por 1.420 millones de dólares.

 

Expertos en el sector señalan que la rivalidad entre ambas naciones sólo beneficiaba a los vendedores y que su unión aporta más fuerza a iniciativa de asegurarse yacimientos de gas y crudo.

 

DPA

_____________

El Nuevo Herald : https://www.miami.com/mld/elnuevo/

 

INDIA Y CHINA SE TEMEN

PERO SE NECESITAN

 

SOMINI SENGUPTA / NYT

NUEVA DEHLI

 

Una discusión fronteriza persiste después de 40 años. Refugiados tibetanos siguen cruzando en grandes números a través del Himalaya. El recuerdo de la lacerante derrota de India a manos de China, en 1962, sigue fresco en las mentes de cierta generación.

 

Pero, mientras que el presidente de China, Hu Jintao, llegaba aquí el pasado lunes para apuntalar las relaciones entre su nación y la India, las disputas territoriales ya no eran el centro principal de su relación.

 

A medida que India y China atienden sus florecientes economías y se esmeran por expandir su alcance mundial, con frecuencia cada vez mayor se descubren luchando por recursos naturales e influencia política por todo el mundo. Hay veces en las que estos dos gigantes de Asia dan la impresión de estar sumando sus fuerzas; en otras, parecen participan en una activa competencia.

 

Sin embargo, no es exactamente una relación entre iguales. India va a la zaga prácticamente en todo indicador, con las notables excepciones de su industria de software y el número de multimillonarios, con respecto a lo cual va muy adelante.

 

Este lunes, de manera similar, el ministro de Comercio de India, Jairam Ramesh, declaró que los indios harían bien en dejar de competir en contra de los chinos y empezar a admirarlos.

 

''No estamos en una carrera'', declaró en un seminario patrocinado por la Confederación de la Industria India. «Ellos ya ganaron la carrera''.

 

Una parte de dicha competencia se da en los vecinos de cada cual. China, desde hace largo tiempo aliada con Pakistán, está ayudando a esa nación para que haga realidad sus ambiciones de desarrollar la tecnología nuclear, al tiempo que está construyendo un puerto de agua profunda en Gwadar, en el Mar Urabe. En el flanco oriental de India, China ya surgió como el mayor socio comercial de Bangladesh.

 

Mientras tanto, India firmó un acuerdo de comercio con Singapur el año pasado, y cada vez se muestra más cálida hacia la junta militar de Myanmar, anteriormente Birmania.

 

Otra parte de esta competencia se está desarrollando a océanos de distancia conforme China e India, ambas sedientas de materias primas que van desde combustibles fósiles hasta mineral ferroso, cortejan decididamente a países ricos en recursos como Nigeria y Kazajstán.

 

''Como dos países enormes con sus propios egos de gran tamaño, con su sentido de tener destinos manifiestos, la rivalidad es natural'', comentó C. Raja Mohan, columnista de asuntos estratégicos del diario Indian Express. «La propia percepción tanto de China como de India es que ellos tienen una participación mayor en el mundo''

 

Eso sin considerar, a decir de muchos analistas indios, que Estados Unidos está buscando apuntalar a India como una enorme fortificación en contra de China. India tiene sus propias razones para hacerle frente a China o para colaborar en ocasiones.

 

Por ejemplo, India, al igual que China, ha rehuido los esfuerzos de Estados Unidos enfocados al aislamiento del gobierno militar en Myanmar. Allí, India está construyendo carreteras, remodelando un puerto y considerando la construcción de un gasoducto.

 

India y China también son socias en una empresa conjunta en Sudán, aun en contra de la presión internacional por el llamado genocidio en la región de Darfur, en el oriente de Sudán. Tanto India como China, de hecho, han incrementado su cortejo de Africa.

 

Previamente en este mes, en una reunión efectuada en Beijing a la que asistieron representantes de alto nivel provenientes de 48 naciones africanas, China firmó acuerdos de comercio por un monto de $1,900 millones, prometió $5,000 millones en préstamos y créditos, y ofreció duplicar la ayuda exterior a Africa. El comercio entre China y las naciones africanas, con sus vastos depósitos de mineral ferroso, cobre y petróleo, ha crecido en 10 veces en la última década, quedando casi en $40,000 millones el año pasado.

 

En la mayoría de los casos en los que ambos países han participado en licitaciones petrolíferas, China se las ha ingeniado para hacer a un lado a India. Sin embargo, fabricantes indios de automóviles están produciendo vehículos deportivos utilitarios para el mercado africano, vendiendo productos para el cuidado del cabello, aunado a la participación de licitaciones para la construcción de hoteles. El comercio bilateral de India con países africanos ha aumentado lentamente, terminando en aproximadamente $12,000 millones el año pasado.

 

Los respectivos aumentos económicos han impulsado gradualmente tanto a India como a China a dejar de lado el recelo mutuo y empezar a hacer negocios juntos. El comercio entre ambos países ha crecido en más del doble en los últimos dos años, llegando a casi $18,000 millones en el 2005. Un informe de la Confederación de la Industria India pronosticaba que éste llegaría a $30,000 millones para el 2010. Una histórica ruta de comercio en el Paso Nathula fue reabierta previamente en este año, por primera vez desde que ambos países fueron a la guerra en 1962 a causa de disputas territoriales.

 

Con todo, ha sido difícil superar una parte del recelo. La India ha obstruido la inversión de China en sus puertos y telecomunicaciones basándose en argumentos relacionados con la seguridad.

 

La discusión más enquistada tiene que ver con sus alegatos en competencia sobre la frontera. India reclama para sí una gran área de territorio controlado por los chinos en la Cachemira. China, por su parte, arguye que el estado indio de Arunachal Pradesh forma parte de su territorio. Las conversaciones entre ambos países aún tienen que encontrarle solución a estos temas.

 

Pakistán es el otro foco de irritación. Hu, tras la primera visita de un presidente chino a la India en 10 años, se dirigió a Pakistán. Entre los tratos potenciales que se anunciarán está la expansión del comercio y la mayor cooperación en el área nuclear.

 

Para India, que está por adquirir tecnología nuclear para usos civiles de manos de Estados Unidos, ese tipo de ofrecimientos por parte de Beijing son más que pequeñas fuentes de irritación y no contribuyen a superar su desconfianza hacia China.

 

''Estos son temas que nos preocupan'', dijo Ramesh. «Algunos de ellos son resabios del pasado. Otros son, asimismo, de naturaleza contemporánea''.