Arnold Schwarzenegger y Hillary Clinton salen reforzados

NEFASTOS RESULTADOS PARA EL PARTIDO REPUBLICANO EN EU

nancy-pelosi-2
Nancy Pelosi, la mujer que mas alto llego por votos en la historia de los EU es ahora segunda en sucesion: -Debemos trabajar juntos hacia un cambio de rumbo en Irak.

NEFASTOS RESULTADOS PARA EL PARTIDO REPUBLICANO EN EU

La guerra de Irak puso a la opinión Publica en contra de Bush

 

DIRECTOR DE LA CIA ASUME EN DEFENSA POR DERROTA DE BUSH

LOS DEMÓCRATAS SE HACEN CON LA CÁMARA Y ECHAN A RUMSFELD

LOS REPUBLICANOS PIERDEN SEIS GOBERNADORES Y LA MAYORÍA

PELOSI, PIDE UN CAMBIO DE RUMBO EN IRAK

hillary_y_arnold

ARNOLD SCHWARZENEGGER Y HILLARY CLINTON SALEN REFORZADOS

NANCY PELOSI, DIJO: -LOS VOTANTES HABLARON POR UN CAMBIO.

BUSH DICE ALZA DE SALARIO MÍNIMO ES UN ÁREA DE INTERÉS COMÚN

ESTIMAN QUE LA VICTORIA DEMÓCRATA ANULARÍA EL MURO FRONTERIZO

 

DIRECTOR DE LA CIA ASUME EN DEFENSA

POR DERROTA DE BUSH

La contundente victoria demócrata en las elecciones legislativas arrastra a los Republicanos a aceptar la dimisión de Donal Rumsfeld

 

NUEVA YORK, 8

(EUROPA PRESS/Carlos López)

 

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció hoy la dimisión de su secretario de Defensa, Donald Rumsfeld (en la imagen), tras reconocer el  claro mensaje  que los ciudadanos norteamericanos dieron ayer en las urnas durante la celebración de las elecciones legislativas de media legislatura que dieron la victoria en la Cámara de Representantes a los demócratas.

 

Pendientes todavía de conocer el resultado que un probable recuento de votos en el estado de Virginia podría conceder a los demócratas, el resultado de ayer otorga no obstante a los liberales el control de la Cámara de Representantes y supone, según los analistas, un claro mensaje a la Administración Bush del rechazo de la ciudadanía a su política en Iraq.

 

La nueva configuración política del Congreso forzará inevitablemente a un cambio en la orientación de la política de Defensa norteamericana y su primer resultado es la dimisión de Rumsfeld. En los días previos a las elecciones tanto Bush como su vicepresidente, Dick Cheney, aseguraron que un cambio de color en el Congreso norteamericano no se traduciría en una variación de la política en Iraq.

 

Un día después de las elecciones, la voluntad de Bush de mantener en el cargo a toda costa a Rumsfeld y la creencia del vicepresidente de que no habrá cambios en la política en Iraq se han visto claramente sacudidas. Por el contrario, tanto la portavoz de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, como la senadora demócrata reelecta por Nueva York, Hillary Rodman Clinton, expresaron su confianza en que la nueva situación provocaría cambios.

 

COLABORACIÓN DE GOBIERNO

 

El presidente Bush expresó su voluntad hoy de ponerse a disposición de los representantes demócratas con el objetivo de estudiar todas las fórmulas necesarias para avanzar en la consecución de los objetivos que supongan solucionar los problemas a los que se enfrenta el país, incluida la cuestión de Iraq.

 

Asimismo, Bush aseguró que la ciudadanía en las urnas ha dado un claro mensaje a los políticos del país de que no tolerarán un comportamiento amoral, en relación con los escándalos que han sacudido en el último año, y especialmente en las últimas semanas, a ambos partidos políticos, pero más en concreto con relevantes miembros del Partido Republicano.

 

Será necesario esperar todavía un mes para conocer el resultado de las elecciones en el Senado, pero la victoria reconocida hoy mismo por parte del senador demócrata, Jon Tester sobre su contrincante republicano, Conrad Burns, pone más cerca de los liberales el control total del Congreso, después de que ayer se supiese ya la recuperación de la Cámara de Representantes.

 

La victoria demócrata en el Congreso no supone de todas formas un cambio en la política de Estados Unidos si se entienden como capacidad de legislar independientemente de la Casa Blanca, ya que el presidente Bush todavía goza del derecho de veto que cuestiones como la subida del salario mínimo o la reducción del precio de los medicamentos deberían enfrentar con pocas probabilidades de éxito.

 

POLÍTICA DE DEFENSA

 

Durante su presencia ante los medios de comunicación hoy, Bush subrayó la necesidad de trabajar de forma conjunta con los congresistas demócratas pero también dejó claro que la columna vertebral de su política en Iraq, y que definió como la victoria final sin espacio para la derrota, continuará, garantizando al pueblo de Iraq el apoyo de EEUU en su lucha por la democracia y la libertad.

 

-La elección ha cambiado muchas cosas en Washington explicó Bush, -pero no la responsabilidad de la Presidencia de proteger a los ciudadanos americanos. Por esta razón Bush señaló que será necesario cambiar la perspectiva con que se observa la presencia militar de EEUU en Iraq y en la gestión del Pentágono, dentro de la cual se inscribe la sustitución de Rumsfeld por el ex director de la CIA, Robert Gates.

 

Previamente a su entrevista con el presidente Bush, la representante demócrata por California y la que será primera mujer portavoz en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, aseguró que sería necesaria una nueva dirección bipartidista en Estados Unidos tanto para Iraq como para resolver otros problemas a los que se enfrenta EEUU.

 

Pelosi aseguró que debían detener el catastrófico camino en el que se encuentra inmerso Estados Unidos de continuar con la actual política, aunque afirmó que no se trataba de que los demócratas forzaran cambios en el Ejecutivo de Bush aunque resaltó que Bush debía dar una señal de cambio de dirección siendo un buen comienzo cambiar el liderazgo civil en el Pentágono, lo que representaría una puerta abierta a nuevas ideas sobre el tema.

LOS DEMÓCRATAS SE HACEN CON LA CÁMARA Y ECHAN A RUMSFELD

 

Mientras los republicanos vivían su momento más triste viendo cómo se esfumaba su mayoría en la Cámara de Representantes y contenían la respiración a la espera del recuento en Virginia para conocer al ganador del Senado, Rumsfeld cargaba con el peso de la derrota y presentaba una dimisión ampliamente pedida y esperada.

 

Los datos provisionales otorgaban a los demócratas 24 escaños más en la Cámara de Representantes —tenían que conseguir 15 para lograr el control—, por lo que se situaban con 227, frente a los 203 del anterior hemiciclo (incluido un independiente que votaba con ellos) y toman así el mando tras 12 años en la oposición, después de que en 1994, los republicanos acabasen con 40 años de dominación demócrata. Los republicanos pasaban de 232 escaños a 195.

 

Y en el Senado, del que se renovaba un tercio, la clave estaba en un puñado de votos en Virginia, donde los candidatos estaban casi empatados. A la espera de conocer ese resultado, los demócratas tenían 48 escaños y el apoyo de dos independientes, y los republicanos, 49, perdiendo cinco (Misuri, Ohio, Pensylvania, Rhode Island y Montana), empate técnico porque los republicanos cuentan con el vicepresidente Dick Cheney. El último escaño conseguido fue el de Montana, donde John Tester se impuso al republicano Conrad Burns.

 

La última esperanza republicana era pues, ayer Virginia, donde el demócrata Jim Webb aventajaba al senador George Allen por unos 8.000 votos de diferencia. Se esperaba que el recuento concluyese ayer, pero si Webb se imponía y daba la mayoría a los demócratas también en esta cámara, Allen podría impugnar el resultado, por lo que el recuento podría prolongarse.

 

Y al frente de la decepción republicana no dudó en colocarse el presidente George W. Bush, que no ocultó su tristeza y asumió –su gran parte de responsabilidad, felicitando a los demócratas y tendiéndoles una mano para empezar la que se prevé como una difícil travesía: sus dos últimos años de mandato tratando de sacar adelante iniciativas en un Congreso demócrata o al menos dividido, lo que minará y mucho su margen de maniobra para gobernar. Por eso, para muchos el martes comenzó el final de la era Bush, pese a que no hay elecciones a la Casa Blanca hasta 2008.

 

El presidente dejó muy claro que ha entendido el voto de castigo: -Muchos americanos han puesto de manifiesto su descontento con la falta de progresos en Irak, admitió, y por eso, la primera cabeza en rodar ha sido la de la cara visible de esta contienda, Donald Rumsfeld, criticado por demócratas, republicanos y los propios militares. –El secretario Rumsfeld y yo coincidimos en que ha llegado el momento de un cambio en el liderazgo del Pentágono, confirmó Bush, pese a que hace apenas una semana le renovó su confianza. Ya hay sustituto, el que fuese director de la CIA con Bush padre, Robert Gates.

 

LOS REPUBLICANOS PIERDEN SEIS GOBERNADORES Y LA MAYORÍA

 

Las republicanos también recibieron otro duro golpe en las elecciones a gobernadores en 36 estados. Por primera vez desde 1994, los demócratas han logrado el control de la mayoría de los estados después de que sus representantes arrebataran seis a los republicanos en la jornada electoral del martes.

 

Con las victorias en Massachusetts, Ohio, Nueva York, Arkansas, Colorado y Maryland, los demócratas tendrán el control de 28 de los 50 estados, y los republicanos, 22, dando la vuelta exacta al panorama que había hasta el 7 de noviembre, lo que les coloca en una ventajosa posición de cara a las presidenciales de 2008. Los aspirantes demócratas lograron Ohio y Massachusetts por primera vez en 20 años, mientras el fiscal general Eliot Spitzer acabó con 12 años de gobierno republicano en Nueva York y además con la mayoría más amplia de la historia del estado (69,1%).

 

El alcalde de Baltimore Martin O’Malley logró Maryland y el ex fiscal de Denver Bill Ritter se impuso en Colorado.

 

El castigo a los republicanos fue tan general que les impidió mantener plazas fuertes como Ohio y Colorado o arrebatar el gobierno a ningún demócrata.

 

La casi única buena noticia para los republicanos fue que lograron retener tres de los cuatro estados más populosos. Arnold Schwarzenegger fue reelegido en California y Rick Perry en Texas. En Florida, el republicano Charlie Crist sucederá a Jeb Bush, que no pudo presentarse por limitaciones del mandato.

 

PELOSI, PRIMERA PRESIDENTA DEL CONGRESO, PIDE CAMBIO DE RUMBO EN IRAK

La mujer que ha llegado más alto en la historia de EEUU

debe unir a su partido.

 

WASHINGTON. La euforia demócrata se desató nada más hacerse públicos los primeros resultados sobre su mayoría en la Cámara de Representantes. Si había una persona exultante esa era Nancy Pelosi, líder de la minoría hasta ahora y futura presidenta de esa Cámara Baja, la primera mujer en lograrlo.

 

-Hoy, el pueblo americano ha votado por el cambio y los demócratas para llevarnos en una nueva dirección, señaló, al tiempo que prometió –el más abierto y honesto Congreso de la historia.

 

La líder demócrata ha sido un azote de los republicanos en el tema de la guerra de Irak, por eso ayer saludó la decisión de dimitir del secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y tendió la mano a Bush para -trabajar juntos hacia un cambio de rumbo en Irak.

 

Pelosi ha pasado los últimos cuatro años planeando el retorno de los demócratas al poder, lanzando bombas retóricas a la mayoría republicana y logrando 100 millones de dólares para los candidatos.

 

Ahora la victoria demócrata en la Cámara de Representantes la ha situado como la primera speaker de la Cámara y la mujer con el cargo más alto en la historia política de EEUU.

 

Constitucionalmente, el puesto la sitúa como la segunda para sustituir a Bush, después del vicepresidente, cuyas políticas lleva seis años condenando.

 

Ahora comienza su tarea más difícil: unir a su partido para que ejerza el poder conseguido. Debe reconciliar las demandas de una mayoría demócrata que hasta el momento no ha logrado llegar a un acuerdo sobre un plan concreto para reducir el déficit, salir del embrollo de Irak, avanzar en el libre comercio o expandir el acceso a la Sanidad.

 

Como líder de la minoría, mantuvo unida a la formación simplemente oponiéndose a los republicanos, ahora tendrá que esforzarse más.

 

ARNOLD SCHWARZENEGGER Y HILLARY CLINTON SALEN REFORZADOS

 

Schwarzenegger barre a su rival demócrata en California y el resultado en Nueva York dispara a la ex primera dama Hillary Clinton hacia la carrera para ocupar la Casa Blanca en 2008.

 

WASHINGTON. En un momento de debacle republicano, Arnold Schwarzenegger emergió el martes como su hombre fuerte. Gobernator barrió a su contendiente demócrata, Phil Angelides, con un 57% de los votos frente al 38%, manteniéndose al frente de California apenas un año después de que su fracaso en un referéndum especial hiciese a muchos vaticinar el fin de su aventura política, por la que nadie apostaba en un principio.

 

Pero el actor y cinco veces Mister Universo ha sabido resurgir de sus cenizas y su glamour de Hollywood, su cercanía a la gente y su fortuna le han dado una nueva victoria en el estado más rico del país. Para los analistas, esta victoria se explica también por su capacidad para situarse en el centro del espectro político, desligándose un poco de su partido, sabedor de que California es un estado mayoritariamente demócrata.

 

Y en el bando demócrata, la senadora Hillary Clinton, ha salido claramente reforzada con su fácil victoria en Nueva York frente al republicano John Spencer. La ex primera dama se jugaba en los comicios del martes mucho más que su reelección: gran parte de sus posibilidades para iniciar la carrera en el seno de su propio partido hacia la Casa Blanca en 2008.

 

Y ha salido victoriosa. Antes de los comicios, Hillary insistió en que estaba concentrada en su campaña y que no había decidido aún si se postularía a la presidencia. Ahora será difícil callar los rumores que apuntan a que buscará el cargo que ocupó su marido.

 

La campaña de desprestigio de los republicanos sobre su interés más por Washington que por Nueva York no sirvió de nada, a lo que ayudó su abultada cartera y el aura de celebridad que le dio la implicación de su marido.

 

NANCY PELOSI, NUEVA LIDER DEMÓCRATA DE LA CAMÁRA DIJO: LOS VOTANTES HABLARON POR UN CAMBIO.

 

WASHINGTON, 8 (EP/AP)

 

La líder Demócrata en la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, que se convertirá en la próxima y primera presidenta de la Cámara Baja en la historia de Estados Unidos, afirmó hoy que –los votantes americanos han hablado por un cambio y por una nueva dirección para todos los americanos.

 

En su opinión, los electores pidieron específicamente un cambio en el curso de la guerra de Iraq, e instó al presidente republicano, George W. Bush, a –escuchar la voz de la gente. –Los demócratas están preparados para situarse a la cabeza, manifestó.

 

Pelosi recibió hoy una llamada de Bush felicitándola por la victoria demócrata en la Cámara de representantes, tras doce años en minoría.

 

La nueva presidenta, de 66 años, ya hizo historia hace cuatro años al convertirse en la primera mujer en encabezar la camarilla del partido en ambas cámaras del Congreso. Tomará posesión de su cargo el próximo mes de enero, y se convertirá en la mujer que ha alcanzado un puesto más alto a través de elecciones en la historia de Estados Unidos.

 

Asimismo, Pelosi será formalmente reelegida como líder del partido demócrata, y será formalmente propuesta como presidenta de la Cámara de Representantes el próximo 16 de noviembre cuando se reúna la ejecutiva de su partido.

 

A partir de ahora, dijo Pelosi,-intentaré encabezar el Congreso más honesto, abierto y ético de la historia..

 

Las prioridades legislativas del partido serán a partir de enero el aumento del salario mínimo, la adopción de la agenda de la Comisión antiterrorista del 11 de septiembre y trabajar por el abaratamiento de los medicamentos, según Pelosi.

 

BUSH DICE ALZA DE SALARIO MÍNIMO ES UN ÁREA DE INTERÉS COMÚN

 

MIÉRCOLES 8 DE NOVIEMBRE, 2006 5:05 GMT160

 

WASHINGTON (Reuters) – El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dijo el miércoles que aumentar el salario mínimo nacional es un tema en el que cooperaría con los líderes demócratas en el Congreso.

 

Los demócratas obtuvieron el martes cerca de 30 asientos en la Cámara y lograron quitarle a los republicanos los seis asientos que necesitaban para alcanzar la mayoría.

 

-Creo que en muchos temas podemos alcanzar un común acuerdo, y existe una diferencia significativa entre el interés mutuo y abandonar los principios, dijo Bush en una conferencia de prensa, luego de que el martes los demócratas obtuvieran el control de la Cámara de Representantes.

 

Los demócratas lideran en Virginia, lo que los lleva cada más cerca de alcanzar el control de ambas cámaras del Congreso por primera vez en 12 años.

 

Elevar el salario mínimo, el cual actualmente se encuentra a 5,15 dólares por hora y no ha sido ajustado desde septiembre de 1997, es una iniciativa clave para los demócratas.

 

Bush dijo que se reuniría con Nancy Pelosi, demócrata de California, que probablemente se convertirá en la presidenta de la Cámara, cuando el nuevo Congreso se reúna en enero.

 

Actualmente, 26 estados y el distrito de Columbia han aumentado el salario mínimo, tornando aún más difícil un rechazo a la iniciativa.

 

Los votantes en seis estados, todos los cuales llevaron a Bush a la presidencia en el 2004, aprobaron un referéndum el martes para incrementar el salario mínimo.

 

ESTIMAN QUE LA VICTORIA DEMÓCRATA ANULARÍA EL MURO FRONTERIZO

El presidente de EU, George W. Bush, firmó el mes pasado la ley que autoriza la construcción de una valla en parte de la frontera con México, pero otorgó sólo una parte de los fondos para construirlo.

 

WASHINGTON.- La victoria demócrata en las elecciones del martes en Estados Unidos, anula casi cualquier posibilidad de que el muro fronterizo con México se consolide, estimó hoy el ex asesor de la Casa Blanca, Arturo Valenzuela.

 

-Al ganar los demócratas, ya no se va a poder construir el muro, pues las posiciones más radicales en este debate están en el ala republicana, dijo Valenzuela, quien estuvo a cargo de política interamericana durante la presidencia de William Clinton.

 

Precisó que no será sólo una cuestión de dinero, sino de actitud y compromiso político del nuevo liderazgo en la Cámara de Representantes, recuperada por los demócratas después de 12 años en control republicano.

 

El presidente estadunidense George W. Bush firmó el mes pasado la ley que autoriza la construcción de un muro en parte de la frontera con México, pero autorizó sólo parte de los fondos para construirlo.

 

La medida fue impulsada por las voces anti inmigrantes más fuertes en el Congreso, los republicanos en la Cámara Baja, quienes al perder el control de ésta, tendrán difícil la consolidación del proyecto.

 

La mayoría de los demócratas tienen una posición más flexible en materia migratoria, pero la inminente líder de los representantes de este partido, Nancy Pelosi, dejó el tema fuera de su lista de prioridades.

 

En rueda de prensa en esta capital, Pelosi prefirió dejar el tema de lado, al exponer la agenda legislativa que impulsará cuando los demócratas asuman el control de al menos una de las cámaras, en enero próximo.

 

Valenzuela, quien es hoy director del centro de estudios para América Latina en la Universidad de Georgetown, indicó que bajo manos demócratas se abre la puerta en la cámara baja a una reforma migratoria integral.

 

-Se podrá empezar a discutir la seguridad fronteriza, pero a la par de la regularización, a indocumentados, y de un programa de trabajadores temporales, dijo Valenzuela poco antes de un almuerzo con el presidente electo de México, Felipe Calderón.

 

El especialista señaló que la reunión que tendrán mañana Calderón con el presidente Bush, será importante pues en su opinión, ambos parecen estar dispuestos a revertir las asperezas de su relación actual.

 

El almuerzo fue organizado por una coalición de organizaciones de líderes civiles de origen hispanoparlante y fue el primer acto de la visita de Calderón a Washington que se extenderá por dos días.