Lo que explica la guerra es que estamos en una transición con apropiación de territorios.

IMPERIALISMO – DINERO – GUERRA, UN DOCUMENTO DE BEBA BALVE

rafah1
Argentina, Chile y Brasil somos una reserva del mundo de agua, gas, petróleo, minería, etc. Cuando desaparezcamos nosotros, los imperios van a ocupar estas tierras.(J.D.Perón)

 

IMPERIALISMO- DINERO-GUERRA

 

Por Beba C. Balvé *

Buenos Aires, octubre de 2006

 

El objetivo es la ciencia cuando es mero conocimiento y el arte es la habilidad práctica.

Gral. Klaus von Clausewitz.


Beba Carmen Balvé

Directora CICSO

Centro de Investigación en Ciencias Sociales

 

página www.cicso-arg.org

mail: info@cicso-arg.org

 

La guerra es un acto político. La diferencia entre la guerra civil de la lucha de clases y la guerra es que en aquella no hay relaciones de polaridad, cosa que sí en la guerra.  En esta se enfrentan-en la era moderna- ejércitos del estado-nación.

Como ahora, toma la forma de guerra de conquista, combina guerra militar con guerra civil de la lucha de clases y sus organizaciones militares irregulares. Se combina guerra de conquista por parte de los invasores y guerra nacional por parte de los pueblos invadidos.

Ahora bien. Quien establece la defensa es el que inicia la guerra que, en el caso del Líbano, no fue el invasor sino el Hezbollah de allí su triunfo táctico. Israel destruyó para luego poder avanzar con la infantería y ocupar el territorio-objetivo de toda guerra- y allí es cuando se establece la defensa.

Introduzcámonos en el tema de la mano de Clausewitz: “Una transición rápida hacia el ataque es el punto más brillante de la defensa. Quien no tenga esto presente desde el principio pensará siempre sólo en los medios que el enemigo ha perdido en el ataque (Líbano) que no depende de cómo comenzamos la batalla sino de cómo la terminamos.

Es verdad  que el conquistador toma antes que el inocente defensor su decisión de entrar en guerra y si sabe mantener sus medidas en secreto pueda sorprender al defensor, pero la guerra se produce más para beneficio del defensor que para el atacante porque la guerra no comienza hasta que la invasión no haya puesto de manifiesto a la defensa (Hezbollah).

Por tanto, si nos representamos a la defensa como debería ser incluirá (…) en general la espera de su adversario, no con la ansiedad que proviene de un sentimiento de incertidumbre sino de la elección libre, de la presencia de ánimo serena, de la fortaleza que no teme al asedio y por último, un pueblo fuerte que teme tan poco al enemigo como éste lo teme a él. (Capítulo. Carácter de la defensa estratégica).

La nación en armas es un fenómeno del siglo XIX. Consideramos la guerra del pueblo simplemente como un medio de lucha y, por consiguiente en relación con su enemigo (…). Al igual que un fuego lento y gradual, destruye la base del ejército enemigo. Como necesita tiempo para producir sus efectos, existe, mientras los elementos hostiles actúan uno sobre el otro, un estado de tensión que, o bien cede gradualmente si la guerra del pueblo se extingue en algunos puntos y quema lentamente en otros, o bien conduce a una crisis si las llamas de esta conflagración general envuelven al ejército enemigo y lo obligan a evacuar el país antes de quedar destruido totalmente (…).

Las únicas condiciones en las cuales la guerra del pueblo puede llegar a ser eficaz son las siguientes: 1) Que la guerra se realice al interior del país; 2) Que no la decida una catástrofe aislada; 3) Que el teatro de guerra abarque una extensión considerable del país; 4) Que el carácter nacional apoye las medidas y 5) Que el país tenga una naturaleza accidentada, ya sea montañas, bosques, pantanos o del tipo de cultivo peculiar que utilice.

(…) Una peculiaridad del país, que favorece grandemente la acción de la guerra del pueblo es la distribución esparcida de núcleos habitados. De ese modo el país está más dividido y más protegido, los caminos se vuelven peores y más numerosos (…) pero especialmente se repite en pequeña escala esa peculiaridad que una guerra del pueblo posee en gran escala, a saber, que el espíritu de resistencia existe en todas partes, pero no es tangible en ninguna.

Allí donde aún no existe el enemigo, no falta el valor para oponérsele, y la masa de la población vecina se enardece gradualmente con este ejemplo. De este modo el fuego se propaga como en el brezo (…).

Según la idea que tenemos sobre la guerra del pueblo, ésta al igual que una esencia en forma de nube o vapor, no se condensa en ninguna parte ni forma un  cuerpo sólido; de otro modo el enemigo envía una fuerza contra su centro (…). Sin embargo, es necesario que este vapor se reúna en algunos puntos en masas más densas y forme nubes amenazadoras desde las cuales de vez en cuando se produce un relámpago formidable. Estos puntos se encuentran en los flancos del teatro de guerra del enemigo. Allí el levantamiento nacional debe organizarse en unidades más amplias y más ordenadas.

(…) Las masas mejor organizadas sirven para crear un sentimiento de desasosiego y de temor y aumentan el efecto moral del conjunto, sin ellas el efecto total carecería de fuerza y el enemigo no sería colocado en situación suficientemente penosa (Observación: los chinos y los vietnamitas lo combinaron con el apoyo de destacamentos del ejército regular).

(…) Siempre hay tiempo para morir (…) del mismo modo que el impulso natural del hombre que se está ahogando es el de asirse a una brizna de paja, en el orden natural del mundo moral y el pueblo ensayará los últimos medios de salvación cuando se vea arrojado al borde del abismo. Por más pequeño y débil que sea un estado en comparación con su enemigo si renuncia a realizar un último esfuerzo supremo, debemos decir que ya no queda alma alguna dentro de él. (Capítulo,  Defensa de un teatro de guerra).

(…) La defensa, según nuestra concepción, no es otra cosa que la forma más fuerte del combate, (Hezbollah) la preservación de nuestras propias fuerzas y la destrucción del enemigo, en una palabra, la victoria es el objetivo de ese combate pero no su objetivo final.

Ese objetivo es la preservación de nuestro propio estado político y la derrota del enemigo, la paz que se tiene en mira porque este conflicto solo se soluciona con ella y termina en un resultado amplio. Pero, ¿qué es el estado político del enemigo en relación con la guerra? Son importantes las relaciones políticas nacionales y extranjeras que algunas veces deciden más que todo el resto.

La fuerza militar ha de proteger el territorio del estado o conquistar el del enemigo; el territorio apoya constantemente  y renueva la fuerza militar. Por lo tanto, las dos dependen una de otra, se apoyan mutuamente, pero, si la fuerza militar es destruida, es derrotada por completo y se vuelve incapaz de ofrecer más resistencia, la consecuencia es la pérdida del territorio (…). En realidad, no sólo la derrota completa de un ejército decide el destino de un país, sino que todo debilitamiento considerable de su fuerza militar lleva regularmente a la pérdida del territorio.

Donde quiera que exista cohesión son aplicables las analogías proporcionadas por el centro de gravedad. Estos centros se sitúan donde están más concentrados los cuerpos más grandes de tropas.

Por lo tanto, creemos que el teatro de guerra, ya sea grande o pequeño, con su fuerza militar, de cualquier tamaño que sea, representa una unidad que puede reducirse a un centro de gravedad. La decisión debe tomarse en este centro de gravedad y ser el triunfador significa aquí defender el teatro de guerra en el sentido más amplio. (Capítulo. La nación en armas).

Ninguna guerra debería comenzar sin encontrar primero la respuesta a la siguiente pregunta: ¿qué es lo que ha de lograrse por la guerra y en la guerra? El primero es el objetivo final, el otro es el propósito intermedio. Así se determina el alcance de los medios y el grado de energía. Sin estos elementos aleccionadores que advierten sobre la fuerza destructiva del elemento desenfrenado habría enronquecido tratando de hacerse oír, nadie habría creído posible lo que todos en vida han visto realizado. (Guerra absoluta: Bonaparte).

¿Se habría aventurado Prusia a invadir Francia en 1798 con 70.000 hombres si hubiera previsto que la reacción en caso de un fracaso sería tan fuerte que terminaría con el viejo equilibrio de fuerzas en Europa? ¿Habría hecho Prusia la guerra a Francia en 1806 con 100.000 hombres si hubiera considerado que el primer

pistoletazo sería la chispa que incendiaría la mina que había de hacerla volar por el aire?. (Capítulo. Guerra absoluta y guerra real).[1]

Ahora bien. El propósito de la alianza USA-Gran Bretaña-Israel es hacer desaparecer a Palestina. Este es el grito de guerra que adoptó el Estado de Israel desde su fundación en 1948.

“Delenda est Carthago, este era el grito de guerra que durante las tres guerras púnicas Roma llevó como consigna. Y así, sin ninguna contemplación y sin ningún respeto ni miramiento en 118 años (desde el 264 al 146 a.c., principio y fin de las guerras) terminó destruyendo totalmente Cartago.

Palestina cuyo nombre significa tierra de los filisteos, pequeño pueblo marinero que ocupa esas tierras desde el fondo de la historia, ya ha tenido guerras con los israelitas. Así, según el dato bíblico; Dalila, que era filistea, al descubrir el secreto de la fuerza de Sansón, que era judío, le corta el cabello y éste es tomado prisionero. Crecido su cabello, recupera su formidable fuerza y regresa para sacudir las columnas del templo matando a los filisteos que estaban adentro.

Hoy los israelitas no tienen ningún secreto, como Sansón, todo está a la vista, todo es evidente (…). Su única opción es la fuerza bruta, la militar, la masacre, el aniquilamiento, el viejo  vae victis. El ¡Ay de los vencidos! La guerra  de exterminio que tiene por objeto último la rendición incondicional.

El Estado de Israel tiene dos problemas fundamentales: a) ha derrotado en seis ocasiones a los árabes desde su creación, pero él no se puede dar el lujo de ser derrotado ni una sola vez porque corre el riesgo de desaparecer y b) ésta última expedición punitiva (…) e inmisericorde, matando y destrozando a gusto e piacere, está creando una oposición y malestar en grupos de opinión históricamente afines a Israel y sus proyectos.

El gran filósofo Nicolai Hartmann, nada sospechoso de nazismo, explicaba el rechazo de los profesores alemanes hacia los profesores judíos alemanes, porque estos últimos habían ocupado en forma descarada y por mil subterfugios la mayoría de las cátedras universitarias, poniendo como ejemplo la Universidad de Leipzig. ¿Ocurrirá lo mismo con Israel? Todo indica que sí”.[2]

Viven de la apropiación. Son la encarnación misma de la burguesía en su etapa rentística.

Lo que estamos presenciando es una crisis orgánica del capitalismo en donde la clase capitalista financiera coaligada internacionalmente ha constituido un estado absoluto y para que se imponga debe destruir todo el andamiaje institucional de la revolución industrial. El parlamento, la justicia y la policía ya no son congruentes con el nuevo reinado y debemos volver a un estado, desdoblado entre gobierno y burocracia civil y militar.

Como vemos de tan modernos hemos vuelto al medioevo.

Creen, según sus manuales de contrainteligencia, que los hombres se manejan solo por ideas y no por hechos, así les fue en Líbano y Palestina. Ni hablar en Irak y Haití, o Vietnam. 

Israel es el único país que no tiene Constitución ni delimitadas las fronteras, por eso, son elásticas.

Irak, Palestina y Líbano es un Hiroshima escalonado por otros medios.

Hemos llegado a la cúspide de la conformación de un poder territorial que se basa en la destrucción del hombre mismo. Cambian los conceptos, las categorías, el orden de las proposiciones para encubrir el real propósito.

El poder de la propiedad territorial se ha acelerado y profundizado de manera tal, que la apropiación de riqueza socialmente producida y monopolizada en cada vez menos manos, ha dado una capa, que funciona como una mafia, por fuera de toda ley, moral y ética humana, que goza pergeñando crisis económicas, políticas, institucionales, guerras, matanzas, etc., como forma de hacer efectivo su poder económico, político, intelectual, ideológico, psicológico y militar.

Veamos que clase de personas se ha consolidado en las últimas décadas habida cuenta, que las guerras siempre fueron mortíferas pero ahora, los que conducen no son los estados-nación, y sus ejércitos sino una capa que se ha elevado del conjunto humano y personifican no las relaciones sociales sino las cosas. Debemos entender qué pasa por la cabeza de esta gente, qué los motiva. Vayamos a las raíces.

En la moderna sociedad burguesa, la relación social alrededor de la cual se organizan los hombres-manteniendo su vínculo con la naturaleza- se basa en que los hombres establecen relaciones entre sí, mediados por las cosas que producen para su reproducción.

Pareciera que se ha producido una subversión. Los reyes del poder, coaligados internacionalmente constituyen hoy el bloque de poder mundial. No sólo se han distanciado de la naturaleza sino también de los hombres. De ser las cosas la mediación ahora son los hombres, por ello ha desaparecido la política, como ordenadora de las aspiraciones y expectativas del pueblo en general. Pareciera que no supimos captar las implicancias de la imposición del modelo-impuesto por EE.UU- en donde la “democracia es la del capital privado”. Es decir, dejó de ser patrimonio de los pueblos, según la revolución francesa y es del capital y sus dueños y su deidad “la tecnología”.

Distanciados de la naturaleza, son el no-hombre.

Ahora bien. Los “ideólogos” de este poder del infierno llamado los intelectuales, paralelamente venían proclamando e impusieron en los medios de comunicación y las universidades que habían muerto las teorías, los paradigmas y que la lucha antisistema había caducado.

En el siglo XIX Marx en El Capital y luego Engels, en su carta 214[3] a los efectos de explicitar el método del materialismo histórico, parte de la división del trabajo social. Así concluye que, a lo largo del desarrollo del capitalismo se produce una nueva capa de políticos y funcionarios los que, con el tiempo adquieren autonomía respecto a la sociedad e incluso ante quienes los emplean, constituyendo una capa congruente con la centralización de capitales a escala mundial y en momentos en que la lucha es por la realización del poder acumulado del capital financiero.

También hacia 1890 Hilferding y otros teóricos conceptualizan el momento como el del dominio del imperialismo cuya génesis es producto de los trust, cartels, etc.

Por otra parte Lenin, además de sus trabajos sobre el imperialismo, entabla un debate con Bujarin. Este, en su folleto planteaba como tendencia el ultraimperialismo en donde, siguiendo la tendencia de la acumulación del capital y su expresión superestructural, finalmente constituiría un solo poder de dominio, un solo estado supranacional.

Lenin coincide pero aclara que esto conducirá a una serie de guerras nacionales (guerras civiles, guerra de liberación) ya que los estados tratarán de evitar su desmembramiento, y al final conducirá a su contrario, a su negación[4]. La forma que tomará es una incógnita. Si la del comunismo, producto del capitalismo, o alguna otra desconocida. El tiempo dirá.

Siguiendo la teoría, solo se puede percibir la naturaleza de un hecho cuando éste se realizó. Hoy queda claro qué es y que significa el imperialismo “moderno”.

Los cambios en la percepción, los comportamientos y conductas de los cuadros políticos, ideológicos, militares y sus funcionarios, es algo que se ha venido gestando desde hace tiempo, acompañando los cambios del poder mundial solo que se encontraba subordinado, por ello fue subestimado. Ahora emerge y se realiza en la escena político-social.

Pero, si bien el desarrollo del capitalismo implica rupturas y realineamientos bajo otras formas, según el desarrollo de las fuerzas productivas, este momento tiene otra significación.

Primero. Nos encontramos en un momento de crisis del capitalismo y de freno de las fuerzas productivas. Momento regresivo y contrarrevolucionario.

A la vez, si el movimiento social del desarrollo del hombre es ascendente, es decir, en cada momento histórico la capa social subordinada asciende al poder político, con el ascenso de la burguesía al poder político, sólo queda detrás el proletariado, es decir su negación. De allí que todo acto político implique guerra.

En el siglo XX se produjeron dos rupturas del movimiento social. La revolución bolchevique que se adelantó un siglo, produciendo una ruptura en el movimiento orgánico y, la contrarrevolución del capital financiero internacional, a partir de 1982.

En esta situación nos encontramos, de allí la drasticidad de la lucha que explica todo lo que está en juego.

Y aquí se produce una paradoja. Los pueblos luchan por la democracia popular, de todos, y esto los conduce al nacionalismo-de nación- y, el imperialismo ha declarado enemigo al nacionalismo por ser no democrático y terrorista[5].

Todo este conjunto de cambios y procedimientos ha producido una peligrosa situación: las fuerzas del imperio-estado carecen de fuerza moral, sólo pueden ejercer la fuerza física-material y, los pueblos expresan gran fuerza moral, lo que le otorga materialidad a su alianza de clases que conforma el estado-nación. Por eso el imperialismo necesita mentir, los pueblos no. En ellos el discurso está teñido de estereotipos: el terrorista. Para el pueblo, solo los hechos.

Extractaré algunos enunciados de los Documentos Santa Fe, antes citado.

– Santa Fe I (1982): El movimiento sindical debe estar en contra del estatismo y el centralismo.

– Santa Fe II  (1988): Ataca al capitalismo de Estado (alianza capital industrial y clase obrera, Estado de Bienestar).

– Santa Fe IV  (2000):

·                    Considera la posibilidad de que se revitalice el populismo como peligro. Países con esta tendencia y en ese orden: Argentina, Venezuela y México.

·                    El enemigo: el estatismo que incluye estatismo y nacionalismo integral. El estatismo es antidemocrático, el capitalismo privado es democrático.

·                    Se deben establecer programas para apoyar la democracia (antiestatismo) entre la burocracia permanente: judicial, militar y cultura política.

·                    Debe haber mayor poder en la rama ejecutiva y no en la legislativa.

·                    Desarrollar una guerra cultural, sicológica incluso en la justicia, la policía.

·                    Hay dos tipos de sistemas económicos: el capitalismo de estado y el capitalismo privado que es el capitalismo democrático.

·                    La guerra dentro del concepto de conflicto de baja intensidad, incluye operaciones sicológicas, la desinformación, la información errónea, el terrorismo y la subversión cultural y religiosa.

Este programa, que se ejecuta día a día, es ilustrativo acerca de la similitud que existe acerca de la agresión a innumerables países, tanto en los prolegómenos políticos, militares y mediáticos, como en el despliegue sobre el terreno de una ofensiva entre invasores y cómplices internos.

Una gran parte del mundo está en guerra, aunque algunos no lo perciban.

Ahora bien. Cuando la doctrina militar-que no es teoría-se asienta en el tecnologismo, el discurso pasa a ser tautológico basado en el ideologismo. Retengamos dos definiciones: subversivo y terrorista.

La subversión es un  concepto: subvertir el orden establecido y de allí su sujeto: el subversivo. Terrorismo no es un concepto, es el adjetivo de una acción: acción terrorista por lo tanto no existe el sujeto, sólo la acción.

Se enuncia una guerra defensiva pero es tautológica. No existe en la teoría militar. La guerra se desdobla en ataque y defensa, tiene ese atributo.

Y es la defensa la que desata la guerra, por medio de un ataque defensivo. De donde es el Hezbollah el que está en la defensa.

Lo que se encubre es que hay un ejército invasor y un pueblo ocupado militarmente. Vietnam, Irak, Palestina, Haití, Líbano, por citar los casos más próximos fueron y algunos son, pueblos ocupados militarmente. A diferencia de Vietnam en donde, el ejército de Francia y luego de Estados Unidos fueron vencidos militarmente, en los otros, entre ataque y ataque, llaman a elecciones como tarea de distracción y frustración, creando un intervalo hasta el otro momento. Además, siguen las tropas extranjeras en el país.

Y para cerrar esta introducción al tema:

“Los grandes operativos de la existencia de supremacía norteamericana son:

1)          Conservar la dependencia de los vasallos en asuntos militares;

2)          Mantener a los tributarios dóciles y contentos.

3)          Impedir que los bárbaros se unan entre sí”.

(Brzezinsky 1997).

Volvimos al lenguaje del Estado Absoluto.

Y para buscar el origen de este proceso que altera, a lo largo del tiempo, las palabras, los conceptos, la teoría, la política y la guerra:

“Hasta la primera guerra mundial (1914) la técnica militar era una simple aplicación especializada de la técnica general y por lo tanto, la potencia militar de un estado o grupos de estados. Desde la guerra mundial a nuestros días este cálculo no es posible (…) Tiende a convertirse en independiente del conjunto de la técnica general y a convertirse en una actividad aparte, autónoma (…) Esta situación de la técnica militar es uno de los elementos que más ‘silenciosamente’ operan en la transformación del arte de la guerra que condujo al pasaje también en la política, de la guerra de movimiento a la guerra de posición y de asedio[6]”.

Y volviendo a Clausewitz: el valor, no es resultado de la inteligencia sino un sentimiento, igual al miedo. Este se propone la conservación física, el valor la conservación moral. El valor es un nuevo factor independiente que debemos tener en cuenta.

Es valor lo que expresan los palestinos y los libaneses, que ahora se llama dignidad.

Y, haciendo un poco de historia. Durante 1960-1970, el ejército israelí y sus aparatos de inteligencia, colaboraron con los estadounidenses contra la lucha por la liberación de los países de Centro América y Caribe, destacándose por sus torturas y asesinatos y, también en Argentina. Nosotros, ¿debemos asombrarnos de lo que sucede en Medio Oriente, en África y en Asia?

Y algo para recordar. Cuando Lumumba conducía la lucha revolucionaria en el Congo, Bélgica necesitaba introducir su ejército en ese país y no había países que abrieran sus fronteras, salvo Israel, que se las abrió. Lumumba fue asesinado y ese pueblo vive desde hace 40 años en guerra y asesinatos masivos.

En el Congreso de la Tricontinental celebrado en la Habana,(1962) Fidel Castro que lo presidía, denunció el problema exigiendo a la delegación del partido Laborista de Israel que se expida, y dijeron que no lo podían hacer y fueron expulsados.

Qué paradoja. Nosotros, los latinoamericanos nos expresamos contra políticas de nuestros gobiernos, dentro y fuera del país. Eso lleva en algunos momentos a cárceles y en otros a aniquilamientos físicos que incluye a sacerdotes y obispos.

Ahora bien ¿qué pasa con los hombres? ¿sufren de amnesia? o desconocen la historia? Es posible, que de tanto desarrollar la “memoria” hayan negado la historia. Es gravísimo, porque sin historia no hay hombre en tanto ser genérico. 

Y, como si nada pasara  el Boletín del FMI del 17 de julio del 2006 (Vol.35 Nro.13)  se pregunta “¿Resistirá también Líbano la presión de la deuda? Líbano superó una devastadora guerra civil en 1991 y, hace poco tiempo, el asesinato de un político importante (sic). En todo ese lapso, la economía ha mostrado ser de una resistencia admirable, aunque la reconstrucción (de la invasión de 1982) ha elevado sustancialmente la deuda pública. Las autoridades han formulado medidas que constituyen un plan de reforma integral centrado en la reducción de la deuda. El desafío para el futuro será que el liderazgo político lo adopte y el país lo acepte”.

Increíble. En 1982 fueron invadidos y el país totalmente destruido (coincidió con la guerra por Malvinas) por el ejército de Israel y sus aliados y, se endeudó para recomponer toda la infraestructura física. Acaba Israel y USA de hacer lo mismo y ya se están preocupando de cómo pagarán la deuda externa del “negocio” de la reconstrucción, de 1982 y 2006.

El cinismo tiene su encanto pero también sus limitaciones.

 

 

 

Acerca del estado teocrático

 

El capitalismo, en su momento de hegemonía del capital financiero internacional, se ha convertido en una religión, pero, sólo para iluminados.

El imperialismo se encuentra en su momento de descomposición. El fundamentalismo puritano anglo-norteamericano-israelí se ha fusionado y su concepción religiosa se funda en dicotomías: el bien y el mal, que implican una regresión intelectual, moral y científica hacia etapas superadas por el hombre. Es la pura tecnología-manipulación.

Desaparecen las relaciones políticas, el hombre y la clase social, todo es sumatoria de consumidores–individuos-y en donde las relaciones sociales se encuentran restringidas a las relaciones naturales-comer, disfrutar, dormir, procrear- transfigurada de “humanismo”: derechos humanos. Es llamativo, pero no casual qué, países que enjuician a otros por violar los derechos humanos, sean los más sanguinarios.

¿Cómo soslayar el hecho más significativo y de carácter mundial que lo constituyen Palestina-Irak-Líbano? Para América Latina Haití? Invaden un país, secuestran a su presidente y lo tiran en el África (Haití) y fuerzas militares de EE.UU toman posesión e “imponen el orden”; en Palestina los israelíes secuestran y detienen ministros y parte del gabinete elegido electoralmente, por “crímenes de lesa humanidad” en Irak o, por terroristas.

Se está produciendo un nuevo reparto del mundo vía una nueva colonización. Lo novedoso que viene acompañado por empresas contratistas para recomponer los daños de la guerra, que luego se pagará con deuda externa. Pareciera una nueva forma de hacer negocios, y a gran escala.

Los medios de comunicación y los centros de intelectuales han perdido-en caso que alguna vez lo hayan tenido-la objetividad por derrumbe intelectual, pesa y se manipula la subjetividad por medio de la inversión del mundo real a uno virtual. Todo es como sí, sabiendo que no es. 

Para entender el papel de los medios de comunicación centralizados por el poder imperialista y cuya cúspide es Estados Unidos-Reino Unido e Israel, veamos sus teóricos: ideólogos como Pane Wolfowitz, segundo de Donald Rumsfel en el Pentágono y teóricos como Robert Kagan, comulgan con la doctrina antiutópica que guarda relación con el credo del filósofo judeo-alemán Leo Strauss quien desde 1938 dictaba clases en la Universidad de Chicago.

El creía que las verdades esenciales de la sociedad y la historia debían quedar a resguardo de una elite. Un círculo al cual no podían acceder aquellos que no tuvieran tino para asumir la Verdad. La mayoría digamos. 

Allan Bloom, también profesor en Chicago, dice que un grupo de estudiantes domina la verdad y cual mensaje, asume que se puede ser ateo y al mismo tiempo alentar el espíritu religioso del pueblo. Pero, en el ideario de Strauss no hay Dios, el hombre y la humanidad representan poco y nada y la historia humana es insignificante. Una jerarquía gobernante debe restringir el acceso a la información, explotando la mediocridad y los vicios de la gente, con tal de preservar el orden social.

Bien. La destrucción en Irak de bibliotecas, museos, edificios que hacían a la historia de la humanidad y el robo de sus archivos, es congruente con esta filosofía y por consiguiente con esta moral, en donde el hombre es una simple cosa, salvo esa elite.

Veamos. En el marco de la estrategia de poder de la Trilateral, a partir de 1973-1975-derrota norteamericana en Vietnam- se articularon: la doctrina militar acerca de los conflictos de baja intensidad (eufemismo que distingue lucha revolucionaria de ataque a países, y de guerra entre estados-nación) y fuerzas de desplazamiento rápido formalizados durante el gobierno de Kennedy, la doctrina Huntington acerca de la guerra civilizatoria, es decir, guerra donde los norteamericanos tienen como enemigo a los latinos, musulmanes, árabes, eslavos, chinos; los Documentos Santa Fe I,II y IV (el III es secreto) elaborados por hombres de negocios, el periodismo, y los más altos rangos del servicio militar estadounidense y los servicios de inteligencia más, el cuerpo diplomático.

A esto se agrega toda una ingeniería acerca de la manipulación de la información y una propaganda a favor de los centros de poder. Compran y corrompen periodistas, académicos, intelectuales etc. a los efectos de neutralizar a unos y distorsionar los hechos. Ponen pruebas para demonizar a unos y limpian a otros. Cambian el lenguaje y los conceptos. Aparecen palabras que no existen o se aplican unas, pero, con otro sentido o significado. Exhiben casos atroces e inmediatamente aparece una pareja haciendo el amor, o una publicidad. Es una intoxicación de información, sin orden ni sentido. 

La casi totalidad de los medios de  comunicación a nivel mundial está en manos de este centro de poder. Oculta unas noticias y brinda otras, pero, fuera de contexto. Goebbels ha sido la vanguardia de una escuela que estos perfeccionaron. El fin: destruir la capacidad de observación de la población y sin ella, no hay conciencia del mundo real.

Pero veamos “La esencia de esta nueva “cultura”[7].

“Paquistán e Israel han sido creados como sociedad musulmana y sociedad hebrea en el siglo XX, dos años después de la muerte de Hitler. Paquistán e Israel marcan el regreso de la concepción etnicista del estado.

En su libro Who are we? (quiénes somos nosotros) Samuel Huntington, abandonando el iluminismo, afirma que la base de la convivencia norteamericana no está en la ley sino en la Kultur anglo-sajona y puritana. Ahora el Profesor Huntington nos explica que los Estados Unidos ha nacido de la misma manera porque la identidad profunda de los EEUU no está en el valor universal de la Ley sino en el valor particular de la Cultura, en el predominio de una religión étnicamente definida. (en la razón  de la fuerza contra la fuerza de la razón).

En este sentido en EEUU ha tomado el poder el KKK (Ku Klus Klan) ¿Cómo reaccionará la sociedad norteamericana a ésta dictadura cultural?.

Y en el trabajo, titulado Puritanismo y virtualización (Buenos Aires, enero de 2005), “ Estados Unidos representa una novedad absoluta en la historia del planeta y la sociedad norteamericana, manifiesta una excepcionalidad cultural que no es reductible al predominio económico, militar, político. La novedad es interpretada en el plano antropológico, como una ruptura en la historia evolutiva del género humano. Esa ruptura se inserta en la línea de la cultura judeo-cristiana pero introduce una discontinuidad respecto al humanismo moderno (…) La idea de universalidad y la noción de libertad personal son arrollados en el emerger hegemónico de la tecno-cultura, pero, lo que más cuenta es el hecho de que la tecno-cultura norteamericana redefine el equilibrio antropológico entre cálculo y emoción, entre dimensión orgánica y esfera del artificio, entre liso y estriado (…) Podríamos encontrar aquí la génesis de un nuevo modelo de carácter sintético, en un doble sentido de la palabra: la cultura norteamericana representa la síntesis de todas las otras, porque ha importado sobre el propio territorio imaginario y político los basamentos importados y vitales de las culturas del mundo. Pero artificial, depurado del espesor emocional, psíquico, lingüístico de la historia, de la temporalidad, de la carnalidad del pasado, ya que desde el principio de la historia norteamericana manifiesta una tendencia hacia lo neo-humano, con una implícita  tensión a liberarse de lo humano, como residualidad (…) Esto termina no en el choque entre civilizaciones según Huntington sino en un conflicto profundo e inquietante entre el mundo humano y el mundo neo-humano (…) Braudrillard ha dicho que con la caída de las Torres Gemelas, vuelve al acontecimiento que rompe los palimpsestos del espectáculo global. En muchos países la población salió a brindar feliz”.

Ahora bien. ¿Qué es lo novedoso de Palestina? Que representa solo pueblo por lo que, su lucha por la constitución de un estado soberano lleva implícita la lucha por la liberación nacional y social y, es ésta situación, creada por el propio imperialismo y en particular Israel, lo que pretenden evitar.

Esto explica la unificación de todas las burguesías, pero, quién ataca a Palestina?

¿Dónde se objetiva? En Palestina, Irak, Haití y Líbano la contradicción es de carácter orgánico porque lo que se ataca es el centralismo democrático. Por eso se secuestran presidentes, se toman como prisioneros a miembros del gobierno y parlamento de Palestina, a todo el gobierno de Irak, por tomar como referente la población árabe.

En Palestina, el triunfo electoral de Hamas actuó como un detonante que, medido por sus efectos fue percibido como un golpe de estado, ya que cambió la correlación de fuerzas e Israel lo vivió como una provocación.

Ahora bien. Veamos cuáles son las instituciones supranacionales, en cualquier etapa del imperialismo, sabiendo que las relaciones internacionales determinan a las nacionales. “Sin embargo, es necesario tener en cuenta que estas relaciones internas de un Estado-Nación se confunden con las relaciones internacionales, creando nuevas combinaciones originales e históricamente concretas. Una ideología nacida en un país muy desarrollado se difunde en países menos desarrollados, incidiendo en el juego local de las combinaciones. La religión, por ejemplo, ha sido siempre fuente para tales combinaciones ideológico-políticas nacionales e internacionales, y con la religión las otras formaciones internacionales, la masonería, el Rotary Club, los Judíos, la diplomacia de carrera, que sugieren expedientes políticos de diversos orígenes históricos y los hacen triunfar en determinados países, funcionando como partido político internacional que opera en cada nación con todas sus fuerzas internacionales concentradas. Religión, masonería, Rotary, judíos, etc. pueden entrar en la categoría social de los ‘intelectuales’, cuya función, en escala internacional, es la de mediar los extremos, de ‘socializar’ los expedientes técnicos que hacen funcionar toda actividad de dirección, de encontrar los compromisos y los medios de escapar a las soluciones extremas”[8].

Bien. Aquí tenemos a los “partidos mundiales” definidos así por Gramsci. En Argentina y por influencia del General Perón se los define como “la sinarquía internacional” con gran influencia en el golpe de estado y guerra militar regular para derrocar el gobierno de Perón en 1955. Dice Perón, “En 1955 nos aplastó la sinarquía internacional, de la que forman parte el capitalismo, el sionismo, el comunismo, la masonería y el clero tradicional, apoyados por cipayos al servicio de una Potencia Extranjera. Liberarse es fácil, consolidar esa liberación es difícil.  ¿Por qué? Estados Unidos ha hecho un estudio a través de sus institutos tecnológicos. Han determinado que el problema del mundo está en el año 2000. Si ahora, con cuatro mil millones que tiene el planeta, la mitad no tiene que comer, cómo serán las cosas cuando el impacto demográfico aumente la población a seis mil millones? La superpoblación no depende sólo del número de habitantes, sino del número de habitantes y los medios de subsistencia. La supresión biológica: guerras, hambres, pestes y, luego el reordenamiento geopolítico”[9].

Sucede que en 1945 se crea la Unión Democrática en contra de la postulación de Perón a la presidencia y en ella participaron el Partido Socialista y el Partido Comunista. Perón gana las elecciones en 1946 y el 16 de junio de 1955, la aviación naval bombardea la Plaza de Mayo de Capital Federal, dejando más de 400 muertos y miles de mutilados y heridos. El golpe militar se produce en setiembre de 1955 y el Partido Socialista y el Partido Comunista, forman parte de la Junta Consultiva de la Junta Militar.

“Pude haber resistido provocando la muerte de un millón de compatriotas. Teníamos como hacerlo. Nos bastaba con entregar las armas al pueblo. Para mi el asunto era muy simple: decretaba la movilización general, formaba  una división en Buenos Aires, para lo cual contaba con las armas necesarias, marchaba sobre Córdoba y fusilaba a todos los que intervinieron en el golpe. Pero, que resolvíamos? Quizá nos iban a enviar los marines norteamericanos. Nos iban a aplastar de una manera u otra. Obras, diques, gasoductos, aeropuertos, caminos, escuelas, un millón de viviendas hubieran sido destruidas.

A diferencia de Cuba, lo que sucede con Argentina, Chile y Brasil es que somos fuente de reserva: agua, gas, petróleo, minería, etc. del mundo. Ya empezaron con su proyecto de ocupación colonial. Nos asignan el papel de esclavos para que los abastezcamos de comida mientras nosotros morimos. Cuando desaparezcamos todos nosotros, ellos, los imperios van a ocupar estas tierras”.(Perón.op.cit)

Por último. Las tareas de la revolución burguesa de 1789 las llevó a cabo el proletariado. A partir de allí la burguesía progresivamente fue cercenando el derecho político del pueblo y este se insurreccionaba. Junio de 1848 y la Comuna de París en 1871 con cientos de miles de muertos.

Analizando la historia política y social de Francia, Marx concluyó que la tendencia de la burguesía es a disolver esa forma política parlamentaria por una monarquía de otro signo. Lenin, anunciaba que el parlamentarismo había caducado históricamente pero aún, no políticamente.

Hoy, ha caducado políticamente. Por eso, estamos viviendo una crisis orgánica del régimen de dominación capitalista.

Vivimos en medio de guerras, guerras civiles, guerras de liberación y guerra social.

Las guerras se constituyen en un largo proceso, en donde las armas de fuego son el punto de llegada. Previamente el mecanismo es el endeudamiento ficticio, el chantaje para obtener créditos, internacionales, el cierre de mercados, la apropiación de territorios, etc.etc.

El hombre está desnudo de conocimiento. Abriguémoslo.
La formación de un nuevo bloque de poder hasta constituirse en estado

 

Si el estado, es el estado del poder entre las clases sociales en un determinado momento, la conformación de la aristocracia financiera internacional constituye un estado supranacional, siendo su política la sujeción de los pueblos a sus dictados, intereses y necesidades. 

Hagamos un poco de historia. “En 1922 el conde Richard Coudenhove-Kalergi lanzó la Unión Paneuropea ante mas de 6.000 delegados, denunciando la ‘amenaza bolchevique’ en Rusia, pidiendo la disolución de todos los Estados Nacionales de Europa Occidental y la formación de un solo Estado feudal europeo bajo el modelo de los imperios Romano o de Napoleón (…) El lanzamiento de la Unión Paneuropea lo financió la familia bancaria europea de origen veneciano de los Warburg. Este, heredero de la rama alemana de la familia le dio a Kalergi 60.000 marcos de oro para realizar la convención de su fundación. Se fundamenta en el papel dominante del ‘mundo supremo’ de las finanzas y sus tecnócratas bancarios.

Las potencias del capital financiero tenían como objetivo de largo alcance, nada menos que crear un sistema mundial de control financiero en manos privadas, capaz de dominar el sistema político de cada país y la economía del mundo entero. Este sistema lo controlarían los bancos centrales del mundo, al estilo feudal –como hoy-  actuando en concierto mediante acuerdos secretos (…) El ápice del sistema sería el banco de Pagos de Basilea, Suiza, un banco privado propiedad y controlado por los bancos centrales del mundo (…) cada banco central procuraba dominar a su gobierno mediante su capacidad para controlar los préstamos de Hacienda, manipular los tipos de cambio, influir en el nivel de actividad económica del país e influir en políticos mediante recompensas económicas subsecuentes en el mundo de los negocios.

Los gobiernos les parecían inútiles y le temía a la democracia. Creía que eran amenazas para la banca privada.

Se crea el Banco de Pagos Internacionales en Basilea. Establecido luego de la desintegración de las relaciones financieras internacionales en 1929, a fin de impedir una caída en espiral de los pagos internacionales. Acabó con la República de Weimar por su inflexible negativa a ayudar a una Alemania prácticamente en bancarrota en el decisivo verano de 1931, luego que el desplome del Danat Bank puso de rodillas a toda la nación (como Argentina 2001).

Los archivos del gobierno estadounidense de la época de Franklin Roosvelt, de  los archivos del Departamento de Estado, de la Inteligencia de Ejército y Armada, de la Coordinación de Información (COI) y su sucesora la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS) ofrecen extensos informes de inteligencia. Bajo el título “Similitud de objetivos de la sinarquía y el Banque Worms” dice ‘El movimiento reaccionario conocido como ‘sinarquía’ ha existido en Francia por casi un siglo. Su objetivo siempre ha sido emprender una revolución no sangrienta, inspirada por las clases superiores y orientada a producir una forma de gobierno de técnicos bajo el cual la política nacional y exterior se subordinaría a la economía internacional. Los objetivos del Banque Worms son los mismos que los de la ‘sinarquía’ y los líderes de los dos grupos son los mismos”[10]

Las guerras mundiales de 1914 y 1939 fueron guerras interimperialistas producto de la fusión de grandes banqueros e industriales que luego, se combinó con guerra a la Unión Soviética. En realidad, dentro de la lucha por el rereparto del mundo se combinaba la lucha contra la anarquía al interior de las sociedades y la lucha contra el comunismo, la llamada anarquía, que es la indisciplina social, fundamentalmente la lucha de los obreros se combinaba directa o indirectamente con el comunismo. Por tanto, todo era lucha anticomunista.

El hecho de que la historia del hombre sea una sucesión de invasiones, conquistas y guerras, es intrínseco a la dominación económica, política, social y territorial de una clase social sobre otra.

Si bien es cierto, hoy vivimos en la era del capitalismo, lo novedoso y no sabemos por cuanto tiempo, es que hay unidad en la cúspide del poder, de allí su impunidad.

La guerra ahora toma la forma de matanza a pueblos, directamente, sin eufemismos. Lo notable no es lo que hacen sino que se pueda hacer. Pero esta guerra a la población árabe -por el momento-se viene anunciando y ejecutando.

Y qué es lo que está produciendo una  conmoción ideológica? Que todo lo que se postuló como democracia, elecciones parlamentarias, derechos humanos, libertad, etc. ha sido trastocado por los mismos impulsores ideológicos. Es decir, la burguesía y el imperialismo. Pero sucede que eso fue necesario para contrarrestar el avance del comunismo, el socialismo, los procesos de liberación, etc. etc., los que ahora, derrotados políticamente hacen posible la instrumentalización más despiadada de la aplicación de los modernos medios de guerra a poblaciones indefensas.

Si salimos de la conmoción y entramos en crisis-ruptura de la ideología dominante -encontraremos la explicación-no justificación-y sabremos  cómo afrontar este peligro, sabiendo que refiere a la creación de un Nuevo Orden y un nuevo rereparto territorial.

Lo primero es informarse, saber, que es en sí, el poder.

Un dato que sirve para el caso.

Hacia fines de 1975 y luego de largas negociaciones entre el gobierno argentino –Presidente Isabel Perón-y la comisión inglesa que encabezaba Lord Carrington, se rompe la vía de la negociación y la comisión se retira de Argentina.

Este es un antecedente. Ahora bien. Daniel Estulin, periodista canadiense de origen ruso,  presenta en Barcelona durante 2005 su libro “La verdadera historia del Club Bilderberg”, verdadero gobierno mundial en la sombra y cuyo objetivo es crear un Nuevo Orden Planetario.

La guerra de las Malvinas “un conflicto totalmente manufacturado entre una ‘nación agresora’, la dictadura de argentina y, un país ‘amante de la libertad’ Gran Bretaña, dio al Nuevo Orden Mundial la oportunidad de mostrar su impresionante arsenal y así advertir a cualquier nación de las consecuencias de no someterse totalmente(…) El sometimiento del gobierno argentino, seguido del caos económico y político de la nación, estuvo planeado por Kissinger Associates, en asociación con Lord Carrington, uno de los principales agentes del M16. La operación argentina ‘fue diseñada por el Instituto Aspen de Colorado, que a su vez, está controlado por los Rockefeller. Si la caída del Sha de Irán tuvo que ver con el comercio de drogas, en la guerra de las Malvinas el asunto tenía que ver con la energía nuclear y el necesario objetivo de los ‘bildergbergs’ de conseguir el crecimiento cero.

Los ‘bildergbergs’ vieron que sus planes de crecimiento cero posindustrial –tan publicitados en los 80- se iban a pique y decidieron dar una lección ejemplar a Argentina y los demás países latinoamericanos. Debían olvidarse de cualquier idea de nacionalismo, independencia e integridad.

La elección de Argentina no fue casual. ‘Se trata del país más rico de Sudamérica y proporcionaba energía nuclear a México. La guerra de Malvinas acabó con esa cooperación”.[11]

Argentina padeció caos político, social, y crisis económica en 1982, tres hiperinflaciones entre 1989-90 y el saqueo total de dinero y reservas implementado por los bancos Boston y City en 2001, donde  colapsó la economía y todo el sistema institucional político y social.

Estos hechos son importantes, porque se ve como se conspira, y el tiempo que se toman los reyes del poder esperando el mejor momento, para destruir un Estado-Nación  y las fábulas que se tejen alrededor del hecho.

El ataque a Palestina, Líbano y anteriormente a Irak forma parte de un proyecto  largamente elaborado. No es producto de la ira israelí por un soldado hecho prisionero sino que estaba programado desde hace tiempo y, el silencio de países europeos y otros se debe a que esta “mafia” tenía todo planificado de antemano. Fueron manejando los tiempos. Durante el mundial de fútlbol en donde el grueso de la población mundial disfrutaba del evento y, de golpe presenciar esto, produce un shock. Todo estaba maquinado.

 

 

 

El club de Bilderberg

 

“Fue fundado en 1954, David Rockefeller asiste desde su fundación y a la vez es el fundador de la Trilateral en 1973. En febrero de 1999 declara: “Algo debe reemplazar a los gobiernos y el poder privado me parece la entidad adecuada para hacerlo”.

Todos los meses de mayo una caravana de limusinas negras se dirige hasta el hotel escogido. Un centenar de banqueros, jefes de gobierno, economistas, presidentes de multinacionales, académicos y responsables de medios de comunicación se reúnen, pocos días antes de la reunión del G8, en una atmósfera de estricto secretismo (…) Ellos se defienden de las acusaciones de ‘oscurantismo’ alegando que no son ‘un club secreto sino privado’.

El príncipe Bernardo de Holanda fue el primero en imaginar ‘una entidad destinada a fortalecer la unidad atlántica, a frenar el expansionismo soviético y a fomentar la cooperación y el desarrollo económico de los países del área occidental. Para ello contó con el apoyo de la Banca Rothschild, de Rockefeller y de Henry Kissinger quienes fueron bautizados como los ‘sumos sacerdotes del capitalismo’.

Suprimiendo el listado de las grandes trasnacionales, bancos y medios de comunicación, algunos asistentes: de la Administración Bush, Richard Perle y Paul Wolfowitz, Valey Giscard D’Estaing (Francia), Anna Lindh (Suecia), Klaus Schwab (Davos) y José Durao (primer ministro de Portugal).

Representantes de medios de comunicación: Cebrian (Prisa), Die Zeit, La República, Le Figaro y The New York Times.

Los países cuentan menos que las multinacionales. Hay asistentes espontáneos como Collin Powell para informar sobre Irak y los secretarios de la OTAN, entre ellos Lord Carrington y Felipe González entre otros además de Aznar, por España.

Entre los países que más han acogido a los bilderbergers se destacan Suecia, Estados Unidos y Canadá.

En mayo de 2006 cumple 50 años. El mecenas más destacado es la familia Wallenberg, principal fortuna de Suecia y su hija está casada con Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas. Este fue nombrado por Bill Clinton quien participaba en las reuniones de Bilderberg y la Comisión Trilateral.

Cuando Putin aspiraba a ser presidente de Rusia las encuestas le daban sólo el 5% de posibilidades. Entonces se produjeron tres atentados en Moscú en los que murieron 280 personas. Putin apareció por televisión garantizando paz y seguridad y ganó las elecciones.

 

 

 

La mesa redonda de industriales (ERT)

 

Miembros: Una cincuentena de industriales europeos que facturan más de 950.000 millones de euros (60% de la producción industrial europea). Destacan los presidentes de Siemens, Bayer, Deutsche, Lufthansa, Carlsberg, Renault, Nokia, Fiat, Pirelli, Vodafone, BP, Ericsson y Nestlé. De España: Izuel de Telefónica, Cortina de Repsol-YPF y Garrido de Iberdrola.

Este lobby fue creado en 1983 con el objetivo de ‘representar a todos los industriales europeos’. Veinte años después, la ERT representa a todos los ciudadanos europeos, ya que sus ‘sugerencias’ y ‘documentos’ son adoptados por los órganos de gobierno comunitario sin variar una coma. Su poder en  materia legislativa es enorme.

 

 

 

El Foro Económico Mundial de Davos -WEF

 

Miembros: Jefes de Estado, Kofi Annan, Bill Gates, ABB, Audi, The Coca-Cola Company, Manpower, HP, Microsoft, IBM.

Españoles: Aznar, Pujol, Botin (Pte. Banesto), De la Dehesa, (centre for economic Policy Research), Banco Pastor.

Klaus Schwab, profesor de economía suizo, propuso en 1970 la creación de un grupo que reuniera a jefes de estado y dirigentes de grandes empresas para debatir de modo informal sobre cuestiones económicas de carácter mundial. Un año después se celebró en Suiza la primera de estas reuniones. Los miembros pagan 30.000 francos suizos anuales para asistir a los encuentros que se llevan a cabo todos los eneros. Reunidos en enero de 2003, quince días después de que Bush anunciase el fin de las grandes operaciones militares en Irak, se congregaron en Amman para hablar sobre reconstrucción y, en opinión de muchos, ‘repartirse el bacalao’.

 

 

 

La Trilateral

 

Miembros: Madeleine Albright, Henry Kissinger, Tyssen, Mobil, Peugeot-Citröen, Fiat, Mitsubishi, Bill Emmot (The Economist), Barclays Bank, Exxon, Gral,. Electric, Richard Cheney.  Españoles: Trinidad López (PSOE), Fernández-Cuesta (Repsol-YPF), Ford España, Banco Banesto, el Presidente de BBVA, Pedro Ballvé (Campofrío), Mario Vargas Llosa, entre otros.

David Rockefeller, uno de los más destacados miembros del club Bilderberg fundó en 1973 la comisión Trilateral. Contó con la inspiración y la ayuda de Zbigniew Brezinzki, ex asesor presidencial de Jimmy Carter. Este se ha vanagloriado de ser el creador de la trampa afgana para que ‘la URSS tuviera su propio Vietnam’. En la actualidad congrega 350 personas del stablishment, los medios de comunicación, la política internacional y las ONGs.

 

 

 

Los grandes de Bilderberg

 

Se calcula que un tercio de sus miembros pertenece al mundo de la política y el resto al de las finanzas, los medios de comunicación y la industria.

Los miembros más destacados: Donald Rumsfeld, Richard Perle, Paul Wolfowitz, la Reina Sofía de España (con su fundación que colabora con el proyecto de Muhammad Yunus y sus microcréditos a pobres),  Alan Greenspan (Banco Reserva Federal de EEUU), Juan Cebrian, del grupo PRISA, ex director de El País, los directores de The Washington Post, The Wall Street Journal, La República, The Financial Times, Henry Kissinger, David Rockefeller, George Soros.

Desde el 8 de mayo del corriente año, estos integrantes del ‘cónclave capitalista’ estarán reunidos en Baviera, Alemania, para repasar el actual ORDEN  mundial y definir una estrategia a futuro. Se juzga que las sesiones pueden alcanzar un pacto estructural entre las élites de los tres poderes: político, económico y mediático (…) Hay un lazo entre el orden actual del mundo y las influencias ejercidas en el seno de los bilderberger  desde su creación. Bill Clinton y Tony Blair asistieron a varias reuniones antes de acceder al gobierno en sus países, lo mismo Kofi Annan.

Mateo Balin, periodista experto de los entresijos de Bilderberg asegura que sus miembros han dado forma y contenido a una estrategia que consiste en crear tensiones en naciones cerradas cultural y religiosamente, que conducen a estados de guerra y hostilidades perpetuas que utilizan para justificar, medidas de emergencia nacional en los tiempos de paz. Se trata en definitiva de fomentar crisis y contribuir a su resolución siempre y cuando el episodio final de esos conflictos esté, previamente, perfectamente controlado (…) La estrategia reúne en sí misma otro ingrediente mucho más atractivo: los beneficios económicos que se originan a la hora de acometer la necesaria reconstrucción de los países arrasados.

En anteriores reuniones, los selectos integrantes del Club abordaron asuntos como la guerra en Irak, el conflicto de los Balcanes, la convulsa región de Oriente Medio, o las crisis de África. Pero no descuidaron su influencia en asuntos más económicos: apostaron fuerte por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, influyendo en forma decisiva en la creación de la OMC, decidieron la existencia de sólo dos monedas mundiales –dólar y euro-.

 

 

 

El Club funciona como un gobierno mundial

 

La descripción de todas estas ‘sociedades de carácter mundial’ describe la trama de poder y su filosofía: ‘ya que los gobiernos son incapaces de llegar a acuerdos en los grandes asuntos, nadie mejor que la iniciativa particular para lograr este fin’.

Resuelto el problema de la lucha contra el comunismo, los temas para la reunión del 2006 son: 1) la fortalecida alianza entre Fidel Castro y Hugo Chávez, y su tratado de libre comercio. Frente al tratado diseñado por los bilderbergers, Chávez sitúa su Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA). Habrá que mover al Club, pero no al estilo Kissinger que promovió el golpe de estado en Chile y desestabilizó la zona para evitar gobiernos socialistas. 2) China y el comercio textil. La cuota que tiene en este sector estratégico representa ya el 62% y puede llegar a un 75%. La imparable trayectoria china amenaza la estabilidad de países como Tahilandia, Bangladesh, Marruecos, Túnez y Egipto. China exporta a un precio 58% inferior al resto del mundo. El presidente de Francia, J. Chirac, asistente del club advertía en forma tajante que ‘no podemos aceptar que estos productos invadan nuestros países sin ninguna regulación’. Esto cuenta con la adhesión de los empresarios y los sindicatos de la Unión Europea y Estados Unidos “.[12]

Bien. No sólo Marx anuncia como tendencia la formación de una coalición de grandes capitales a nivel mundial, conformando una especie de monarquía sino que Lenin, en el Prólogo para el Folleto de N. Bujarin: “La economía mundial y el Imperialismo”, aclara : “No hay duda que la tendencia del desarrollo es hacia un único trust mundial, que absorberá todas las empresas sin excepción y todos los estados sin excepción. Pero, por otra parte, el desarrollo se opera en tales circunstancias, con tal ritmo, en medio de tales contradicciones, conflictos y conmociones -no sólo económicas sino también políticas, nacionales, etc.-que mucho antes que se materialice un único trust, antes de la unión mundial ‘ultraimperialista’ de los capitales financieros nacionales, inevitablemente el imperialismo estallará y el capitalismo se transformará en su contrario”.[13]

Como vemos, desde el siglo XIX se trata científicamente este problema.

 

 

 

La subversión y el pasaje de situación de guerra a guerra

 

La experiencia y las enseñanzas de la “lucha antisubversiva” en A. Latina y particularmente en el Cono Sur –Chile, Argentina, Uruguay- y muy especialmente en Argentina por su potencia física y moral, protagonizada por la clase obrera y combinada con los ejércitos irregulares del PRT-ERP y Montoneros nos permite –y espero se logre- conceptualizar el momento actual en donde la guerra civil, entre dos partes del pueblo y al interior de un estado-nación se combina con una guerra colonialista.

De toda la exposición anterior se desprende que un conjunto de representantes del gran capital financiero internacional, conforman un grupo de “partidos” los que articulados, dan forma al Poder Mundial actual.

A su vez, la lucha de los pueblos en A. Latina, Asia y África por la soberanía nacional, la independencia, una vida digna, dentro de un programa político-social democrático y con protagonismo del pueblo en la defensa de sus intereses y sus aspiraciones fue conceptualizado por el enemigo como subversión o comunismo. En realidad los conceptos eran correctos, ya que alteración del orden establecido es subversión, y comunismo incluye socialismo, es decir, un gobierno que garantice una vida social digna.

Derrotada la Unión Soviética y países socialistas o nacionalistas, el nuevo concepto militar del nuevo poder es lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. Este último es al solo efecto de ensuciar la lucha de los pueblos. Es ideológico. De donde, lo sustantivo es la lucha contra el llamado terrorismo.

Ahora bien. El poder mundial y sus gobiernos llevan a cabo actos terroristas para cambiar la correlación de fuerzas a nivel mundial y local, habida cuenta que el momento que se transita es de crisis orgánica a nivel mundial.

Después del triunfo en la segunda guerra mundial, los países aliados impusieron como fórmula la democracia parlamentaria representativa y esta se basa en partidos políticos a quien los pueblos delegan su mandato vía las elecciones.

Esta fórmula ha hecho crisis, porque los pueblos ahora exigen que se cumpla ese mandato y, como ya no queda como excusa la lucha contra el comunismo pasa a ser contradictorio con los intereses del poder mundial.

Los indicadores: descreimiento en los partidos políticos orgánicos, abstención electoral –entre el 40 al 65% en la mayoría de los países “democráticos”-, que recorre el mundo o, la argucia de crear o elevar un partido oficial y su oposición oficial.

A la crisis orgánica le responden con fraudes electorales o invasiones militares. Los cuatro casos paradigmáticos –para no extenderme- Irak, Haití, Palestina y Líbano, hasta el día de hoy.

Para los países “pacificados” la receta es el fraude –México hoy-y los F-16 para los que no se resignan. Por tanto terroristas pero, si los “pacificados” repudian el ataque a Gaza y Líbano, también pasan a ser terroristas. En México acaban de ir mucho más allá. Amenazaron de muerte a intelectuales por enjuiciar la política militar de Israel.

Bien. Veamos la planificación militar del nuevo orden mundial, bajo el eje Estados Unidos – Gran Bretaña – Israel y del que se supone, todos debemos girar alrededor de él.

Antes conviene hacer una salvedad. La disputa en la segunda guerra mundial fue entre dos modos productivos distintos; la guerra estaba organizada por los estados. La actual es de liberación nacional y social, de allí que tome forma combinada de guerra-invasión, guerra nacional y guerra civil.

Nos aproximamos a Vietnam.

 

 

 

Las Fuerzas Armadas.

Guerra ideológica, psicológica y militar

 

“En realidad, el peligro de exterminio que vivimos hoy es, en primer término, el del exterminio de la verdad o al menos su total y absurda falsificación a través de las armas de distracción masiva que utiliza el Imperio para confundir, encubrir, falsificar, embarullar y distorsionar la realidad.

La primera pauta que debemos tener en claro en torno a esta Segunda Guerra del Golfo –o mas probablemente Tercera Guerra Mundial-,es que el verdadero trasfondo de la crisis generada artificialmente por el Imperio es que no será la última. Esta nueva guerra contra Irak tiene tres ejes principales y que responden mucho más a los intereses de la estructura de poder real privado del Nuevo Orden Mundial enquistada dentro de Estados Unidos y del Reino Unido que al interés nacional de sus respectivos pueblos. El pueblo norteamericano es uno de los más desinformados del planeta. Como sede de las estructuras supranacionales y privadas del Nuevo Orden Mundial, los estadounidenses están ellos mismos sujetos a una intensísima acción psicológica que anula la capacidad de reacción y perspectiva.

Tres elementos a tener en cuenta: 1). Petróleo. Son notorios los intereses geoestratégicos del entorno industrial-militar-petrolero que prácticamente asaltó el poder a fines del 2000. Así se explica los muchos operativos y las reiteradas agresiones angloestadounidenses en el Medio Oriente, Golfo Pérsico, Afganistán, Venezuela, e incluso, Malvinas.

2) El factor israelí: Los intereses geopolíticos y étnicos-raciales del Likud, partido gobernante en el Estado de Israel, empecinado en destruir al pueblo palestino asentado en sus tierras desde hace milenios, para hacer realidad el antiguo sueño imperial sionista del Eretz Israel  -El Gran Israel- siempre a costa de sus vecinos.

3) El ocaso del dólar. La moneda estadounidense como moneda hegemónica planetaria hoy corre grave peligro de ser desplazado por el euro. El mercado del petróleo bien podría pasarse rápidamente del dólar al euro –días antes de la invasión lo había hecho Irak-, acarreando consecuencias gravísimas para la economía anglo-americana y para el actual sistema financiero internacional. Contra Irak, fueron utilizadas las usinas de guerra psicológica de la CIA, el MI5 británico, el Mossad Israelí, CNN, The New York Times y el Washington Post bajo la planificación del Council of Foreign Relations –CFR- y la Trilateral Comisión, entre otros.

La geopolítica estadounidense en el Medio Oriente la conforma su alineamiento irrestricto con las políticas e intereses del Estado de Israel (…) Israel es el principal aliado táctico y único aliado estratégico de los Estados Unidos en Medio Oriente.

Observadores judíos lúcidos e independientes como Noam Chomsky y Norman Finkelstein identifican, entre otros, al premio Nobel de Literatura Elie Wiesel, miembro del CFR como uno de los inventores de lo que Finkelstein denomina la ‘industria del Holocausto’ y ha realizado un excelente análisis sobre lo que denomina un verdadero chantaje realizado por sectores del Lobby Judío en Estados Unidos aprovechándose del ‘Holocausto’ para exigir miles de millones de dólares a bancos suizos, aseguradoras alemanas, industrias austriacas y francesas (ver: La industria del Holocausto: reflexiones sobre la explotación del sufrimiento judío”, Siglo XXI, Ed. 2000)

Desde 1997 se viene elaborando en el seno del CFR y el American Enterprise Ins –AEI-la propuesta conocida como “Proyecto para un nuevo siglo Norteamericano”. Este proyecto planea la aniquilación de Irak, la implantación de una pax americana mundial y la amenaza geopolítica contra el ‘eje del mal’ contra Irak, Irán y Norcorea, en una primera instancia, y en la segunda se identifican Rusia y China.

Y respecto a la crisis financiera mundial vía el colapso del dólar, desarrolla desde 1997 análisis, planeamientos, escenarios futuros y ‘juegos de guerra’ previendo esa contingencia. Su objetivo consiste en lograr una nueva arquitectura financiera internacional que permita una transición ordenada hacia un nuevo esquema financiero bajo el control de las estructuras de poder real agrupadas en torno al CFR y su red de poder y planeamiento geopolítico y geoeconómico (nuevo concepto del CFR). Hacia el 2000 esta estructura de poder tomó cabal conciencia de que este grave conflicto planetario ya no tiene solución pacífica”.[14]

 

 

 

Visión conjunta 2020. Las nuevas guerras del “Imperio”, documento del Ejército de los EEUU.

 

Conceptos fundamentales de este documento, publicado por la Dirección de Políticas y Planes Estratégicos del Ejército de los Estados Unidos en junio de 2000.

“El propósito es el describir en términos generales las capacidades operativas que se requerirían para que la fuerza conjunta sea exitosa (…) en las inmediaciones del 2020. No es un plan para el futuro, sino un proceso de reacomodación permanente de la doctrina militar de Estados Unidos, a su vez heredera del VC-2010 elaborado en 1995.

En realidad la lectura de tales documentos, estos documentos, permiten comprobar –en un análisis serio, teóricamente informado y fundamentado-de las contradicciones económicas y socio-políticas de los Estados Unidos, así como de su accionar político-militar tanto en el presente como en el pasado cercano.

Su lectura deja entrever una serie de coincidencias entre sus planteamientos con la ofensiva actual desatada a escala planetaria por la Casa Blanca y el Pentágono, quienes sostienen: ‘Los intereses globales y las responsabilidades de los Estados Unidos persistirán y no hay ninguna indicación de que las amenazas hacia esos intereses o a los de nuestros aliados vayan a desaparecer. Los conceptos estratégicos de fuerza decisiva, proyección de poder, presencia de ultramar y agilidad estratégica continuarán rigiendo nuestros esfuerzos para cumplir con esas responsabilidades y enfrentar los retos del futuro’.

Proyección hacia 2020

1)     Los Estados Unidos continuarán teniendo intereses globales y estarán comprometidos con una serie de actores regionales (preocupan los cambios en América Latina).

2)     Los adversarios potenciales tendrán acceso a la base global comercial e industrial, así como a la misma tecnología que las de las  fuerzas de Estados Unidos (Irán, Corea del Norte, Rusia, China, India)

3)     Deberíamos esperar (Estados Unidos) que los adversarios potenciales se adapten a medida que evolucionan nuestras capacidades.

 

Una preocupación recurrente en la literatura militar publicada por el Ejército estadounidense en las últimas décadas es lo relacionado a las amenazas asimétricas. El potencial de tales enfoques asimétricos es tal vez el peligro más serio que los Estados Unidos enfrentan en el futuro inmediato (formaciones militares con apoyo del pueblo?)

Para contrarrestar las futuras amenazas al ‘poder imperial’ el Pentágono se propone alcanzar ‘la dominación del espectro total’ que consiste en una concepción en la cual se desdibujan las fronteras entre amigos y enemigos, entre pueblos y gobiernos, entre aliados y mercenarios y en que se otorga espacio para participar a las ‘organizaciones no-gubernamentales’ (los contratistas).

Las operaciones de espectro total incluyen el mantenimiento de una postura de disuasión estratégica lo que significa incluir acción en el teatro de operaciones y actividades de presencia (En América del Sur bases en Colombia, Perú y Paraguay,  con actividad ‘social’ en Uruguay, barrio Catalina).

Según el Dr. Steven Metz, del Instituto de Estudios Estratégicos de U.S.Army, en su libro “Asimetría y estrategia militar de USA”, enero 2001: “El tipo último de conflictos armados del siglo XXI serán los de carácter postmoderno y no estatal. Estos consistirán de redes difusas de todo un espectro de organizaciones no-estatales, algunos de orientación político o ideológico, otros en busca de ganancias. (el modelo es Colombia?).

Operaciones conjuntas: Este enfoque integrado descansa en el uso de todas las herramientas del estadista para alcanzar nuestros objetivos nacionales, unilateralmente cuando sea necesario al tiempo que en el hacer un uso óptimo de las habilidades y los recursos provistos por las fuerzas militares multinacionales, las organizaciones regionales e internacionales, las organizaciones no-gubernamentales y las organizaciones voluntarias privadas cuando sea posible.

Se destaca en el texto que el VC 2020 debe contar para su éxito en la aplicación de los conceptos: 1) ‘maniobra dominante’ (acciones conjuntas aéreas, terrestres, marítimas, anfibias y de fuerzas ampliamente dispersas) (Líbano); 2) ‘Combate de precisión’ (habilidad en localizar, vigilar, diferenciar y rastrear objetivos o blancos); 3) ‘Logística focalizada’ (proveer a la Fuerza Conjunta con adecuado personal, equipamiento y provisiones en el lugar adecuado, en el momento adecuado, en la cantidad adecuada); 4)’Protección de dimensión total’ (selección adecuada y aplicación de medidas multicapas activas y pasivas); 5) ‘Operaciones informales’ (acciones emprendidas para afectar la información y sus sistemas que abarcarían desde la piratería informática hasta las ‘operaciones psicológicas’); 6) ‘Comando y Control Conjuntos’ (ejercicio de la autoridad y la dirección por una comandancia debidamente designada).

Conclusión: El documento VC-2020 luego de analizar los seis puntos señalados, finaliza con la siguiente conclusión: Esta visión está firmemente anclada en la idea de que el ejército de los EEUU debe ser una fuerza conjunta capaz de lograr la dominación del espectro total. Se basa en cuatro pilares: 1) los intereses globales de los EEUU y la continuación de la existencia de un amplio espectro de amenazas potenciales a esos intereses; 2) la centralidad de las tecnologías de información para la evolución no sólo de nuestro propio ejército, sino para la de otros actores en todo el mundo; 3) el énfasis que un continuado amplio espectro de operaciones militares pondrá sobre la integración exitosa de los socios multinacionales; 4) nuestra confianza en la fuerza conjunta como la base de las futuras operaciones militares de EEUU (…) Si nuestras Fuerzas Armadas van a ser más rápidas, más letales y más precisas en el 2020 de lo que son hoy día, debemos continuar invirtiendo en y desarrollando nuevas capacidades militares (…) Las capacidades de hoy en cuanto a  maniobra, ataque, logística y protección se convertirán en maniobra dominante, combate de precisión, logística focalizada y protección de dimensión total”[15]

 

 

 

La materialización de la iniciativa de defensa estratégica

 

“La iniciativa de defensa estratégica de Estados Unidos surgida hace casi un cuarto de siglo, se ha materializado en el último año como escudo protector ante unas amenazas y en unas circunstancias muy diferentes a las de su lanzamiento.

La presentación por Ronald Reagan de la iniciativa de Defensa Estratégica (SDI) a través de un discurso televisivo el 23 de marzo de 1983 levantó un desafío de proporciones inasumibles para la URSS. Los efectos perseguidos fueron plenamente conseguidos: recuperó la iniciativa en tecnología militar –tras un período de complejo de inferioridad respecto a los avances soviéticos-pero, aún más importante, superó definitivamente el complejo de culpa y alimentó el orgullo nacional, dañados durante los años ‘70 por la derrota en Vietnam y las humillaciones a su embajada en Teherán.

Una de las pocas cosas que mantuvo toda la potencialidad inicial fue la SDI, a partir de entonces presentada como garantía de seguridad ante los ‘Estados gamberros’ patrocinadores del terrorismo o, aún más concretamente, contra los países integrantes en el ‘Eje del Mal’ (Irak, Irán, y Corea del Norte) cuyos programas de desarrollo del armamento atómico se aseguraba estaban avanzados.

El primer gran paso fue la retirada del Tratado ABM (anti-ballistic-misile) en diciembre de 2001, argumentando que era un obstáculo para el desarrollo de programas de misiles balísticos. El segundo: en enero de 2002. La nueva tríada se componía de sistemas de ataque (nucleares y no nucleares) defensivos (activos y pasivos) y una nueva infraestructura con nuevas capacidades de forma rápida y adecuada a las nuevas amenazas. El tercer y más importante paso se produjo a través de la Directiva Presidencial de Defensa Nacional de mayo de 2003 que estructuraba la Nac. Policy on Ballistic Missile Defense, en la Missile Defense Agency. Esta estaba encargada de coordinar todos los esfuerzos de investigación y desarrollo: interceptores terrestres y marinos, unidades evolucionadas de Patriot, sensores en tierra, mar y aire, satélites para la coordinación, el posicionamiento y el seguimiento, Airborne Láser, etc.

El Láser Aerotransportado para la capacidad defensiva y ofensiva. Este año comenzarán los ejercicios de fuego del Advanced Tactical Láser, una serie de láseres químicos montados sobre un avión de carga y se espera que ya esté desarrollado el gran láser de oxígeno y yodo capaz de alcanzar y destruir blancos a 200 millas, será montado sobre una plataforma de un Boing mucho más rápido y con capacidad de volar más alto. Se espera esté operativo para 2008 pudiendo alcanzar en pocas horas cualquier escenario conflictivo. Su letalidad será mucho más alta y garantizada. Declaran que podría ser utilizado en Irak y Afganistán”.[16]

 

 

 

La Casa Blanca ha hecho pública su nueva estrategia de seguridad nacional

 

“América está en guerra. Esta es una estrategia de seguridad nacional para tiempos de guerra. La prioridad principal de la política de seguridad nacional es la guerra global contra el terrorismo y seguirá siendo prioridad el Oriente Medio (…) las elecciones por sí solas no son suficientes(…) también es necesario construir unas instituciones democráticas. La democracia por sí sola no puede garantizar la estabilidad, sin una clase media sólida y una economía fuerte que la sustente (…) han asignado 1.7000.000 dólares para apoyar a grupos de oposición en muchos países, incluidos China, Rusia y Egipto (…) la amenaza nuclear iraní es el mayor desafío al que se tendrán que enfrentar los EEUU en un futuro próximo (…) quizá no nos enfrentemos a ningún desafió mayor proveniente de un sólo país(…) protegeremos nuestra seguridad nacional y económica.

Este es todo un esfuerzo por fijar los cimientos políticos y preparar al pueblo norteamericano para una acción militar contra Irán. Cita los esfuerzos diplomáticos del Reino Unido, Francia, Alemania y Rusia para distender la crisis y previene de las consecuencias de un posible fracaso. Analizadas por regiones, la estrategia de seguridad enfatiza la necesidad de la democracia y la estabilidad económica en el hemisferio occidental; el buen gobierno y la paz en África; una mayor participación democrática en Oriente Medio, la continuada transformación de la OTAN y de la Unión Europea y el respeto a los derechos humanos en China y Rusia (¿?).

El documento cita a los gobiernos de Bielorrusia, Birmania, Cuba, Irán, Corea del Norte, Siria, y Zimbawe como ‘sistemas despóticos’.

Cita a Siria como uno de los ‘aliados del terror’ y ‘enemigos de la libertad’ y apela al mundo a exigirles a ‘estos regímenes que rindan cuentas’. A Fidel Castro ‘dictador opresivo’ y a Hugo Chávez ‘demagogo inflado por el dinero del petróleo que busca desestabilizar Latinoamérica’ (Informe Cuadrienal de Defensa, Pentágono, febrero 2006).

El documento es duro con China: ‘al ir convirtiéndose en una potencia global, China debe actuar como una parte interesada responsable que cumple con sus obligaciones y colabora con los EEUU y otros países para hacer progresar el sistema internacional responsable de su éxito (…) Sin embargo, los líderes chinos deben darse cuenta de que no pueden seguir por este camino pacífico mientras sigan manteniendo maneras ancestrales de pensar y actuar que agravan los problemas en la región y en el mundo(…) los líderes chinos están actuando como si quisiesen, de alguna manera ‘bloquear’ las fuentes de energía en todo el mundo o intentar dirigir los mercados en lugar de abrirlos –como si pudieran practicar un mercantilismo prestado de otra época-.

Y en referencia a las actividades llevadas a cabo por China en Sudán ‘reprende a Pekín por apoyar a países ricos en recursos naturales sin considerar el desgobierno de estos regímenes en el interior o exterior’.

Respecto a Rusia ‘lamentablemente las tendencias recientes apuntan hacia una disminución del compromiso con las libertades e instituciones democráticas. El fortalecimiento de nuestras relaciones dependerá de la política externa e interna que adopte Rusia’.

Las dudas sobre la guerra en Irak se extiende hacia el Partido Republicano. La veían como un catalizador del cambio democrático en Oriente Medio y otros argumentan que los árabes no están culturalmente preparados para la democracia.

En la medida en que el debate sobre Irak es un debate sobre el conjunto de la forma y contenido de la política norteamericana en Oriente Medio, la Administración Bush se ha comprometido a mantener el rumbo. En su discurso sobre El Estado de la Unión en enero de 2006, Bush proclamó de manera ambiciosa que el objetivo de su gobierno es ‘derrotar al islamismo radical’. Donald Rumsfeld en enero de 2006 afirmó que Occidente debe afrontar cuanto antes la amenaza que representa el islamismo radical. ‘Empujados por una ideología militante que celebra el asesinato y el suicidio, sin territorio que defender, con poco que perder, o bien ellos logran cambiar nuestro sistema de vida o nosotros logramos cambiar el suyo’.

Así, el neorrealismo es el nuevo paradigma filosófico para el resto del mandato de Bush. Queda por ver cómo se desarrollará en la práctica. Pero el ‘idealismo muscular’ (muscular idealism) es, sin duda, el nuevo realismo americano”.[17]

 

 

La tercera guerra mundial ya ha empezado. Lo que ahora estamos viendo en Oriente Medio es un capítulo de ella. Daniel Gillerman, Embajador Israelí en Naciones Unidas. Julio 2000. James Petras, Agencia LA. Información Alternativa, 1-8-2006

 

“¿Cómo se pudo llegar a esto?. Sólo pudo ocurrir debido al enorme logro del sionismo internacional que no tiene precedentes en la historia mundial: haber  concentrado en sus manos no sólo los principales resortes del poder político-militar del Estado de Israel a través del encumbramiento de organizaciones políticas de extrema derecha racista y fundamentalista como el Likud y Kadima, sino también a través del gobierno estadounidense para que priorice sus propios intereses. Esto se agudizó a partir del ascenso en 2001 de George W. Bush y del equipo de neoconservadores fundamentalistas y pro-israelíes del Project for a New American Century controlados por el AIPAC (American Israeli Political Action Committee, según informe de la Universidad de Harvard).

Por ello, a pesar que muchos pretenden equiparar una religión (la judía) con un movimiento político (el sionismo), la realidad indica una y otra vez que no todo sionista es judío y no todo judío es sionista.

Hoy, cualquier excusa para iniciar una guerra es válida. Ya los Estados Unidos e Israel propagan la mentira de que los misiles que utiliza la resistencia de Hezbollah ‘provienen de Siria e Irán’ y ese es el objetivo sionista: inventar una excusa para llevar a cabo una guerra de conquista territorial contra Siria e Irán.

Pareciera que el sionismo internacional y el stablishment de Poder anglo-norteamericano están por jugarse el todo por el todo: conquistar todo Medio Oriente y obligar a un enfrentamiento con las únicas dos potencias que en futuro pueden disputarle sus apetencias hegemónicas mundiales: China y Rusia.

Y todo ello gracias a un complejísimo proceso de mentiras históricas y falsificaciones políticas generadas por el amplio abanico de fuerzas geopolíticas, económicas, militares y culturales favorables al sionismo internacional o supranacional-que, sabiendo que sus posiciones resultan crecientemente insostenibles en el largo plazo, parecen haber decidido ‘patear el tablero’ geopolítico mundial ahora. En la esperanza de que, con una nueva conflagración bélica de dimensiones planetarias, podrán lograr un reordenamiento mundial más favorable a sus intereses, tal como ocurriera tras la segunda guerra mundial.

El gobierno de Néstor Kirchner, la supuesta ‘oposición’ y los multimedios locales son todos claramente funcionales al Nuevo Orden Mundial –sea por convicción o ignorancia-.

Recordemos que la violencia terrorista de la guerrilla sionista impuso el Estado de Israel en 1948 sobre Palestina usando la violencia y el terror. Esas mismas organizaciones terroristas fueron el núcleo en torno al cual se formó el actual Ejército de Israel -conocido como Fuerzas de Defensa Israelí-.

El ex-primer ministro Itzafh Shamir fue jefe del grupo terrorista Stern que asesinó a británicos y europeos en su ‘lucha por Israel’; mientras que otro ex-primer ministro –Mehahem Beghin- fue jefe del grupo terrorista Irgun que en 1947 realizó un ataque con bombas contra el Hotel Rey David de Jerusalem –sede de la comandancia militar inglesa-, asesinando a casi un centenar de personas, ataque parecido al perpetrado contra la Embajada de Israel en Buenos Aires y la sede de la AMIA.

Esta es la hora de los argentinos para elevar nuestras voces ‘No vaya a ser que terminemos mañana llorando como mujeres lo que hoy no sabemos defender como  hombres”.[18]

 

 

 

Estados Unidos, en defensa de la propiedad que ejerce sobre el mundo, lo ha dividido en cinco regiones militares

 

Las regiones militares, tienen que ver con la defensa territorial.

Cuando los datos de la realidad son tergiversados, es el indicador que estamos en guerra y en ella, ni la verdad ni la objetividad existe, para el agresor. Es una forma para conformar una masa crítica que legitima su método y propósito.

“Estados Unidos, aparte de las grandes guerras, tuvo intervenciones de toda clase (entre otras: China, Corea del Sur, Vietnam, Camboya, Filipinas, Indonesia, Afganistán, Irán, Irak, Grecia, Yugoeslavia, Libia, Somalía, Timor Oriental, Congo, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Cuba, Haití, República Dominicana, Granada, Colombia, Venezuela, Guayana Británica, Brasil, Chile, Argentina).

Hacia mediados de siglo XX, la Guerra Fría y más tarde el colapso de la URSS crearon las condiciones de asimetría, para que en siglo XXI la dirigencia siguiendo la línea de ‘misión histórica de liderazgo’, pretenda avanzar con un expansionismo geopolítico militar al mundo, ya con características manifiestas de Imperio.

Para poder alcanzar esos objetivos globales manifiestos, EEUU necesita una decidida ‘presencia militar global’.

En un documento desclasificado del Pentágono (3/2005) se extiende la doctrina de Guerra Preventiva del Proyecto del Nuevo Siglo Norteamericano; (2002) de modo que las nuevas operaciones militares no sólo se restringirán a países que puedan ser considerados ‘hostiles’, sino a aquellos que aunque no lo sean, resulten estratégicos para sus intereses. Pero su expansionismo internacional no es sólo político y económico, sino que tiene carácter civilizatorio anglosajón.

Para alcanzar estas metas, emplea una clase de doctrina en que la ‘construcción contiene la destrucción’.

Para construir, necesita destruir primero, sea mediante las seis guerras políticas que por ejemplo pueden utilizar la ‘cultura’ como arma de destrucción de masas o sociedades, o bien mediante las guerras militares.

La Oficina del Coordinador para la Reconstrucción y Estabilización (Departamento de Estado) creada por Bush en 2004, será la que se ocupará de la ‘reconstrucción’ (negocio financiero).

Esta oficina está formada por cuerpos de despliegue rápido de civiles, especialistas en economía, salud, educación, justicia y transición a la democracia, junto con empresas privadas, ONGs y miembros de los Tanques de Pensamiento ‘Think Tanks’,  tiene una lista de 25 países muchos de los cuales ignoran que han sido elegidos como potenciales candidatos a ser destruidos, aunque algunos de ellos ni siquiera tiene conflicto alguno (o lo inventan: hoy ‘reconstruyen Irak’, mañana Palestina y Líbano).

 

 

 

Cinco caballos de Troya en el mundo

 

Estados Unidos unilateralmente ha dividido el planeta en cinco regiones militares, que corresponden a Comandos Militares a cargo de sendos Comandantes de Combate, cada uno de los cuales responde directamente al Secretario de Defensa (hoy, Donald Rumsfeld) quien a su vez responde al Comandante en Jefe que es el presidente Bush.

Según Washington existe en el mundo una franja activa de conflicto, que llama el ‘arco de inestabilidad’, desde la región andina (incluida Colombia), norte de África, Oriente Medio, Centro de Asia y Filipinas e Indonesia.

EEUU tiene 9 Comandos de Combate. Cuatro de ellos están deslocalizados geográficamente y tienen responsabilidades funcionales, son los Comandos de Fuerzas Conjuntas, Estratégico, de Transporte y el de Operaciones Especiales.

Los 5 restantes tienen una posición y una región geográfica definida en el mundo sobre la que vigilan. Cada uno de ellos constituye una estructura de coordinación y comunicaciones con presencia permanente en la región,  potencialmente lista para ser activada y actuar como ‘centro de control de operaciones’, en cuanto se suscite un conflicto que requiera, el envío, despliegue y concentración masiva de las fuerzas de combate de EEUU.

La llamada área central del planeta, que es una de las regiones de mayor interés geoestratégico y con enorme cantidad de materias primas, está atendida por el Comando Central, situado directamente en el punto medio del área conflictiva. Este comando es consecuencia de la proyección del poder militar de EEUU en los 80’s sobre Oriente Medio y Este de África, en que condujo operaciones en Libia, Chad y Sudán. Fue activado en 1983 por Reagan en su concepción del ‘Imperio del mal’ (URSS) y más tarde actualizada por Bush como ‘El eje del mal’.

Orientado a dirigir el poder militar de EEUU sobre Oriente Medio, su área de ‘responsabilidad’ incluye 25 países, desde el ‘cuerno’ de África, zona norte del Mar Rojo, península Arábiga, Irak y parte de Asia Central.

Vigila: Somalía, Etiopía, Sudán, Eritrea, Kenya, Djbouti, Egipto, Jordania, Arabia Saudi, Kuwait, Bahrein, Qatar, Oman, Emiratos Árabes Unidos, Yemen, Irán, Irak, Afganistán, Paquistán, las ex-repúblicas de la URSS Turkmenistán, Tajikstan, Uzbekistan, Kygykistan y Kazahkistan.

Sus puestos principales de comando  -construidos en tres meses-se hallan en Qatar y en Kuwait (Doha) enlazados a la central en Tampa (Florida – EEUU) a 16.000 km. de distancia.

Este y los otros puestos responden a la concepción de una estructura de comando regional centralizado. Funcionan como centros de comunicación globales, recogen información de cualquier lugar del mundo en tiempo real. Proveen información en tres dimensiones de lo que sucede a cada momento en un área de combate y sus alrededores antes que el enemigo y además de las actividades ‘insurgentes’ de modo de poder penetrar en el ciclo de decisiones del enemigo. Con Inteligencia, rastrean y ubican individuos y guían a las fuerzas convencionales y especiales hasta capturarlos o matarlos.

La idea sobre las comunicaciones, se remonta a 1958 (después que la URSS sorprendió con el lanzamiento del Sputnik 1). Los militares crearon  el organismo ARPA hoy DARPA con la misión de prevenir sorpresas tecnológicas. Comenzaron a desarrollar las comunicaciones y conectaron computadoras entre sí formando una red para lograr un sistema de baja vulnerabilidad ante ataques, que luego dio origen a Internet.

Los comandos regionales están concebidos para sustentar el control operacional para un ‘despliegue rápido’ de las Fuerzas de Tareas a cualquier punto del planeta, y actúan en conexión con unas 1.000 bases militares conocidas que EEUU tiene instaladas en más de 140 países y que con su política de reposicionamiento sigue instalando nuevas, dentro de los distintos países colaboracionistas o invadidos, especialmente construyendo un nuevo anillo de bases sobre el Ecuador. Además tiene 6.000 bases militares en su territorio. A todas estas, hay que sumar un importante número no determinado de bases e instalaciones secretas y de espionaje.

 

Los cuatro puestos de comando de combate unificados son:

1) El Comando Europeo (USEUCOM) con puesto central en Alemania, que vigila mar, tierra y aire de 91 países, de Europa, la mayor parte de África y centro-norte de Asia.

2) El Comando del Pacífico (USPACOM) situado en Hawai (Honolulu) que vigila 43 países del sur de Asia, Australia y la Antártida.

3) El Comando del Sur (USSOUTHCOM) con centro en Miami (EEUU) que vigila 31 países de parte de América Central y toda América del Sur.

4) El comando del Norte (USNORTHCOM) creado recientemente, después de las operaciones 9/11 de 2001 en EEUU. Vigila su propio territorio.

Estados Unidos sostiene que debe mantener un activo programa de acciones conjuntas con los países de la región, entre otros, ejercicios militares conjuntos, programas de entrenamiento y capacitación, asistencia humanitaria, sanitaria y de seguridad.

 

 

 

China y Rusia. De una lucha contra el capitalismo a una lucha intercapitalista.

 

En los 80’s Reagan, G.W.Bush, Thatcher, Gorbachev y otros contribuyeron a acelerar el proceso de corrupción y debilitamiento interno de la URSS, cuya economía entró en la trampa de una competencia armamentista brutal. Sin embargo, la Rusia post-soviética no dejó de ser una potencial amenaza para el objetivo mundial de EEUU.

Por otro lado, la influencia de China sobre Asia y su futura capacidad militar a largo plazo hace que para ‘equilibrar’ su presencia, Washington esté promoviendo alianzas y acuerdos militares  en los que interviene el USPACOM con países como Japón, Corea del Sur, Australia e India.

Estados Unidos intentará disuadir a cualquier competidor militar de desarrollar capacidades disruptivas y otras que le permitan hegemonía regional o acciones hostiles en su contra.

El USCENTCOM ha coordinado el despliegue de miles de tropas a las dos bases en Uzbekistan y ha instalado una base en Kyrgykistan con 3.000 efectivos, aviones de combate, transporte y reabastecimiento, lo que ha generado preocupación en China y Rusia y así nació, como contrapartida, la Organización de Cooperación de Shanghai en 2001.

En Tajikistan está intentando instalar una base militar y controlar el acceso a sus dos aeropuertos. También está presionando a Kazahkistan que limita con Rusia, que le ha otorgado autorización de paso terrestre y aéreo para conexión con sus dos bases en Uzberkistan y Kyrgykistan.

Washington impuso en Europa la aceptación de un escudo antimisiles que fue instalado en países colaboracionistas como Checoeslovaquia, Polonia y Rumania.

 

 

 

Estados Unidos tiene incorporada su propia vulnerabilidad

 

La brutal asimetría que genera la maquinaria estadounidense de negocios, industria y guerra, nunca vista en la historia, engendra semillas para su propia destrucción.

El caso de Somalía. A principios de los 90's el USCENTCOM coordinó la ‘intervención humanitaria’ durante la hambruna que culminó con la batalla de  Mogadishu. En 1993 las fuerzas armadas de EEUU con la fuerza Delta -considerada como una de las mejores tropas de élite del mudo- intentó emboscar al líder Aidid -uno de los principales jefes de la resistencia somalí, junto con sus lugartenientes. Sin embargo, las fuerzas especiales fueron sacadas de su contexto por una reacción armada no convencional de la población somalí y los clanes de los señores de la guerra. Las tropas de élite perdieron el control del terreno y tuvieron que se rescatados por las fuerzas multinacionales de la ONU. Por la derrota de Mogadishu que duró un día, Clinton retiró los efectivos del país africano y suspendió el envío de tropas a Ruanda.

Los ‘señores de la guerra’ continuaron y EEUU cambió su estrategia intentando destruir a los clanes desde adentro. La CIA viene realizando operaciones encubiertas con incentivos económicos para cooptar a sus líderes. Busca sacar ventaja de un enfrentamiento civil con grupos del Islam, una guerra social para dividir y debilitar toda identidad nacional, que existe en Somalía  a pesar del sistema de ‘clanes’ y que, como sucedió, puede aglutinar a la población en una resistencia para enfrentar los planes de dominio imperiales.

Buscando no repetir los errores para intentar asesinar a Aidid, para suprimir a Zarkawi -previamente amplificado por la propaganda occidental- utilizó un misil de alta tecnología, lanzado desde varios kilómetros sobre el lugar de reunión del líder y sus lugartenientes, en un barrio civil de Baquba -Irak- en un momento en que las encuestas daba a G.W. Bush un nivel de aceptación popular más bajo que el de Nixon después de Watergate.

En 2004 en Paraguay un incidente suscitado por uno de estos grupos especiales estadounidenses en el que fue muerto un ciudadano paraguayo, reveló su presencia clandestina.

En el caso de Oriente Medio. En 2003 en Irak pudo resolver el enfrentamiento con las fuerzas convencionales de Saddam Hussein pero fracasó cuando fue nuevamente descolocado por el conflicto no convencional que desencadenó después. La invasión logró aglutinar a múltiples organizaciones de resistencia en las que participa, en diversas formas, la mayoría de la población iraquí.

A diferencia de Vietnam, los grupos de resistencia no cuentan con el respaldo material de potencias regionales. EEUU sólo tiene control efectivo sobre una pequeña parte del territorio de Irak.

El factor humano superó a las tecnologías de última generación.

La supremacía militar de EEUU constantemente induce en las regiones afectadas, necesidades defensivas de distinta intensidad, tales que agudizarán no pocas mentes. Muy probablemente surgirán nuevas clases de guerras no convencionales que no requieren de alta tecnología, regidas por nuevos principios nunca antes visto.

La inteligencia humana, el ingenio y la creación son cota superior de toda tecnología “.[19]

 

 

 

Uruguay: La preparación militar bajo la pantalla de la  “ayuda social”

 

“Estos programas forman parte de un entrenamiento militar que llevan a cabo efectivos norteamericanos que vienen a Uruguay a instruir a militares y a controlar la construcción de emprendimientos financiados a través del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos.  Este comando con sede en Miami, es el responsable de las actividades militares en América Latina.

Sus propósitos -declarados por ellos mismos- son la cooperación en seguridad para alcanzar los objetivos estratégicos de Estados Unidos.

De acuerdo a la información conocida a través del ‘Programa de asistencia Humanitaria’ del Comando Sur para Uruguay entre 2005 y 2006 se piensa invertir un millón doscientos mil dólares en obras sociales. Además de distintos centros vinculados a la sanidad, incluyen un policlínico en Santa Catalina.

El Ejército de Estados Unidos elabora manuales para sus escuelas que planifican y guían la guerra de contrainsurgencia. Estos trabajos y sugerencias de las distintas escuelas del ejército y de los comandos de ultramar componen los grupos de asistencia y asesoramiento militar que ‘cumplen misiones en países extranjeros’.

El Programa de Contrainsurgencia de los jefes estadounidenses, prevé y pone énfasis principal según la situación de insurgencia en cada país, sea ésta activa, latente o incipiente.

Los norteamericanos reconocen en sus manuales de contrainsurgencia que la protesta es parte del gran problema de la emergencia de los países pobres y en desarrollo hacia la modernización.

Anotamos de un viejo manual de la escuela de Guerra Especial del Ejército Norteamericano titulado ‘Guía para el planeamiento de la contrainsurgencia’, algunos conceptos:

Algunas de estas naciones han logrado la independencia política, otras están gobernadas por oligarquías las cuales  para mantener posiciones favorables resisten a los movimientos sociales y políticos populares hacia el progreso económico y social y la remoción de las frustraciones. En el pasado, el problema de contrarrestar una insurgencia ha sido considerado, cuando menos, primordial, sino completamente como un problema de seguridad interna de la respectiva nación, y ha sido resuelto por medio de las acciones militares y policiales.

Desde este punto de vista el gran problema de la modernización, la prevención de una insurgencia subversiva demanda amplios programas de desarrollo político, económico, social y psicológico. El apoyo militar al proceso de la modernización por la acción cívica puede ser una medida preventiva importante y un factor significativo en la derrota de la insurgencia.

Las operaciones de contrainsurgencia tratan de crear un ambiente de seguridad y confianza popular que permitirá el progreso ordenado hacia el logro de los objetivos nacionales y populares y por lo tanto consisten esencialmente en esfuerzos constructivos mientas los conflictos convencionales son esencialmente de carácter destructivo. Los militares no pueden hacer una contribución duradera a la prevención o a la derrota de la insurgencia, a no ser que se haya convencido al pueblo de que su gobierno está dando todos los pasos razonables para satisfacer sus justas aspiraciones (???).

Se trata de asignarle una función esencial a las operaciones psicológicas tratando, no solamente de reducir los efectos de las actividades insurgentes o contrarias al gobierno,  sino también intentando fomentar un programa de desarrollo nacional.

Se dice claramente que los planes de desarrollo nacional y de una comunidad determinada como la de Santa Catalina, por ejemplo, juegan un papel importante de las operaciones de acciones psicológicas destinadas a ganarse a la población.

Hace mucho tiempo que el manual contra las acciones de la izquierda latinoamericana  ideado por el Ejército de EEUU se continúa aplicando en América Latina.

Crear una imagen favorable al gobierno. Esta es la característica dominante de un programa satisfactorio de acción cívica. El programa debe impresionar al pueblo por la capacidad y la determinación que tiene el gobierno de ayudar a sus ciudadanos a lograr una vida mejor. Programa planificado por el Ejército Norteamericano

Se debe exhibir la unidad del gobierno. El Programa no debe ofrecer oportunidades para que los agitadores puedan aprovechar la desunión que exista en el gobierno. Aclara en qué debe consistir la ayuda de los ‘PLANES SOCIALES’ sobre las ‘Acciones Cívicas’: para atraerse al pueblo hace falta aplicar estas  recomendaciones: ‘El programa de acción cívica debe proyectarse de tal forma que ayude al pueblo a ayudarse a sí mismo. En esto se basa la ayuda solidaria exigiendo a los asistidos socialmente una contraparte, ejerciendo labores a la comunidad, limpiando plazas, pintando escuelas, etc. También se impulsa la creación de empresas privadas. (En Argentina se aplica a rajatabla)

Es un objetivo importante de la política de EEUU obstaculizar otras conquistas socialistas en los sectores no comunistas salvaguardando y ayudando a las naciones menos desarrolladas en realizar sus aspiraciones de permanecer libres y adoptar una vida independiente del comunismo u otro dominio o control totalitario.

Y agrega ‘Psicológicamente hablando, pocas naciones en desarrollo saben cómo luchar contra los engaños y las falsas esperanzas del comunismo’.

Uno de los medios más prometedores para mejorar la eficacia de los esfuerzos  del mundo libre, muy bien pudiera ser por medio de mejor planeamiento, coordinación y control de la multiplicidad de agencias y grupos gubernamentales, internacionales, privados y religiosos (…) Las operaciones de propaganda con éxito están basadas en la participación y la identificación del pueblo con los planes y operaciones de gobierno.

Muchas de estas enseñanzas y recomendaciones fueron ideadas y elaboradas durante la guerra de Vietnam y aplicadas posteriormente en otras confrontaciones de lucha contra la insurgencia de los pueblos del mundo.

Se debe tener en cuenta que el pueblo actúa de acuerdo con lo que cree, no importan los hechos. (sic)

Si esto último fuera así, -dice el autor de esta nota- como afirma el manual del Ejército Estadounidense, podríamos entender entonces que en esta etapa, durante el gobierno progresista (de Tabaré Vázquez), el pueblo uruguayo está actuando de acuerdo a lo que cree y que tampoco le importan los hechos verdaderos”.

Se ve que no entendieron Vietnam. Si se hubieran manejado por ideas, hubieran sido derrotados.

Para los argentinos, lo oportuno de este documento, es que ha descripto y localizado la política que sigue el gobierno de Kirchner, dentro del Manual de Contrainsurgencia de los Estados Unidos.

El control de los medios de comunicación, de las distintas instituciones del estado, de toda organización social del campo popular, de las “encuestas de opinión”, de cooptación o presiones a políticos, dirigentes sociales, etc., y también la cooptación de dirigentes piqueteros (desocupados) que pasaron a ocupar cargos en el gobierno con capacidad para distribuir “fondos de ayuda”, se enmarca ahora, desde el “progresismo”, en el Manual de Contrainsurgencia de los Estados Unidos.[20]

Que paradoja. Creíamos que discutíamos políticamente, que cuestionamos la política implementada por el gobierno y descubrimos que éste y demás gobiernos latinoamericanos,  ejecutan la estrategia contrainsurgente del Comando Sur del Ejército Norteamericano.

Es decir no existe una política de desarrollo que resuelva los problemas de la desocupación y el hambre. Ahora la estrategia consiste en mantener en esa situación a una parte sustantiva de la población por medio de la “ayuda humanitaria” conducida por el Ejército de los Estados Unidos.

 

 

 

Veamos los efectos de la ayuda humanitaria de EEUU

 

“Paraguay está siguiendo los pasos de militarización de Colombia, aunque no existe una guerra en su territorio. El país se ha convertido en una pieza clave en los planes de control y dominación de América Latina por parte de EEUU y vive además un proceso de militarización interna, en parte impulsado por los ganaderos y productores de soja que buscan contener a los movimientos campesinos (al igual que en Argentina, especialmente en Santiago del Estero).

Ambos procesos confluyeron dando paso a la aprobación por el Congreso paraguayo -el 1º de junio de 2005-del ingreso de tropas estadounidenses con inmunidad durante 18 meses y a la sanción por parte del presidente Duarte Frutos del decreto 167 del año 2003 que permite la participación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad interna y habilita la creación de “guardias” de carácter paramilitar para proteger a los cultivadores de soja.

(…) Las diferencias entre las nuevas formas de ocupación del territorio y las de períodos anteriores, han creado distorsiones e imágenes falsas.

La ocupación militar tradicional de una potencia implicaba la presencia masiva de tropas y la construcción de enormes bases militares dispersas en el territorio e interconectadas por diferentes medios. Pero, en esta etapa del imperialismo, esas grandes bases permanentes con grandes contingentes, si bien siguen existiendo, no son la única forma de operar militarmente, no siquiera la más habitual. Sin embargo, la no visibilidad de esas grandes infraestructuras no quiere decir que el militarismo no esté avanzando.

Por el contrario, lo hace fabricando escenarios  y formando una verdadera red de pequeñas y hasta micro-instalaciones-que no operan como ‘bases extranjeras’ porque las nuevas tecnologías permiten mayor flexibilidad-que pueden ser activadas en el momento oportuno. Además de construcciones y cuarteles, hay que hablar de flujos y movimientos, y sobre todo de potencialidades. La guerra y la militarización se comportan hoy como la producción posfordista, que combina todas las formas, desde el trabajo semiesclavo hasta el trabajo inmaterial. De mismo modo, en Paraguay se combinan enormes infraestructuras -como la base de Mariscal Estibarribia que cuenta con la mayor pista de aterrizaje del país-con operativos humanitarios, pequeñas instalaciones y también la militarización interna del país.

En Paraguay el Comando Sur, con base en Miami, tiene una presencia destacada. Desde el año 2002, se han producido 46 operaciones militares, lo que supone un incremento cuantitativo y cualitativo de la tradicional presencia de EEUU en el país. Diez y siete de esas operaciones se produjeron en Asunción y otras tantas en el corredor que va del norteño departamento de Concepción hasta los sureños Itapuá y Misiones, las zonas donde los conflictos agrarios son más intensos. Estos operativos tienen dos aspectos: el entrenamiento de militares paraguayos y las maniobras conjuntas, y las misiones humanitarias (que hacen de pantalla para las operaciones de inteligencia).

Esto hace al operativo de Washington para posicionarse en una región de doble importancia estratégica: grandes recursos naturales como el Acuerífero Guaraní y una zona como la Triple Frontera donde confluyen los intereses y la cooperación de los dos países mas importantes de sudamérica: Argentina y Brasil (…) Para disciplinar la región busca introducir ‘una cuña para desactivar cualquier proyecto entre Argentina y Brasil que prescinda de la mediación de Estados Unidos”[21]

En paralelo, la ‘ayuda Humanitaria’ persigue tanto el control de la población como el adiestramiento de tropas sobre el terreno, de manera menos ostensible que las maniobras y siempre ‘testeando’ las respuestas de la población. Una parte de las operaciones militares forman parte de los operativos Medrete (ejercicio de entrenamiento de aptitud médica) -por sus siglas en ingles-. El grupo de observación de la Campaña por la Desmilitarización de las Américas -CADA- que esta semana concluyó su vista a Paraguay, pudo recoger testimonios sobre el carácter de estos ‘operativos”.[22]

“Grupos de hasta 50 militares estadounidenses llegan a aldeas y pequeñas ciudades campesinas para atender a la población. Se instalan por un período de entre 3 días y dos semanas, y convocan a la población a recibir atención médica, oftalmológica, odontológica y otras. Militares armados hacen formar a mujeres y niños en filas, un médico las interroga y les llena una ficha con sus datos, se les pregunta si pertenecen a alguna organización campesina y se les entrega un sobre de plástico con pastillas sin detalles sobre su contenido ni contraindicaciones.

El acuerdo garantiza la inmunidad de las tropas de Washington, prevé que la aduana paraguaya no controlará los materiales que ingresan, por lo que las autoridades desconocen el tipo de medicamentos que se reparte a la población.

Por otra parte, otros efectivos se dedican a hacer filmaciones y a recoger datos de las comunidades.

En suma, la ayuda humanitaria es parte del conocimiento previo del terreno necesario para todo proyecto de control militar estratégico.

Los miembros del Comando Sur entrenan a las guardias rurales. Hace ya 7 años la Asociación Rural había lanzado un grupo armado contra los campesinos que ocupaban tierras. El decreto 167 de Duarte Frutos legaliza la presencia militar y paramilitar en las áreas rurales, ante las dificultades de la policía para contener las luchas campesinas, a través de los Consejos de Seguridad Ciudadana que dependen del Ministerio del Interior. Cien campesinos han muerto desde la caída de la dictadura, en 1989 (es decir con la democracia) en conflictos agrarios y las organizaciones campesinas están siendo sometidas a una rigurosa vigilancia y represión por el Comando Sur, a través de los militares y paramilitares paraguayos. Más de dos mil campesinos están procesados por participar en manifestaciones y cortes de ruta (igual en Argentina).

Se intenta proteger el negocio de las trasnacionales de la soja y el control militar de una región estratégica (el acuerífero Guaraní, la mayor reserva mundial de agua dulce del mundo, en la Triple Frontera).

Hoy se impone un proyecto peor que el ‘Plan Cóndor’ aplicado en el Cono Sur”.[23]

 

 

 

La Triple Frontera y la política de la guerra infinita ya está en la zona

 

“Cuando ocurrió el primer paso, alertamos sobre el riesgo que representaba la presencia de Tropas de EEUU en Paraguay, ya que se infiltraba un elemento extracontinental militar en nuestro MERCOSUR y que venía a concluir el cierre o articulación de las Bases Militares en Suramérica -especie de cinturón que arranca en el norte con Aruba y Curazao, las bases en Colombia, Manta en Ecuador, Iquique en Perú y por último Paraguay y ahora el gobierno izquierdista de Uruguay está cerrando acuerdos económicos y también de índole militar.

Los afectados por este cerco son Argentina y Brasil, por ser los motores de la posibilidad de una integración continental que comunique las dos cuencas más importantes desde el punto de vista económico: el Atlántico y el Pacífico.

Según Alain Touraine ‘Estaríamos asistiendo al paso de la lógica de la sociedad a la lógica de la guerra. La potencia hegemónica, Estados Unidos, ha decidido no resolver más los problemas por la vía diplomática y por el diálogo sino por la intervención y por la guerra, llevada, si fuera preciso, a cualquier parte del mundo’.

Esta estrategia posee su lógica. Se enmarca dentro de la actual dinámica de la globalización económico-financiera, que no quiere saber de ningún control o regulación social y política. Exige campo abierto para hacer la guerra de los mercados. Esta lógica la podemos comprobar prácticamente en todas las regiones del mundo. El despliegue militar de USA es coherente con sus enunciados y siguiendo esta hipótesis relativa  nuestra región y área de influencia, nos debe importar por los intereses en juego y que detallaremos en un correlato de acontecimientos que vistos en forma aislada y fuera de contexto parecen de escasa importancia, pero vistos en un todo nos alerta que la tesis de Touraine también se cumple aquí.

Conviene aclarar que los acuerdos firmados por Paraguay y EEUU, además de tropas militares, incluye al FBI y la DEA.

Veamos cómo se desarrollan los hechos en Argentina. Desde los atentados a la AMIA en Argentina, se consolida una política de información por parte de la administración Bush, de que la Triple Frontera fue base del ataque a esa ONG argentina, pero además de que fue y es fuente de financiamiento de organizaciones terroristas fundamentalistas de comunión Musulmanas. Denuncias estas jamás corroboradas.

En este marco recordemos, a  Joseph Black, máximo responsable de los EEUU en la lucha contra el terrorismo internacional declaró: ‘La Triple Frontera es utilizada como conducto financiero para el envío de fondos a Hamas y Hezbollah’.

Este año Paraguay fue el escenario elegido por el Comando Sur del Ejército de USA para realizar maniobras ‘Comando 2006’, maniobras antiterroristas en el que participaron efectivos de Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Uruguay y del Caribe, sin la presencia de Argentina, Brasil, Bolivia y Venezuela. A estas maniobras las cerró el jefe del Comando Sur, Gral. Craddock, quien declaró a un diario de Florida -USA- que visitaría la Triple Frontera, zona que preocupa a su Comando.

Posteriormente llega la noticia de que la Cámara de Representantes de EEUU (diputados) había aprobado una moción para exhortar a la administración Bush  a la creación de una fuerza de tarea para actuar contra el terrorismo internacional en el hemisferio occidental, muy especialmente en la zona de la Triple Frontera y que además solicita que la OEA declare al Hezbollah y Hamas como organizaciones terroristas.

El 4 de agosto el diario ‘The Washington Post publicó un extenso artículo en el que da cuenta de la preocupación del gobierno norteamericano con respecto a actividades de lavado de dinero en la zona de la Triple Frontera (Argentina, Brasil y Paraguay) vinculadas a la financiación de Hezbollah y otros grupos radicalizados. Creemos que existe evidencia -señaló Daniel Glaser, un funcionario del área del Departamento del Tesoro norteamericano encargada de perseguir el financiamiento del terrorismo y crímenes financieros-‘.

Esto debe preocuparnos  ya. La administración de Bush insiste en instalar un hecho (terrorismo en la Triple Frontera) que puede derivar en una Causa Bellis, su Parlamento ‘Exhorta’ a preparar una fuerza armada ‘regional’ bajo su comando para intervenir en la Triple Frontera  y ahora la Gran Prensa de EEUU pone el tema del financiamiento de los Terroristas Internacionales en la Triple Frontera.

Es imprescindible tomar nota de esta escalada y poner el freno  a la misma. El gobierno de Bush ha declarado la guerra infinita como objetivo de su política mundial. Ya se han desarrollado fuerzas especiales para lo que llaman guerras de cuarta generación que no es contra un estado específicamente pero sí para organizaciones consideradas terroristas o donde consideren que ha estallado un estado ‘fallido’.

Aquí están en juego, el MERCOSUR como alternativa al ALCA, los recursos estratégicos como el agua, gas y petróleo y el multipolarismo contra el unilateralismo”.[24]

 

 

 

Los neoconservadores y la política del caos constructor

 

“Washington y Tel Aviv se regocijan por las operaciones militares en marcha en el Medio Oriente. Según declaraciones de Condoleezza Rice, el dolor del Líbano es causado por las ‘contracciones del nacimiento de un nuevo Medio Oriente’. Los teóricos del ‘Caos Constructor’ estiman que tiene que correr la sangre  para lograr imponer un nuevo orden en una región rica en hidrocarburos. Planificada desde hace mucho, la ofensiva del ejército israelí contra el Líbano está siendo supervisada desde el Departamento de Defensa de los EEUU.

El autor despliega un mapa titulado ‘Recomposición del Gran Medio Oriente’, (Julio 2006), distinguiendo entre país atacado y país amenazado. Lo componen:

País atacado: Afganistán, Irak, Palestina, Líbano.

País amenazado: Sudán, Irán, Siria.

El término de ‘Gran Medio Oriente’ es una frase que fue utilizada por George W. Bush para designar un control geopolítico de un vasto territorio horizontal, que va desde Marruecos hasta Afganistán.

En un encuentro del 21 de julio de 2006 con la prensa en el Departamento de Estado Condeleezza Rice, interrogada sobre la iniciativas para reestablecer la paz en el Líbano, respondió: ‘No veo interés en recurrir a la diplomacia si es para volver al status quo anterior entre Israel y Líbano. Pienso que sería un error. Tenemos que estar seguros de que todo lo que hagamos vaya  en el sentido del nuevo Medio Oriente, no hacia el regreso al anterior’.

Observado en Washington,  lo que sucede actualmente en el Líbano no tiene nada que ver con el rescate de soldados capturados por Hezzbollah. Se trata de la aplicación de la teoría elaborada durante largo tiempo, del ‘caos constructor’. Según los adeptos al filósofo Leo Strauss, cuya rama mediática es  conocida como de ‘neoconservadores’, el verdadero poder no se ejerce en una situación de inmovilidad sino, por el contrario, mediante la destrucción de toda forma de resistencia. Sólo arrojando las masas al caos pueden aspirar las élites a la estabilidad de su propia posición.

 Estiman también que únicamente en medio de esta violencia los intereses  imperiales de Estados Unidos se confunden con los del Estado Judío. La voluntad israelí de desmantelar el Líbano, de crear allí un mínimo estado cristiano y de anexarse una parte del territorio libanés, no es nueva.  Ya fue anunciada en 1957 por David Ben Gurion en una célebre carta publicada como documento anexo a sus memorias. Lo más importante es que fue insertada en un amplio proyecto de colonización del Medio Oriente redactado en 1996 bajo el título:  una ruptura limpia: Nueva estrategia para garantizar la seguridad del Reino de Israel.

El documento estipulaba:

1) la anulación de los acuerdos de paz de Oslo.

2) La eliminación de Yaser Arafat.

3) La anexión de los territorios palestinos.

4) El derrocamiento de Sadam Hussein en Irak para desestabilizar en cadena a Siria y Líbano.

5) El desmembramiento de Irak y  la creación de un estado palestino en territorio iraquí.

6) La utilización de Israel como base complementaria del programa estadounidense de guerra de las galaxias.

 

Este documento sirvió de inspiración al discurso pronunciado al día siguiente – 9 de julio 1996- por Benjamín Netanyahu en el Congreso de los Estados Unidos. En el encontramos todos los ingredientes de la actual situación: amenazas contra Irán, Siria y Hezbollah y, para rematar, el reclamo de anexión del este de Jerusalem. Este punto de vista es similar al de la administración estadounidense. El control de las zonas ricas en hidrocarburos que Brzezinki y Bernard Lewis llamaban ‘el arco crítico’ o sea el arco que va del Golfo de Guinea al Mar Caspio pasando por el Golfo Pérsico, supone una redefinición de fronteras, de Estados y de regímenes políticos, en otras palabras, una ‘remodelación del Gran Medio Oriente’.

La idea es sencilla: reemplazar los Estados heredados del derrumbe del Imperio Otomano por entidades más pequeñas de carácter monoétnico y neutralizar esos mini-Estados lanzándolos unos con otros. Se trata de volver a los acuerdos a los que llegaron en secreto, en 1916, el Imperio Francés y el Británico, luego aprobado por Italia y Rusia. Los llamados Acuerdos Sykes-Picot y de consagrar el dominio total de los anglosajones sobre la región.

Pero para establecer nuevos Estados primero es necesario destruir los que existen.

Y eso es lo que están haciendo hace cinco años. Veamos.

 

1) A la Palestina ocupada se le amputó el 7% de su territorio; la franja de Gaza y Cisjordania están separadas físicamente por la construcción de un muro; la Autoridad Nacional Palestina fue reducida a ruinas y sus ministros y diputados han sido secuestrados y encarcelados.

2) La ONU conminó al Líbano a desarmarse expulsando a las fuerzas sirias y disolviendo el Hezbollah; el antiguo primer ministro Rafic Hariri fue asesinado y con él desapareció la influencia de Francia; la infraestructura económica del país fue devastada, más de 500.000 nuevos refugiados vagan por la región.

3) EN IRAK, la dictadura de Sadam Hussein fue reemplazada por un régimen todavía más cruel que deja más de 4.000 muertos al mes, sumido en la anarquía, el país está listo para su desmembramiento en tres entidades separadas.

4) El seudoemirato talibán fue reemplazado por una seudodemocracia que sigue imponiendo la interpretación más oscurantista de la sharia, a la que se agregó como nuevo elemento el cultivo de la adormidera. De hecho, Afganistán se encuentra dividido entre los llamados ‘señores de la guerra’ y los combates se generalizan. El gobierno central renunció a imponer su autoridad, incluso en la capital.

En Washington los discípulos de Leo Strauss sueñan con extender el caos a Sudán, Siria e Irán. Para este período de transición no se habla de ‘democracia de mercado’ sino de sangre y lágrimas.

J. Chirac tenía la intención de intervenir en el Líbano para defender los últimos intereses de Francia en ese país. En la cumbre de los 8 en Rusia (San Petesburgo) Bush le prohibió hacerlo diciéndole que no se trataba de una operación israelí que goza del apoyo de los EEUU sino de una operación estadounidense ejecutada por Israel.

Es más, el plan de destrucción de Líbano fue sometido por el ejército israelí a la administración Bush hace ya un año, como lo reveló el San Francisco Chronicle. Fue objeto de discusiones políticas, el 17 y 18 de junio de 2006 en Beaver Creek, durante el Foro Mundial que el American Enterprise Institute organiza todos los años. Benajamin Netanyahu y Dick Cheney lo discutieron ampliamente junto a Richard Perle y Nathan Sharansky. La Casa Blanca le dio luz verde en los días subsiguientes.

Las operaciones militares del ejército israelí son supervisadas por el Departamento de Defensa de EEUU. Determina los aspectos estratégicos esenciales y escoge los blancos. El papel principal lo desempeña el General Bantz Craddock como comandante del Comando Sur del Ejército de EEUU. Es un especialista en movimiento de fuerzas blindadas, como lo demostró durante la operación Tormenta del Desierto -Irak- y sobre todo como comandante de las fuerzas terrestres de la OTAN en Kosovo. Es hombre de confianza de Donald Rumsfeld cuyo estado mayor personal dirigió y por orden de quien desarrolló el campo de concentración de Guantánamo. En noviembre próximo este general será nombrado comandante del European Command de la OTAN que le permitirá dirigir la fuerza de interposición  que la OTAN podría desplegar en el sur del Líbano, además de las fuerzas que ya se encuentran en Afganistán y Sudán.

Los generales israelíes y norteamericanos se conocen desde hace treinta años, gracias a los intercambios que organiza el Instituto Judío para los Asuntos de Seguridad Nacional -JINSA- asociación que impone a sus cuadros la participación en seminarios de estudio sobre el pensamiento de Leo Strauss.”[25]

 

 

 

Veamos como se programa una invasión.

Aviones de la fuerza aérea estadounidense sobrevuelan Argentina, Brasil y Paraguay.

 

“Un avión militar de EEUU sobrevoló la Triple Frontera y permaneció durante cuatro horas en el aeropuerto de Foz de Iguazú. Se trata de un gigantezco DC-10 que llevaba 35 militares del  Pentágono.

El Consulado estadounidense en San Pablo -Brasil- informó que los 35 militares ‘realizan  un paseo por la región, como premio al desempeño en sus funciones’.

Con la excusa de la supuesta actividad de ‘terroristas’ del Hezbollah en la Triple Frontera, las agencias de inteligencia y seguridad de EEUU vienen operando sobre sus colegas de Argentina, Brasil y Paraguay y lograron establecerse en el área.

La presencia de un avión del Pentágono en el corazón geográfico del Mercosur en momentos en que EEUU e Israel están empeñados en una verdadera acción militar de exterminio sobre libaneses y palestinos, es muy preocupante. Sobre todo, porque estas agresiones se amparan en las mismas falsedades que se han argumentado para intervenir en la Triple Frontera: lucha contra el ‘terrorismo’ de Hezbollah.

Estas tergiversaciones y mentiras enarboladas por Estados Unidos llevaron al periodista argentino Victor Ego Ducrot -director de APM-en junio de 2002 a publicar el siguiente artículo (abreviado):

‘La caracterización de la Triple Frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay como centro de operaciones del ‘terrorismo islámico’ es una patraña más. La misma esconde la necesidad que tiene la facción dominante del Imperio Global privatizado  de contar con una excusa política para desarrollar allí una base de operaciones militares al servicio de sus intereses estratégicos.

Analizaremos  cuál es la verdadera naturaleza política y cuál la red de intereses que se esconden detrás de la campaña norteamericana en la Triple Frontera, campaña que cuenta con el apoyo de los gobiernos dependientes y alineados con los intereses del Imperio Global Privatizado. ( I.P.G.)

 

1) El 21 de septiembre del 2001 la BBC de Londres afirmó: en un vasto operativo efectivos de la brigada especial de la policía paraguaya fuertemente armados y vistiendo pasamontañas detuvieron a catorce libaneses y decomisaron computadoras en la ciudad de Encarnación. En un despliegue similar en Ciudad del Este un ciudadano de origen indio fue detenido porque su nombre figura como buscado en una lista del FBI. Se explicó que las detenciones son parte de la operación de control redoblado desde los atentados a las Torres Gemelas. Días después, los detenidos fueron liberados sin cargos.

2) El departamento de Estado de EEUU advertía que la región donde convergen las ciudades de Puerto Iguazú (Argentina), Foz de Iguazú (Brasil) y Ciudad del Este (Paraguay) es un foco de movimientos islámicos extremistas. Mencionaron células de Hamas y Hezbollah. La policía de Paraguay declaró que en Ciudad del Este se han instalado facciones de grupos como Al Gammat, Al Islamiya ,Jihad Islámica, de Osama Ben Laden y de Al Moqwama del grupo pro iraní y Hezbollah, además de la organización palestina Hamas. Nunca dieron pruebas.

3) El 19 de noviembre de 2001 el presidente de Brasil Fernando H. Cardoso, se reúne con su homólogo norteamericano George W. Bush a fin de mantener contactos sobre los movimientos de los ‘presuntos’ terroristas islámicos.

4) El analista político Stephen Johnson adscrito al Heritage Foundation, en su artículo ‘EEUU: la coalición contra el terrorismo debe incluir América Latina’ afirma que 10 de las 30 organizaciones que dirige Osama Ben Laden se sitúan en América Latina (…).  Han atraído a traficantes de drogas y armas como a terroristas ligados al Grupo Islámico Egipcio, al pro iraní Hezbollah y al palestino Hamas, que se ocultan en una larga comunidad de inmigrantes.

Expertos allegados al presidente Bush sostienen que EEUU necesita una política regional que fortalezca su actividad de inteligencia, se realicen programas antiterrorismo y se promueva el respecto de la ley (sic). Si falla dará luz verde a los terroristas para realizar poderosas alianzas en la región sur de su territorio.

5) El 14 de enero, las agencias de noticias internacionales informaron que una misión de legisladores norteamericanos viajó a Paraguay para visitar la Triple Frontera y también el coordinador antiterrorista Francis Taylor. En ambos casos aseguraron que la Triple Frontera es un ‘nido’ de terroristas islámicos. Jamás se probó.

6) Ninguna de las investigaciones policiales que vienen hostilizando a más de 15.000 habitantes de origen árabe, -muchos inmigrantes de tercera generación–ha probado actividad terrorista, a pesar que la propaganda norteamericana se difunde en la prensa internacional (…) El FBI asegura que las ganancias recaudadas llega a las arcas de los grupos islámicos y que aquí en Sudamérica existen ‘células dormidas’ de Hezbollah y Al Qaeda (…) Existen fuertes indicios que la Triple Frontera está sirviendo de santuario a islamistas prófugos. Se ocultan y luego resurgen bajo una nueva identidad, incluso con cirugía plástica.

Durante un informe que el Jefe de la DEA, Asa Hutchinson, realizó ante la Comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes norteamericana, enumeró a otros grupos terroristas ‘extremadamente violentos’. Mencionó a ‘Sendero Luminoso’, en Perú (¿) y tres grupos designados como terroristas por el Departamento de Estado: las FARC (Colombia), el ENL (Colombia) y AUC (¿).’

Revisemos algunas informaciones distribuidas el 10 de junio de 2006 por el Instituto del Cono Sur, al Servicio de Noticias de Serpal (España) y Piensa Chile. ARGENTINA: ‘un equipo de los comandos norteamericanos ‘boinas verdes’ y efectivos del Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF) de la Policía Federal Argentina realizaron un simulacro de rescate de rehenes en manos de terroristas en una estación del subterráneo  (metro de Buenos Aires). El grupo de comandos norteamericanos pertenece a la ‘Compañia C o Charlie’ del ejército norteamericano conocidos con el ya mítico nombre de ‘boinas verdes’ (días antes difundieron por los medios que se intentaba violar mujeres en la estación más céntrica del subterráneo de la Capital Federal, a una hora donde es imposible por la cantidad de gente y además no hay espacio para ello. Infundieron el pánico en algunas mujeres y,  distrajeron con esto para ejercitar un ‘operativo antisubversivo’, operativo que contó con la participación del gobierno argentino).

El 31 de marzo de 2006 el diario Página 12 informaba: marines norteamericanos ya combaten en Misiones (provincia argentina que se ubica en la Triple Frontera). Por ahora, solamente al mosquito Aedes Aegyptu que transfiere el virus del dengue (…) Noticia ignorada por los demás medios y hecha pública por un periodista en ‘El médico del conurbano’,  publicación especializada. El silencio oficial y mediático en torno de la presencia de tropas norteamericanas en la Argentina, cumpliendo supuestos objetivos sanitarios, es explicable sólo a la luz de lo siguiente: se trata de una avanzada norteamericana que se inscribe en una estrategia mucho más amplia y que nada tiene que ver con la salud de los argentinos.

Los contenidos estratégicos del Plan Colombia que incluye la Triple Frontera, fueron expuestos en el artículo Colombia: de Vietnam al Amazonas de Manuel Salgado Tamayo, de Altercom, y publicado por Rebelión el 5/5/06: (…) ‘En el mundo posterior a la Guerra Fría, los EEUU son la única superpotencia que queda con la capacidad de intervenir en cualquier parte del mundo. Y sin embargo, el poder se ha vuelto más difuso y han disminuido las cuestiones a las que pueda aplicarse la fuerza militar’, escribía Kissinger. En este sentido, aunque superpotencia militar, ya no pueden imponer su voluntad. Ni su fuerza ni su ideología se prestan a las ambiciones imperiales. En estas condiciones, una guerra abierta contra las fuerzas insurgentes en Colombia tiene el mismo límite, que, en su momento, impuso el pueblo vietnamita: la posibilidad de la derrota de los agresores (…).

El éxito relativo de las guerras de baja intensidad en América Central en los años ‘80, las victorias fáciles de la guerra del Golfo, Granada y Panamá llevó al presidente Clinton que podía implementar una guerra relámpago contra Colombia pretextando el problema de las drogas(… ) pero podría ocurrir lo de Vietnam.

Las grandes metas de EEUU, serían 1) desactivar el triángulo radical, que se ha formado en el noroeste de América del Sur, formado por Venezuela de Hugo Chávez, la Colombia insurgente de las FARC y el ELN, por el Ecuador de los indios rebeldes y los militares progresistas y por Panamá que se niega a morir el espíritu del General Omar Torrijos.

De allí los ‘controles antiterroristas’  a los procesos de contestación y protesta social y política que podrían radicalizarse en Argentina (en estado de desobediencia civil) en Brasil, de cara a una posible victoria electoral de fuerzas progresistas y Paraguay con fragilidad institucional y creciente movilización campesina.

El 2 de junio de 2006, Página 12 informó que: La Unión Europea exige a la Argentina que levante las restricciones que prohiben a extranjeros la adquisición de tierras en las denominadas áreas de frontera (…) Un documento secreto contiene éstas y otras exigencias en la sección servicios de la ronda Doha de la Organización Mundial de Comercio.

La campaña norteamericana sobre la Triple Frontera forma parte de una jugada imperial que a la vez servirá para reprimir los movimientos populares y africanizar el régimen de propiedad privada corporativa de los recursos económicos más importantes. Africanización, porque a partir de la década del ‘80 ese gran y sufrido continente fue usado por el IPG como mesa de ensayo para el nuevo régimen de apropiación privada corporativa: las avanzadas militares y de inteligencia de EEUU y la Unión Europea se instalaron en varios países para formar guardias privadas  dedicadas a la protección de los establecimientos corporativos establecidos”.[26]

Lamentablemente, esto ya ha sucedido en argentina. No sólo las empresas privadas tienen su “propia seguridad” que recorre todo el país, las empresas mineras extranjeras están custodiadas por ejércitos con helicópteros impidiendo acercarse a cualquier argentino sino que el país está inundado de empresas privadas de seguridad, es decir, de “contratistas”.

“La relación entre los gobiernos es otra cosa. Hay intensos –y reservados- programas sobre la lucha contra el terrorismo, contra el narcotráfico y contra el lavado de dinero.  La CIA y el MOSSAD (la inteligencia israelí) ayudan mucho en la Argentina, incluso en el combate al delito común, aseguran los que conocen las cosas secretas del Presidente Kirchner”.[27]

 

Ahora se entiende el  caos generalizado que se ha producido en la población argentina respecto a la policía, la SIDE (Servicio de Informaciones del Estado) y el Poder Judicial. El clamor de la población de “seguridad” se corresponde con la actividad de los hacedores del caos.

 

 

 

Tribuna Bolivariana. Bolpress del 3/8/ 2006

 

“El amigo Pereyra Mele tiene mucha razón: los EEUU han comenzado sus operaciones en todo el Cono Sur. Si alguien piensa que estos falsos estudiantes y la aparición de Newsweek ametrallando a Kirchner carecen de vínculo alguno (….).

 

 

 

Llegan a Bolivia militares estadounidenses ‘camuflados’ de estudiantes

 

Llegan para participar en un curso organizado por la Alliance for Social Conflict Transformation (ACT) y la privada Universidad NUR. El curso, cuyo costo es de 3.400 dólares por participante, se realiza en el Hotel Cortez de Santa Cruz.

El presidente Evo Morales acusó al gobierno de EEUU de ‘enviar soldados a Bolivia’ a poco que la oposición liderada por Podemos –ligada a los grupos de derecha de Bolivia-denunciara que Hugo Chávez envía militares al país. Morales dijo que el embajador de EEUU en Bolivia, David Greenlee, pidió una reunión, tal vez está enojado porque el domingo 16 grité emocionado en el Chapare frente a miles de compañeros: Kawsachun coca, wañuchun yanquis (“viva la coca, mueran los yanquis”).

Si eso me reclama, yo también tengo derecho a trabajar, agregó.

El curso que se realiza en Santa Cruz es considerado por funcionarios de gobierno como una forma de encubrir a militares, debido a que la ACT es una organización al servicio del Departamento de Estado y Defensa de Estados Unidos (conviene aclarar que esto, bajo la figura de estudiantes y turistas, se viene haciendo desde hace varios años en la Patagonia. Hacen estudios topográficos soldados israelíes encubiertos. Denuncia hecha pública).

Un artículo del periodista Pablo Stefanoni en Página 12 señala que uno de los militares identificados por la inteligencia boliviana es ‘el presunto sargento de marines Joseph Michael  Humire, quien se habría entrenado en el curso de comando anfibios Recon, que incluye especialidad en francotirador, explosivos, reconocimiento y operaciones especiales’.

La embajada de EEUU negó estar enviando militares a Bolivia.

En febrero de 2006 el Washington Post dijo que existe un manual del gobierno estadounidense según el cual el Presidente de USA permite desde esa fecha el envío ‘secreto’ de militares sin uniforme a cualquier país, sin la obligación de informar a su embajador”.[28]

 

 

 

El montaje de los atentados abortados en Londres

 

“El montaje cumple varias funciones, entre ellas:

1)     Desvía la atención del conflicto entre Israel e Hezbollah. Demasiados civiles asesinados y otras salvajadas perpetradas a diario por el Tasahal

2)     Envía un mensaje inequívoco a la opinión pública: los ‘malos’ son Al-Qaeda, los ‘buenos’ son los que luchan contra el fundamentalismo islámico que trata de amenazar la democracia occidental. Hay que mantener el miedo en la conciencia colectiva de la gente, recurrir a Ben Laden y dar todo tipo de detalles sobre los supuestos atentados para alimentar el miedo en la población.

3)     Intenta equilibrar la batalla de propaganda entre Israel y Hezbollah de una manera indirecta, pero sutil al mismo tiempo. Ya que Israel lucha contra los ‘terroristas islámicos’ está en el bando de los ‘buenos’.

4)     En el mundo de la inteligencia jamás se facilitan los detalles de una operación antiterrorista, ya sea para abortar un atentado aún en fase de planificación, o cuando se realiza una investigación posterior a un atentado cometido. La información sensible, como los nombres de los terroristas, su financiación, objetivos, órdenes, horarios, está clasificada y reservada como alto secreto en todas las agencias de inteligencia, por lo que no sale a la luz. En toda investigación seria, lleva meses, e incluso años averiguar la verdad, muchas veces lo único que se obtienen son  pistas falsas que conducen a callejones sin salida. Hay que trabajar muchísimo para obtener buena información, eso lleva tiempo y presupuesto.

 

Las noticias falsas, como éstas, son en realidad operaciones de desinformación y manipulación de la opinión pública con un objetivo prediseñado, planificado y calculado para obtener un beneficio permanente que justifique/autorice determinadas políticas en el ámbito nacional (patriot act) o internacional “.[29]

Y para finalizar:

“El sociólogo francés Alain Touraine en su reciente libro “Un nuevo paradigma: para entender el mundo de hoy” (Paidós, 2005) propone que después de la caída del muro de Berlín y de los atentados del 11 de septiembre de 2001 empezó rápidamente una desintegración de las sociedades, dominadas por el miedo e impotentes ante el terrorismo. Estamos asistiendo al paso de la lógica de la sociedad a la lógica de la guerra. La potencia hegemónica, EEUU, ha decidido no resolver más los problemas por la vía diplomática y por el diálogo, sino por la intervención y por la guerra llevada, si fuera preciso, a cualquier parte del mundo.

Esta estrategia posee su lógica. Se enmarca dentro de la actual dinámica de la globalización económico-financiera, que no quiere saber de ningún control o regulación social y política. Exige campo abierto para hacer la guerra de los mercados. Ha separado totalmente la economía de la sociedad, ve los estados-naciones como trabas, procura reducir el estado, difamar a la clase política y pasar por encima de los organismos de representación mundial, como la  ONU. Esta disolución de las fronteras ha acarreado la fragmentación de lo que constituye la sociedad.

(…) Esta desocialización es consecuencia de la globalización económico-financiera que encarna el capitalismo más extremo con la cultura que lo acompaña. Esta implica la segmentación de la realidad, con la pérdida de la visión del todo, la exacerbación de la competitividad en detrimento de la cooperación necesaria, el imperio de las grandes corporaciones privadas con poquísimo sentido de responsabilidad socioambiental y la exaltación del individuo ajeno al bien común.

El mundo está en franco retroceso. La sociedad actual  no se explica ya, como quería la sociología clásica,  por factores sociales, sino por fuerzas impersonales y no sociales como el miedo colectivo, el fundamentalismo, el terrorismo, la balcanización de vastas regiones de la Tierra y las guerras cada vez más terroristas, por convertir en víctimas a poblaciones civiles.

Este escenario mundial dramático explica por qué ninguna instancia política mundial tiene capacidad reconocida ni fuerza moral suficiente para poner fin al conflicto palestino-israelí que está convirtiendo el Líbano en una ruina. Asistimos impotentes a la tribulación de la desolación de un sinnúmero de víctimas inocentes, de millares de refugiados y a la irracional destrucción de toda la infraestructura de un país que acaba de reconstruirse de la guerra anterior. Esto es terrorismo.

Si, impotentes, no sabemos qué hacer, procuremos por lo menos entender la lógica de esta violencia. Ella es fruto del tipo de mundo que hemos decidido construir en las últimas décadas  basado en la pura explotación de los recursos de la tierra, en la producción y el consumo ilimitados, en la falta de diálogo, tolerancia y respeto por las diferencias. Un mundo así solo puede llevarnos a la dessocialización y a la guerra sin fin”.[30]

 

 

Y, para hacer observable los mecanismos y procedimientos:

“La agenda militar actual es continuación de la guerra del Golfo de 1991, Yugoeslavia 1991-2001 y Afganistán e Irak. En América Latina tenemos Panamá y Haití entre otros.

El período de la guerra fría ha sido marcado por numerosas operaciones  encubiertas de inteligencia de EEUU dentro de la URSS, que eran el instrumental para gatillar las guerras civiles en varias de las repúblicas Socialistas, incluyendo Chechenia, dentro de la Federación Rusa, Georgia y Azerbaiyan. En estas últimas, el objetivo era asegurar el control estratégico sobre corredores de tuberías de petróleo y gas. Las operaciones militares de inteligencia fueron coordinadas con las reformas del libre mercado impuestas por el FMI en Europa Oriental, ex URSS y los Balcanes (también en América Latina) que produjeron desestabilización de las economías y el empobrecimiento de millones de personas (Argentina).

El Banco Mundial que patrocinó programas de privatizaciones, permitió al capital occidental adquirir la propiedad y ganar control de la economía de los países del bloque oriental y de América Latina. Este proceso es parte de la base de las fusiones y/o tomas estratégicas de la ex industria soviética de petróleo y gas para poderosos conglomerados occidentales a través de la manipulación financiera  (deuda externa en A. Latina, entre otras)  y  las prácticas políticas corruptas.

En otras palabras. Lo que está en juego en la guerra librada por EEUU es la recolonización de una inmensa región que se extiende desde los Balcanes hasta el Asia Central.

Guerra y globalización van de la mano. La militarización apoya la conquista de nuevas fronteras económicas y la imposición mundial del sistema de ‘libre mercado’.

 

 

 

La siguiente fase de la guerra

 

La administración Bush ya ha identificado a Siria como la siguiente fase del ‘mapa de ruta a la guerra’. El bombardeo de presuntas bases ‘terroristas’ por la fuerza aérea israelita en octubre de 2003, fue realizado para proporcionar una justificación a las intervenciones militares preventivas subsiguientes. Sharon lanzó el ataque con la aprobación de Donald Rumsfeld.

Esta extensión de la guerra en Siria significa que Israel se transforma en un actor militar principal en la guerra liderada por EEUU Miembro Oficial de la coalición anglo-norteamericana.

Siria constituye un puente de tierra entre Israel e Irak y también un medio para controlar la frontera iraquí. Este agrandamiento del frente de guerra coincide con el plan de Sharon para construir un ‘Gran Israel’ sobre las ruinas del nacionalismo palestino. Busca extender su dominio territorial hasta el río Eúfrates con áreas para asentamiento judío en Siria. Los palestinos son encarcelados en Gaza y en la orilla oriental detrás de un ‘muro del apartheid’.

Mientras tanto, el Congreso de EEUU ha hecho más estrictas las sanciones económicas en Libia e Irán.  Está surgiendo un ‘cambio de régimen’ en Arabia Saudita y presiones políticas en Turquía.

Así la guerra podría derramarse desde el Mediterráneo Oriental hasta la India y China.

Estados Unidos, Inglaterra e Israel tienen política coordinada de armas nucleares. Las ojivas israelitas apuntan hacia las ciudades más importantes del Medio Oriente. La nueva política nuclear involucra explícitamente a los contratistas más grandes de la defensa en la toma de decisiones.

Es equivalente a la privatización de la guerra nuclear.

Esta nueva generación de armas nucleares está lista para ser usada en la siguiente fase de esta guerra ‘en frentes de batalla convencionales’ (ej: Medio Oriente y Asia Central).

La guerra en Irak fue planificada en 1995. Clinton estableció claramente que el objetivo era el petróleo. En septiembre de 2000 el proyecto ‘Por un nuevo siglo norteamericano’ publicó su programa por dominación global bajo el título ‘Reconstruyendo las defensas norteamericanas’. El objetivo es simple: luchar y decididamente ganar en múltiples y simultáneos frentes de batalla.

Se delinea un mapa del camino a la conquista. Requiere la imposición directa de bases de avanzada norteamericanas a lo largo de Asia Central y Medio Oriente, con el objetivo de asegurar la dominación económica del mundo, estrangulando al mismo tiempo a cualquier rival potencial o cualquier alternativa viable al objetivo norteamericano.

 

 

 

El rol de eventos generadores masivos de víctimas

 

Delinea un sistema de propaganda de guerra. Un año antes del ‘9-11’ este programa requería ‘algún evento catastrófico y catalizador’ como un nuevo Pearl Harbor, el cual serviría para galvanizar a la opinión pública norteamericana en apoyo de una nueva agenda de guerra.

D. Rockefeller, ante el Consejo Comercial de Naciones Unidas en 1994 dijo: ‘Estamos al borde de la transformación global, todo lo que necesitamos es la correcta y mayor crisis y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial’.

En su libro ‘El gran tablero de Ajedrez’  Brzezinsky dice: ‘Podría encontrarse más difícil formar un acuerdo general (en USA) en los asuntos de política extranjera excepto en las circunstancias de una verdaderamente masiva y ampliamente percibida amenaza externa directa’. Por otra parte, fue uno de los arquitectos claves de la red Al-Qaeda creada por la CIA en la guerra afgana-soviética (1979-1989).

El evento ‘catastrófico y catalizador’ forma parte integral de la planificación militar –inteligencia de EEUU. El General Franks que lidera la guerra en Irak señaló (octubre 2003) el rol de un ‘evento generador masivo de víctimas’ para hacer aceptable el apoyo a la imposición del dominio militar de EEUU e identifica el escenario: ‘un evento terrorista generador masivo de víctimas’ ocurrirá en alguna parte del mundo occidental –podría ser los EEUU- que cause a nuestra población cuestionarse nuestro propia Constitución y empezara a militarizar nuestro país para evitar una repetición de otro ‘evento generador masivo de víctimas’.

Esto es parte del ‘Consenso de Washington’. Identifica el mapa del camino a la guerra y operacional: la Defensa de la Patria y parte integral de la agenda neoliberal.

Este evento terrorista generador masivo de víctimas es presentado por el General Franks como un cambio político crucial. La crisis resultante y el tumulto social facilitará un cambio mayor en las estructuras políticas, sociales e institucionales norteamericanas.

La ‘guerra al terrorismo’ es proporcionar una justificación y derogar ‘el mandato de la ley’ con el objetivo para ‘conservar los derechos civiles’. Un ataque terrorista de Al-Qaeda sería el mecanismo gatillante para un golpe militar de estado en EEUU.

 

 

 

La propaganda de guerra

 

Siguiendo los ataques del 9-11 –Torres Gemelas- el Secretario de Defensa D. Rumsfeld creó la oficina de Influencia Estratégica (o la oficina de Desinformación). ‘Dijeron que iban a plantar historias que eran falsas en países extranjeros para  influenciar la opinión pública a través del mundo’ y, repentinamente, esta oficina fue disuelta por presiones políticas y las ‘molestas historias’ de los medios de comunicación, dado que su propósito era mentir acerca del progreso de los intereses de USA’ (2003). Rumsfeld se retiró y dijo: ‘esto es vergonzoso’. Sin embargo, la campaña de desinformación ‘orwelliana’ del Pentágono permanece funcionando.

Los actos de guerra son anunciados como ‘intervención humanitaria’ adaptadas hacia el ‘cambio de régimen’ o ‘restauración de la democracia’.

La matanza de civiles como ‘mantenimiento de la paz’. La derogación de derechos civiles en el contexto como ‘legislación antiterrorista’ es un medio para ‘la seguridad doméstica’.

 

 

 

 El rol central de Al-Qaeda en la doctrina de seguridad

 

En la estrategia de seguridad nacional, la doctrina de ‘guerra defensiva’ (?) preventiva y la guerra al terrorismo contra Al-Qaeda constituyen los dos bloques esenciales de la campaña de propaganda del Pentágono.

El objetivo es presentar la acción militar preventiva como un acto de autodefensa contra dos categorías de enemigos: ‘estados deshonestos’ y ‘terroristas islámicos’.

Significa que los ‘varios eventos generados masivos de víctimas’ alegados a Al-Qaeda (enemigo fabricado) son parte de la Agenda de Seguridad Nacional.

El activador de los ‘incidentes de pretexto de guerra’ es parte integral de la historia del ejército norteamericano.

 

 

 

Actos terroristas reales

 

Ejemplos: El ataque bomba en Bali (2002). La organización terrorista involucrada: Jemaah Islamiah, tenía conexiones con inteligencia del ejército Indonesio (BIN) que a su vez tiene conexiones con la CIA y la inteligencia Australiana.

La relación crucial entre el SII de Paquistán y la CIA y el hecho que el SII sigue apoyando a grupos radicales como Lashkar Jaish y el Hizful de Mujahidines de Cachemira mientras también colabora con la CIA.

Ampliamente documentado. La CIA ha apoyado grupos terroristas desde la era de la Guerra Fría.

Durante la guerra en Bosnia los inspectores de armas norteamericanos traían grandes cantidades de armas para el Ejército Musulmán de Bosnia.

En otras palabras. Clinton estaba ‘albergando terroristas’.

Richard Armitage como Collin Powell encubrieron los atentados del 9-11. Documentos oficiales e información de inteligencia indican que fue una operación de inteligencia cuidadosamente planificada.

 

 

 

El movimiento antibélico

 

No puede estar basado en la movilización del sentimiento. Debe derribar a los criminales de guerra y cuestionar su derecho a gobernar.

Además, dirigirse a los bancos globales, las corporaciones financieras que están detrás de los actores militares. El grupo ejército-inteligencia (en lugar del Departamento de Estado, Casa Blanca y Congreso) está en condiciones de controlar la política exterior de EEUU. Los gigantes del petróleo, los contratistas de defensa, Wall Street y los gigantes de las comunicaciones, operan en forma secreta.

 

 

 

La criminalización del Estado

 

Dentro de la agenda de la guerra, oficiales de alta jerarquía del gobierno de Bush, miembros del ejército, Congreso Norteamericano y la Magistratura se les ha concedido la autoridad no sólo para perpetrar actos criminales sino para designar a aquellos en el movimiento antibélico como ‘enemigos del Estado’.

El Pentágono es un brazo de Wall Street, la OTAN coordina sus actividades con el Banco Mundial y el FMI.

El FMI, Banco Mundial y la Organización Mundial de Comercio (OMC) comparten el compromiso del Nuevo Orden Mundial”.[31]

 

Hasta aquí, el intento fue clarificar conceptos, ilustrar acerca de concepciones acerca del hombre y su contrario, las distintas percepciones en relación al momento actual y teoría con capacidad descriptiva y explicativa.

En lo que respecta a Argentina el hallazgo fue confirmar el papel de Rockefeller y su institución en la destrucción de nuestro país.

En 1973, recién creada la Trilateral, declara en Buenos Aires (gobierno de Cámpora) “a partir de aquí, cada país sabrá a que atenerse”.

En 1976 se produce un golpe de estado con apoyo británico y norteamericano y en 1982 llevan a cabo una provocación en las Islas Malvinas, que conduce a una guerra y en donde Argentina luchó contra la OTAN y la colaboración del gobierno chileno con Gran Bretaña.

Cada acción militar fue acompañada de gran cantidad de bajas humanas y materiales. En junio de 1955, con el bombardeo a Plaza de Mayo se produjeron más de 400 muertos y miles de mutilados y heridos; en 1976 miles de muertos y desaparecidos y en 1982 sólo con el hundimiento del buque Escuela General Belgrano más de 500 cadetes adolescentes.

El ataque a Líbano se llevó a cabo junto con la provocación y guerra en Malvinas.

Para la “prensa” fue la aventura de un general (Galtieri) alcohólico.

Hoy descubrimos que el objetivo era la destrucción de esta nación por parte del bloque de poder mundial.

¿Alguien se puede asombrar del alineamiento de este pueblo a favor de los árabes (Argelia, Palestina, Irak, Líbano) y su aversión al eje USA- R.U- Israel?.

A modo de síntesis. Hemos intentado construir un mapa en donde se eslabona la conformación de un poder mundial que ha logrado construir un estado supranacional con todo su andamiaje institucional, sus fuerzas armadas y aparatos de inteligencia que rige al mundo, más los medios de comunicación.

No cabe duda que han declarado la guerra a los pueblos  y ante este hecho, la única alternativa es la organización en su  defensa.

El enemigo es el eje anglo-sajón-israelí coaligados.

La guerra de las civilizaciones de Huntington ha comenzado, los enemigos son los latinos, árabes, eslavos, africanos, etc. Toda esta información nos arma a nivel del conocimiento.

 El problema es discernir que hacer y por donde empezar y esto refiere al arte de la guerra.

 


ORGANIGRAMA IMPERIAL

 

Para el sometimiento, explotación y saqueo de los pueblos

 

ACCIONISTAS MULTIMILLONARIOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TRASNACIONALES

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GOBIERNOS DE ESTADOS UNIDOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
ARMAS DE GUERRA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mediática

Medios de Comunicación

 

Económica y Política

FMI-BM-OMC-ONU-OEA

 

Sucia

CIA_ONG

 

Real

Ejército USA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1. Transculturización

2. Manipulación y tergiversación de la información

3. Terrorismo mediático

4. Agitación Política

5. Promoción de la globalización neoliberal

6. Endemonamiento del adversario

7. idiotizaçao colectiva

8. Promoción del sexo, la violencia y el vicio, etc.

 

Tratados: ALCA-TLC, carta Democrática, etc.

Objetivo:

1. Cambio del marco legal;

2. Minimización del Estado (para eliminar: el ejército y al estado como ente regulador);

3. Subordinación supranacional;

4. Privatización (apoderarse de materias primas, empresas básicas y de servicios);

5. Flexibilización Laboral (mano de obra barata);

6. Deuda externa;

7. Estrangulamiento, bloqueo y extorsión económica

 

1. Entrenan, financian y hacen acciones terroristas

2. Financia y asesora a la oposición de gobiernos nacionalistas no incondicionales a los Estados Unidos;

3. Golpes de estado;

4. Conspiraciones;

5. Desestabilización política y social, saboteos.

6. Magnicidios.

7. Asesinan, secuestran, desaparecen y torturan.

8. Proveen: Paramilitares, espías, mercenarios, etc.

 

Plan Colombia. Los Talibanes, armas de destrucción masiva, etc.

Acciones:

1. Invasiones: Vietnam, Rep. Dominicana, Panamá, Haití, Afganistán, Irak, Corea, Cuba, etc.

2. Genocidios-exterminios: Bomba atómica a Japón.

3. Guerras

4. Crímenes de guerras.

5. Violación de los derechos humanos, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                           

Son cómplices, traidores y vendepatria:  la oligarquía lacaya; los transculturizados; los corruptos; los gobernantes títeres, los privatizadores; la oposición financiada y asesorada por Estados Unidos; los “Cia Criollos”, etc.

Ref: ULMA-USA-JRV 18/08/06
 

 

La religión como argamasa ideológica

 

En Argentina, a partir del gobierno de 1983, en el marco de la “democracia del capital privado” entre las “libertades” que se introdujeron, fue la libertad de cultos. Así la Argentina fue invadida por sectas de aventureros, filiales de Estados Unidos y Brasil más, algunas de origen local. La mayoría de ellas se encuentran enjuiciadas por secuestro y lavado de cerebro de niños, tráfico de estupefacientes, sacrificio de animales, violaciones, etc.etc.

Existen estudios sobre las sectas evangelistas y libros con abundante documentación.

Veamos el papel que juegan en la superestructura ideológica estas sectas  en contraposición a las Iglesias, en particular, la Católica que sigue siendo mayoritaria en este país.

Entrando en tema.

“En un país (Estados Unidos) cuyos ciudadanos abandonan los partidos políticos para integrarse a las iglesias evangélicas, el condicionamiento de la opinión pública empieza por la manipulación de los creyentes. Paralelamente a la preparación de la ofensiva contra el Líbano, el Pentágono y el ejército israelí montaron el CUFI, una federación que reúne a los cristianos sionistas y cuyo objetivo es transformar a 50 millones de adeptos de las iglesias evangélicas en militantes a favor de la guerra.

La reunión de Chistians United for Israel (CUFI) llevada a cabo el 7 de febrero de 2006 contó con la dirección del reverendo John Hagee. La función de este grupo no es reemplazar al AIPAC (American Israel Public  Affairs Committee) sino propagar la teología sionista en el seno de las iglesias evangélicas y más allá para que la mayoría de los estadounidenses perciba el apoyo a las ofensivas israelíes como un deber religioso.

En el libro del pastor tejano John Hagee publicado en enero de 2006 titulado, ‘Jerusalem Countdown’ (…) afirma ‘que Irán es un país dirigido por fanáticos que quieren borrar del mapa lanzando la bomba atómica sobre Jerusalem. Después de la invasión de Israel por musulmanes y rusos (¿), Estados Unidos tendría que librar una segunda guerra por el control de Israel contra China y La Unión Europea. Esa guerra daría lugar al surgimiento del Anticristo, bajo la forma de presidente de la Unión Europea. Finalmente, una terrible guerra atómica pondría fin al ciclo. La batalla decisiva tendrá lugar en Meggido (Armagedon). Radiante, Cristo podrá entonces volver a la tierra para recompensar a quienes creyeron en él. Por suerte, el ejército israelí y el Pentágono pueden hacer que la balanza se incline del lado correcto mediante una intervención preventiva, recurriendo incluso a la utilización de nuevas bombas nucleares tácticas. Así que la solución consiste en ir a la guerra sin más dilación’

En el banquete de inauguración del CUFI del 18 de julio de 2006, se describen ‘los orígenes del cristianismo sionista. Históricamente el sionismo es un fenómeno cristiano desde mucho antes de ser judío. Se creen un segundo pueblo elegido (…) el regreso de Cristo se producirá únicamente cuando los judíos se hayan reagrupado en Palestina.

El primer jefe de estado que pretendió convertir su país en un segundo Israel y llamar a la creación de un Estado Judío en Palestina fue el puritano inglés Oliver Cromwell en el siglo XVII. Reinstalada la monarquía sus seguidores fueron expulsados del reino y huyeron a Irlanda del Norte y los Países Bajos. Más tarde fundaron colonias en África austral y en América. Esta corriente político-religiosa encontró una  nueva forma de expresión en el primer Ministro de la Reina Victoria, Benjamín Disraeli, principal referencia histórica de los neoconservadores. Sin embargo, los rabinos fueron siempre enérgicamente opuestos a la creación de un Estado judío. En el siglo XII rechazaron una proposición del rey Saladin el Magnífico. Los cristianos sionistas tuvieron que esperar hasta el siglo XIX la aparición del nacionalismo de Theodor Hertzel  (…). Finalmente se logra el acercamiento entre cristianos sionistas y nacionalistas judíos.

Durante la guerra de los seis días (1967) Israel tomó conciencia del peso electoral de las sectas evangélicas sionistas en EE.UU y comenzó a financiar al líder de éstas, el pastor Jerry Falwell, cofundador de la Moral Majority. En 1978 Falwell fue invitado a plantar árboles en la ‘Tierra prometida’ y dio su nombre a un bosque y en 1979 el gobierno israelí le ofreció un jet privado para contribuir a su ministerio religioso. En 1980 el primer ministro Menahem Begin le hizo entrega solemne de la medalla Zeev Jabotinsky que lleva el nombre del pensador de extrema derecha que le sirvió de mentor y cuyo secretario era el padre de Benjamin Netanyahu.

Esta alianza se institucionalizó en setiembre de 1980 en ocasión del voto de una resolución del parlamento israelí que proclama Jerusalem como capital de Israel, en franca violación del derecho internacional. Begin financia la creación de la Embajada Cristiana Internacional de Jerusalem y abre un ‘consulado’ en cada Estado de Estados Unidos.

En agosto de 1985 la Embajada organiza con las autoridades del régimen del apartheid el primer Congreso Mundial de Cristianos Sionistas. Tuvo lugar en Basilea (Suiza) en la misma sala en que T.Hertzel había creado el movimiento judío sionista 98 años antes.

En octubre de 2003 los cristianos sionistas sellaron su alianza con los neoconservadores en el marco de la Cumbre de Jerusalem, en presencia de Ehud Olmert y de Benjamín Netanyahu y el 5 de enero de 2004 el buró de la Cumbre de Jerusalem creó un grupo ad hoc de 14 miembros del parlamento israelí bajo el nombre de Christin Allies Caucus.

Todas estas operaciones se han desarrollado con la ayuda de la Fellow Ship Foundation, organización que supervisa y financia desde el Pentágono la pléyade de iglesias evangélicas en todo el mundo.

La originalidad de la ‘teología de las dos alianzas’ que promueve el pastor Hagee, consiste en afirmar que los judíos que observen la ley de Moisés alcanzarán la salvación sin  tener que convertirse al cristianismo. La teología afirma que Dios hizo pactos diferentes con  sus dos pueblos elegidos: los judíos y los evangélicos.

Finalmente, el 7 de febrero de 2006 se edita una revista bimestral. Su director Aviv Bushinsky fue consejero de relaciones de prensa y vocero del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu. Plantea la amenaza que representa Irán y sus brazos armados Hamas y Hezbollah. Denuncia a universitarios europeos que analizan la Biblia dentro de su contexto histórico-social y que hablan del Israel bíblico como un mito.

El extremismo del pastor Hagee atrae a miembros del Likud, cuando escribió un elogio del asesinato de Yitzhak Rabin, al que considera culpable de haber vendido a vil precio la ‘tierra prometida”.[32] 

Hasta aquí, el papel y la función que cumple la alianza entre sectas de evangelistas y sionistas ó, la teología de las dos alianzas.

Si bien es cierto la religión conforma la superestructura ideológica del régimen de dominio, no todas son iguales.

En lo que respecta a la Iglesia Católica, en América Latina, siempre hubo lucha entre la jerarquía eclesiástica y sacerdotes de parroquia. En Argentina y América Latina, vinculados a los sectores populares, así como Obispos, sobre todo del interior del país.

Además del padre Camilo, guerrillero colombiano, hubieron dos grandes sectores que lucharon junto a los pueblos. Los jesuitas, fundamentalmente en Centro América y Caribe, en el marco de la Teología de la Liberación y los Sacerdotes del Tercer Mundo, todos bajo el Concilio Vaticano II de Medellín.

En el marco de las matanzas llevadas a cabo por el ejército norteamericano con apoyo del israelí y sus “soldados de la fortuna” solo en Guatemala asesinaron a 200.000 personas a lo largo de cerca de 20 años, y a sacerdotes y Obispos.

En  Argentina, en la década del ‘60 un grupo de sacerdotes de Rosario y Cañada de Gómez, ante la “insensibilidad social del Obispo de Rosario”, llevan a cabo un movimiento que culmina con la ocupación de las Iglesias y la intervención del pueblo en su apoyo, que termina en una represión. Renuncian al sacerdocio y se vinculan con la lucha de los estudiantes en Rosario(Santa Fe) en mayo de 1969, que culmina con  ocupación militar de la ciudad, justicia militar y pena de muerte.

Desde la congregación de los Paletinos, hasta sacerdotes y obispos de otras congregaciones fueron asesinados en la década del ’70.[33]

Vivieron el sacerdocio desde la fe cristiana, desde el pueblo y para el pueblo. En su ideario no existían ni los ejércitos ni las invasiones. Todo lo contrario. Su ideario era la liberación nacional y social.

Y, al menos en Argentina, la tendencia fue y es el pueblo en armas. Evitando el fetichismo de las armas de fuego. El saber, la conciencia en el en sí y para si, es un arma en las manos del pueblo. A las armas se llega pero, la fuerza la otorga la conciencia de la legitimidad  de su  lucha. De allí su disposición a la lucha.

Recientemente, se dio a conocer un documento producto de la XX Reunión de sacerdotes.

 

 

 

“Mensaje a nuestro pueblo al concluir el  20° Encuentro Anual de los curas en la Opción por los Pobres”.

 

Como curas en la opción por los pobres, nos hemos reunido en nuestro 20° encuentro anual. Hemos compartido nuestras experiencias, alegrías y dolores. Hemos mirado nuestra vida, y el caminar ‘andando nomás’ junto al pueblo sufrido y sufriente del que somos parte y hermanos. Hemos mirado también los dolores cotidianos de las multitudes de hermanos y hermanas de nuestros pueblos. Barrios y comunidades. Sabemos y vivimos a diario sus lágrimas y sus causas, y conocemos los dolores, tantas veces silenciados por la publicidad oficial, por las prebendas o el clientelismo, el punterismo o la explotación. Sabemos que esas causas muchas veces tienen nombre y apellido, tienen residencia local o extranjera, y tienen bendición de autoridades o instituciones.

Declaran.

1)     No aceptamos ni creemos en las razones económicas y fundamentalistas que siguen sumiendo al mundo en la inseguridad cotidiana, de la guerra, que siempre es fratricida y siempre provoca víctimas entre los pobres y los más débiles: en Irak, en Afganistán, en el Líbano y en el desangrado continente africano (…)

2)     No aceptamos ni creemos en la sistemática presión patoteril de los 'dueños del mundo’ que amenazan a países, engendran leyes, provocan acuerdos desiguales, y violan la paz (…)

3)     No aceptamos ni creemos en aquellas voces internas que sólo miran su propio interés sin mirar el bien común y el bienestar de los más pobres; envenenando suelos con cianuro, arsénico o pesticidas (…) apropiándose de tierras usurpadas a los legítimos dueños originarios (…)

4)     No aceptamos ni creemos en el ‘imperialismo internacional y nacional del dinero’ y la prosecución del único criterio idolátrico del lucro (…)

5)     No aceptamos ni creemos en la manipulación de la política en provecho personal, para acaparar más y más poder, o para encarar una oposición sistemática, y no para buscar el bien del pueblo; creemos en la voz de los pobres que no es la palabra de las encuestas (…)

6)     No aceptamos ni queremos la reaparición de sectores defensores del genocidio y la dictadura, aunque lo hagan con una constitución en la mano.

7)     No aceptamos ni creemos en los reclamos de ‘mano dura’ en nombre de la seguridad, que ignoren la inseguridad de la desocupación, del desamparo de la salud, de la impunidad de la droga, de la crueldad del ‘gatillo fácil’; la violencia de las nuevas desapariciones y los crímenes impunes y los reclamos; que no juzguen con la misma mirada cuando las víctimas son los chicos pobres de nuestros barrios o pueblos, creemos que la paz es fruto de la justicia, y por tanto, la búsqueda empecinada por una verdadera justicia social e igualdad (…)

8)     No aceptamos ni queremos la injusta y creciente distribución de la riqueza, en la que aunque nominalmente disminuya la desocupación, el salario no alcanza para cubrir las mínimas necesidades básicas, y donde ‘hay ricos cada vez más ricos a costa de pobres cada vez más pobres (…) y la justa distribución de la riqueza es el paso primero para que nazca la verdadera justicia social.

9)     No aceptamos ni creemos en la idolatría de la propiedad privada y reafirmamos que esta no es un derecho absoluto ya que creemos que ‘sobre toda propiedad privada grava una hipoteca social’.

10)     No aceptamos ni queremos la sistemática cooptación de las más legítimas luchas y reclamos, en los barrios, organismos y sindicatos; pretendiendo que no es genuino cualquier reclamo que no sea gestado por el ejercicio casi monopólico del poder;  y creemos que el disenso, la tolerancia y el verdadero diálogo son las bases fundamentales para crecer como país en respeto y fraternidad.

Sabemos que la lucha por la vida es difícil porque son muchos los ministros de la muerte, pero sabemos que las huellas de los mártires de ayer y de hoy nos señalan un camino seguro de fidelidad y testimonio.

La imprescindible memoria de tantas y tantos que dieron su vida por Jesús y por el pueblo son auténticos mojones en el camino. No olvidamos a laicos, catequistas, religiosos, pastores, curas y obispos que dieron su vida, que fueron matados para que desapareciera su testimonio. A 30 años de sus martirios, no podemos olvidar la ‘memoria subversiva’ de Enrique Angelelli, de Ponce de León, de Carlos y Gabriel, de Léonie y Alice, de Wenceslao Pedernera y Mónica Mignone, de Mauricio López y Elizabeth Kasermann, entre otros.

Son testigos que hoy nos guían, una huella que hace treinta años nos señalan el camino. Pretendemos ver en ellos una voz de Dios que guía a su Iglesia y a nosotros, curas, por un camino que queremos reconfirmar (…)

Al reunirnos en nuestro 20° Encuentro Nacional de Curas, queremos repetir con tantas y tantos que ‘otro mundo donde quepan muchos mundos es posible’, ‘otra iglesia es posible’ y otra vida para todos, es posible y necesaria”.[34]

Y bien. Esta declaración expresa el sentir y las aspiraciones del pueblo argentino y ésta es la distancia entre religión y pacto entre sectas evangélicas-sionistas.

Y, como  advierte Lenin: “las tendencias continúan aunque los hombres cambien de posición”. América Latina está recuperando las luchas de 1960-1970.

Ahora bien. Como los hombres son un producto de la sociedad que ellos mismos crean. ¡Qué distancia existe entre Argentina que crea un Che Guevara y Estados Unidos que produce un Leo Strauss!.

Y para completar el cuadro, en este momento y situación se anuncia en Buenos Aires “un coloquio internacional ‘Por un mundo Mejor” a realizarse en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Buenos Aires, los días 4 y 5 de octubre del corriente año y cuyo subtítulo es “El rol de la sociedad civil en la inclusión social y los objetivos de desarrollo del milenio”.

Organizado por la AMIA, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y la Agencia Española de Cooperación Internacional, con apoyo especial de Cáritas Argentina, la Comisión Nacional de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina, el Congreso Judío Latinoamericano y la Organización Iberoamericana de la Juventud. Disertarán: Cristina Fernández de Kirchner; Bernardo Kliksberg (presidente del coloquio) Daniel Filmus, Ministro de Educación de la Nación; Obispo Jorge Casaretto (Presidente Pastoral Social); Rebeca Grynspan (Directora de PNUD para América Latina) Irwin Cotler, Ministro de Justicia de Canadá; Ginés González García, Ministro de Salud de la Nación; Obispo Fernando Bargallo ( presidente de Cáritas Argentina); Juan Carr, Director de Red Social; Luis Grynwald, Presidente de AMIA y otras personalidades, y más de 30 organizaciones de la sociedad civil (ONG). Sponsors principales: Fundación IRSA y Fundación Diario La Nación”.

Como se puede apreciar, vuelve a emerger a la superficie la fractura entre la Jerarquía Eclesiástica-el régimen- y los curas de parroquia o curas obreros.

Ahora bien. ‘El mundo mejor’ son los miles de muertos en Palestina, Irak y Líbano?

¿Las ciudades arrasadas, niños quemados con bombas de fósforo, los 10.000 prisioneros palestinos y libaneses, más los de Irak?[35]

 

Entrando al tema del lenguaje y la semántica utilizada por los medios masivos de comunicación bajo la supervisión ideológica y psicológica de los aparatos de inteligencia del poder mundial y que se difunden en todos los países respecto al tema tratado aquí y a cualquier otro, en donde todo es “presunto”, los testigos son “secretos” y sólo queda una denuncia nunca probada. Es lo que se llama “terrorismo ideológico”. Veamos el caso de la campaña contra Irán y su gobierno.

“Una y otra vez escuchamos que Irán está ‘claramente decidida a aniquilar a Israel’, porque el ‘demente’ o ‘irresponsable’ o ‘duro’ Presidente Ahmadinejad ha amenazado con destruir a Israel. ‘Israel debe ser borrado del mapa’ es la más extrema de las mentiras. En su discurso de octubre de 2005, el señor Ahmadinejad nunca usó la palabra ‘mapa’ o el término ‘borrar’. De acuerdo a expertos en la lengua farsi como Juan Cole e Incluso como MENRI, lo que en ese momento dijo fue ‘este régimen que está ocupando Jerusalem debe evaporarse de la página del tiempo’(…) Estaba siendo profético, no amenazante (…)’ No hay duda: la nueva ola de agresiones en Palestina borrarán el estigma de la tolerancia del mundo islámico’.

Estigma fue interpretado como Israel y ‘ola de agresiones’ como ominoso. Pero lo que realmente dijo fue: no tengo dudas de que el nuevo movimiento que tiene lugar en nuestra querida Palestina es una ola de moralidad, que está abarcando todo el mundo islámico y que muy pronto removerá este baldón de desgracia del mundo islámico. ‘Ola de moralidad no es ola de agresiones y el ‘baldón de desgracia’ era el fracaso del mundo islámico en eliminar ‘el régimen de ocupación’.

Durante meses, académicos como Cole y periodistas como Jonathan Steele del The Guardian de Londres han estado denunciando estos “errores” de traducción a medida que iban apareciendo. Respecto al Holocausto dijo que las fuerzas armadas estadounidenses mataron dos millones de vietnamitas y Francia con su ejército liquidó un millón de árabes en Argelia, y nadie los denuncia (…) Lo que estamos viendo ahora es que los Estados Unidos están creando un contexto internacional de seguridad para un ataque unilateral de Israel a Irán y preparando la cobertura de Israel en el período posterior (…) En marzo del 2005 el Times de Londres informó que Israel había construido en el desierto una maqueta de las instalaciones iraníes en Natanz, y estaba realizando prácticas de bombardeo. En meses recientes funcionarios israelíes han afirmado abiertamente que si la ONU fracasa en actuar, Israel bombardeará Irán”.[36]

Observemos ahora a los “defensores de los derechos humanos”.

“Después del 11 de setiembre se impuso en Estados Unidos su Patriot Act y una semana después la Comisión de la Unión Europea presentó ante el Consejo el proyecto relativo al terrorismo y el proyecto relativo al Mandato de arresto Europeo. Por ejemplo: Si alguien es sospechoso de terrorismo, no tiene derecho a elegir su abogado, las propias personas que lo arrestan le designarán uno. Existe un plazo de 72 horas en las que el arrestado no podrá ver a nadie ni realizar llamadas telefónicas (…) Después de firmar la declaración, por lo general  la confesión después de haber sufrido lo que en el lenguaje norteamericano se denominan ‘presiones físicas moderadas’, es decir que la tortura es sistemática, podrá hablar con su abogado (…) El nuevo mandato de arresto europeo significa que la policía y la justicia pueden automatizar las extradiciones. Es un procedimiento automático basado en un principio denominado reconocimiento mutuo (…) pero el hecho de tomar esta medida de control contra Usted depende de la evaluación de los servicios secretos cuyos informes son secretos”.[37]

Veamos la reacción del célebre compositor griego Mikis Teodorakis. “El Consejo de Europa ha decidido cambiar la historia. Quiere deformarla confundiendo a los agresores con las víctimas, a los héroes con los criminales, a los liberadores con los conquistadores, a los comunistas con los nazis. Considera que los mayores enemigos del nazismo, o sea los comunistas, son criminales  e incluso los iguales con los nazis y se inquieta y protesta ahora porque, mientras que los nazis se han condenado por la comunidad internacional, nada les ha ocurrido a los comunistas, por lo que propone que esta condena se realice en la sesión plenaria de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa del 24 al 27 de enero de 2006 (…) le inquieta que la conciencia pública contra los crímenes cometidos por los regímenes comunistas es muy débil y también porque en aquellos partidos comunistas que son legales y activos en ciertos países, en ciertos casos, no se han distanciado de esos crímenes (…) ¿Cómo podrá creerse que este Consejo se preocupa de los derechos del hombre, cuando en su casa, en Europa, se autoriza a aviones de la CIA para que transporten personas privadas de derechos para torturarlas en prisiones especiales? (…) Desgraciadamente, hoy me obligan a hablar más en el nombre de los muertos que en el nombre de los vivos. En el nombre de mis camaradas comunistas muertos, de los que pasaron por la Gestapo, por los campos de la muerte y las cunetas de ejecución para que se abatiera el nazismo y para obtener la libertad. No me queda más que una sola palabra que dirigir a estas autoridades: venganza”.[38]

Finalmente, para terminar este cuadro de situación, describiré dos hechos de distinta naturaleza pero que guardan relación con el objeto de investigación.

“Se registró en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza un hecho gravísimo (…) El miércoles 9 de agosto en horas de la tarde fue detenido por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) un importante diplomático israelí que llevaba en su maletín una considerable cantidad de explosivos. El representante se dirigía a Chile y fue apresado minutos antes de que abordara el avión. Pese a sus reiteradas protestas, la Policía de Seguridad procedió a su arresto e inmediatamente comunicó la situación al Ministerio del Interior que habría ordenado que el hecho no trascendiera”. Pocas semanas antes de que Israel iniciara la nueva agresión contra Palestina y Líbano, la DAIA y el Centro Wiesenthal volvieron a emitir sendos comunicados de prensa alertando sobre la preparación de el “tercer atentado en la Argentina”.[39]

Días después Estados Unidos respondió la “agresión” deteniendo a un estudiante norteamericano que venía de Perú hacia Buenos Aires y luego a EE.UU declarando que “traía en una botella tierra con resto de explosivos” y que nuestros aeropuertos “no son seguros” y finalmente el 1 de setiembre el gobierno argentino retiró a la Fuerza Aérea del control de los aeropuertos. El estudiante norteamericano fue liberado sin cargo.

Y así como Argentina, para EE.UU e Israel, es un país “inseguro” en donde reina Hamas y Hezbollah (es decir 4 millones de árabes) también pasamos a ser un país antisemita, denunciado por judíos-argentinos residentes en Israel.

“Un grupo de israelíes de origen argentino decidió poner en marcha una protesta ante lo que ven como ‘una ola de atropellos antisemitas contra la comunidad judía en la Argentina'. Publicaron una solicitada y planean realizar una manifestación a la embajada de Argentina en Israel.

Ven un ‘pico’ de esta ola antisemita en el enfrentamiento (sic) entre representantes de la comunidad judía y militantes del grupo Quebracho que impidieron una manifestación de jóvenes judíos frente a la Embajada de Irán (…) ‘Una extraña mezcla de grupos patoteriles, piqueteros, partidos de izquierda y organismos de derechos humanos se mezclan con representantes del Hezbollah y Hamas en marchas y actos para denostar a Israel y su derecho a la existencia (…) Sin entrar a discutir la guerra, motivos o diferentes posiciones ante la misma, hoy debemos alertarnos y alertar a quien quiera oír que se empieza a gestar un movimiento antijudío de carácter antisemita similar al que precedió al nefasto nazismo’ (…).

Uno de los promotores de la protesta es Marcos Lion quien en diciembre de 2002 se estableciera en la ciudad de Naharía. El otro firmante de la solicitada es Mario Wainstein, director del periódico israelí en castellano “Aurora”.[40]

Como se puede apreciar, para estos ciudadanos israelíes y sus organizaciones en Argentina: DAIA, AMIA, y la embajada de Israel, la izquierda argentina y los desocupados piqueteros más los organismos de derechos humanos son todos terroristas y fascistas.

Su estrategia, congruente con el Poder Mundial es plantear el hecho pero invirtiendo la causa del mismo, dentro de un discurso en donde ellos son las víctimas permanentes “acosados” por los pueblos.

Bien. He organizado esta exposición planteando las inquietudes que existen alrededor del hombre y su comportamiento y como en ciertos grupos se ha invertido la percepción de los hechos, donde dominan las “ideas”. Es decir, lo que los manuales de contrainteligencia  dicen que, para los pueblos, lo que dominan son las ideas y no los hechos, en realidad, están haciendo referencia a ellos mismos y no a a los pueblos. Es un diálogo entre iguales.

Le continúa una descripción detallada de la conformación de la nueva aristocracia financiera internacional la que, a lo largo de décadas logró conformar un  estado supranacional, con todas sus instituciones y en contradicción con los estados-nacionales constituidos y con los que luchan aún por conformarlos.

Su estrategia militar, la distribución de medios militares organizados en cinco comandos territoriales y sus planes de contrainteligencia.

A la vez, se incorpora  otro elemento de la superestructura del régimen que es el papel que juegan las sectas y las religiones y, las contradicciones entre jerarquía eclesiástica y curas de parroquia o curas de los pobres.

A este elemento se incorpora el uso del lenguaje, en donde el discurso tergiversa hechos y dichos a los efectos de demonizar al enemigo, difundiéndolos masivamente a los fines de convencer a la población de que son víctimas y no victimarios.

Como las clases sociales -burguesía y proletariado-están desligadas y no se fusionan, y, en estos momentos se ha agudizado el antagonismo inherente a las clases sociales de allí, “la resistencia de los pueblos de Irak, Palestina y Líbano”.

Hace a la guerra civil de la lucha de clases y a la conformación de un ejército irregular asentado en el “pueblo en armas”.

 

 

 

Un paradigma, un marco y una comparación

 

Toda investigación alrededor de un  problema, contiene tres clases de elementos: empírico, conceptual y metodológico.

Los problemas son miembros de sistemas problemáticos o sea, conjunto de problemas lógicamente interrelacionados. El sistema problemático es un conjunto parcialmente ordenado de problemas, una secuencia ramificada de problemas impuestos en orden de prioridad lógica.

En este marco y teniendo como dimensión poder, el poder es una relación de lucha.[41]

El trabajo que aquí se presenta, es una investigación acerca del poder, es decir, de la guerra, en una fase contrarrevolucionaria, habida cuenta que se ha agudizado la contradicción entre el desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones de producción, es decir, de propiedad, enfrentándose directamente régimen y pueblo sin mediación de gobiernos. De allí que haya entrado en crisis el sistema electoral parlamentario y de partidos tomando forma una crisis orgánica, no coyuntural, sino sistémica. Es decir se inicia un proceso revolucionario y esto se quiere aniquilar.

Cuando se intenta racionalizar la victoria de Hezbollah o de Hamas a partir del “pueblo culto” esto nos está indicando que los pueblos se están armando moral y materialmente y se retoma la guerra civil de la lucha de clases, la que siempre fue mundial, aunque estalle en distintos tiempos y, bajo la forma de guerra nacional por la liberación nacional y social.

Los pueblos pasan a la defensa.

El hecho que permitió descubrir este nuevo estadio fue Irak-Palestina-Líbano en proceso. Tres hechos que conforman un proceso que ha logrado lo inimaginable. La alianza entre musulmanes y marxistas. Cuando Clausewitz se pregunta ¿pensó Austria los efectos de su acción? o Napoleón?

Pero, esa posibilidad se puede sopesar pero no saber previamente, por que intervienen ene circunstancias o lo que se llama el azar.

En Argentina era predecible, habida cuenta que desde 1950 todo el proceso político estuvo vinculado a la guerra en Argelia, Palestina, Medio Oriente y si algo se discutía era si para Argentina, el modelo era Argelia o Vietnam.

La explicación es que Argentina forma parte de ese mismo territorio de lucha, al igual que en la década del ’60-’70 compartimos las luchas de un territorio conformado por Alemania, Francia, Italia y, en su momento, Estados Unidos, con las Panteras Negras.

 

 

 

Dos procedimientos: la sacralización o el estereotipo

 

A lo largo del proceso revolucionario iniciado en Argentina a partir de 1955 hasta, con nitidez 1982 (derrota en Malvinas) las luchas políticas y sociales por la liberación nacional y social se encontraban acaudilladas por la clase obrera organizada en sindicatos en alianza con estudiantes, profesionales y fracciones de burguesía.

A lo largo de todo ese tiempo las Fuerzas Armadas fueron construyendo la figura del enemigo, la que logró conceptualizar con la insurrección e insurgencia de setiembre de 1969 en Rosario. El enemigo es “el delincuente subversivo” y para la clase obrera y el pueblo: las fuerzas armadas, desocupados crónicos.

Hacia 1973-1975 había tres fuerzas en lucha: 1) el gobierno que pretendía mantener el llamado estado de bienestar que había sido impuesto por Perón en l945-1955; 2) y dos fuerzas revolucionarias. Las que luchaban por imponer otro poder: la del campo revolucionario y la del capital financiero. Queda claro que la derrota militar-no política-del campo revolucionario permitió que acceda al poder una moderna aristocracia financiera aliada internacionalmente y a espaldas de los intereses del pueblo argentino.

Un intelectual de derecha, decidió sacramentalizar el acto y para ello “propone la inversión más grotesca de los personajes”. La “vida” está representada por los que monopolizan los instrumentos de aniquilamiento: las Fuerzas Armadas; la “muerte” por los hambreados de vida, los desposeídos. La “violencia”, los “hechos armados” encuentran su personificación y en sus territorios un sentido que quiebra el fetichismo de una presentación demoníaca.[42]

El enemigo siempre sacramentaliza o demoniza a su enemigo ó, descubre una teoría viejísima que es la de los dos demonios, pero ésta funciona luego de una matanza. Se aplicó en Argentina a partir de 1983, pero veamos su antecedente más próximo.

“En los recuerdos de los sucesos ocurridos en marzo de 1944 Portelli desentraña con pulso quirúrgico una abigarrada red de mitos elaborados por la derecha italiana desde la posguerra, reiterados por múltiples cajas de resonancia (instituciones, entes oficiales, medios de comunicación, etc). Tan perdurable que ha convertido en sentido común a una caterva inagotable de deformaciones de los sucesos y de sus consecuencias. Es (…) una de las mistificaciones más exitosas construidas por la extrema derecha, por el fascismo y por varios retoños remozados de su linaje (…) refuta situaciones fabuladas e invita al lector a pensar sobre las razones que hicieron posible la perduración de las inexactitudes, errores y prejuicios.

En la tarde del 23 de marzo de 1944 un comando partisano de la GAP (Grupo de Acción Patriótica, milicias armadas vinculadas al Partido Comunista Italiano) hizo detonar una bomba durante el pasaje de las tropas de un  Batallón de la Gestapo provocando 32 bajas entre los alemanes. Dos días después, las autoridades alemanas dieron a conocer la represalia efectivizada el día anterior. Por cada soldado alemán fueron fusilados diez italianos. El mensaje decía: la orden ya fue ejecutada. Este hecho fue conocido como Las fosas Ardeatinas de Roma.

El primer emisor fue la fuente oficial del Vaticano, L’Observatore Romano. El periódico papal culpaba a los partisanos de la responsabilidad total del hecho (los menciona como ‘culpables escapados del arresto’), llama ‘víctimas’ a los soldados caídos y ‘personas sacrificadas’ a los fusilados (al igual que los soldados israelíes capturados en Palestina y Líbano).

La longevidad del sostenido martilleo que imputó a los partisanos la culpa de los hechos, que execró a la resistencia (este era el objetivo) alimentó durante años ‘las venas de la imaginación común’. El mito resultó tan inexpugnable que ni siquiera tuvo en cuenta el proceso judicial que absolvió a los partisanos.

Su perdurabilidad emponzoñó la memoria de la resistencia y de la identidad de la República Italiana.

Contrariamente a la tesitura que considera al atentado partisano como una acción criminal individual o un arrebato irracional de un pequeño grupo de bandidos, el autor caracteriza a los hechos como un acto de guerra; una acción decidida por un colectivo, los GAP relacionados con otros movimientos resistentes dependientes de un Comité Nacional de Liberación  (CNL) (…) El atentado de Vía Rasella era una de las varias acciones desplegadas por las milicias populares para hostilizar al ejército invasor alemán que usurpaba el territorio italiano ( o Palestino) y sometía a su población (…) La restitución del régimen de historicidad en el que se producen las acciones es una clave de inteligibilidad a la que los historiadores no pueden renunciar, sino quieren caer en el anacronismo o el maniqueísmo más obstruso (…).El régimen de historicidad esclarece los fenómenos como parte de la guerra, la ocupación y la resistencia (…) El análisis desbroza los sucesivos matorrales de falacias interpuestos entre los hechos y el recuerdo.

Los relatos que brotan de los testigos-entrevistas-permiten rastrear procesos sociales tan significativos como la migración a la ciudad de miles de campesinos, constructores, administrativos, soldados, obreros, etc., actividades que desempeñan algunos de los asesinados en las Fosas. A partir de allí exhuma un repertorio de tradiciones de luchas campesinas y sindicales en una Roma rebelde donde observa el pasaje o la concatenación de experiencias garibaldinas, republicanas y carbonarias, con los ideales de emancipación más modernas del socialismo y el comunismo (…) comprender las raíces de los relatos erróneos, de los mitos y de los silencios; desbrozar las hebras que separan los hechos de los relatos; discernir la turbia atmósfera que entrevera memoria e historia (…) Para los historiadores como Hobsbawm, Ginzburg, James, etc. relatos y memoria también son hechos históricos, cuyas coordenadas temporales, fuentes emisoras y condiciones de aparición deben ser indagadas (…) para rectificar falsos encadenamientos de sucesos. También invita a discernir por qué y cómo los mitos, las extrapolaciones y la simple imaginería se constituyeron en un sentido común, impermeables, inmunes a la verificación empírica (como hoy día, el caso de definir si estamos en guerra o no, pero esto implica un alineamiento.  Es el no alineamiento en un enfrentamiento social lo que explica o encubre el sentido común?)

La Memoria fue edificada y ritualizada a partir de la fundación de la República italiana, al finalizar la guerra (…) El trágico acontecimiento permite observar una insidiosa e inconclusa batalla política: la librada para apropiarse de los contenidos estratégicos de la memoria colectiva (al igual en Argentina a partir de 1983 en lo que respecta a los “derechos humanos”) sea para afirmar o recusar a la tradición de lucha antifascista como simiente o fundamento de la moderna República italiana.

(…) El proceso de ritualización (…) identifica a los órganos superiores del Vaticano quienes utilizaron y legaron los conceptos de sacrificio y martirio para referirse a los ejecutores y receptores de la brutal represalia (…) operación encaminada a incorporar (velar, enmascarar, resignificar) la masacre al dominio de lo sagrado.[43]

Y aquí cabe una digresión.

En 1944 se encontraba el ejército norteamericano en Italia y junto al Partido Comunista y sus partisanos derrotaron y expulsaron a los alemanes.

Para esa fecha el Partido Comunista contaba con un ejército-los partisanos- y una gran base social.

Estuvieron en condiciones de tomar el poder pero tenían a toda la OTAN y sus aliados, en contra.  No iban a permitir un país comunista en el Mediterráneo. Finalmente estos aceptaron desarmarse y cogobernar en Italia. La OTAN nunca dejó de controlar Italia.

Pesó en ellos el amor a su pueblo. Sabían que de lo contrario sería una masacre. El Vaticano cumplió la función de limar los extremos.

Si abordamos este problema desde el campo de la epistemología en el proceso de construcción de conocimiento, rescatemos el aporte de Michel Foucault. “Todos hablan o parecen hablar, de los mismo: todos se refieren sin lugar a dudas al acontecimiento del 3 de junio (yo diría a la guerra de Israel contra Palestina y Líbano, precedida en Irak). Pero todos ellos, y dentro de su heterogeneidad no forman ni una obra ni un texto, sino una singular querella, un enfrentamiento, una relación de poder, una batalla de discursos y a través de los discursos (Bush y Ohlmert). Y decir una batalla no es suficiente, muchos combates tuvieron lugar al mismo tiempo y se entrecruzaron: los médicos hacían su guerra contra los magistrados (medios de comunicación y resistencia) contra el propio Riviere (Palestina y Líbano) que se había hecho pasar por loco; los magistrados efectuaban su combate a partir de las experiencias médicas (lo transmitido por los medios de comunicación) sobre el uso bastante reciente de las circunstancias atenuantes (se defienden porque se sienten atacados) (…) Creo que si decidimos publicar todos estos documentos (los que anteceden este capítulo) fue para determinar de algún modo el plano de esas luchas diversas, restituir esos enfrentamientos, esas batallas, reencontrar el hilo de esos discursos, como armas, como instrumentos de ataque y de defensa frente a unas relaciones de poder y de saber (…)Permite descifrar las relaciones de poder, de dominio y de lucha en cuyo seno se establecen y funcionan los razonamientos, de modo que permiten un análisis del discurso (incluso de los discursos científicos, económicos y militares) de orden político, y de los hechos es decir, de orden estratégico (…) La memoria colectiva es, para la dominación, el fin hacia el cual se proyectan los mecanismos de la estereotipación en texto, discursos de orden político (terrorismo) a fin de hacer cumplir la norma al conjunto de la sociedad. La burguesía (o el imperialismo) ejerce la propiedad sobre los hechos, proyectando sus tácticas hacia la memoria colectiva para mantener la dominación de clase.

Los hechos son, mediante mecanismos de apropiación, propiedad intelectual de la burguesía, el texto, el campo de batalla en el cual se entrecruzan los diversos y variados enfrentamientos y, la memoria, el fin para hacer cumplir la norma socializándola bajo su dominio de clase. Desde el modelo teórico que toma como dimensión ‘poder’ existiría un poder de trastorno (desorden árabe) y un poder de estereotipo (orden imperialista). Cada una de las partes en confrontación tiene su verdad, pero el poder de trastorno a la lógica de los hechos, no le confiere como necesidad, ninguna estereotipación. Entre el poder de trastorno (masas, pueblo) y la forma de poder, basada o constituída, en base de los mecanismos de estereotipación  (USA-UK-Israel) se abre una grieta para el investigador. Se trata de develar la incógnita para el estudio de hechos sociales.[44] ( lleguen a enfrentamientos y/o guerra). Se trata de un poder que enfrenta a otro poder, o,  las fracciones que se enfrentan son para derrumbar las bases que hacen a los procesos constitutivos de una determinada forma de poder de dominación?”

Y si. De esto se trata y, aquí aparece la explicación del mito y la repetición, como mecanismos del régimen para mantener su dominio.

Pero, si la guerra es la continuación de la política por otros medios, la guerra civil de la lucha de clases toma forma de guerras sociales, guerras ideológicas, políticas, militares y, finalmente de liberación nacional y social.

Lo que estamos presenciando es que la lucha teórica por la conducción de las masas (o pueblo) ha llegado a condensarse y concentrarse en la lucha régimen-pueblo y en donde para reinstalar el materialismo histórico, único con capacidad de explicación, debe desaparecer el mecanismo de la “memoria colectiva” para reinstalar la historia.

La historia es la labor de generaciones que nos precedieron y que continúan las nuevas generaciones, bajo nuevas condiciones.

Para ello se requiere definir al enemigo principal, una manera de constituir una fuerza social armada moral y materialmente y con ello, se introduce en las masas y el pueblo lo material y concreto, la objetividad, una manera de adquirir conciencia objetiva del mundo, de las relaciones de poder y dominio y sus mecanismos.

Pero aquí, se requiere establecer la distancia o diferencia entre “el discurso político” de la experiencia transmitida por generaciones. No es igual memoria a experiencia. La experiencia de la burguesía la lleva al mecanismo de la estereotipación (terrorista, subversivo). A las masas, al pueblo, a la clase obrera, es su existencia misma como clase oprimida y explotada la que hace que rescate experiencias de luchas, con sus victorias y derrotas en el proceso de formación como clase social en el en sí y para sí, de allí su conciencia de clase. Su instinto de clase.

Por otra parte en los medios de comunicación y en especial los periódicos se entabla un discurso entre iguales y para iguales. Burguesía, clase media, políticos. Su objetivo no es conducir al pueblo sino a su fuerza social (Gramsci). El pueblo, no está influenciado por ellos, sino que al estar desplazado del sistema institucional-sociedad- su organización es territorial con sus  organizaciones libres del pueblo y sus hacedores y en los que creen porque la burguesía y clase media es extranjera en esa “comunidad”.

No se manejan con ideas sino con hechos.

Volviendo a Palestina y Líbano. Se está aplicando la teoría de los dos demonios y la del exceso.

Israel, a los soldados prisioneros los define como secuestrados porque considera que no está en guerra, sino en la defensa. Utiliza medios de la guerra, pero en la defensa. Ahora bien, ¿qué quiere decir defensa por fuera del concepto de guerra?. Que Israel se siente propietaria de esos territorios- analógicamente como una provincia del Imperio Romano-. Impone su gobierno y con él tiene derecho a detener e interrogar palestinos y libaneses, como hacen las fuerzas policiales en todo país.

Así se explica su comportamiento. Se impone por la fuerza de los hechos y por fuera de la ley.

Por otra parte. Si invadieron y destruyeron Irak con el argumento de que poseía armas de destrucción masiva y ahora Estados Unidos declara que fueron mal interpretados los informes de inteligencia, ¿por qué se debe creer que han sido secuestrados o tomados prisioneros soldados israelíes? La coincidencia de este “secuestro” y la justificación de la matanza de civiles y destrucción de ciudades ¿no es llamativa?

Y así aparece la teoría del “exceso”. Dice la prensa y el mundo diplomático de Naciones Unidas. “Es excesiva la respuesta”, con lo que queda la duda respecto a ello. Pero sucede que no es guerra entre ejércitos regulares, por ello no hay relaciones de polaridad. Es guerra civil de la lucha de clases.

Ahora. Lo que si es cierto que no se puede proponer como salida un estado independiente y la democracia parlamentaria y de partidos y luego secuestrar al gobierno elegido electoralmente. Pero esto lo que demuestra es que el sistema electoral parlamentario y de partidos ha entrado en descomposición en el mundo.

Si nos apartamos del mundo de la superestructura, del fenómeno y entramos en el análisis objetivo del momento que transitan nuestras sociedades, es necesario volver a los clásicos.

“En 1648, la burguesía, aliada con la nueva nobleza, luchó contra la monarquía, contra la nobleza feudal y contra la Iglesia dominante.

En 1789, la burguesía, aliada con el pueblo luchó contra la monarquía, contra la nobleza, y contra la Iglesia dominante.

La revolución de 1789 había tenido su prototipo (por lo menos en Europa) únicamente en la revolución de 1648 y, la revolución de 1648 lo había tenido únicamente en la sublevación de los Países Bajos contra España.  Comparada con su prototipo, cada una de estas revoluciones se había adelantado un siglo y no sólo en el tiempo, sino también por el contenido.

En ambas revoluciones, la burguesía era la clase que encabezaba realmente el movimiento. El proletariado y las capas de la población urbana que no pertenecían a la burguesía no tenían aún ningún interés separado de los de la burguesía o no constituían aún clases o sectores de clase con un desarrollo independiente.

Las revoluciones de 1648 y de 1789 no fueron  revoluciones inglesas y francesas, fueron revoluciones de tipo europeo. No representaban el triunfo de una determinada clase de la sociedad sobre el viejo régimen político, eran la proclamación de un  régimen político para la nueva sociedad europea. En ellas había triunfado la burguesía pero la victoria de la burguesía significaba entonces el triunfo de un nuevo régimen social.

La revolución de 1648 es el triunfo del siglo XVII sobre el XVI, la revolución de 1789 es el triunfo del siglo XVIII sobre el XVII ( y la revolución rusa de 1917 tiene como prototipo la revolución de 1789 en Francia y en octubre el prototipo de la Comuna de París de 1871. Se adelantó un siglo y le continuaron distintas modalidades. Falta que se realice).

La de 1789 en tanto régimen político es el triunfo de la propiedad burguesa sobre la propiedad feudal, de la nación sobre el provincialismo (…) de la ilustración sobre la superstición, de la familia sobre el linaje (…) Las revoluciones expresaban mucho más las necesidades del mundo de entonces, que las necesidades de aquellas partes del mundo en que se habían desarrollado. (Inglaterra y Francia [y Rusia)[45]

Hoy día lo que estamos presenciando es el choque entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción-propiedad, por eso, la guerra civil de la lucha de clases va tomando formas de guerras de liberación en un momento y situación contrarrevolucionaria. Ahora, detrás de la burguesía o la clase capitalista solo está el proletariado.

No solo es guerra colonial, es guerra social.

Y pregunta Marx: si se puede vivir de explotar a una clase social ¿por qué no se va a dar entre naciones? Refiere a las mismas clases sociales al margen del color de la piel y la religión que profese. Ayer contra el comunismo hoy contra el “terrorismo”. Es la máscara  del imperialismo que encubre la lucha contra la emancipación de los pueblos y  los hombres.

Cuando el gobierno de Israel secuestra parlamentarios y ministros del gobierno palestino, y les bloquean los fondos, sale en su ayuda la “Comunidad Internacional” demostrando, al margen de sus discursos, que el imperialismo está unido y a favor de Israel y Estados Unidos.

“Para que la burguesía se embolsase aunque solo fueron los frutos del triunfo que estaban bien maduros (las insurrecciones las llevaban a cabo los campesinos) fue necesario llevar la revolución ( de relaciones sociales ) bastante más allá de su meta, exactamente como habría de ocurrir en Francia en 1793 y en Alemania en 1848. Parece ser ésta, en efecto, una de las leyes que presiden la evolución de la sociedad burguesa. Después de este exceso de actividad revolucionaria, siguió la inevitable reacción, que a su vez, rebasó también el punto en que debía haberse mantenido. Bajo una serie de vacilaciones consiguió fijarse por fin el nuevo centro de gravedad (el bloque EEUU-R.U-Israel)  que se convirtió a su vez, en un nuevo punto de arranque (…) La opresión violenta cedió el puesto a la corrupción y, la espada como principal palanca de poder social fue sustituida por el dinero. La prostitución se desarrolló en proporciones inauditas. Tratábase de descubrir un sistema nuevo y más perfecto de orden social para implementarlo en la sociedad desde fuera y por medio de la propaganda.”[46]

Pero hoy, la reacción encontró su límite (Nuevo Oriente Medio). Las condiciones son de crisis orgánica del régimen de dominio y pérdida de fuerza moral. Su solución es superar al propio capitalismo y el prototipo del nuevo Estado está vigente y, las enseñanzas de la derrota de ese propósito están en elaboración.

El movimiento ascendente, democrático, es el que se intenta frenar, porque ahora el que está detrás de la burguesía es el proletariado.

Si el sistema político electoral –parlamentario y de partidos basado en el sufragio universal fue progresivamente cercenado, se llega hoy al puro fraude electoral (Argentina, USA, México) o se producen golpes de estado –desde dentro o desde fuera-como el caso palestino y Haití, secuestrando presidentes, ministros, parlamentarios, con la intervención de ejércitos extranjeros. La crisis política, ideológica y social sobrepasa su capacidad de dominio y debe mantenerse sólo por medio de guerras de ocupación y asedio y así se establece una contradicción: la destrucción de los estados capitalistas.

Objetivo originario de la revolución socialista pero ahora, en manos de la reacción “anticomunista”. Con la destrucción de los estados se destruye también la sociedad burguesa y todo su andamiaje institucional. Se profundiza la crisis del reformismo como formación ideológica y el consenso y sólo domina la fuerza material de un Estado, hoy policial.

Finalmente, las tareas de la revolución burguesa de 1789 las llevó a cabo el proletariado y con ella ascendió la burguesía al poder político, pero, no es afín a ella. Lo que hoy se dirime es el régimen democrático mismo y el único que lo puede expresar es el proletariado, el pueblo, por ello el enfrentamiento conduce a la lucha entre régimen-pueblo.

Y respecto a las religiones: “La afirmación de Feuerbach de que los ‘períodos de la humanidad sólo se distinguen unos de otros por los cambios religiosos’ es falsa. Los grandes virajes históricos sólo han sido acompañados de cambios religiosos en lo que se refiere a las tres religiones universales que han existido hasta hoy: el budismo, el cristianismo y el islamismo” (Engels,op cit)

 

 

 

El hombre en cuerpo y espíritu

 

Marx, en sus trabajos y sobre todo en el estudio de “La lucha de clases en Francia”; El 18 Brumario de Luis Bonaparte” y la “Guerra civil en Francia”, (Comuna) advierte que el sufragio universal y el sistema electoral parlamentario es incongruente con el reinado de la burguesía y que la tendencia es hacia una nueva monarquía.

La situación actual refiere a una etapa del imperialismo el que, a partir de 1945 comenzó la construcción de un estado supranacional, con todas sus instituciones y en lucha contra los estados-nación. Por ello la guerra toma cada vez más la forma de guerra civil de la lucha de clases. Su estrategia político-militar es afín a este estado del poder entre las clases sociales y el objetivo, es la militarización de la vida de los pueblos a los efectos de dar forma, con el tiempo, a un cuasi Imperio Romano, bajo otras condiciones y mecanismos.

Hoy se ha constituido una nueva rama de la industria: la destrucción físico- material de países, el caso Líbano y Palestina. Para su reconstrucción se requiere de capitales, para ello se solicita créditos con lo que aumenta el endeudamiento de ese país. Además con el crédito llega el contratista puesto por el dueño del capital. Así se cierra el círculo de la dependencia.

Cuando el Papa Juan Pablo II cambia el padrenuestro, es el reconocimiento al poder del capital financiero y la legitimación de la “deuda externa”. Es decir, hay un solo dios: el dinero.

Veamos. El hombre se relaciona con la naturaleza a través de una actividad que implica producción y reproducción de vida.

Por medio  del trabajo articula lo objetivo-producción-y lo subjetivo: El. Cuando el trabajo no es individual sino social se articulan subjetividades por medio de la actividad y esto da, lo que los obreros dicen: la dignidad.

En Argentina la demolición de la clase obrera se expresa en que, de obreros industriales han pasado a ser “recolectores”, los que ahora se llaman “cartoneros”.

La lucha del pueblo palestino, iraquí, libanés, haitiano y la mayoría de los pueblos del África, luchan por la vida y la vida implica también la tierra, es decir, la naturaleza.

En esos pueblos la lucha es por la nación.

En las discusiones y debates acerca del momento por el que transitan las sociedades hoy día, un amigo, reflexiona de esta manera:

“La vida es-fundamentalmente, subjetividad humana y-por ende social, figurada en el cuerpo de los múltiples que componen las clases, de lo cual la esencia de la explotación hoy día se centra en, precisamente, no sólo en cómo obtener plusvalor de la misma, sino en cómo garantizar desde ésta el control-dominio-poder del capital sobre el trabajo, la expresión más diáfana de la potencia creativa (subjetiva) del hombre. No casualmente, la producción material de bienes parte hoy día en la imposición de la “marca”, del “logo” de un indicador que contiene significados que hacen a un bienestar que no es otra cosa que la satisfacción de deseos humanos, desde lo cual puede decirse que la producción capitalista resulta hoy esencialmente producción de signos.

Desde este lugar, la guerra no se libra hoy-únicamente, entre fuerzas regulares-irregulares que poseen un diferencial cuántico de cuerpos, de herramientas bélicas, de poder de fuego (…) el objetivo de la guerra no es hoy solamente, apropiación de territorios, riquezas, propiedades, cuerpos (…) la guerra no sirve hoy-, solo para lanzar toda la producción de mercancías de todo tipo y calibre y- desde aquí, acelerar la máquina de la acumulación-centralización-concentración del capital, la guerra hoy sirve para todo eso, pero también para mucho más.

De cómo el “subversivo” ha sido trastocado en “terrorista”, es decir, de cómo el enemigo par exelence del capital, el antagonista excelso, el que propone y se propone “subvertir, dar vuelta el actual estado de cosas”, es transformado/asociado conceptualmente a quién lisa y directamente “produce miedo intenso”, se propone cambiar el estado de las cosas a través del miedo intenso, ergo; una inmensa operación puesta en marcha a partir de la producción de nuevos signos que expresan una recodificación de lo existente, una nueva territorialización de los deseos de liberación del mando y por ende de la opresión material y subjetiva.

Los preceptos contenidos en los desarrollos de la Trilateral, en los Documentos Santa Fe, en los del Banco Mundial, las Cumbres de América y en el Consenso de Washington, esos desarrollos no constituyen nuevas y simples conceptualizaciones del hacer capitalista, todo lo contrario, resultan agenciamiento de cuestiones puestas vivamente sobre el tapete por la lucha obrera (la pobreza en tanto y en cuanto  antagonismo a riqueza, el estatismo en tanto direccionamiento de la fuerza de trabajo, y en cuanto rigidez/cristalización de las relaciones sociales de producción) y vueltos a codificar por los ideólogos del capital, no casualmente el liberalismo se encuentra más vivo que nunca (…).  La salvaguardia de los palestinos no se circunscribe solamente a su territorio-estado, es también custodia de un  sinnúmero de signos, codificaciones, territorializaciones que constituyen la subjetividad que los componen como pueblo, y si hay algo que el modo de producción específicamente capitalista no puede soportar es-precisamente, la diferencia, lo múltiple, lo molecular, y, por ello necesita eliminar la diferencia, transformar lo múltiple en un todo único y absoluto, hacer de lo molecular molar, y por ende, hacer del mundo (su) mundo, un (su) sólo pensar, un (su) cuerpo exclusivo, una individuación no plural (…). Sería de extremo valor no sólo mostrar la defensa-resistencia armada de los palestinos sino también las infinitas resistencias subjetivas que atraviesan cada momento y que constituyen auténticos acontecimientos, por ejemplo, las múltiples acciones desplegadas por los libaneses en plena batalla e inmediatamente de producido el cese del fuego, alrededor de la protección de la vida, de la alimentación, de la vivienda, de la cultura, de la salud (…) de los no combatientes”.

Si, de acuerdo. Hay símbolos, códigos, signos que deben tenerse en cuenta como también, la lucha de los no combatientes. Siempre, en la retaguardia de los ejércitos regulares y/o irregulares está el pueblo, botín de toda guerra.

En Argentina cuando las Fuerzas Armadas en tanto expresión de una parte de esta sociedad, en marzo de 1976 declaran la guerra a la subversión y a la alianza entre la burguesía nacional y la clase obrera (peronismo) en el pueblo, en las fábricas, en los barrios hubieron inmensos y múltiples gestos solidarios, desde la “huelga de tristeza” en las fábricas ocupadas por el ejército hasta dejar en la puerta de la vivienda leche para los niños porque sabían que sus padres habían sido detenidos o asesinados.

Hubo luchas, huelgas, fusilamientos en la calle de obreros y, solidaridad que se manifestó de distintas maneras. Sucede que el alto grado de ciudadanización de este pueblo que creó el peronismo, no implica la negación de la organización social del pueblo. Se combinan pero se mantienen separadas. Tienen sus propias organizaciones, las “libres del pueblo, libres porque no son estatales” y sus dirigentes. Y se defienden, hasta que, en ciertos momentos irrumpen en el escenario en tanto masas insurrectas. Tradicional forma de lucha del pueblo argentino desde 1901.

Pero, aquel que está formado solo como ciudadano, no logra percibir esto hasta que se produce el incendio. Y, luego pregunta ¿qué pasó? Pero, no está en condiciones de entender. Le falta la sensibilidad hacia lo social y con ella, entender la combinación de historias de vida que, en cierto momento, se unifican en relación al conjunto: pueblo,  clase obrera.

Por ello, las clases sociales no se funden entre si: burguesía y proletariado. La lucha política permite la alianza de clases pero, en situación de guerra civil la política-institucional desaparece y prima sólo la fuerza material del estado y la fuerza social del proletariado. Y, entre la sociedad y la comunidad lo que media son los “hacedores”, los que realmente expresan y dirigen a las masas, y éstas irrumpen no por cuestiones de salarios sino cuando ven peligrar la reproducción de su vida misma y con ella, aparecen los ejércitos irregulares tratando de expresar ese momento.

Ahora bien. Cuando dominaba el capital industrial, este necesitaba no solo el estado-nación sino de todo el andamiaje institucional que hiciera efectivo el sistema del trabajo asalariado pero ahora, no es que no haya industria y clase obrera. El problema es que se combinan dos factores: la crisis de superproducción y el reinado del capital financiero usurario que vive de los bonos y la Bolsa,  en un momento, de gigantesca explotación de la clase obrera, y expropiación de sus condiciones materiales de vida, que conduce a millones a la miseria, ahora consolidada. De donde, su poder debe necesariamente manifestarse de otra manera aunque el discurso nos parezca el mismo. Hoy  matan los misiles y el hambre. Además, permiten que vos elijas. Lucha o rendición incondicional.

En realidad, se ha intensificado la contradicción entre fuerzas productivas y relaciones de producción-propiedad, es decir, se ha agudizado el antagonismo inherente a la existencia misma de las clases sociales, por tanto, estamos presenciando una crisis de carácter orgánica.

Bajo el reinado de la gran industria, monopólica y cartelizada, la crisis industrial determina las alternativas del ciclo industrial haciendo que la relación entre capitales se disloque. Así es como cuando el ciclo industrial entra en su alternativa periódica de estancamiento se altera la relación existente al interior del capital global social-capital productivo, capital mercancía y capital dinero- desplazándose el capital productivo hacia actividades especulativas, intensificándose el sistema del crédito público por medio de la deuda del estado, adueñándose de países enteros por medio de la enajenación del estado e imprimiendo su sello a esta era capitalista-imperialista.

En estas condiciones, la única parte de la riqueza nacional que entra real y verdaderamente en posesión colectiva de los pueblos es la deuda pública siendo a su vez una palanca de acumulación que infunde una virtud procreadora al dinero improductivo y lo convierte en capital sin los riesgos que lleva la inversión industrial e incluso la usuraria.

Los títulos de la deuda pública fácilmente negociables, siguen desempeñando en sus manos el papel del dinero. Se crea la clase del rentista ocioso y la riqueza improvisada  va a parar al regazo del financista que actúa de mediador entre el gobierno y el país, así como la riqueza regalada a rematantes de impuestos, comerciantes y fabricantes particulares a cuyo bolsillo va una buena parte del empréstito del estado.

La deuda pública ha dado impulso a la sociedad anónima, al tráfico de efectos negociables de todo género como agio, lotería de la Bolsa y a la moderna bancocracia.

Engendra y expande el sistema internacional del crédito y el dinero fiduciario fabricado por él, siendo el acreedor perpetuo de la Nación.

La deuda pública respaldada con los ingresos del Estado, crea el sistema tributario y el sistema fiscal moderno, que gira en torno de los impuestos a los artículos de primera necesidad y por lo tanto a su encarecimiento, hoy llamado la inflación.

La deuda pública y el sistema fiscal consiste en la capitalización de la riqueza y la expropiación de las masas mediada por el estado que es el garante del derecho a la apropiación individual de la riqueza social por parte de unos pocos.

De allí que la relación entre estado y masas se encuentre mediada por los mecanismos de coacción extraeconómica implementada por las políticas de los gobiernos del estado en donde los efectos de estas políticas se hacen efectivos en las masas del pueblo-grandes conjuntos de población-en relación a la corporación del gobierno del estado.

Hoy, agudizado, conduce a que la confrontación sea entre estado y masas de allí, crisis orgánica y la forma que toma de guerra y guerra civil de la lucha de clases que siempre, está articulada.

Y para cerrar, introduzcamos la temática de movimiento social y su momento del enfrentamiento social, articulando a Marx, Engels y Lenin con una de las contribuciones más importantes al estudio de lo viviente.

Nos estamos refiriendo al libro de Francois Jacob[47]. Este trabajo sirvió de modelo para nuestra investigación acerca de los enfrentamientos sociales de 1969 desde lo social, tomando la guerra civil en Rosario en setiembre de 1955, con enfrentamientos con fuerzas armadas y equipos blindados, el de mayo de 1969 en Rosario con ocupación militar de la ciudad, tribunales militares y pena de muerte y la insurrección-insurgencia de setiembre de 1969 en la misma ciudad.

Se reconstruyeron en base a la información periodística, las edades de los intervinientes en estos enfrentamientos. Es decir, de aquellos que combaten directamente con alguna fuerza armada del Estado, quedando excluidos de ese cuadro, aquellos que forman parte del movimiento más general, o que se hicieron presentes en el terreno de la lucha hasta el momento preciso en que se establecen las condiciones de un combate.

Las décadas o las dobles décadas son el resultado de la relación entre edad y fecha de combate, en donde resulta aproximadamente la fecha de nacimiento. Tomamos edad como medición en una relación entre la experiencia transmitida, lo que le viene por la memoria dentro de un programa genético al individuo más, la experiencia adquirida, concreta, directa y en relación con el conjunto social ( almacenamiento y procesamiento) y el conocimiento asumido que se concretiza, adquiere forma, medido por los grados de unidad de una clase social en un momento dado, que refiere al conjunto de esos individuos en relación de enfrentamiento desde un colectivo social que se expresa en tanto masas.

Desde esta perspectiva estos hombres actúan con su instinto en tanto seres vivientes y con su instinto de clase. El hombre en tanto cuerpo y espíritu.

El esquema general se encuentra organizado en base a tres dimensiones: la edad, a los fines de precisar los procesos históricos específicos involucrados y en donde ellos son personificación de procesos y líneas de enfrentamiento (es decir, se encuentran procesados por ellos); las acciones que realizan, para detectar a través de los comportamientos, el conocimiento adquirido acerca de la realidad para, finalmente, encontrar la conexión entre edad, conocimiento y grados de unidad de clase en relación a los enfrentamientos, dentro de un  proceso de génesis, desarrollo y realización de formas de lucha que expresan modos de vida las que, en su conjunto, constituyen un programa-lo que en realidad sucede- y señalan la meta del movimiento general.

Si aceptamos la premisa de Marx, de que el tiempo es el espacio donde se desarrolla el hombre, el problema sería delimitar el espacio, de qué se nutre, en qué consiste, cuál es ese espacio. No cabe duda que si se trata de hombres, el espacio es la lucha, la lucha por la vida, la lucha por el hombre mismo.

Ahora bien. ¿qué es lo que hace que se active toda la masa proletaria? Que visualiza que entra en peligro la reproducción misma de su clase.

La combinación de lo que nos aparece como décadas refiere a procesos específicos de luchas con sus instrumentos y medios de enfrentamiento que procesan y forma a esas fracciones las que luego se combinan en el movimiento de masas en donde lo que nos aparece como artesanía histórica es la combinación de historias de vida, en su práctica social.

Esto vale para los momentos en que luchan los pueblos y en donde se pueden distinguir instrumentos, medios y sujeto, en lucha entre Estado-masas.

Vale para Palestina, Irak, Líbano y Argentina.

Es como se manifiesta la guerra civil de la lucha de clases. Y así aparece el hombre en cuerpo y espíritu.

Y para continuar el tema acerca del papel y función del dinero.

En una reunión llevada a cabo en Buenos Aires, y a propósito de la cuestión Palestina. Se le preguntó a un Argentino-Israelí residente en Israel: ¿cómo es posible que bombardeen, tiren misiles, secuestren, torturen, etc.etc. y esto no se conceptualice como guerra?. Como tampoco es paz, ¿qué es? Y contesta: Si consideráramos que es guerra deberíamos pagar los costos. Y aquí, se hizo la luz. Uno hablaba de personas y el otro de dinero.

Ahora, la ruptura en la especie humana es total. No es ideológica ni política, refiere a la propia especie la que se ha fracturado y enfrentado. Es la unidad en la diversidad de la especie la que está en peligro, y con ella la naturaleza misma.

Así se explica que hoy, los partidos políticos, la moral y los principios se hayan convertido en marcas, logos, todos con franquicias. Todo se vende o se alquila.

El hombre del pueblo, el que mantiene la relación hombre-naturaleza se encuentra sofocado por el dinero, ese equivalente general y abstracto de la mercancía.

 

 

 

El dinero

 

¿El dinero, qué es lo que media? ¿y, cómo media?

Marx trata de explicarlo por medio de su interpretación de un pasaje del poema de Goethe titulado Fausto ( Mefistófeles) .

“Lo que puedo hacer mío con dinero, lo que puedo pagar, es decir, lo que puedo comprar con dinero, eso soy yo. Por tanto, no es, en modo alguno mi individualidad la que determina lo que yo soy y puedo (…) No importa que sea una persona vil, innoble, infame y necia, pues el dinero es noble y ennoblece a quien lo posee (…). Si el dinero es el vínculo que me une a la sociedad, que me une a la naturaleza y a los hombres, ¿no es el dinero el vínculo de todos los vínculos? ¿No puede atar y desatar todos los lazos? ¿ Y no es también, por ello mismo, el medio general de la desunión?.

El dinero es la verdadera moneda fraccionaria, al igual que es el verdadero medio de unión, la fuerza galvano-química de la sociedad.

Y, en la interpretación de un pasaje del poema de Shakespeare titulado “Timón de Atenas”, este destaca en el dinero, dos cualidades:

1) Es la deidad visible, que se encarga de trocar todas las cualidades naturales y humanas en lo contrario de lo que son, la confusión e inversión general de las cosas; por medio del dinero se unen los polos contrarios;

2) Es la ramera universal, la alcahueta universal de hombres y pueblos. Lo que yo no soy capaz de hacer o lograr en cuanto hombre, lo que, por tanto, no pueden conseguir todas las fuerzas esenciales de mi individualidad, puedo lograrlo por medio del dinero. Por tanto, el dinero hace de cada una de estas fuerzas esenciales lo que de por sí no son, es decir, lo contrario de lo que son (…). El dinero representa la inversión general de las individualidades, que las convierte en lo contrario de lo que son, y concede a sus cualidades atributos contradictorios con ellas mismas.

El dinero, con este poder de inversión, actúa, pues en contra del individuo y en contra de los vínculos sociales, que afirman ser esenciales.

Convierte la lealtad en felonía, el amor en odio y el odio en amor, la virtud en vicio y el vicio en virtud, al siervo en señor y al señor en siervo, a la estupidez en talento y al talento en estupidez.

Como el dinero, en cuanto al concepto existente y efectivo del valor trueca y confunde todas las cosas, representa la confusión e inversión general de las cosas todas y es, por tanto, el mundo invertido, la confusión e inversión de todas las cualidades naturales y humanas”.[48]

Aquí vemos, la pérdida de la esencia del hombre y la inversión de los hechos de la realidad.

Ahora bien. Se tiende a establecer cierta analogía entre el Imperio Romano y el actual o tendencial “estado” supranacional.

Max Weber nos señala la importancia de observar  los cambios en la estructura a los efectos de explicar el derrumbe de una civilización, cuando entra en involución.

Veamos:

Trata de demostrar que el Imperio Romano no se derrumbó por causas exteriores, por consecuencia de una evidente superioridad de sus enemigos o la incapacidad de sus conductores políticos. Disponía de figuras heroicas que juntaban la intrepidez germánica con un refinado arte de la diplomacia. Pero, hacía largo tiempo que el Imperio no era el mismo. No fue a la caída del Imperio cuando la cultura de la antigua Roma desapareció.  El Imperio Romano considerado como entidad política sobrevivió varios siglos al apogeo de su cultura, pero ya a principios del siglo III se había agotado la literatura romana.  El arte de los juristas y sus escuelas, la poesía latina y griega dormía el sueño de la muerte. La historiografía se consumía lentamente hasta casi desaparecer y aún las instituciones. La lengua latina entraba en descomposición y, siglo y medio más tarde al extinguirse la dignidad imperial de Occidente acontece el acabamiento externo.

El supuesto lujo y la positiva inmoralidad de los círculos sociales elevados no son, más que síntomas.

La mujer romana emancipada y el rompimiento sólido del vínculo matrimonial entre las clases dominantes, habían disuelto las bases de la sociedad.

El ocaso de la cultura antigua coincide con el restablecimiento de la familia en las capas inferiores de la población, y el restablecimiento de la clase campesina, impulsando la división del trabajo libre que se estaba gestando y luego desarrollando en la Edad Media.

No son comparables la sociedad natural del Imperio Romano y la sociedad capitalista actual pero hay indicadores que son útiles. El primero, la decadencia cultural y el segundo el papel de la mujer en la familia.

Del trabajo esclavo, base económica del Imperio a la división libre del trabajo en la Edad Media. De economía natural a economía mercantil.

El comercio sexual era una especie de prostitución intervenida y los premios a las esclavas por la cría de sus hijos las manumitían y ya este proceder indica las con secuencias que van madurando por la falta de familia monogámica. Sólo en el seno de la familia cunde el hombre.

¿Cómo y cuándo falló el abastecimiento de esclavos? ¿Cuál es la primera fecha en que debe datarse la decadencia, primero latente y enseguida patente de la cultura y el poderío romano?.

La idea popular se lo adjudica a la batalla de Teutoburgo pero lo decisivo fue que esta derrota se enlazó con la suspensión de la guerra de conquista en el Rin por Tiberio que tuvo pendant en el Danubio con el abandono de Dacia. Así se preparaba un fin a la tendencia expansiva del Imperio Romano y con  la pacificación interior y-en lo principal también-exterior el antiguo régimen se contrajo y redujo el aprovisionamiento regular del mercado de esclavos con material humano. Se produce una aguda crisis de mano de obra.

El Imperio se basaba en las ciudades del litoral-Mediterráneo-con su comercio y no se consumía la producción del campo, en especial granos. Con  la  crisis se traslada la producción al campo y aparece la figura del siervo.

Los esclavos vivían en el cuartel comunista pero los siervos de la época carolingia viven en los caseríos en tierras prestadas por el señor (terrateniente). El siervo ha sido devuelto a la familia y con la familia se presenta a la par, la propiedad personal.

La importancia de la evolución lenta pero segura fue profundísima. Fuerte proceso de transformación en las capas más inferiores de la sociedad: la familia y la propiedad personal le son restituidas y este proceso se desenvuelve paralelamente al victorioso desarrollo del cristianismo.

La organización administrativa de Roma descansaba al final de la República y comienzo del Imperio sobre la comunidad urbana así como la ciudad era la base económica de la cultura antigua. Así se había organizado el territorio de la confederación imperial.

La caída del Imperio fue la forzosa consecuencia política de la desaparición gradual del comercio y del consiguiente crecimiento de la economía natural y significó el desmontaje del aparato administrativo y de la superestructura política de un régimen de economía que ya no concordaba con la infraestructura económica que vivía el régimen de economía natural. Al desaparecer la ciudad no existe más como concepto jurídico y administrativo. Aparece el feudo.

El ciclo de la evolución económica de la antigüedad ha terminado. Comienza la Edad Media y la división del trabajo.

“Sin querer, nos conmueve melancólicamente el espectáculo de una evolución que, al aspirar a lo más alto, pierde su base material y se desploma sobre sí misma(…) En las honduras de la sociedad se realizaron y tenían que realizarse variaciones orgánicas de estructura que, en conjunto, significaron un poderoso proceso de salubricación. La familia y la propiedad privada fueron restituidas a la gran masa de los siervos y estos se elevaron lentamente desde la situación de ‘instrumentos parlantes’ a la condición de hombre”.[49]

Bien. Veamos ahora la situación actual. Peter Druker, economista norteamericano

advertía hace más de una década.

Se está alterando la proporción entre población urbana y rural. El desplazamiento de población rural a las ciudades rompe el equilibrio que garantiza la supervivencia del régimen. Se ha llegado a un límite, sólo un 10% de la población activa en el campo y, ella es la garantía del régimen desde el punto de vista ideológico y político.

Esto va acompañado en el comercio donde se ha separado la producción material del dinero, creándose una crisis de carácter orgánica ya que el dinero es la expresión del valor de la mercancía.

Efectivamente, Peter Druker nos está demostrando los indicadores del cambio estructural.

Como una de sus manifestaciones, nos encontramos en medio de una decadencia cultural, política y filosófica, que preanuncia una crisis de involución.

Desaparecen las categorías, los sujetos y los conceptos. Sólo discurso ideológico sin soporte empírico. Pero esta es la manera de encubrir lo que objetivamente sucede.

El poder imperial anuncia como propósito la democracia, pero secuestra presidentes y ministros surgidos de elecciones o produce golpes de estado. ¿Este mecanismo de poder es reciente?. No. Inmediatamente que lo propusieron-1945-comenzaron  a erosionarlo. Por ello,”interrogado sobre la situación institucional de Argentina, a su llegada a España, Jorge Luis Borges respondió ¿la democracia?¿esa superstición?” (Excelsior, México setiembre de 1976). No cabe duda que para unos era una utopía y para otros una superstición.

Los derechos humanos. Su presunta “violación” sirve para invadir países y los promotores (inicialmente el Departamento de Estado de EEUU) son los que aplican las peores y más sofisticadas torturas a personas detenidas por sospechas de, o por algún servicio secreto. Sin embargo, se sigue apelando a los “derechos humanos”.

Los derechos civiles han desaparecido y se ha constituido una sociedad policial. Todos vigilados o encerrados en muros. Caso Palestina, la frontera USA-México, y Argentina en donde todo está “protegido” por vallas, muros en las villas miseria, etc.etc.

Con la “libertad de mercado”, quiebran empresas y estados vía el proteccionismo en el comercio mundial y el manejo electrónico del dinero, incrementando ficticiamente la deuda externa. O, por medio de la “reconstrucción” luego de destruir países sin justificación alguna.

La ley, el derecho, la justicia, la libertad, la soberanía, la movilidad social, el empleo, la educación, la salud, se evanece y reaparece el trabajo esclavo y servil.

Hay un abismo entre los enunciados y lo que realmente sucede. Por tanto, ¿de qué estamos hablando? ¿en qué mundo objetivamente estamos viviendo? Las expectativas y necesidades de nuestros pueblos ¿son una utopía, una superstición o una meta a alcanzar?.

Estamos presenciando todos los elementos de una civilización en descomposición.

El imperialismo se apropia de países bajo distintos mecanismos pero su racionalización se basa en la defensa de los “derechos humanos”, para lo cual se masacran pueblos que, la población “mediatizada” acepta.

Los procedimientos pueden ser directos -ocupación militar- o indirectos – operaciones de inteligencia-. El caso paradigmático es Argentina en donde, primero se llevó a cabo el “atentado” a la AMIA e inmediatamente el ejército israelí toma posesión del lugar y allí planta, en el centro de la Capital Federal, la bandera de Israel.

Si el “comunismo” brota del seno del capitalismo, producto de sus contradicciones, es orgánico. No rompe el movimiento social ascendente de los hombres con su historia sino que lo supera, por la positiva.

No es un producto intelectual ni ideológico, sino social y sistémico y es esto, lo que se pretende frenar primero y aniquilar después, -aunque los hombres no sean conscientes- por medio de las guerras.

Estas guerras expresan el enfrentamiento entre el imperialismo y las masas, los pueblos. Por eso la llaman “asimétricas”.

Estamos presenciando todos los elementos de una civilización en transición.

Es esto lo que explica la guerra.

La apropiación de territorios es lo que nos aparece. La lucha de los pueblos es por imponer su soberanía, por medio de su emancipación política y social.

 

·       Beba Carmen Balvé es directora de CICSO- Centro de Investigaciones en Ciencias Sociales. Argentina. E. mail: cicsoar@yahoo.com.ar

·       https://  www.cicso-arg.org

 

 

Para publicar en periódico: Antimafia Duemila, Italia y en www. Antimafiaduemila.com

 

 


[1] De la Guerra. Gral. Karl von Clausewitz. Círculo Militar. Biblioteca del Oficial. Buenos Aires, 1968.

[2] Delenda est Philistaea. Alberto Buela.CEES- Centro de Estudios Estratégicos Sudamericanos. Buenos Aires, 28 de julio de 2006.

[3] De Engels a Konrad Schmidt, Londres 27 de octubre de 1890, en: Correspondencia C.Marx y F. Engels, Editorial Cartago, Buenos Aires 1973.

[4] V.I. Lenin. Crítica al folleto de Bujarin .Tomo XXII, (fecha 1915), Editorial Cartago, Buenos Aires 1960.

[5] Documento Santa Fe (elaborado por los servicios de Inteligencia de EE.UU). Beba C.Balvé y Carlos O. Suárez, Ediciones Siena-Palabra Argentina, Buenos Aires 2001.

[6] Notas sobre Maquiavelo, sobre Política y sobre el Estado Moderno. Capítulo Sobre el desarrollo de la técnica militar. Antonio Gramsci. Obras Escogidas, Tomo IV. Editorial Lautaro, Buenos Aires 1962.

[7] La esencia de esta nueva cultura. Franco Berardi “Bifo”, Italia 2004.

[8] (…) “los análisis de situación deberían encontrar en los diversos grados de las relaciones de fuerza, comenzando con las relaciones de las fuerzas internacionales donde se ubicarían las notas escritas sobre lo que es una gran potencia, sobre los agrupamientos de Estados en sistemas hegemónicos y por consiguiente sobre el concepto de independencia y soberanía en lo que respecta a las potencias medianas y pequeñas (…) ¿ Las relaciones internacionales preceden o siguen lógicamente a las relaciones sociales fundamentales? Indudablemente las siguen. Toda renovación orgánica en la estructura modifica también orgánicamente las relaciones absolutas y relativas en el campo internacional a través de sus expresiones técnico-militares”. En: Notas sobre Maquiavelo, sobre Política y sobre el Estado Moderno. Capítulo. Análisis de las situaciones. Relaciones de fuerzas, Antonio Gramsci, op.cit.

[9] General Juan Domingo Perón, Puerta De Hierro, Madrid, España 1970. Entrevista grabada por Tomás Eloy Martínez y luego volcada a un libro. Nota: Dijo Winston Churchill ante las Cámaras de los Comunes en 1955. “La caída del tirano Perón en Argentina es la mejor reparación del orgullo del Imperio y tiene para mi tanta importancia como la victoria de la Segunda Guerra Mundial y las fuerzas del Imperio Inglés no le darán tregua, cuartel ni descanso en vida ni tampoco después de muerto”.

[10] En: Movimiento  De Juventud Larouchista. Informe. Argentina, Correo Electrónico

[11] Fuente: Diario El Chubut, Argentina 09-09-2005

[12] Cfr., Langem-patagonia, “Iberoamérica de rodillas”, 13-9-2005 y 2006.

[13] V.I.Lenin, op. cit.

[14] La verdadera guerra: jugando con fuego.  Adrián Salbuchi. Cuadernos del Movimiento por la Segunda República Argentina. Buenos Aires, marzo 2003.

[15] Profesor Bernardo Quagliotti de Bellis, Centro de Estudios Estratégicios Sudamericanos – CEES-, Buenos Aires., 5-7-2006.

[16] Isidro Sepúlveda. Director de Inst. Univ. General Gutiérrez Mellado de Investigación sobre Paz, Seguridad y Defensa. ARI, 73-2006

[17] Soeren Kern, Investigador Principal de EEUU y Diálogo Transatlántico, Real Instituto Elcano, ARI, Nº 42-2006 (traducido del ingles), CEES-Argentina.

[18] El sionismo internacional acaba de iniciar la Tercera Guerra Mundial, Adrián Salbuchi, El traductor gráfico, Buenos Aires, 20-7-2006.

[19] “La creencia de un ‘destino histórico de grandeza’ como impulsor para el expansionismo mundial de EEUU”, Por Gustavo Herre – Argenpress – Info.

[20]Fuente: Cfr. Radio Centenario, Uruguay del 22/06/2006, publicado por Agrenpress-Info, Buenos Aires, Argentina.

[21]Ana Esther Ceceña y Carlos E. Motto, “Paraguay: eje de la dominación del Cono Sur”, Revista Osal, Nº17, CLACSO, agosto 2005.

[22]CADA, “Conclusiones generales de la misión internacional de observación”, Asunción, 20 de julio de 2006.

[23]Raúl Zibechi, “El nuevo vuelo del Cóndor”, Other News-Roberto Savio, 22/7/2006

[24]“Crónica de un conflicto anunciado. La Triple Frontera y la Política de la guerra infinita ya está en la zona”, Lic. Carlos A. Pereyra Mele, Analista político especializado en  Geopolitica Suramericana. CEES, Córdoba,  6 de agosto de 2006.

[25]Thierry Meyssan. Presidente de la Red Voltaire. En “Mujeres de Negro”, red, 7 de agosto de 2006, Argentina

[26] Nota en Agencia Lamgen- Patagonia, del 10 de agosto de 2006.

[27] Diario La Nación, Buenos Aires, 13 de agosto de 2006. Nota de Joaquín Morales Solá

[28] Atención Licenciado Carlos A. Pereyra Mele, 9 de agosto de 2006.

[29] RED: Mujeres de Negro, Buenos.Aires., 11 de agosto de 2006.

[30] Leonardo Boff, teólogo de la Liberación, escritor, profesor y conferencista. Gentileza de Carlos A. Pereyra Mele, Licenciado  en Ciencia Política. Especialista en Geopolítica y Geoestrategia. CEES. Córdoba, Argentina.

[31] Gentileza: Juan Gabriel Labaké (Washington Post) La guerra norteamericana para la dominación mundial; Michel Chossudovdsky. Red: Mujeres de Negro, 11 de agosto de 2006.

[32] Thierry Meysaan. Presidente de la Red Voltaire. Agosto 22 de 2006.

[33] Beba C. Balvé y Beatriz S. Balvé. Cfr. El ’69. Huelga Política de masas ( Rosariazo.Cordobazo.Rosariazo) Segunda Edición, Coedición CICSO-Ry R, Buenos Aire 2005 y Mauricio Cocchiarella Cañada Revolucionaria: la historia del padre Amiratti contada por quienes la vivieron. Editorial De La Cañada, Cañada de Gómez (Santa Fe).

[34] Versión digital, Argenpress,  redacción@argenpress.info., 28 de agosto de 2006

[35] Versión digital, Red Resúmen Latinoamericano, 1 de setiembre de 2006.

[36] Virginia Titlley, Johannesburg, SurAfrica; gentileza de Julio Fernández Baraibar, 3l de agosto de 2006. (Conviene aclarar que el término “borrar del mapa” es de uso generalizado en Argentina. Es una expresión típicamente argentina por lo que cabe suponer que el “traductor” fue un hombre de inteligencia-argentino, israelí-).

[37] Jean Claude Paye En: El mandato de arresto europeo legaliza lo peor de Europa, Bruselas, junio de 2005.

[38] Mikis Teodorakis, Other News, 22 de diciembre de 2005. Nota: una movilización de comunistas de Europa impidió que se apruebe esta resolución.

[39] Red Kalki, Mujeres de negro, 19 de agosto de 2006. Esta noticia fue difundida por varias agencias.

[40] “Protestas en Israel por los incidentes con Quebracho”, para el diario Clarín desde Tel Aviv en: Eva Troxler, Argentina, 3 de setiembre de 2006. (nota: en Israel viven 80.000 ex ciudadanos argentinos).

[41] Mario Bunge. La investigación científica, su estrategia y filosofía. Capítulo Un paradigma, un marco y una comparación.  Editorial Ariel, Barcelona, España, 1969 y 1976.

[42] “El partido de la muerte va hacia su muerte pero invita al cortejo al resto de los espectadores ¿ qué dice el guerrillero? “ acompañadme a mi muerte”. Los partidarios de la vida rechazan la invitación. Mariano Grondona, revista Visión, 1de noviembre de 1976. En: “Los hechos armados un ejercicio posible”. Juan Carlos Marin. Introducción de Beba C.Balvé. Ediciones CICSO, Buenos Aires 1984.

[43] “La orden ya fue ejecutada. Roma.Las Fosas Ardeatinas, la memoria”. Alessandro Portelli, Editorial Fondo de Cultura Económica, Buenos Aires 2004. Comentario de Alberto Bozza, docente e investigador de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. Universidad Nacional de la Plata. En: Sociohistórica. Cuadernos del CISH, N° 15/16. Editorial Prometeo Libros, Buenos Aires 2005.

[44] Michel Foucault. Yo, Pierre Riviere, habiendo degollado a mi madre, mi hermana y mi hermano…Un caso de parricidio del siglo XIX, Tusquets Editor, Barcelona, España 1976.

[45] Carlos Marx. La burguesía y la contrarrevolución. Obras Escogidas. C.Marx y F.Engels, Editorial Cartago, Buenos Aires 1957.

[46] Federico Engels. De socialismo utópico al socialismo científico. Obras Escogidas C. Marx y F. Engels. Editorial Cartago, Buenos Aires  1957.

[47] Cfr. El ’69. Huelga política de masas. op.cit. La investigación que guió nuestra reflexión se encuentra en: “La lógica de lo viviente” Francois Jacob, Ediciones Gallimard, 1970 y Editorial Universitaria, Santiago de Chile 1972, capítulo: El Programa.

[48] C.Marx y F. Engels. “ Escritos económicos varios”. Capítulo el dinero, Editorial Grijalbo, México 1966.

[49] Max Weber. “La decadencia de la cultura antigua. Sus causas sociales”. Revista de Occidente Nro. 13, México 1926.