Liberales, socialistas, socialdemocratas y el Imperio opinan

DANIEL ORTEGA PUEDE VOLVER EN NICARAGUA EL 5 DE NOVIEMBRE

Colectivo Xinhua, Ansa, Prensa Latina, La Jornada

0ortega
Dos nuevas posibilidades para los pueblos se presentan con Daniel Ortega en Nicaragua y Rafael Correa en Ecuador.(Fernando Bossi-Congreso Bolivariano)

DANIEL ORTEGA

TIENE LA POSIBILIDAD DE VOLVER

AL PODER EN NICARAGUA

EL PROXIMO 5 DE NOVIEMBRE

 

BURTON REITERA TEMORES DE EEUU POR NICARAGUA

PREOCUPACION DE OBSERVADORES DE LA UE

TEMEN APAGÓN DÍA DE ELECCIONES EN NICARAGUA

LAS ELECCIONES EN NICARAGUA

_________________________________

BURTON REITERA TEMORES DE EEUU POR NICARAGUA

        

 

25.09.2006 Actualizado a las 10:16:10  

MANAGUA, 24 sep (Xinhua) – El congresista estadounidense Dan  Burton reitero el domingo en Managua las preocupaciones de EEUU sobre el  futuro de Nicaragua, en caso de que el aspirante presidencial Daniel  Ortega gane las elecciones en noviembre proximo.

 

Burton, quien está en Managua desde el viernes pasado, dijo hoy  en conferencia de prensa que "Estados Unidos y los países  centroamericanos no quieren que vuelvan a ocurrir los hechos tristes  de la década de los 80", en alusión al gobierno sandinista.

 

El congresista recordo los problemas de la economia nicaraguense  durante el gobierno de Daniel Ortega, que enfrento una guerra de  agresion financiada por el congreso estadounidense.

 

-Hay una gran preocupacion de que, si Daniel Ortega vuelve a ser  presidente de Nicaragua, se repitan los acontecimientos lamentables  del pasado, subrayo Burton.

 

El congresista dijo que le causa gran preocupacion un retorno al  pasado, volver a la situacion en la que mucha gente murio o fue  confinada. Nicaragua pondra en riesgo las relaciones con sus  vecinos y con Estados Unidos, indico Burton.

 

En tanto, el candidato del Frente Sandinista de Liberacipn  Nacional (FSLN), Daniel Ortega, critico la visita de Burton a  Nicaragua, tras considerar que EEUU tiene problemas domesticos  graves a los cuales debe poner especial atencion, como el migratorio. 

 

     Ortega dijo preocuparle que el gobierno estadounidense y algunas  camaras empresariales promueven la polarizacion del proceso  electoral alentando la unificacion de fuerzas antisandinistas.

 

-Lo mejor que deberan hacer estos empresarios y EEUU es promover  un clima de entendimiento entre los nicaraguenses y no la  polarizacion, un pais polarizado no tiene futuro, un pais  reconciliado si­ tiene futuro, subrayo Ortega.

 

 El lider sandinista dijo confiar en que Estados Unidos recapacite  y no continue promoviendo la polarizacion y que, mas bien, respeten  lo que esta pasando en el proceso electoral nicaraguense, que ha  avanzado en el proceso de reconciliacion y paz.

 

Burton se reunio con los candidatos Eduardo Montealegre, de la  Alianza Liberal Nicaraguense; Edmundo Jarquin, del Movimiento de Renovacion Sandinista, y lideres del Partido de la Resistencia  Nicaraguense, antiguos Contras, que combatian al gobierno sandinista  en los 80. 

 

AMERICA CENTRAL & CARIBE/NICARAGUA

PREOCUPACION DE OBSERVADORES DE LA UE

 

MANAGUA 14 (ANSA)- Observadores latinoamericanos y de la Unión Europea expresaron su preocupación por la posibilidad de que se produzca una avalancha de impugnaciones tras los comicios presidenciales de Nicaragua el 5 de noviembre.

 

La misión de la UE coincidió con el Consejo de Expertos Electorales de América Latina (Ceela) en que la falta de una eficiente capacitación de los fiscales partidarios en las juntas receptoras de votos podrían propiciar un exceso de impugnaciones debido a debilidades que presenta la ley electoral.

 

Eugenio Chicas, del Ceela, tras reunirse con Rebeca Cox, jefa interina de la misión de observadores de la UE en Nicaragua, y declaró que –si no se utiliza con responsabilidad el recurso de las impugnaciones, podría haber un atraso caótico para declarar electos y culminar el provceso electoral.

 

El representante del Ceela dijo que los observadores europeos  coinciden plenamente  con las preocupaciones sobre las impugnaciones masivas.

 

Nicaragua elegirá nuevo presidente y diputados del Congreso Nacional y del Parlamento Centroamericano el próximo 5 de noviembre, y según las encuestas el favorito es la alianza  Unida, Nicaragua Triunfa .

 

La coalición es encabezada por el izquierdista Frente Sandinista de Liberación Nacional, cuyo candidato presidencial es el ex mandatario Daniel Ortega, líder de la revolución marxista que gobernó entre 1979 y 1990 tras derrocar a la dictadura de Anastasio Somoza.

 

TEMEN APAGÓN DÍA DE ELECCIONES EN NICARAGUA

 

Managua, 10 oct (Prensa Latina) El temor de que el próximo 5 de noviembre, día de las elecciones generales, ocurra un apagón de grandes proporciones cobra fuerzas hoy en Nicaragua, ante el recrudecimiento de la crisis energética que atraviesa el país.

 

La garantía total de que no haya apagones no existe, por lo que el Consejo Supremo Electoral (CSE) debe tener planes contingentes para ese día, advirtió este martes el director del Instituto Nicaragüense de Energía, David Castillo.

 

El directivo del ente regulador culpó de los apagones a la transnacional española Unión Fenosa, por no garantizar la compra de energía en el mercado centroamericano cuando las generadoras locales salen del sistema por problemas técnicos o falta de combustible.

 

El temor de que falte la electricidad el primer domingo de noviembre, cuando los nicaragüenses deberán elegir a su próximo mandatario y a los diputados a la Asamblea Nacional, fue expresado por el presidente del CSE, Roberto Rivas.

 

De acuerdo con el magistrado, un apagón el día de las votaciones desataría un caos en Nicaragua, ya que despertaría suspicacias sobre la transparencia del conteo de votos.

 

Rivas agregó que aunque se tomaron precauciones, el poder electoral no cuenta con plantas eléctricas para garantizar la energía en la totalidad de los centros destinados a procesar los datos de los 153 municipios del país.

 

Los apagones afectan desde hace varios meses y por periodos de hasta 10 horas diarias a amplios sectores de la población.

 

Mientras tanto, el gobierno aún no decidía este martes si va a adquirir los 84 mil galones de diesel venezolano que le ofreció a precio concesionario la Asociación de Municipios de Nicaragua.

 

El combustible se encuentra desde el sábado pasado en el país, pero según Frank Kelly, presidente de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), primero hay que realizarle pruebas de laboratorio para comprobar su calidad.

 

Otro de los obstáculos enumerados por el funcionario es que ENEL tiene un contrato de exclusividad con la trasnacional petrolera ESSO para la compra de combustible.

 

 

La JornadaMexico

Sábado 14 de octubre de 2006

 

LAS ELECCIONES EN NICARAGUA DEL 5 DE NOV.

 

Por Sergio Ramírez

 

Nicaragua se acerca a la fecha de sus elecciones nacionales, y las preguntas que se me hacen aquí en Berlín, como antes me las han hecho en Sevilla, giran necesariamente sobre el tema. Antes de salir de Managua ya había respondido a las del corresponsal para América Latina de la revista Der Spiegel, Jens Glüsing, y aquí quiero meditar otra vez sobre ellas.

 

Quienes a lo largo de los últimos años hemos buscado que los espacios electorales se abran, para que el monopolio creado por el pacto entre Daniel Ortega y Arnoldo Alemán se vuelva cosa del pasado, podemos sentirnos gratificados. Fueron frustrados todos los intentos de inhibir candidatos, o ilegalizar partidos, y los electores nicaragüenses tienen esta vez la oportunidad de escoger entre cinco opciones, dos de ellas contestatarias del viejo sistema excluyente del pacto, que ha basado su ventaja en la polarización: la opción del Movimiento de Renovación Sandinista, que lleva como candidato a Edmundo Jarquín, y la de la Alianza Liberal, que lleva a Eduardo Montealegre, lo que viene a crear un nuevo liderazgo alternativo, más moderno y democrático.

 

Si las elecciones se celebraran hoy, estos dos candidatos sacarían, juntos, más de la mitad de los votos, y sus dos partidos lograrían formar en la Asamblea Nacional una mayoría suficiente para derogar las abusivas reformas que los aliados en el pacto, Ortega y Alemán, hicieron a la Constitución para repartirse el poder y someter al sistema judicial a la corrupción y al capricho, esto último uno de los daños más graves que ha sufrido la institucionalidad del país. Para derogar esas reformas antidemocráticas, o para llamar a una asamblea nacional constituyente, que dé un nuevo orden democrático a la nación desde sus cimientos.

 

El pacto se muestra en escombros también por razones adicionales. El candidato presidencial de Alemán, el liberal José Rizo, no tiene fortaleza en las encuestas, y su partido sacaría menos diputados que antes, con lo que uno de los soportes del pacto termina por quebrarse. Y Daniel Ortega, como candidato perpetuo del FSLN, tiene hoy en las encuestas no más de 30 por ciento de intención de voto, 10 puntos menos que en la campaña electoral pasada, para las mismas fechas. Otra vez, si las elecciones fueran hoy, Ortega y Alemán, aun juntando sus diputados, estarían en minoría en la Asamblea Nacional.

 

Pero no todo es miel sobre hojuelas, y estas conquistas, o avances de la democracia nicaragüense, pueden desaparecer de un golpe si los votos no son contados de manera transparente el próximo 5 de noviembre. Es necesario decirlo con todas sus letras. La posibilidad de un fraude electoral es cierta, y hay que buscar cómo detenerlo.

 

Precisamente a consecuencia del pacto, el Consejo Supremo Electoral se convirtió en un coto de caza de Ortega y Alemán, pues los magistrados que lo integran fueron señalados de dedo por ambos caudillos, y sólo así resultaron electos por la Asamblea Nacional, bajo el control de los dos. Y conforme la ley electoral bendecida también por ambos, las juntas electorales, o mesas receptoras de votos, quedan todas bajo el control del FSLN de Ortega y del Partido Liberal de Alemán. La autoridad electoral, desde arriba hasta abajo, no es de ninguna independiente, sino partidaria, y partidarios son también los departamentos y direcciones técnicas que controlan la cedulación de ciudadanos, el registro de electores y aun el sistema informático.

 

Estamos, entonces, frente al reto de tener unas elecciones verdaderamente libres y transparentes, a pesar de quienes deben contar los votos. La vigilancia de los fiscales de los partidos independientes en las mesas electorales se vuelve clave, así como la presencia de los observadores nacionales e internacionales en el mayor número posible de lugares de votación. No en balde Ortega ha combatido vehementemente la presencia de los observadores de la OEA, a quienes quisiera ver fuera del país, desde luego que el beneficiario de un fraude sería él mismo, dado que el candidato presidencial de Alemán no tiene oportunidad de competir.

 

Ortega sabe muy bien que si no puede ganar en la primera vuelta electoral, iría a la segunda con las elecciones de antemano perdidas. El candidato que pasara con él a la segunda vuelta, ya sea Jarquín, ya sea Montealegre, arrancaría con más de la mitad del electorado a su favor, según las actuales encuestas. Y para que Ortega pudiera ganar en primera vuelta es que Alemán, su socio del pacto, le hizo la concesión de ayudarlo a reformar la ley electoral, rebajando el porcentaje necesario a 35 por ciento de los votos, siempre que el contendiente más inmediato se halle a más de cinco puntos de diferencia.

 

Es en esta mecánica de porcentajes necesarios para que no haya segunda vuelta donde todas las artimañas van a ser aplicadas. Ya existe el antecedente de que, en las últimas votaciones municipales, al candidato independiente que resultó ganador en la ciudad de Granada, como los resultados fueron cerrados, lo despojaron del triunfo bajo el ardid de anular el suficiente número de actas electorales que le eran favorables.

 

Se tratará entonces de manipular los resultados para que Ortega alcance 35 por ciento, y su contendiente no llegue a 30 por ciento, o viceversa, ya sea anulando o falseando actas electorales, alterando la transmisión de datos o interviniendo el sistema central de cómputo electrónico. Ellos controlan todos esos mecanismos, sin excepción.

 

Siempre se tiende a decir que los comicios en un país son los más trascendentales de su historia. En Nicaragua esta afirmación no es gratuita. La democracia que avanza, puede ser no sólo frenada, sino echada por la borda. Así que no se olviden de Nicaragua, digo a quienes me preguntan por las elecciones. Nos estamos jugando el futuro.

 

Berlín, octubre 2006

 

www.sergiramirez.com