Robar fruta, es una antigua tradición de la humanidad.. El Gatillo facil, un habito del poder.

NARANJITAY ( LADRONES DE NARANJAS)

Oscar Tafetáni

naranjas
Hombres de la Search, del Seabord Corp. de Harry Bresky, Boston, le quitaron a Fabián Néstor Pereyra, sus sueños por robar naranjas.
         

Gentileza de "Carlos Suarez" carsua35@hotmail.com

Envio de Agencia de Noticias Prensa Ecumenica prensa-ecumenica@ecupres.com.ar

 

LADRONES DE NARANJAS

 

Por Oscar Tafetáni. (*)

 

Robar fruta, lo mismo que echarle un mordisco a un fruto prohibido, es una antigua tradición de la humanidad. Que en el Génesis (libro viejo, si los hay) se use la alegoría de Eva, la manzana y el árbol de la ciencia del Bien y del Mal, no es casualidad.

 

Un huayno del folklore del Noroeste compara el robo de la fruta con el robo de una mujer. “Naranjitay -dice la letra- pinta, pintita, / naranjitay, pinta pintita, / te’i de robar de tu quinta / si no es esta nochecita / mañana por la mañanita…”

 

Fabián Néstor Pereyra era un hijo de la tierra, con el altísimo honor y la nobleza de sangre que eso implica. Le decían Corto por su baja estatura y bajo peso. Para la ficha de un hospital de Orán, o de Tartagal, era un desnutrido de grado 2. Un nombre más en la lista del hambre.

 

El Corto tenía 19 años y estaba enamorado. Deseaba a una niña que no lo correspondía, le escribía poemas, soñaba con robar esa naranjita de la quinta, quería conquistarla.

 

Vigiladores de la Empresa Search, al servicio de la Seabord Corporation, propiedad de la familia Bresky de Boston, presuntamente asociada con el gobernador salteño, le quitaron ese sueño.

 

También lo quitaron a él del paisaje, y del sueño de los otros.

 

“Cansados de los continuos robos de naranjas, pomelos y limones a manos de una pandilla local de ladronzuelos compuesta por varones de 13 a 25 años -se lee en una vergonzosa crónica de El Tribuno de Salta- un camionero y un grupo de vigiladores del predio agroindustrial del ex ingenio El Tabacal, en la ciudad de Orán, quisieron darle un escarmiento, pero se les fue la mano…”

 

El cuerpo molido a golpes del Corto, el mayor de los hermanitos Pereyra, apareció en un canal de riego del ingenio, tras la denuncia de otros “ladronzuelos” sobrevivientes.

 

La familia y los amigos de Pereyra -se lee en otra crónica- para evitar el costoso trámite de recuperar su cadáver, decidieron velarlo en ausencia.

 

Imaginar el velorio del Corto es ver otra postal del desamparo: la ropa del muerto apilada, sus cartas de amor, un par de zapatillas, algunas velas encendidas, el llanto apagado de la madre, en un rincón.

 

Para la gente de la tierra, la muerte individual, la de cada uno, es un trámite sin importancia. Apenas un “hasta luego”.

 

Hasta luego, le dijeron los suyos al Corto. Estarás con nuestros santos queridos. Y nos iremos todos de madrugada a las quintas, a robar naranjas.

 

Sabiduría de poetas

 

El mes pasado, la justicia ordenó la detención y el procesamiento de 16 guardias privados de la empresa Search y de un chofer de camión, todos implicados en la muerte de Fabián Néstor Pereyra.

 

Siguiendo las pautas del Manual de Impunidad, los vigiladores negaron tener conocimiento de los hechos. Sin embargo, a partir de la confesión del chofer Jonathan Baroni y ante la posibilidad de que la investigación comprometiera a la Seabord -que ya fue denunciada por usurpación de 40 mil hectáreas de los aborígenes salteños- los abogados comenzaron la bien remunerada tarea de repartir culpas y deslindar responsabilidades.

 

Pronto dirán que Search no es Seabord, que Seabord no es Bresky, que Bresky no es el gobernador de Salta y así, todo con el propósito (perdón por esta horrible sospecha) de evitar que se haga justicia.

 

Y los chicos de los montes salteños, ésos acostumbrados a treparse a los camiones fruteros, para aligerarlos en mínima cuota de su carga, aprenderán que el hurto de naranjas, según la ley de la Seabord Corporation, se paga con la vida.

 

A principios de los ’40, Bertolt Brecht, exiliado en Dinamarca, escribió un breve poema en el que agradece a un ladrón de cerezas por haberlo despertado con su alegre silbido, una mañana de verano.

 

Cuenta Brecht que el ladrón, al verlo, lo saludó inclinando su cabeza, y que siguió silbando, recogiendo cerezas y alegrándole la mañana.

 

Si queda una utopía -pensamos- es la de lograr un mundo de cerezas y naranjas compartidas; un mundo con tradiciones y códigos que se cumplan; ese mundo que describe Manuel J. Castilla en su Zamba de Juan Panadero:

 

“Cómo le iban a robar, / ¡ni queriendo! a don Juan Riera, / si a los pobres les dejaba / de noche la puerta abierta…” (PE/APE)

 

(*) Oscar Tafetáni.es argentino, publica en la Agencia de Noticias Pelota de Trapo (APE)

 

Agencia de Noticias Prensa Ecuménica

598 2 619 2518 Espinosa 1493.

Montevideo. Uruguay

www.ecupres.com.ar

asicardi@ecupres.com.ar

ARGENTINA: VIOLENCIA HISTÓRICA CONTRA GUARANÍES

 

El asesinato de un joven indígena por la seguridad del Ingenio Tabacal, de la empresa Seabord Corporation, sólo por que robaba naranjas, comprueba, para los movimientos sociales, la situación de violencia histórica a cual han sido sometidos los indígenas guaraníes

 

La comunidad El Tabacal denuncia que la empresa hace lo que quiere con la complicidad del gobierno. Este discriminaría a las comunidades en conflicto. Además hay la elección de delegados cercanos a la multinacional para integrar el Consejo de Participación Indígena (CPI), que funciona bajo la órbita del gobierno nacional.

 

La autopsia del cuerpo de Fabián Pereyra, de 18 años, reveló que el joven fue asesinado a golpes en la cabeza y descartó que se haya ahogado en un canal de riego.

 

Según las conclusiones de los médicos, el chico falleció como consecuencia de inhibición cardíaca por traumatismo cráneo encefálico.

 

El Ingenio San Martín del Tabacal es acusado de usurpar las tierras de las comunidades de Orán y esclavizar a sus habitantes. Ellos aceptaron esa situación porque seguían en sus tierras.

 

La maquinización de la década de 1960 y posteriores hizo inútil la presencia de los propietarios originarios de estas tierras, por lo que comenzaron las primeras migraciones – lanzamientos hacia asentamientos en la ciudad.

 

En la década de 1990, los políticos menemistas vendieron la empresa a manos extranjeras, con 40.000 hectáreas cultivadas.

 

Hoy el Ingenio San Martín tiene más de 8.000 empleados en negro, mal pagados (11 pesos por jornada de 12 horas), trabajo infantil y exporta, luego del azúcar El Chango y naranjas, U$ 60.000.000 de dólares al año a la cuenta de la familia Bresky, de la ciudad estadounidense de Boston.

 

Desde 1996 hasta 2002 la Seaboard Corporation, dueña del Ingenio y Refinería San Martín del Tabacal, se ha maquinizado y ha despedido a 6.800 familias. Esto ha hecho migrar las comunidades desde las colonias de trabajadores, 6 mil familias que fueron obligadas a usurpar las tierras periféricas de la ciudad de Orán, colapsando su sistema económico de empleo urbano, abastecimiento y redes de solidaridad (iglesias, ONGs tradicionales), con la paralela des socialización de las generaciones urbanas guaraníes (sin organización política en nuevas comunidades) y consecuente desviación social producida por encontrarse en un medio urbano agresivo y discriminador a su raza y costumbres.

 

La situación de pobreza, delincuencia, suicidio adolescente y drogadicción infantil (desde fana hasta cerveza mezclada con lavandina) llegan a niveles nunca vistos en una ciudad que era estacionaria y pacífica.

 

Se supone que el gobernador de la provincia es socio del Ingenio, pues antes que se vendiese viajó a Boston, y cuando regresó, el Secretario de la Producción de la Provincia (Guillermo Yakulika) pasó a ser director de la empresa vendida.

 

Adital, Internet, 26-9-06

 

ALERTA SALTA EN BOSTON

Escrache internacional

harry_bresky

Harry Bresky

El 18 de marzo, la sede central de la multinacional Seaboard, responsable del desalojo de la comunidad

Ava Guaraní, en Salta, fue el escenario de un escrache organizado por la Worcester Global Action Network.

Los carteles de Alerta Salta llegaron a Boston junto con el reclamo de la devolución de sus tierras a sus legítimos propietarios.

 

Alerta Salta

LA SEABOARD CORPORATION REVELADA

escrache_a_la_seabord

AL PUBLICO EN EL AREA DE BOSTON

Abuso a los derechos aborígenes en Argentina

 

Activistas de Worcester y Boston, Massaachusetts, trajeron las voces de la comunidad Ava Guarani a las oficinas de Seaboard Corporation esta tarde. Esta acción fue parte de una coalición internacional, Alerta salta (www.alerta-salta.org.ar), la cual fue formada para apoyar la comunidad aborigen en Salta, Argentina. Esta comunidad Ava Guarani ha sido desplazada y reprimida severamente por el comando de la refinería de azúcar San Martín del Tabacal, la cual es subsidiaria de la estadounidense Seaboard Corporation.

 

La acción de hoy fue planeada para ser llevada acabo exactamente una semana después de que 400 personas marcharan en Buenos Aires, Argentina, la cual fue organizada por los activistas de Alerta Salta, por el movimiento de trabajadores desocupados, asambleas populares, y otros activistas movidos por la lucha por la tierra de la comunidad Ava Guarani, por justicia y autonomía.

 

Siguiendo la tradición argentina de el escrache, la creativa y animada manifestación de hoy comenzó con una visita a la oficina de la Seaboard Corporation en el 822 de la calle Boylston, Chestnut Hill y termino con un show de marionetas, carteles, y volantes para los autos que pasaban. Seaboard Corp. y el presidente de la compañia, H. Harry Bresky fue publicamente escrachado esta tarde por sus vecinos y el público de Chestnut Hill, uno de los barrios más ricos de Boston.

 

Una vez entregada la carta a Bresky, la delegación demando que el tomara responsabilidad por la situación en Salta, Argentina. Un funcionario administrativo ejecutivo indicó que él "no acepta responsabilidades por la corporación" pero desde que Bresky no estaba en la oficina hoy, el "se asegurara que el Sr. Bresky recibirá la carta y el mensaje de preocupación por la comunidad en Argentina." Dos periódicos locales también siguieron a la delegación hacia la oficina, y estarán dando la noticia de la visita a la oficinas esta mañana.

 

La acción fue organizada por "Worcester Global Action Network ( www.WoGAN.org ), la cual a tenido una larga campaña en solidaridad con el inspirador movimiento en Argentina. Su trabajo, a través de la guía de Argentina Autonomista Project ( www.Autonomista.org ), ha incluido promover tours de charla a través de USA, filmacion de documentales, y delegación de solidaridad a Buenos Aires para trabajar con ell@s, aprender y ser inspiración de el movimiento social en Argentina.

 

La propuesta de Alerta Salta viene de un encuentro internacional en enero del 2004 en Buenos Aires, donde Mónica, la líder de la comunidad Ava Guarani explicó la situación y la reciente represión después de la re ocupación de su tierra nativa.

 

Una semana después, Mónica recibió a la delegación internacional de activistas de Alerta salta a su comunidad con estas palabras: –Nosotros no somos nada sin tierra, la necesitamos para vivir, la necesitamos para hacernos fuertes, para desarrollar nuestra cultura. Por esto, necesitamos la tierra, y para vivir con dignidad, para ser independientes, autónomos, y para que en el mañana nuestros hijos puedan tener un futuro. Esta es la razón por la cual le digo a las organizaciones que nos escuchen, que nos apoyen.

 

La comunidad Ava Guarani ha enfrentado varias relocaciones violentas a través de los pasados treinta y cinco años, la mas represiva ha ocurrido el 16 de setiembre del 2003, poco después de su ultimo intento de re ocupar las 5000 hectáreas de lo ultimo que queda de bosque nativo, llamada La Loma.

 

Casi toda la tierra en el área ha sido robada de los aborígenes habitantes y esta empezando a ser usado por monocultivos, en este caso caña azucarera. Un día muy pronto ellos esperan regresar a su tierra, preservarla, cultivar su propia comida, y re construir su comunidad.

 

La acción de hoy fue el primer paso en poner presión sobre Seaboard (que no puede ser ignorado), y apoyar a la comunidad Ava Guarani en su lucha por la autonomía. Los activistas de Alerta Salta de Massachusetts están buscando una nueva oportunidad de protestar contra un reunión anual de la Seaboard en Newton, MA (en el hotel Sheraton), lunes 26 de abril, y quisiera dejar a los lectores con el siguiente mensaje:

 

Con tu participación, podemos ganar esta lucha por justicia en Argentina y en contra de la Seaboard Corporation. Los activistas del área de Boston están tomando la responsabilidad de tener el cerebro de esta corporación en nuestro patio trasero y están list@s para encender el calor y la publicidad en las sangrientas manos de la Seaboard. Estamos en todos lados en los que ellos están. Nuestra resistencia es tan global como su explotación!!

 

Para involucrarse o para mas información, contactar al

Worcester Global Action Network

 woganemail@yahoo.com

 

___________

 
ANTECEDENTES

______________

 

CONFLICTO DE TIERRAS EN ORÁN: MOVILIZACIÓN

seabord_corp_escrache

CONTRA LA SEABORD CORPORATION EN BOSTON

 

 

Por Tr Kendra

 

El Jueves, 30 de Julio, a los 14.45 horas, más que 100 militantes locales, nacionales, y internacionales manifiestan frente la oficina de Seaboard Corporation exigiendo entrevistas con comunidades indígenas en Argentina y responder a criticas de animalistas, ambientalistas, y anti-corporatistas.

 

 Militantes dan un taller en el Foro Social de Boston el 23 de julio, de los 15 hs a 16.30hs, con el título: /Movimientos autónomos y indígenas de Argentina: Parando Seaboard Corporation/.

 

La demostración anti-Seaboard es parte de una marcha de 500 kilómetros de la convención del partido democrático en Boston hacia la convención del partido republicano en Nueva York. El enfoque de la marcha es conectar movimientos de base y re-estructurar la política en la gente y el medioambiente, No al Proyecto Corporativo.

 

El propósito de la acción contra Seaboard es tanto revelar a Harry Bresky, habitante de la ciudad de Newton que recibe $ 2 millónes de dólares anuales por su puesto como presidente de Seaboard Corporation y llamar la atención a los vínculos entre el partido democrático y los multinacionales explotadores como Seaboard.

 

Seaboard Corporation se destaca en el mundo de ingresos y abusos capitalistas. Bresky es singular entre la elite nacional ya que además de ser presidente, también es dueño de casi 75% de las acciones de la empresa.

 

Desde sus oficinas humildes en 822 Boylston Street en Chestnut Hill, Bresky reina un imperio multinacional que incluye como propietario fiscal a más de 50 empresas, de Argentina a la Republica Dominicana, Honduras, Bulgaria y EEUU, con un ingreso anual de $2.000 millones de dólares.

 

En el ambiente de los explotadores, Bresky debería llamarse la atención entre otros capitalistas de la zona, pero la familia Bresky ha logrado mantenerse anónima.

 

En febrero de 1993, la revista "Boston Business Journal" (Revista Empresaria de Boston) confirma este mundo escondido: Intenta buscar a alguien en Boston que ha oido de la familia, y nadie te va a poder contestar… Los Bresky nunca eran miembros del consorcio de empresarios municipales, ni tuvieron puestos en las dirección de ningún organismo de caridad sin fines de lucro como muchos otros empresarios.

 

La invisibilidad de la familia les ha permitido evitar la mirada crítica, a pesar de grandes manifestaciones en Argentina y una campaña internacional contra Seaboard que incluye los organismos no-gubernamentales Greenpeace, Sierra Club, y Amigos de la Tierra.